Sechium edule

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Chayote, Chuchu, Chu-chu redirigen aquí.
No confundir con cayote (Cucurbita ficifolia) ni con la caigua o achocha (Cyclanthera pedata).
Papa del aire redirige aquí. Quizás esté buscando: Dioscorea bulbifera (la air potato)
Symbol question.svg
 
Sechium edule
Sechium edule dsc07767.jpg
Taxonomía
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Dilleniidae
Orden: Cucurbitales
Familia: Cucurbitaceae
Subfamilia: Cucurbitoideae
Tribu: Sicyeae
Subtribu: Sicyinae
Género: Sechium
Especie: Sechium edule
(Jacq.) Sw.
Sinonimia

Chayota edulis (Jacq.) Jacq.; Cucumis acutangulus Descourt.; Sechium americanum Poir.; Sechium chayota Jacq. ex Hemsl.; Sicyos edulis Jacq.; Sicyos laciniatus Descourt.[1]

[editar datos en Wikidata]
Chayote, crudo
Chayote CDC.jpg
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 11 kcal 44 kJ
Carbohidratos 4.51 g
 • Azúcares 1.66 g
 • Fibra alimentaria 1.7 g
Grasas 0.13 g
Proteínas 0.82 g
Agua 94.24 g
Retinol (vit. A) 0 μg (0%)
Tiamina (vit. B1) 0.025 mg (2%)
Riboflavina (vit. B2) 0.029 mg (2%)
Niacina (vit. B3) 0.470 mg (3%)
Vitamina B6 0.076 mg (6%)
Vitamina C 7.7 mg (13%)
Vitamina E 0.12 mg (1%)
Vitamina K 4.1 μg (4%)
Calcio 17 mg (2%)
Hierro 0.34 mg (3%)
Magnesio 12 mg (3%)
Fósforo 18 mg (3%)
Potasio 125 mg (3%)
Sodio 2 mg (0%)
Zinc 0.74 mg (7%)
% de la cantidad diaria recomendada para adultos.
Fuente: Chayote, crudo en la base de datos de nutrientes de USDA.
[editar datos en Wikidata]

La chayotera (Sechium edule) o guatila es una cucurbitácea cuyo fruto (chayote,[2]papa del aire,[2]chuchu, güisquil,[3]erizo,[2]cidra, en algunas partes de Colombia,[4]​ entre varios otros nombres) es de amplio uso como hortaliza.

Vista de la planta

Clasificación y descripción[editar]

La  especie Sechium  edule es  una trepadora perenne,  monoica  y vivípara de tallos aristados y lisos, hasta de 15 m de largo, muy ramificados. Los tallos tienen cordones de fibras largas y fuertes, los bejucos crecen de una cepa permanente y duran de uno a dos años. De un nudo del tallo brota un zarcillo, de base larga y fuerte, que termina en  tres  o cuatro  ramillas,  una de  ellas  más  gruesa  y  larga  que las  otras.  Del lado opuesto  del  nudo brota  una  hoja, de  cuya  axila salen  inflorescencias  o ramas  vegetativas. Las  hojas tienen  el  peciolo corto  y  generalmente curvo.  La  lamina palmeada,  con  la base profundamente recortada, tiene de cinco a siete lobos obtusos y apiculados, el margen con dientes pequeños, claros y espaciados. Hay cinco nervios principales que salen del peciolo, hundidos en el lado superior y prominentes en el reverso de la lámina. Las flores  son  unisexuales, ambas  son  semejantes y  poseen  diez nectáreos  en  forma de poros ubicados en la base del cáliz, se producen  en etapas sucesivas en el tallo  y  en cada nudo se encuentran las inflorescencias pistiladas y estaminadas, están   espaciadas y  se abren sucesivamente, aunque muchas de ellas no alcanzan abrir pues se secan y desprenden La corola hasta de dos centímetros de diámetro, se forma de cinco pétalos unidos solo en la base,  amarillentos y  con  estrías verdosas.  El  fruto es  una  baya solitaria  o  en pares  sobre  un mismo  pedúnculo,  vivípara, carnosa, indehiscente, con diferentes  formas  tamaños y  con  un crecimiento  sigmoide.  El exocarpo, es liso o finamente pubescente, o con espinas que varían en número y tamaño, con presencia o ausencia de surcos y con tonalidades verde oscuro, verde claro y blanco. El mesocarpo es carnoso seco o suave, color verdoso a blanco, formado por un parénquima de almacenamiento que es rico en nutrientes y con fibras que forman una red alrededor del endocarpio. La  semilla,  es única,  grande,  ovoide, aplastada,  lisa, suave  y  formada por  dos  cotiledones grandes.[5][6][7]

La planta de chayote posee un sistema de raíces fibrosas y algunas de las cuales registran un proceso de tuberización en su parte terminal durante la época fría del  año, septiembre  a  marzo.  La raíz tuberizada tiende a desaparecer al momento que la planta ha emitido nuevos tallos y se encuentran desarrollados; primero pierde turgencia  y  posteriormente  entra en  estado  de putrefacción.[8][9]

Fruto[editar]

Tiene un color que va del verde oscuro al verde claro o amarillo claro casi blanco. Es uno de los frutos que más ayudan al mantenimiento y cuidado del pelo, piel y uñas. Cuando está tierno presenta una cáscara lustrosa y consistencia dura. Puede estar cubierto por espinas o no. El chayote sin espinas tiene una apariencia más lisa y puede presentar menos hendiduras que el chayote con espinas.

Cada chayote tiene una semilla amplia y chata, llamada pepita, que es comestible además de la pulpa. Comúnmente los chayotes pesan en torno a los 500 gramos, aunque algunos llegan a pesar hasta 2 kilogramos.

Variedades[editar]

Una variedad muy grande de chayote se conoce en Costa Rica con el nombre de cocoro.

Perulero (fruto)

En Guatemala y en Honduras, una variedad de color amarillento se conoce como perulero. El perulero es blanco por dentro y amarillo por fuera. Su consistencia es más suave y jugosa que el chayote tradicional cuyo exterior es de color verde. Se planta en los meses de octubre y noviembre. A pesar de lo mencionado anteriormente, si se puede establecer que existan cepas diferenciadas del fruto estudiado.

Distribución[editar]

El Chayote es una especie que sin duda fue domesticada dentro del área cultural de Mesoamérica, y en la región comprendida entre el sur de México y Guatemala.[7]​ El cultivo del chayote está ampliamente difundido en Mesoamérica. Su introducción en las Antillas y América del Sur se llevó a cabo entre los siglos XVIII y XIX. En esta misma época, el chayote se introdujo en Europa, desde donde fue llevado a África, Asia y Australia mientras que su introducción en los Estados Unidos data de fines del siglo XIX.[9]

En la actualidad, la comercialización a gran escala tanto nacional como internacional recae en un tipo llamado verde liso. Los principales países productores de chayote además de México, son Costa Rica, Guatemala, Brasil, Estados Unidos de América, Argelia, India, Nueva Zelanda y Australia. En México, son seis los estados que tienen una producción importante de chayote para el mercado: Chiapas, Michoacán, Estado de México, Nayarit, Jalisco y Veracruz.[10]

Ambiente[editar]

El chayote se cultiva de manera tradicional en muchas regiones del mundo, preferentemente entre los 800 y 1 800 m de altitud. Sin embargo, en muchas regiones existen variantes adaptadas al cultivo a nivel del mar (en Río de Janeiro y Yucatán); en otras se da por encima de los 2 000 m (en Bolivia y en México, en Oaxaca y Chihuahua). Las tasas silvestres más cercanas a S. edule presentan una distribución de altitudes similar, ya que crecen entre los 50 y 2 100 m. En términos generales, este vegetal posee la tendencia de habitar en áreas completamente abruptas y casi inaccesibles, en donde las condiciones del suelo resultan desfavorables para ejercer algún tipo de agricultura y ganadería. Las  condiciones del  medio  físico donde  prospera  el chayote silvestre, generalmente interactúan con el Bosque Mesófilo de Montaña o Bosque de Niebla, y en las partes más bajas se le encuentra en zonas, entre la Selva Mediana y Selva Alta Subperennifolia. Requiere de suelos húmedos y  con  abundante materia  orgánica  o humus.  Muchas colectas  depositadas en  los  principales herbarios  del  país (MEXU, XAL, CHAPA), han sido reportadas cerca de ríos, arroyuelos o caídas de agua, en donde las plantas pueden encontrarse  formando diversas  y  enormes agrupaciones.[11]

Estado de Conservación[editar]

México es uno de los centros de mayor diversidad biológica. Veracruz, Chiapas y Oaxaca son los estados en los que se han ubicado las áreas con mayor diversidad. Los registros de exploraciones coinciden en que la mayor variación se encuentra entre el sur de México y Guatemala. La distribución geográfica de los parientes silvestres de S. edule también confirma el origen mesoamericano de este cultivo.[9]

En el caso de las especies S. edule,  el ambiente en el cual se ha desarrollado y evoluciionado se han visto alterados por las actividades humanas, de tal forma que muchos de los sitios naturales de dispersión se han perdido.[10]​ Esto sugiere que su distribución geográfica en el pasado haya sido mucho más amplia que la que conocemos actualmente. No obstante el cambio de uso del suelo ha significado su  desplazamiento  y hasta  su  extinción en  varios  puntos geográficos de la entidad, ya que en estas condiciones se comportaría como maleza indeseable para los agricultores.

Sobre la   especie S.  edule existe poca información sobre cómo mejorar su conservación,  cuya diversidad  está  en riesgo  debido  a la  pérdida  de la  biodiversidad,  por talas en  áreas  boscosas que  han  ido erosionando  la  biodiversidad de  esta  especie y  aun cuando  el chayote  representa  importancia económica,  social,  cultural y  ambiental,  su conservación  no ha  sido  debidamente abordada  en  un proceso  de  investigación integral. Para  esto  es necesario  realizar  estudios sobre  los  recursos  genéticos de  esta  especie que ayuden al desarrollo de prácticas sobre la conservación del germoplasma de S. edule para  mantener el equilibrio de la biodiversidad no sólo en México sino en toda su área de dispersión.[12]

Terminología[editar]

El nombre que se da al fruto, y por extensión a la planta, es: chayote en náhuatl (chayotli) quiere decir calabaza espinosa,[13]​ nombre con que se conoce en México, Panamá, Nicaragua, Puerto Rico y Costa Rica. También llamado cidrayota, tayota (en República Dominicana), guatilla, güisquiles, chuchu, o xuxú o yuyu (Guatemala y Brasil), papapobre o papa de pobre, Choko o guatila o caihua en Chile, calabaza china o calabaza chilena o calabacita china en Perú, papa del aire en Argentina, cidra, papa del moro, cidra papa, pataste. Chayota en Venezuela. Güisquil en Guatemala y El Salvador. Pataste en Honduras. En Colombia: guatila (en el interior) o cidra (en el Eje cafetero y Antioquia), yota (en el departamento de Santander) y en Brasil se le llama chuchu. En España se cultiva este fruto y se comercializa como chayota o patata china.[14]​ En Argentina y Paraguay como papa del aire o chu-chu.[15]​ En Filipinas recibe el nombre de sayote y se cultiva en las zonas montañosas del país, como La Cordillera.

La raíz, comestible, en el estado de Michoacán de México se le conoce como huarás, en Chiapas como cuesa, en Oaxaca como Chayocamote, en Puebla y Veracruz se le llama Chayoteste. En otras partes de México se le llama chinchayote o simplemente chayote. Según el INCAP, la raíz del chayote se conoce como ichintal en Guatemala (tanto ichintal como güisquil son palabras que provienen de alguna de las lenguas mayas que en tal país se hablan), chinta o chintla en El Salvador, echinta o patastilla en Honduras, raíz de chayote en Panamá y Tayota en la República Dominicana.

  • Nota*: algunas semejanzas han hecho que los nombres dados a la Sechium edule tratada en el presente artículo sean muy semejantes a los que recibe Cucurbita ficifolia que recibe también el nombre de chilacayote o chiverre, de la que se obtiene el dulce llamado cabello de ángel o dulce de chiverre.

Usos culinarios[editar]

Las puntas de guía de esta planta se pueden cocinar y comer o agregar a sopas.

Huarás o Ichintal (Raíz)
Ilustración

También sus raíces son comestibles y presentan semejanza con las papas. Tiene una apariencia tosca y suave sabor. En Colombia, en general se usa como cualquier tubérculo reemplazando a la papa, en algunas partes no es usado como comestible para humanos pero sí para los animales domésticos como ganado o cerdos. Algunas de las preparaciones incluyen sopas (sancocho), tortas, verdura en acompañamientos y jugos.

En Kenia fue introducido por miembros de la comunidad mexicana (misioneras y misioneros) y es conocido como "shushu". Se sabe que es cocido y molido para combinarlo con un platillo del oeste de Kenia conocido como "Mukimo" (pronunciado: mokimó). Si bien se vende en los mercados kenianos, no es muy popular debido a que la población desconoce las propiedas benéficas del chayote y las diferentes formas de cocinarse.

Para otros usos medicinales ver: Plantas medicinales.

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Sinónimos en Tropicos
  2. a b c Flora Argentina. Cucurbitaceae. http://www.floraargentina.edu.ar/publicaciones%5CCUCURBITACEAE-1.pdf
  3. FUNDESYRAM. «Propiedades del Chayote o Güisquil». www.fundesyram.info. Consultado el 18 de mayo de 2017. 
  4. Montes, Consuelo y Astrid A. Gómez (2011) "Valoración de la cidra papa (Sechium edule) como alternativa de alimentación y recuperación de los vínculos con el campo"; Biotecnología en el Sector Agropecuario y Agroindustrial 9(2): 198-209.
  5. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Trop
  6. Gamboa,  W.  2005. Producción  agroecológica,  una opción  para  el desarrollo  del  chayote [Sechium edule(Jacq.) Sw.]. Editorial de la Universidad de Costa Rica. Costa Rica. 166-168 pp
  7. a b León, J. 2000. Botánica de los cultivos tropicales. IICA. Costa Rica. 166-168 pp
  8. Cruz-León, A., M.T.J. López Rueda. 2005. Dinámica de la formación de la raíz tuberizada del chayote  (Sechium  edule Sw.) en  su  primer año  de  cultivo. Revista  Chapingo. Serie Horticultura 11:13-19.
  9. a b c Hernández Bermejo J. E. y J. León. 1992. Cultivos Marginados, otra perspectiva de 1492. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Roma. 345 p.
  10. a b SINAREFI. Sistema Nacional de Recursos Fotogenéticos para la alimentación y la Agricultura. 2007. Red Chayote.
  11. Becerra Zavaleta J.  2013. Un pariente silvestre olvidado en Veracruz: el Chayote. Fundación Produce. A.C.
  12. Reyes-Hernández, E. C. 2012. Estudio del Chayote (Sechium edule).Monografía. Tesis de licenciatura. Universidad Veracruzana. México. pp 36.
  13. Días Roig, Mercedes; Miaja, Ma. Teresa (1979). Naranja dulce, limón partido (primera edición). México: El Colegio de México. p. 152. ISBN 968-12-0049-7. 
  14. Según el INCAP (Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá)
  15. Lista de cultivos de hortalizas en Argentina con sus nombres comunes.

Bibliografía[editar]

  1. CONABIO. 2009. Catálogo taxonómico de especies de México. 1. In Capital Nat. México. CONABIO, Mexico City.
  2. Correa A., M.D., C. Galdames & M. Stapf. 2004. Cat. Pl. Vasc. Panamá 1–599. Smithsonian Tropical Research Institute, Panama.
  3. Cowan, C. P. 1983. Flora de Tabasco. Listados Floríst. México 1: 1–123.
  4. Davidse, G., M. Sousa Sánchez, S. Knapp & F. Chiang Cabrera. 2009. Cucurbitaceae a Polemoniaceae. 4(1): 1–855. In G. Davidse, M. Sousa Sánchez, S. Knapp & F. Chiang Cabrera (eds.) Fl. Mesoamer.. Universidad Nacional Autónoma de México, México.
  5. Dieterle, J. V. A. 1976. Cucurbitaceae. In Nash, D.L. (Ed.), Flora of Guatemala - Part X, Number 4. Fieldiana, Bot. 24(11/4): 306–395.
  6. Dodson, C.H., A.H. Gentry & F.M. Valverde Badillo. 1985. Fl. Jauneche 1–512. Banco Central del Ecuador, Quito.
  7. Flora of China Editorial Committee. 2011. Flora of China (Curcurbitaceae through Valerianaceae with Annonaceae and Berberidaceae). 19: 1–884. In C. Y. Wu, P. H. Raven & D. Y. Hong (eds.) Fl. China. Science Press & Missouri Botanical Garden Press, Beijing & St. Louis.
  8. Forzza, R. C. 2010. Lista de espécies Flora do Brasil http://floradobrasil.jbrj.gov.br/2010. Jardim Botânico do Rio de Janeiro, Rio de Janeiro.
  9. González Ramírez, J. & L. J. Poveda Álvarez. 2010. Cucurbitaceae. En: Manual de Plantas de Costa Rica. Vol. 5. B.E. Hammel, M.H. Grayum, C. Herrera & N. Zamora (eds.). Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 119: 137–181.
  10. Hokche, O., P. E. Berry & O. Huber. (eds.) 2008. Nuevo Cat. Fl. Vasc. Venezuela 1–860. Fundación Instituto Botánico de Venezuela, Caracas.
  11. Idárraga-Piedrahita, A., R. D. C. Ortiz, R. Callejas Posada & M. Merello. (eds.) 2011. Fl. Antioquia: Cat. 2: 9–939. Universidad de Antioquia, Medellín.