Servicio de Información y Policía Militar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Servicio de Información y Policía Militar
Acrónimo SIPM
Fundación noviembre de 1937
Disolución c. 1939
Jurisdicción Bandera de España Zona sublevada
Área de operación zona republicana y zona sublevada
Dirección José Ungría Jiménez
Empleados 30.000 (1938)

El Servicio de Información y Policía Militar (SIPM) fue la agencia de inteligencia que existió en la zona sublevada durante la Guerra Civil Española y durante los primeros tiempos de la Dictadura franquista. Durante la contienda jugó un importante papel en el establecimiento de la "quinta columna" en la zona republicana.[1]

Historia[editar]

Poco después del comienzo de la Guerra civil en la zona sublevada comenzaron a actuar varios servicios de espionaje. Este fue el caso del Servicio de Información Militar (SIM)[n. 1]​ creado el 26 de septiembre de 1936 en Burgos y del Servicio de Información del Nordeste de España (SIFNE), este último creado al amparo del general Mola. El partido único del régimen, FET de las JONS, también dispuso de su propia policía secreta, el Servicio de Información e Investigación.[n. 2]

En noviembre de 1937 el SIM se renombró como «Servicio de Información y Policía Militar», bajo la dirección del Coronel José Ungría Jiménez.[4]​ Poco después de su creación el presidente de la Junta Técnica del Estado, Francisco Gómez-Jordana, financió al SIPM con 300.000 pesetas anuales.[5]​ El SIFNE se integró en el SIPM el 28 de febrero de 1938.[1]​ Dentro de su organización, también dispuso de una sección anti-masónica dirigida por el eclesiástico Julio Busquets.[6]

El SIPM sustituyó o reunió a los distintos servicios de espionajes en la zona sublevada, unificando bajo dirección de Ungría todas las redes de espías.[7]​ Desde comienzos de 1938 se encargó de intensificar las actividades de espionaje y desmoralización en la zona republicana.[8]​ En el Madrid republicano logró construir una importante red de espionaje y de apoyo a través de falangistas y otros agentes de la quinta columna.[9]​ A mediados de 1938 el SIPM contaba con 30.000 agentes a su servicio, habiendo tejido una red de espías que alcanzaba la escuela de oficiales de Barajas y varias redes de espías en Cataluña.[10]​ Su conocimiento llegó a ser tal que los agentes de Ungría estuvieron enviando informes durante semanas alertando sobre la posibilidad de que los republicanos lanzasen una importante ofensiva en el Frente del Ebro, a pesar de lo cual, el general Franco los ignoró sistemáticamente.[11]​ En las últimas semanas de la guerra, sus agentes desplegados en Madrid tuvieron un papel fundamental en los contactos con el comandante del Ejército Republicano en la capital, el coronel Casado, y la rendición de los Ejércitos republicanos.

Una vez finalizada la contienda, la actividad del SIPM no se detuvo: siguió controlando las actividades de los líderes republicanos, como Manuel Azaña y Juan Negrín, gracias a los informes de antiguos funcionarios de la República.[12]​ Pero en la inmediata posguerra su papel se vio reducido al de perseguir a todo aquel que fuera opositor al régimen franquista,[13]​ ya que las Fuerzas Armadas crearon su propio servicio de espionaje, la llamada «Tercera Sección de Información del Alto Estado Mayor» (SIAEM). Durante los siguientes años muchos miembros del SIPM acabaron integrándose en la Brigada Político-Social, la policía secreta del franquismo.[14]

El SIPM fue finalmente disuelto en 1939 por decreto del ministro del Ejército, el general Varela.[15]

Notas[editar]

  1. No debe confundirse con el Servicio de Información Militar republicano que actuó entre 1937 y 1939, y que acabaría convirtiéndose en el antagonista del SIPM.[2]
  2. Sin embargo, desde mayo de 1937 el servicio de información de Falange quedó bajo control directo del Servicio de Información Militar.[3]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Bahamonde Magro, Javier; Cervera Gil, Javier (2000). Así terminó la guerra de España. Madrid: Marcial Pons. ISBN 9788495379092. 
  • Christie, Stuart (2003). General Franco Made Me A Terrorist. The Christie File: part 2. 1964-1967. ChristieBooks. 
  • Domínguez Arribas, Javier (2009). El enemigo judeo-masónico en la propaganda franquista, 1936-1945. Madrid: Marcial Pons Historia. ISBN 978-84-96467-98-9. 
  • Herrera Hermosilla, Juan Carlos (2012). Breve historia del espionaje. Ediciones Nowtilus. 
  • Muniesa, Fernando J. (1999). Los espías de madera. Foca. 
  • Navarro Bonilla, Diego (2007). Derrotado, pero no sorprendido: reflexiones sobre la información secreta en tiempo de guerra. Madrid: Plaza y Valdés. ISBN 978-84-96780-32-3. 
  • Romero Salvadó, Francisco J. (2013). Historical Dictionary of the Spanish Civil War. Scarecrow Press. ISBN 978-0-8108-8009-2. 
  • Ros Agudo, Manuel; Heiberg, Morten (2006). La trama oculta de la Guerra Civil. Los servicios secretos en España 1936-1945. Crítica. ISBN 9788484327332. 
  • Ruiz, Julius (2014). The 'Red Terror' and the Spanish Civil War: Revolutionary Violence in Madrid. Cambridge University Press. 
  • Sánchez Asiaín, José Ángel (1999). Economía y Finanzas en la Guerra Civil Española, 1936-1939. Madrid: Real Academia de la Historia. ISBN 84-89512-38-8. 
  • Thomas, Hugh (1976). Historia de la Guerra Civil Española. Barcelona: Círculo de Lectores. ISBN 84-226-0874-X. 
  • Viñas, Ángel (2010). Al servicio de la República: diplomáticos y Guerra Civil. Madrid: Marcial Pons Historia. 
  • Zorzo Ferrer, Jordi (2005). «Historia de los servicios de Inteligencia: El Período predemocrático». Arbor 180 (709): 75-98. ISSN 0210-1963. 

Enlaces externos[editar]