Serie de televisión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Series de televisión»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Una serie de televisión es una obra audiovisual que se difunde en emisiones televisuales, manteniendo cada una de ellas una unidad argumental en sí misma y con continuidad, al menos temática, entre los diferentes episodios que la integran. Las series televisivas pueden emitirse por temporadas o conjuntos de capítulos que pueden presentar o no una temática propia y paralela al argumento general de la serie. Aunque el término se emplea popularmente para designar a la ficción seriada, otros géneros son susceptibles de ofrecerse en serie, como el documental. No debe ser confundida con la película.

Historia[1][2][editar]

Inicios[editar]

Dos factores que tuvieron una gran importancia para la aparición de esta forma de entretenimiento fueron la radio y el cine. Durante el siglo XX, las familias de clase mediana que tenían una radio en su hogar y alrededor de la cual se reunían para escuchar las historias que se contaban en las distintas emisiones radiofónicas. Por lo que hace el cine, es obvio que las series de televisión adoptaron su formato audiovisual en una pantalla más pequeña que en las salas de proyecciones. Así pues, la televisión se popularizó gracias a la fusión de dos lenguajes: la inmediatez propia de la radio y el lenguaje audiovisual del cine.

Durante los años 40 se fue desarrollando un fenómeno televisivo que tuvo su papel estelar a partir de la década de los 50, cuando se normalizó la presencia de un televisor en los hogares. Los factores que favorecieron a que el televisor se convirtiera en un bien de consumo fueron su fácil y poco costosa producción y la innovación que supuso para la gente de aquella época.

Estados Unidos[editar]

Primera edad de oro[3][editar]

En 1927 se realizó la primera emisión televisiva experimental en Estados Unidos, pero no fue hasta el 1941 cuando se llevó a cabo por primera vez una emisión televisiva convencional desde un plató de la ciudad de Nueva York. A causa de la intervención de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial causada por el ataque a Pearl Harbor, hubo un parón que duró hasta el 1946, cuando las emisiones televisivas fueron normalizadas.

Su objetivo principal era básicamente la de aislar a los espectadores del mundo real y entretenerlo, aunque para las cadenas de televisión era la obtención de la mayor cantidad de beneficios al menor costo. Por esta razón, el género estrella durante muchos años eran las sitcoms. Algunas de las más conocidas fueron I love Lucy (la cual surgió a partir de un serial radiofónico, recordando así la importancia que tuvo la radio) y Bewitched, ya que en ellas el público se podía identificar con típicas situaciones familiares y al mismo tiempo les permitía pasar un buen rato.

Otro género que se hizo popular entre los espectadores fueron las series de antología (Anthology Live Drama). Este género se caracteriza por mostrar episodios independientes que no disponen de continuidad serial entre ellos. Muchas de estas series estaban patrocinadas por marcas. Un ejemplo claro de esto es Studio One o Westinghouse, Summer Theatre, la cual estaba patrocinada por una empresa de electrodomésticos. Algunas series representativas de este género son The Twilight Zone y Alfred Hitchcock Presents.

Durante la década de los 50, las cadenas más importantes eran tres: la ABC (American Boradcasting Corporation), la NBC (National Broadcasting Corporation) i la CBS (Columbia Broadcasting System). Estas tres cadenas prevalecieron enla indústria televisiva hasta los años 80, cuando apareció la FOX.

Segunda edad de oro[editar]

Para que apareciera la segunda edad de oro de la televisión americana, hubieron unos precedentes importantes que hay que tener en cuenta. Una de las series que sembraron el camino fue Hill Street Blues, emitida por NBC desde 1981 hasta 1987 y la cual adoptaba un punto de vista documental y realista del día a día en una comisaría.

Pero la que destaca por encima de todas las series televisivas fue aquella creada por David Lynch: Twin Peaks. En aquel momento (1990) la emisión de esta serie por parte de ABC supuso una revolución en la forma de realizar la ficción televisiva. Esta serie presentaba una estética cinematográfica, una puesta en escena distinta a la serie dramática convencional, un ritmo anti-televisivo.

Otra serie que tuvo su importancia fue X-Files, emitida por la Fox entre 1993 y 2003 y creada por Chris Carter. Su relevancia procede por el fenómeno de fans que creó alrededor de ella (parecido al que surgió con la serie Lost, pero en una época en la que no había Internet). Es una serie necesaria para poder entender cómo es la ficción televisiva de los años 90 que supuso un punto de inflexión como un fenómeno que prevalece desde entonces en la cultura popular.

Europa[editar]

Reino Unido[editar]

En sus inicios, había dos modelos de televisión: privada y pública. Esta última es la que tenía una mayor presencia en Europa. Cuando se habla de la televisión británica, se debe mencionar sin duda alguna la BBC (British Broadcasting Corporation), la cual, como ocurrió con distintas emisoras, se remontaba a la BBC radiofónica (British Broadcasting Company), aparecida el 1922. En 1929 empezaron las emisiones experimentales en la televisión de alta definición, pero durante la Segunda Guerra Mundial estuvo parado. Desde 1946 hasta 1955 la BBC fue la única red televisiva que había en Gran Bretaña, hasta que apareció competencia con ITV (cadena que se creó con la intención de fomentar el desarrollo de la sociedad de consumo entre la población británica y proporcionar libertad de elección al espectador).

Mientras que la BBC disponía de una gran proporción de su programación estaba emitida en directo y de producción propia, la ITV se dedicaba a comprar series y tele-filmes de la televisión americana. De esta forma, la ITV daba algo que la BBC no hacía: movilizar y mejorar su programación, evitando así quedarse estancada, ya que la de la BBC estaba centralizada en Londres y era ultra inglesa. Este hecho tuvo como resultado dinamizar de la programación de la BBC.

Esta competición entre cadenas televisivas se refleja en las series que producían. En el año 1956 la ITV empezó a emitir Armchair Theatre en la que retransmitían obras de teatro inglesas vinculadas con el grupo de dramaturgos Angry Young Men, los cuales estaban centrados en tratar temas de relevancia social en la realidad británica del momento.

Una de las comedias más importantes de la televisión británica es Monty Phyton Flying Circus, emitida entre 1969 y 1974. Este programa protagonizado por los humoristas Eric Idle, John Cleese, Terry Jones, Michael Palin, Graham Chapman y el Terry Gillian tuvo tanto impacto gracias a que fue emitida en la televisión pública y debido que trataba temas de preocupación social del momento con el objetivo de atacar el sistema británico establecido desde la comicidad.

Italia y Francia[editar]

A la hora de hablar sobre la historia de las series de televisión en Italia y Francia, se debe hablar sobre la televisión de autor, concepto utilizado para hacer referencia al showrunner de una serie televisiva. En estos dos territorios hubo varios personajes que aportaron cuestiones significativas con el lenguaje americano.

Uno de ellos fue uno de los máximos representantes del movimiento cinematográfico neorrealista en Italia: Rossellini. Tras abandonar el mundo del cine en 1963, se unió a la televisión con la intención de crear el contenido que él quisiera y que llegara a la mayor cantidad de personas. Propuso un proyecto muy ambicioso llamado "televisión didáctica", el cual quería llevar a cabo creando una nueva productora con la que quería crear una enciclopedia con imágenes (a través de programas televisivos y tele-filmes biográficos).

En el ámbito francés destaca Jean Renoir. Uno de los formatos que más empleados eran los dramas dramáticos, ya que gracias a la emisión en directo (imitación de los modos de representación teatral) se dejaba un espacio al actor para trabajar en una atmósfera parecida a la del teatro, y de esta manera obtener un resultado lo más realista posible. Alguien que también fue una figura importante en la televisión francesa fue Godard, quien tras quedar decepcionado por el cine alrededor del 1973, comenzó a experimentar con el vídeo. Esta decisión le ayudó a participar en varias series públicas francesas, como Six fois Deux (1976) o France tour détour deux enfants (1978). Su intención en la televisión era la misma que Rossellini: convertir la televisión en un espacio didáctico, para cuestionar ideas preconcebidas.

Tercera edad de oro[editar]

La tercera edad de oro de la televisión se considera que comenzó con la emisión de la serie de J.J. Abrams y Damon Lindelof: Lost. Su popularidad se convirtió en un fenómeno nunca visto anteriormente en la televisión, ya que surgió una base de fans alrededor de la serie que apareció en varios foros por Internet.

Netflix es una de las plataformas de streaming más utilizadas mundialmente hoy en día.

Desde el entonces, han ido apareciendo una gran variedad de producciones televisivas, la cual es debida a la aparición de nuevas formas de consumo televisivo representadas principalmente por empresas comerciales de entretenimiento que ofrecen al público un extenso catálogo de contenido audiovisual a cambio de una tarifa mensual. Los máximos exponentes de estas empresas son HBO, Netflix y Amazon Prime Video, aunque existe un gran número de plataformas de streaming. Esta circunstancia ha favorecido el binge-watching o marathon-viewing, un fenómeno cultural que consiste en ver programas de televisión consecutivamente. Este hecho ha beneficiado la globalización de las series de televisión, es decir, ahora cualquier ciudadano con un nivel medio de vida puede ver programas televisivos, sea donde sea.

Series de ficción[editar]

Estructura para todo[editar]

Existen producciones que no cumplen el requisito de tener una estructura narrativa; pese a ello, son consideradas como series, por su factura, proceso de producción y forma de programación.

Producción y programación[editar]

Por norma general, las series de ficción son producciones mucho más costosas que los seriales. Ello se debe a que suelen plantearse para cubrir los horarios de mayor consumo televisivo o prime time, mientras que los últimos se destinan a las bandas diurnas o daytime, donde los niveles de audiencia son menores.

Debido a su considerable coste, se programan una vez a la semana (ocasionalmente, dos o tres) y casi nunca en tira diaria (en inglés, strip), que es como suelen emitirse los seriales.

Una serie suele concebirse de forma cerrada, con final previsto, pero dejando abierta la posibilidad de ampliar la producción, en función de los resultados de audiencia. Lo más habitual es que se realice una primera tanda de trece episodios y, si el éxito acompaña, es muy probable que la serie regrese con nuevas entregas.

Tipología[editar]

Friends es una de las series más populares de televisión.
  • Comedia de situación. (Sitcom en inglés) Desde el punto de vista de la producción y la programación, se definen por una duración entre 20 y 40 minutos por sus limitados escenarios (uno o dos y casi siempre interiores) y porque se graban con la asistencia de público.
  • Teleserie o series de largo recorrido. Cada capítulo dura entre 50 y 60 minutos, si bien, en algunos países, como España, Argentina, Colombia y México, los metrajes pueden ser muy superiores, Poseen diferentes escenarios, tanto interiores como exteriores. Se distinguen entre dramas y comedias.
  • Antología: Se trata de un tipo de serie que, en cada capítulo, cambia de personajes, de escenarios e, incluso, de equipo de producción. La continuidad entre uno y otro se consigue mediante el tema, el mismo para todos los episodios. Un ejemplo es la producción española La huella del crimen (1985), que, en cada entrega, abordaba un caso criminal distinto, basado en hechos reales. Un ejemplo de una serie de antología donde cambian los personajes, pero el equipo de producción y los actores son los mismos, es American Horror Story (2011).
  • Miniserie. Es un tipo de producción a medio camino entre las teleseries y los telefilmes (en inglés, TV Movie). Suelen plantearse para al menos tres episodios, con una duración, cada uno de ellos, de aproximadamente 90 minutos, esto es, el estándar que la industria televisiva estadounidense tiene asignado a los telefilmes.
  • Microserie: Producción que dura entre 3 o 5 minutos. Al igual que las comedias de situación, tienen pocos escenarios pero; con una narrativa clara y con temáticas fuertes. Pueden tener episodios mínimos a 20, incluso por temporadas, se manejan mayormente en Internet.

Series documentales[editar]

El género del documental puede ser objeto de una emisión seriada en televisión, así como sus distintas variantes, surgidas a partir de un proceso de incorporación de técnicas características de otros géneros. Es el caso de los información contenida endocudramas, en los que se aborda la realidad con recursos narrativos propios de las series de ficción, como la guionización a partir de tramas e, incluso, personajes. Un ejemplo de docudrama seriado es la producción española Vivir cada día, emitida por TVE1 entre 1978 y 1988.

Otra variante del documental es el docu-soap (docu, de documental; soap, de soap opera), aunque, en este caso, las técnicas narrativas utilizadas no proceden de las series de ficción, sino de los seriales televisivos. Como en éstos, las tramas quedan abiertas de un capítulo a otro. La producción catalana Bellvitge Hospital, ofrecida por la televisión autonómica catalana TV3, es un ejemplo de docu-soap.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Torre, Toni de la 1981- (2016). Historia de las series (1ª ed edición). Roca. ISBN 9788416498512. OCLC 960409378. Consultado el 4 de noviembre de 2019. 
  2. «¿Quién inventó las series de televisión? El origen de las series». okdiario.com. 12 de enero de 2018. Consultado el 4 de noviembre de 2019. 
  3. «Era dorada de la televisión» |url= incorrecta con autorreferencia (ayuda). Wikipedia, la enciclopedia libre. 2019-09-08. Consultado el 2019-12-02. 
  4. Ejemplo de aplicación para ver series en Android.

Enlaces externos[editar]