Segunda mano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La expresión segunda mano se refiere a un objeto, el cual puede ser material o conceptual, que es transferido de una persona a una segunda, o posterior al usuario inicial. Segunda mano también puede simplemente referirse a que (tanto objeto material o conceptual) ya no está en la misma condición en que estaba cuando fue adquirido por primera vez.

Uso físico y material de segunda mano[editar]

En sentido material y físico, el término segunda mano viene referido a objetos que ya han sido utilizados o bien han sido poseídos por otra u otras personas. En torno a este uso, se han generado diferentes tipos de mercado, referentes sobre todo a una serie de productos y artículos determinados. Los objetos de segunda mano se suelen devaluar por su antigüedad, estado y en muchas ocasiones solamente por el hecho de no ser nuevo y haber sido estrenado con anterioridad a dicho usuario que lo adquiere. En otras ocasiones los artículos de segunda mano pueden llegar a incrementar su precio, debido a antigüedad (objetos realmente antiguos, que no se fabrican o venden en ninguna parte). A veces el mero hecho de haber pertenecido a alguien famoso o importante, puede incrementar el precio en porcentajes astronómicos.

Comprar segunda mano: pagar un menor precio… ¿a cambio de peor calidad?

Cuando se compra un producto de segunda mano, se está adquiriendo algo que ya ha sido usado por otra persona. En función de la calidad de fabricación del producto y del trato al que haya sido sometido durante el uso que le ha dado la primera persona propietaria, merecerá la pena pagar hasta una cantidad de dinero máxima. La clave en segunda mano es determinar el valor real del bien, para fijar una cantidad de dinero que haga que merezca la pena comprar el producto. La confianza en el vendedor es crucial para poder fijar el precio, dado que es él quien siempre tiene la mejor información sobre el producto y, por tanto, juega con ventaja en el proceso de compraventa. Para cubrir al comprador en estos casos, en las compraventas de productos de segunda mano hay un período de garantía previsto por la ley. Esto significa que el vendedor tendrá que responder de los defectos que puedan aparecer en el producto durante el período de garantía, que puede ser de hasta un año (o más, si así lo pactan las partes). En los últimos tiempos han proliferado en Internet los sitios de venta de segunda mano, tanto generalistas como especializados en una temática concreta de productos (deportes, vivienda, etc.). Una de las características que todos los sistemas de los servicios de segunda mano suelen llevar implementada es la de la calidad del comprador y del vendedor. De esta manera, se ayuda a evitar el fraude en la venta online de segunda mano y se promueve la confianza en el sistema, evitando que se vendan artículos de segunda mano de baja o nula calidad, que sean robados o que no se correspondan con lo anunciado.

Ventajas y desventajas

El comprar de segunda mano tiene la principal ventaja el precio, ya que siempre será más económico que un artículo nuevo. Agreguemos que nos llena de emoción encontrar lo que hemos deseado o buscado de manera más accesible; por ejemplo la ropa, todo el tiempo están volviendo las modas, por lo que podemos aprovechar cuando encontramos una prenda que tanto quisimos. Al igual que de esta manera también contribuimos a cuidar el medio ambiente con el tema del reciclaje.

Dentro de las desventajas encontramos que en ocasiones nos tardamos mucho tiempo en encontrar lo que buscamos o necesitamos. O encontrar dos artículos iguales y el no poder hacer devoluciones o cambios; ya que estos lugares o establecimientos no manejan un stock, siempre encontraremos cosas diferentes.

Artículos de segunda mano más comunes[editar]

Coches

El mercado de coches usados es uno de los más extendidos en todo el mundo. En cualquier ciudad o pueblo podemos encontrar talleres o concesionarios que ofrecen la oportunidad de comprar coches de segunda mano; también en revistas, periódicos e internet. Podemos encontrar coches que, en el mismo de la compra, se devalúan un 25% de su precio. En otros casos, si el modelo ya no se fabrica, o ha pertenecido a alguien célebre, el efecto llega a ser el contrario, inflando el precio, a veces de una forma astronómica.

Este tipo de mercado ha sido examinado por el premio Nobel de economía, George Akerlof, en su publicación “El mercado de los limones”, en el cual examina y pone como ejemplo este tipo de mercado para explicar los efectos de la información asimétrica en los mercados.

Ropa

La ropa de segunda mano es también uno de esos artículos cuya venta está muy extendida por todo el mundo. Es interesante el concepto de las "tiendas de la caridad" inglesas (charity shop): la gente dona su ropa, y estas tiendas se encargan de venderla a un precio razonable. Estas tiendas suelen tener una causa para su recaudación y suelen trabajar con asociaciones como; Lucha contra el cáncer, Derechos Humanos, Amnistía internacional, etc. En España, el fenómeno de las tiendas de ropa de segunda mano es relativamente novedoso. Actualmente pueden encontrarse tanto piezas de gran calidad a precios muy razonables como prendas del día a día a precios muy bajos

Libros de segunda mano

Los libros son quizá uno de los artículos más intercambiados, muchas veces sin ningún beneficio económico o venta correspondiente. Justo después de la invención de la imprenta, la venta e intercambio de libros de segunda mano o usados era una practica común entre la minoría que tenía a su alcance la lectura. En la actualidad, algunas tiendas de libros, y sobre todo Internet y Amazon, han logrado un mercado dinámico y próspero en torno a la venta de libros de segunda mano. La rebaja que puede obtenerse varía, pero puede ser de más del 75% sobre el precio inicial, lo que facilita la compra a muchas personas.

Segunda mano digital

El mercado se segunda mano hoy en día con los avances tecnológicos que nos ofrecen nuestros tiempos, el mercado de segunda mano no se ve limitado por la compra y venta de objetos físicos de cualquier índole. Hoy en día diversos usuarios que disponen de una amplia gamma de cuentas con acceso a múltiples contenidos digitales ya sean videojuegos, música, películas, etc., por diversas razones económicas sociales deciden vender sus cuentas para ver una pequeña recuperación de lo que alguna vez invirtieron en sus productos y de este modo sin a veces notarlo están participando en el marcado de la segunda mano.


Puntos de venta de artículos de segunda mano[editar]

Se pueden obtener artículos de segunda mano en diferentes lugares. Desde los rastros de las ciudades, hasta los mercadillos de barrios o ferias de los pueblos. Uno de los canales con más proliferación es Internet. Cualquier persona puede vender sus posesiones en la red a través de multitud de sitios.

En los últimos meses algunas compañías han desarrollado aplicaciones móviles que aprovechan las funcionalidades de geolocalización de los teléfonos móviles para facilitar la venta de artículos de segunda mano a gente cercana al vendedor. Algunos ejemplos en español son Segundamano, Selltag o Wallapop. Y en el mundo anglosajón, FlapSale, OfferUp o Shpock. Parte de estas aplicaciones corresponden a una estrategia totalmente mobile-first mientras que otras son una evolución del servicio web más o menos adaptado a un sistema multiplataforma.

Tienda de Segunda Mano como Negocio[editar]

Estadísticas demuestran que las tiendas de segunda mano suelen ser rentables. Según las ventas a través de Wallapop existe un 81% de probabilidad de usar una tienda de segunda mano para comprar un regalo y un 61% de probabilidad para recibirlo. De esta manera el emprender en una Tienda de Segunda Mano como negocio se convierte en una idea bastante sustentable, sin embargo, su éxito dependerá del enfoque que le des.

Para emprender en el negocio de Segunda Mano debes tomar varios aspectos en cuenta:

1.Definir bien tus productos y tu forma de tratar a los clientes. 2. Definir el lugar de tu tienda (tienda física o tienda online). 3.Asegúrate que tu tienda tenga presencia online, no puede faltar ya que es la forma más rápida y directa para hacer negocios todos los días, las 24 horas. 4. Mantén un inventario organizado para que sepas qué tienes en stock, cuánto te queda, etc. 5. Usa las redes sociales a tu favor. Para una tienda de segunda mano las fotografías de sus productos son vitales para que se vendan en las redes sociales. Trabajarlas y editarlas un poco tomará más tiempo que se convertirá después en más ventas. 6. Haz eventos. Una de las mejores formas de hacer publicidad en tu negocio es hacer eventos como “ventas de garaje” para vender productos y adquirir nuevos clientes.

Fuentes[editar]

Tienda de Segunda Mano

Véase también[editar]

Fuentes[editar]