Sciuridae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Sciuridae
Rango temporal: Priaboniense-Reciente
Sciuridae.jpg
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Orden: Rodentia
Suborden: Sciuromorpha
Infraorden: Sciurognathi
Familia: Sciuridae
Fischer de Waldheim, 1817
Subfamilias

Véase el texto

Perritos de la pradera de cola negra (Cynomys ludovicianus).

Los esciúridos (Sciuridae) son una familia de roedores esciuromorfos que incluye las ardillas, las marmotas y los perritos de la pradera.

Características[editar]

Alcanzando comida en un comedero para pájaros del jardín, esta ardilla puede girar sus patas traseras, lo que le permite descender de cabeza por un árbol

.

Cráneo de una ardilla gigante oriental (género Ratufa). Obsérvese la clásica forma esciuromorfa de la región anterior del zygomático.

Las ardillas son animales generalmente pequeños, con tamaños que van desde la ardilla pigmea africana y la ardilla pigmea menor de 10-14 centímetros (3,9-5,5 plg) de longitud total y apenas 12-26 gramos (0,4-0,9 oz) de peso,[1][2]​ a la ardilla voladora gigante de Bután de hasta 1,27 metros (1,4 yd) de longitud total,[3]​ y varias especies de marmota, que pueden pesar 8 kilogramos (17,6 lb) o más.[4][5]​ Las ardillas suelen tener cuerpos delgados con colas muy largas y tupidas y ojos grandes. En general, su pelaje es suave y sedoso, aunque mucho más grueso en unas especies que en otras. El color del pelaje de las ardillas varía mucho de una especie a otra, e incluso dentro de una misma especie.[6]

Sus patas son cortas, pero fuertes. Mediante sus uñas curvadas y afiladas, se agarra a la corteza cuando salta de un árbol a otro (son auténticas acróbatas). En la mayoría de las especies de ardillas, las extremidades traseras son más largas que las delanteras, mientras que todas las especies tienen cuatro o cinco dedos en cada pata. Los pies, que incluyen un pulgar a menudo poco desarrollado, tienen almohadillas blandas en la parte inferior[7]​ y garras versátiles y robustas para agarrar y escalar.[8]​ Las ardillas arborícolas, a diferencia de la mayoría de los mamíferos, pueden descender de un árbol de cabeza. Lo hacen girando los tobillos 180 grados, lo que permite que las patas traseras apunten hacia atrás y se agarren así a la corteza del árbol desde la dirección opuesta.[9]

Las ardillas viven en casi todos los hábitats, desde la selva tropical hasta el desierto semiárido, evitando únicamente las regiones polares altas y los desiertos más secos. Son predominantemente herbívoros, subsistiendo a base de semillas y frutos secos, pero muchos comen insectos e incluso pequeños vertebrados.[10]

Como indican sus grandes ojos, las ardillas tienen un excelente sentido de la visión, que es especialmente importante para las especies que viven en los árboles. Muchas también tienen un buen sentido del toque, con vibrissae en las extremidades, así como en la cabeza.[7]

Los dientes de los esciúridos siguen el patrón típico de los roedores, con grandes incisivos (para roer) que crecen a lo largo de la vida, y dientes en las mejillas (para triturar) que se retraen tras un amplio espacio, o diastema. La fórmula dental típica de los esciúridos es .[11]

Muchas ardillas jóvenes mueren en su primer año de vida. Las ardillas adultas pueden vivir entre 5 y 10 años en libertad. Algunas pueden sobrevivir de 10 a 20 años en cautividad.[12]​ La muerte prematura puede ocurrir cuando un nido se cae del árbol, en cuyo caso la madre puede abandonar a sus crías si su temperatura corporal no es la correcta. Muchas de estas crías de ardilla han sido rescatadas y acogidas por un rehabilitador de fauna salvaje profesional hasta que han podido ser devueltas a la naturaleza de forma segura,[13]​ aunque la densidad de las poblaciones de ardillas en muchos lugares y el cuidado constante que requieren las ardillas prematuras significa que pocos rehabilitadores están dispuestos a dedicar su tiempo a hacer esto y tales animales son rutinariamente eutanasia en su lugar.

Los propósitos declarados de las colas de las ardillas, para beneficiar a la ardilla, incluyen:[14]

  • Para protegerse de la lluvia, el viento o el frío.
  • Para refrescarse cuando hace calor, bombeando más sangre por la cola.
  • Como contrapeso cuando salta en los árboles.
  • Como paracaídas al saltar.
  • Para hacer señales.

Los pelos de la cola de ardilla son muy apreciados en la pesca con mosca para atar moscas de pesca. Una cualidad especial del pelo de la cola de ardilla es que es todo pelo de guarda, no pelo interior.

Cuando la ardilla se sienta erguida, con la cola plegada sobre la espalda puede impedir que los depredadores que miran desde atrás vean la forma característica de un pequeño mamífero.



<galería anchura="200px" altura="200px"> File:Squirrel enjoying in the sun.jpg|Ardilla a la luz del sol File:Squirrel in Chandigarh.jpg|Ardilla en Chandigarh File:Squirrel near Chandigarh.jpg|Ardilla cerca de Chandigarh File:Squirrel on mango tree.jpg|Ardilla en árbol de mango </galería>

Clasificación[editar]

Carácter invasor en España[editar]

Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, todas las especies de la familia Sciuridae, con excepción de las autóctonas ardilla roja y marmota alpina, han sido incluidas en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, regulado por el Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.[15]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Kingdon, J. (1997). The Kingdon Guide to African Mammals. Academic Press Limited, London. ISBN 0-12-408355-2. (requiere registro). 
  2. Payne, J.; C.F. Francis (1998). A Field Guide to the Mammals of Borneo (3 edición). The Sabah Society. p. 243. ISBN 967-99947-1-6. 
  3. Choudhury, A. (2002). «Petaurista nobilis singhei: First record in India and a note on its taxonomy». The Journal of the Bombay Natural History Society 99 (1): 30-34. 
  4. Kryštufek, B.; B. Vohralík (2013). «Revisión taxonómica de los roedores paleárticos (Rodentia). Part 2. Sciuridae: Urocitellus, Marmota y Sciurotamias». Lynx, N. S. (Praha) 44: 27-138. 
  5. Armitage, K.B.; Blumstein, D.T. (2002). «Diversidad de masa corporal en marmotas. Las marmotas holárticas como factor de biodiversidad». En K.B. Armitage; V.Yu. Rumiantsev, eds. Las marmotas holárticas como factor de biodiversidad. ABF Publishing House. pp. 22-32. 
  6. Tree Squirrels, Wildlife Online, 23 de noviembre de 2010.
  7. a b Milton (1984)
  8. howstuffworks.com/mammals/squirrel-info.htm «Rodents». How Stuff Works. 22 de abril de 2008. Consultado el 30 de diciembre de 2016. 
  9. Thorington, Richard W.; Koprowski, John L.; Steele, Michael A.; Whatton, James F. (2012). Ardillas del mundo. Johns Hopkins University Press. p. 8. ISBN 978-1421404691. 
  10. Squirrel Place (enlace roto disponible en este archivo).. squirrels.org. Recuperado el 14 de diciembre de 2010.
  11. The Beginning of the Age of Mammals Kenneth D. Rose (2006) ISBN 978-0-801-88472-6 p. 326
  12. Thorington, Richard W.; Koprowski, John L.; Steele, Michael A.; Whatton, James F. (2012). Ardillas del mundo. Johns Hopkins University Press. p. 12. ISBN 978-1421404691. 
  13. org/ «Rehabilitación de ardillas». Consultado el 19 de agosto de 2017. 
  14. «Why do squirrels have bushy tails? | Nuts About Squirrels». 
  15. «Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras.». Boletín Oficial del Estado. 

Enlaces externos[editar]