Sede titular

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Una sede titular en la Iglesia católica es una diócesis o archidiócesis que ha cesado de tener un territorio definido bajo el gobierno de un obispo y que hoy existe únicamente en su título. Continúa siendo asignada a un obispo o a un arzobispo, quien no es un obispo diocesano ordinario, pues no tiene ninguna jurisdicción sobre el territorio de la diócesis, sino que es un oficial de la Santa Sede, un obispo auxiliar, o la cabeza de una jurisdicción que es equivalente a una diócesis bajo el derecho canónico.[1]

Las sedes episcopales que tienen un obispo con jurisdicción sobre un territorio definido son llamadas sedes residenciales para distinguirlas de las sedes titulares.[2][3][4]

Historia[editar]

Para las sedes latinas ubicadas en regiones conquistadas a partir del siglo XII por el Imperio otomano, la Santa Sede continuó por algún tiempo designado obispos que no podían ingresar a esas diócesis para gobernarlas.[1]​ El canonista Prospero Fagnani Boni (1588–1678) afirma que el nombramiento de obispos de sedes meramente titulares tuvo origen en tiempos del Concilio de Letrán V (1512–1517), como concesión a favor de únicamente los cardinales.[5]​ Entre los decretos de ese concilio ecuménico estuvo la prohibición renovada (motivada del deseo de proteger la dignidad episcopal) de proporcionar sedes episcopales que carecen de los necesarios bienes temporales, y sin pueblo cristiano, pero hace la excepción para una causa justa aprobada en consistorio.[6]

Et cum constitutione in concilio Viennensi edita quae incipit in plerisque ut pontificiae dignitatis honor servaretur statutum fuerit ne ecclesiis cathedralibus bonis temporalibus sine quibus spiritualia diu esse non possunt privatis ac clero et populo christiano carentibus de aliquibus personis praesertim religiosis provideretur constitutionem ipsam innovamus illam que inviolabiliter observari debere volumus atque mandamus nisi aliqua iusta causa in consistorio nostro secreto approbanda aliter duxerimus faciendum.

El papa Pío V extendió el privilegio a aquellas sedes en donde era costumbre que hubiera un obispo auxiliar y el uso se extendió luego más ampliamente.[5]

Para designar a los obispos de tales sedes, por varios siglos se usó la expresión in partibus infidelium ("en las regiones de los infieles", en referencia a los musulmanes), abreviada como in partibus. Esta expresión fue abrogada por la Congregación de Propaganda Fide con una carta de 3 de marzo de 1882.[7]​ El motivo parece haber sido la protesta de gobernantes de estados cristianos que en el siglo XIX obtuvieron la independencia del Imperio turco y no deseaban ser designados como región de infieles.[8]

En la carta In suprema de 10 de junio de 1882 el papa León XIII personalmente adopta la nueva terminología obispo titular.[9]

En 1851 la publicación anual de la Santa Sede que desde 1861 tomó el nombre de Anuario Pontificio comenzó a publicar una lista de tales sedes sin pretender que sea completa: indicaba solo aquellas efectivamente en uso por parte de la Curia Romana.[8]

El 1933 la Sagrada Congregación Consistorial publicó el Index sedium titularium archiepiscopalium et episcopalium, que es una compilación confiada por el cardenal prefecto Raffaele Carlo Rossi al religioso asuncionista Siméon Vailhé (1873-1960), que enumera 1712 sedes.[10][11]​ Entre ellas algunas, por ejemplo Alba Marittima y Ossero, que difícilmente podían clasificarse como in partibus infidelium.

Desde entonces el Anuario Pontificio ha indicado que las sedes titulares están compiladas según el Index de 1933 con actualizaciones sucesivas. La edición de 1964 informa que las sedes titulares eran 1734,[12]​ y la de 2013[13]​ da 2085 en total.

Asignación de una sede titular[editar]

Las sedes titulares son asignadas a:

En el pasado se asignaron sedes titulares a:

Características[editar]

Generalmente los documentos de la Curia romana por medio de los cuales se realiza un nombramiento para una sede titular, llevan la explicación: es costumbre de la Sede Apostólica conferir sobre esos obispos el título de una de aquellas Iglesias que en días pasados florecieron con el esplendor de la virtud y el progreso de la religión, pero como resultado de los cambios y devenir del tiempo no pueden ahora perder su antigua gloria resplandeciente. La Santa Sede espera que la sede titular un día se vuelva una diócesis activa una vez más. Las sedes titulares pueden ser: metropolitanas, arquidiocesanas y episcopales.

Durante la expansión histórica del cristianismo, la Iglesia católica se agrandó, sin embargo, en algunas áreas del mundo en donde la religión cristiana una vez floreció, la presencia de la Iglesia católica está ahora disminuyendo o desapareciendo. Las Iglesias locales se dividieron separándose y otras fueron convertidas al islam. Otras sedes titulares surgieron por motivos de reorganizaciones de algunas diócesis que han sido absorbidas en una o más diócesis. Otras veces la ciudad sede de la diócesis fue relocalizada a otra ciudad y la diócesis en cuestión fue renombrada quedando como titular la sede original. La Iglesia católica adoptó la práctica de asignar obispos a sedes titulares como una forma de recordar esas diócesis.

Ocasionalmente la transferencia de un obispo diocesano a una sede titular ha sido usado por la Santa Sede para separar de sus responsabilidades a un obispo cuya conducta desaprueba. El 13 de enero de 1994, Jacques Gaillot, quien se negaba a dimitir a la diócesis de Évreux, fue designado obispo titular de Partenia.[20][21]

En las Iglesias ortodoxas[editar]

La concesión de sedes titulares es ocasionalmente practicada en la Iglesia ortodoxa, por ejemplo, para evitar causar una ofensa o confusión cuando un obispo ortodoxo sirve en un lugar que es también la sede de un obispo no ortodoxo. El patriarcado de Constantinopla conserva también los títulos de sedes que existían en Turquía antes del intercambio de poblaciones entre Grecia y Turquía de 1923.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b "Titular see" in New Catholic Encyclopedia, edizione 2003.
  2. L'Attività della Santa Sede (Tipografia poliglotta vaticana 2008), passim
  3. Revue de droit canonique (Université des sciences humaines, 1995), p. 419
  4. John Hardon, Catholic Dictionary
  5. a b Auguste Boudhinon, "In Partibus Infidelium" in Catholic Encyclopedia (New York 1910)
  6. Concilium Lateranense V: documenta
  7. Enciclopedia italiana (1933), voce "In partibus infidelium"
  8. a b Owen B. Corrigan, "Titular sees of the American Hierarchy" in The Catholic Historical Review, vol. 6, n. 3 (ottobre 1920), pp. 322–330.
  9. Acta Sanctae Sedis, 1881, p. 535; cfr. René Metz, "Une innovation dans le statut des évêques démissionaires?" in Revue des sciences religieuses 1967, vol. 41, n. 4, p. 351, e John P. Beal, A New Commentary on the Code of Canon Law, p. 513
  10. Siméon (Matthieu) VAILHE - 1873-1960
  11. WorldCat, "Index sedium titularium archiepiscopalium et episcopalium"
  12. Annuario Pontificio 1964, p. 1405.
  13. Annuario Pontificio 2013, p. 1141
  14. Congregazione per i vescovi, Comunicazione sul titolo dei Vescovi "officio renuntiantibus" del 7 novembre 1970, in Communicationes 19 (1978), p. 18.
  15. CIC, can. 402, §1.
  16. Congregazione per i vescovi, Comunicazione sul titolo dei Vescovi Coadiutori del 31 agosto 1976, in Communicationes 9 (1977), p. 223.
  17. Carlos José Errázuriz Mackenna, Corso fondamentale sul diritto nella Chiesa. Introduzione. I soggetti ecclesiali di diritto, Giuffrè Editore, 2009, vol. 1, p. 439 ISBN 9788814145896
  18. Congregazione per i vescovi, Comunicazione sul titolo dei Prelati (nullius) del 17 ottobre 1977, in Communicationes 9 (1977), p. 224.
  19. Congregazione per i vescovi, Comunicazione sul titolo degli Ordinari militari del 20 novembre 1997, in Pastoralis Militum Cura 2 (1997), p. 3.
  20. Fabrizio Vecoli, La religione ai tempi del web, Gius.Laterza & Figli Spa 2013 ISBN 978-88-5810714-0
  21. Partenia autor=Edition K. Haller sitio=www.partenia.org accesso=2017-09-20

Enlaces externos[editar]