Secuestros turcos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los secuestros turcos (en islandés, Tyrkjaránið), fueron raptos hechos en por parte de piratas otomanos, para conseguir esclavos, que tuvieron lugar en Islandia entre el 20 de junio y 19 de julio de 1627. Piratas de Marruecos y Argelia, bajo el mando del pirata holandés Murat Reis, asaltaron el pueblo de Grindavik en la costa suroeste, Berufjörður y Breiðdalur en la Región Oriental (al Este de los Fiordos), y Vestmannaeyjar (islas fuera de la costa sur). Capturaron un estimado de 400 a 800 personas para vender como esclavos.

Secuestros[editar]

En 1627 corsarios berberiscos de Argel y Salé desembarcaron en Islandia en dos redadas diferentes, apresando aproximadamente de 400 a 900 personas, cuando la población en el entonces era de de aproximadamente 60 000 islandeses. Este evento se conoce popularmente como Tyrkjaránið (los secuestros turcos), ya que se originó en áreas bajo la soberanía otomana, aunque no hubo turcos norteafricanos involucrados. La mayoría de los piratas eran árabes y bereberes y una gran parte eran holandeses y otros europeos convertidos al islam.[1]​ Cuatro naves atacaron la costa este y el sur, así como las islas Westman ( Vestmannaeyjar). Diez años más tarde, 27 cautivos lograron regresar. Algunos habían regresado antes.

Grindavik[editar]

El líder de uno de los allanamientos fue Jan Janszoon, también conocido como Murat Reis el joven, un pirata holandés que operó desde Salé. En 1627 alquiló un esclavo danés, probablemente miembro de la tripulación capturada de algún barco danés tomado como botín, para guiarlo a él y a sus hombres a Islandia, donde irrumpieron en el pueblo de pescadores de Grindavik. Sus robos fuero mínimos, algunos pescados salados, unas pieles, pero lo más importante fueron doce islandeses y tres daneses, que podrían vender como esclavos. En cuanto se fueron de Grindavik, se las arreglaron para engañar y capturar un barco mercante danés, ondeando una bandera falsa.

Los barcos navegaban hacia Bessastöðum para asaltar, pero fueron incapaces de hacer un desembarcar. Se dice que el asalto fue frustrado por fuego de cañón de los fuertes locales (Bessastaðaskans) y un grupo de lanceros del sur de la península que rápidamente se reunió. Navegaron de regreso y vendieron a los cautivos en el mercado de esclavos de Salé.

Región oriental[editar]

El segundo grupo de invasores llegaron a Hvalsnes en el sureste de Islandia el 4 de julio. Atacaron los fiordos al norte por una semana, tomando ganado, plata y otras mercancías además de 110 islandeses. Capturaron un barco mercante danés y lo hundieron. En el norte de Fáskrúðsfjörður se encontraron con fuertes vientos y decidieron regresar y navegar por la costa sur de Islandia y en ese momento otro barco pirata se les unió. También capturaron un barco pesquero inglés.

Vestmannaeyjar[editar]

Al no haber puertos o lugares para desembarcar en las costas del sur, los tres barcos llegaron eventualmente el 16 de julio a Vestmannaeyjar, un grupo de islas cerca de la costa, donde había un pueblo pesquero del mismo nombre. Asaltaron el pueblo y la isla de origen por tres días, capturando 234 personas y matando a 34, entre ellos un ministro de la isla. El otro ministro, Ólafur Egilsson, fue inicialmente esclavizado por los piratas y llevado a Argel. Después lo mandaron de regreso a Copenhague para pedir fondos de rescate al rey de Dinamarca para rescatar a sus súbditos islandeses aún en.[2]​ Los que mostraron resistencia fueron asesinados, así como los ancianos y enfermos.[3]​ El 19 de julio los barcos dejaron Vestmannaeyjar y navegaron hacia Argel. Ólafur escribió más tarde una detallada memoria de su experiencia, uno de numerosos relatos de cautiverio publicados en esos años. Fue traducido y publicado en inglés en 2008.

Esclavos en Berbería[editar]

Los capturados fueron vendidos como esclavos en la costa bereberisca. Todos los recuentos islandeses coinciden en que el número de cautivos era menor a 400. Emanuel d'Aranda en su libro Relation de la captivité et la liberté du sieur (1666), sobre su tiempo como esclavo del pirata bereber Ali Bitchin, que un compañero esclavo islandés de Argel le dijo que habían esclavizado a 800 personas. Un número que no coincide con las cifras islandesas.[4]

Algunas cartas fueron escritas por los capturados llegaron a Islandia. Las cartas junto con otros reportes indican que eran tratados de maneras muy diferentes dependiendo de los dueños. Guttormur Hallsson, de la región oriental, dijo en una carta escrita 1631 en Berbería que "Hay muchas diferencias aquí entre los amos. Algunos esclavos tienen buenos dueños, amables o término medio, pero algunos infortunados están bajo el dominio de tiranos salvajes, crueles descorazonados, quienes nunca dejan de tratarlos mal y los fuerzan a trabajar y esforzarse con escasa ropa y poca comida, aprisionados con grilletes de hierro, de la mañana a la noche".[5]

De todos secuestrados la más notable fue Guðríður Símonardóttir, ella fue vendida como concubina el la Algeria otomana y fue de las pocas islandesas que fueron rescatadas cerca de una década después por el rey Cristian IV de Dinamarca. Regresó a Islandia y fue conocida por haberse casado después con Hallgrímur Pétursson, quién se convirtió en un ministro luterano y uno de los poetas islandeses más famosos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Vilhjálmur Þ.
  2. Egilsson, Ólafur (2008) Los Viajes del Reverendo Ólafur Egilsson (Reisbók séra Ólafs Egilssonar) Capturado por los Piratas en 1627.
  3. Peter Madsen, "danés esclavos de Berbería", el Islam en la Literatura Europea de la Conferencia, Dinamarca
  4. Pirate Utopias. Autonomedia. 2003. p. 100. ISBN 1-57027-158-5. Consultado el 29 de abril de 2011. 
  5. Carta escrita por Guttormur Hallsson

Enlaces externos[editar]