Satélites de Júpiter

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un montaje de Júpiter y sus cuatro lunas más grandes

Los satélites de Júpiter descubiertos hasta ahora son 67.[1] Esto le da el séquito de lunas con órbitas "razonablemente seguras" más grande de todos los planetas del sistema solar.[2] Las más grandes de ellas, los cuatro satélites galileanos, fueron descubiertos en 1610 por Galileo Galilei y fueron los primeros objetos encontrados en orbitar un cuerpo diferente a la Tierra o al Sol. A partir de finales del siglo XIX, decenas de lunas jovianas mucho más pequeñas se han ido descubriendo y han recibido los nombres de las amantes, conquistas e hijas del dios romano Júpiter o su predecesor griego, Zeus. Las lunas galileanas son por mucho los objetos más grandes en órbita alrededor de Júpiter, cuando las restantes 63 y los anillos comprenden sólo el 0,003 por ciento de la masa orbital total.

Ocho de las lunas de Júpiter son satélites regulares con órbitas directas y casi circulares que no están muy inclinadas con respecto al plano ecuatorial del planeta. Los satélites galileanos son de forma elipsoidal debido a que tienen masa planetaria, por lo que serían considerados planetas enanos si estuvieran en órbita directa alrededor del Sol.

Las masas relativas de las lunas jovianas. La parte correspondiente a "Resto de lunas" (las que son más pequeñas que Europa) es una delgada franja que no es visible, y para que lo sea se tendría que ampliar mucho el gráfico.

Los otros cuatro satélites regulares son mucho más pequeños y están más cerca de Júpiter; estos sirven como fuentes de polvo que componen los anillos de Júpiter.

El resto de los satélites de Júpiter son satélites irregulares, cuyas órbitas directas y retrógradas están mucho más lejos del planeta y tienen altas inclinaciones y excentricidades. Estas lunas fueron probablemente capturadas por Júpiter de órbitas solares. Hay 16 satélites irregulares recientemente descubiertos que aún no han sido nombrados.

Características[editar]

Las características físicas y orbitales de las lunas varían ampliamente. Todas y cada una de las cuatro galileanas sobrepasan los 3100 kilómetros (1926 mi), con Ganímedes siendo el noveno objeto más grande del sistema solar después del Sol y siete de los planetas, excluyendo a Mercurio. Todas las otras lunas de Júpiter tienen menos de 250 kilómetros (155 mi) de diámetro, con la mayoría apenas excediendo los 5 kilómetros (3 mi). Formas orbitales van de casi perfectamente circulares a muy excéntricas e inclinadas, y muchos giran en la dirección opuesta a la rotación de Júpiter (movimiento retrógrado). Los períodos orbitales son tan diferentes que varían desde siete horas (tomando menos tiempo que Júpiter para girar alrededor de su eje), hasta unas tres mil veces más (casi tres años terrestres).

Origen y evolución[editar]

Se cree que los satélites regulares de Júpiter se formaron a partir de un disco circumplanetario, un anillo de acreción de gas y fragmentos sólidos similar a un disco protoplanetario[3] [4] Estos pueden ser los restos de una veintena de satélites con la masa de una luna galilena que se formaron en la historia temprana de Júpiter.[3] [5]

Las simulaciones sugieren que mientras el disco tenía una masa relativamente baja en cualquier momento dado, con el tiempo una fracción sustancial (varias decenas de uno por ciento) de la masa de Júpiter capturada de la nebulosa solar se procesó a través de él. Sin embargo, la masa del disco de sólo el 2 % de la de Júpiter tiene la obligación de explicar los satélites existentes.[3] Así, puede haber habido varias generaciones de satélites con la masa de uno galileano en la historia temprana de Júpiter. Cada generación de lunas habría disparado contra Júpiter debido al arrastre del disco, con nuevas lunas formándose luego de nuevos desechos capturados de la nebulosa solar.[3] Para el momento en que la presente (posiblemente quinta) generación se formó, el disco había disminuido hasta el punto de que ya no interfería en gran medida con las órbitas de los satélites.[5] Los actuales satélites galileanos fueron aún afectados, cayendo en y siendo parcialemente protegidos por una resonancia orbital que todavía existe para Io, Europa y Ganímedes. La gran masa de este último significa que habría migrado hacia el interior a un ritmo mayor al de los dos primeros.[3]

Se cree que las lunas exteriores e irregulares fueron originadas con el pasar de los asteroides, mientras que el disco protolunar era todavía lo bastante masivo para absorber gran parte de su impulso y así capturarlas en órbita. Muchas se rompieron por el estrés de la captura, y otras después colisionaron con cuerpos pequeños componiendo las familias que conocemos hoy.[6]

Descubrimiento[editar]

Júpiter y los satélites galileanos a través de un telescopio Meade LX200 10" (25 cm)
Los satélites galileanos. De izquierda a derecha en orden de alejamiento con respecto a Júpiter: Io, Europa, Ganímedes, Calisto
Los satélites galileanos y sus órbitas alrededor de Júpiter

La primera observación informal de una de las lunas del planeta fue la del astrónomo chino Gan De alrededor del año 364 a. C.[7] Sin embargo, las primeras observaciones seguras fueron realizadas por Galileo Galilei en 1609.[8] Para marzo de 1610, había divisado las cuatro masivas lunas galileanas con su telescopio de magnificación de 30x:[9] Ganímedes, Ío, Calisto y Europa. Ningún satélite adicional fue descubierto hasta que E. E. Barnard observó Amaltea en 1892.[10] Con la ayuda de la fotografía telescópica, nuevos descubrimientos siguieron rápidamente a lo largo del siglo XX. Himalia fue descubierto en 1904,[11] Elara en 1905,[12] Pasífae en 1908,[13] Sinope en 1914,[14] Lisitea y Carme en 1938,[15] Ananké en 1951,[16] y Leda en 1974.[17] Para cuando las sondas Voyager alcanzaron Júpiter en 1979, 13 lunas se habían descubierto; mientras que Temisto se observó en 1975,[18] pero debido a la insuficiencia de los datos de la observación inicial, se perdió hasta el 2000. Las misiones Voyager descubrieron tres lunas interiores adicionales en 1979: Metis, Adrastea y Tebe.[19]

Durante dos décadas no fueron descubiertas lunas adicionales; pero entre octubre de 1999 y febrero de 2003, investigadores encontraron otras 32 lunas usando detectores sensibles con base en tierra, de las cuales la mayoría fueron descubiertas por un equipo liderado por Scott S. Sheppard y David C. Jewitt.[cita requerida] Estas son pequeñas lunas, en largas, excéntricas y generalmente retrógradas órbitas, con un promedio de 3 kilómetros (1,9 mi) de diámetro, con la más larga midiendo 9 kilómetros (5,6 mi) de ancho. Se cree que todas estas lunas fueron asteroides o tal vez cometas capturados, posiblemente fragmentados en varios pedazos, pero realmente se sabe muy poco acerca de esto.[cita requerida] Desde entonces, 14 lunas adicionales han sido descubiertas pero no confirmadas todavía, llevando el total de satélites jovianos observados a 63.[20]

Nomenclatura[editar]

Cuando un satélite es descubierto por primera vez se le asigna un nombre o designación provisional hasta que la Unión Astronómica Internacional (UAI) le proporciona uno propio. La designación de los satélites se proporciona siguiendo un estándar en todos los planetas:

  1. Se coloca una S mayúscula simbolizando satélite.
  2. Le sigue una barra y el año de descubrimiento.
  3. Se coloca la inicial del nombre del planeta al que orbita, en el caso de Júpiter una J mayúscula.
  4. Y por último se le añade el número en el sentido ordinal en el que se descubrió en ese año. Así por ejemplo S/2000 J 11 fue el satélite número 11 que se encontró en 2000 y S/2003 J 3 fue el tercero que se encontró en 2003.

En el caso de los satélites de Júpiter se utilizan personajes mitológicos de origen greco-romano relacionados con la figura de Júpiter o Zeus. Mientras Galileo Galilei optó por nombrar los satélites con números romanos, esta tradición se siguió realizando hasta 1975, donde la UAI lo ha sustituido por la anterior nomenclatura normalizada. Los números se asignaban en orden de su descubrimiento, aunque para los galileanos, que fueron descubiertos simultáneamente, la denominación está relacionada con la distancia al planeta.

Fue Simon Marius o Simon Mayr el astrónomo alemán que reclamó el mérito del descubrimiento de los cuatro grandes satélites a Galileo Galilei y quien nombró con los nombres mitológicos con los que actualmente se les conoce y de ahí, la tradición, que a raíz del descubrimiento del [V], el astrónomo y divulgador francés Camille Flammarion lo bautizase como Amaltea y entre los aficionados se popularizó el nombre propio más que la numeración romana.

En 1975 la Unión Astronómica Internacional, renombró a todos los satélites de Júpiter con nombres propios originarios de la mitología greco-romana y relacionados con la figura de Júpiter o Zeus y otros, están a la espera de ser nombrados manteniendo la nomenclatura tipo S/AAAA J ##, donde AAAA es el año del descubrimiento y ## el número de orden.

Exceptuando a Ganímedes, único nombre masculino, todos los demás satélites tienen nombre femenino, en la mayoría de los casos, amantes de Júpiter (Zeus). En los grupos de satélites exteriores (desde Leda hasta Sinope) los nombres que acaban en -a siguen órbitas directas y los que acaban en -e, siguen órbitas retrógradas.[21]

Entendiéndose como órbita directa la que gira en sentido antihorario observando el polo norte del planeta y como órbita retrógrada los que giran en sentido horario.

|- | Metis || 1979 || 43 || 1,2×1017 || 128 000 || 0,295 || 0,019 || 0,0012 || Amaltea || Metis.jpg |- | Adrastea || 1979 || 26×20×16 || 7,5×1015 || 129 000 || 0,298 || 0,054 || 0,0018 || Amaltea || Adrastea.jpg |- | Amaltea || 1892 || 262×146×134 || 2,1×1018 || 181 400 || 0,498 || 0,388 || 0,0031 || Amaltea || Amalthea PIA02532.png |- | Tebe || 1979 || 110×90 || 1,5×1018 || 221 900 || 0,675 || 1,070 || 0,0177 || Amaltea || Thebe.jpg |- | lo || 1610 || 3643 || 8,9×1022 || 421 800 || 1,769 || 0,036 || 0,0041 || Galileano || Iosurface gal.jpg |- | Europa || 1610 || 3122 || 4,8×1022 || 671 100 || 3,551 || 0,469 || 0,0094 || Galileano || Europa-moon.jpg |- | Ganímedes || 1610 || 5262 || 1,5×1023 || 1 070 400 || 7,155 || 0,170 || 0,0011 || Galileano || Ganymede-moon.jpg |- | Calisto || 1610 || 4821 || 1,1×1023 || 1 882 700 || 16,690 || 0,187 || 0,0074 || Galileano || Callisto.jpg |- | Temisto || 1975 || 8 || 6,9×1014 || 7 284 000 || 130,020 || 43,259 || 0,2426 || Temisto || Themisto.jpg |- | Leda || 1974 || 20 || 1,1×1016 || 11 165 000 || 240,920 || 27,457 || 0,1636 || Himalia || 100px |- | Himalia || 1904 || 170 || 6,7×1018 || 11 461 000 || 250,560 || 27,496 || 0,1623 || Himalia || Himalia.png |- | Lisitea || 1938 || 36 || 6,3×1016 || 11 717 000 || 259,200 || 28,302 || 0,1124 || Himalia || |- | Elara || 1905 || 86 || 8,7×1017 || 11 741 000 || 259,640 || 26,627 || 0,2174 || Himalia || Elara (moon).jpg |- | Dia || 2000 || 4 || 9,0×1013 || 12 555 000 || 286,950 || 28,273 || 0,2484 || Himalia || |-

| Carpo || 2003 || 3 || 4,5×1013 || 16 989 000 || 456,100 || 51,395 || 0,4297 || Carpo || |- | S/2003 J 12 || 2003 || 1 || 1,5×1012 || 17 582 000 || 489,500 || 151,140 || 0,5095 ||no descubierto || |- | Euporia || 2001 || 2 || 1,5×1013 || 19 304 000 || 550,740 || 145,767 || 0,1432 || Ananké || |- | S/2003 J 3 || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 20 221 000 || 583,880 || 147,550 || 0,1970 || Ananké || |- | S/2003 J 18 || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 20 514 000 || 596,590 || 146,104 || 0,0221 || Ananké || |- | Ortosia || 2001 || 2 || 1,5×1013 || 20 720 000 || 622,560 || 145,921 || 0,2808 || Ananké || |- | Euante || 2001 || 3 || 4,5×1013 || 20 797 000 || 620,490 || 148,910 || 0,2321 || Ananké || |- | Harpálice || 2000 || 4 || 1,2×1014 || 20 858 000 || 623,310 || 148,644 || 0,2268 || Ananké || Harpalyke (moon).png |- | Praxídice || 2000 || 7 || 4,3×1014 || {{esd|20 907 000 || 625,380 || 148,967 || 0,2308 || Ananké || |- | Tione || 2001 || 4 || 9,0×1013 || 20 939 000 || 627,210 || 148,509 || 0,2286 || Ananké || |- | S/2003 J 16 || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 20 957 000 || 616,360 || 148,537 || 0,2246 || Ananké || |- | Yocasta || 2000 || 5 || 1,9×1014 || 21 061 000 || 631,600 || 149,429 || 0,2160 || Ananké || |- | Mnemea || 2003 || 2 || 1,5×1013 || {{esd|21 069 000 || 620,040 || 148,635 || 0,2273 || Ananké || |- | Hermipé || 2001 || 4 || 9,0×1013 || 21 131 000 || 633,900 || 150,725 || 0,2096 || Ananké || Hermippe (moon).png |- | Telxínoe || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 21 162 000 || 628,090 || 151,417 || 0,2206 || Ananké|| |- | Heliké || 2003 || 4 || 9,0×1013 || 21 263 000 || 634,770 || 154,773 || 0,1558 || Pasífae || |- | Ananqué || 1951 || 28 || 3,0×1016 || 21 276 000 || 629,770 || 148,889 || 0,2435 || Ananké || |- | S/2003 J 15 || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 22 627 000 || 689,770 || 146,501 || 0,1910 || Ananké || |- | Eurídome || 2001 || 3 || 4,5×1013 || 22 865 000 || 717,330 || 150,274 || 0,2759 || Pasífae? || |- | Arce || 2002 || 3 || 4,5×1013 || 22 931 000 || 723,900 || 165,001 || 0,2588 || Carmé || |- | Herse || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 22 992 000 || 714,470 || 164,917 || 0,2378 || Carmé || |- | Pasítea || 2001 || 2 || 1,5×1013 || 23 004 000 || 719,440 || 165,138 || 0,2675 || Carmé || Pasithee (moon).jpg |- | S/2003 J 10 || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 23 041 000 || 716,250 || 165,086 || 0,4295 || Carmé? || |- | Caldona || 2000 || 4 || 7,5×1013 || 23 100 000 || 723,700 || 165,191 || 0,2519 || Carmé || |- | Isonoé || 2000 || 4 || 7,5×1013 || 23 155 000 || 726,250 || 165,268 || 0,2471 || Carmé || |- | Erínome || 2000 || 3 || 4,5×1013 || 23 196 000 || 728,510 || 164,934 || 0,2665 || Carmé || |- | Calé || 2001 || 2 || 1,5×1013 || 23 217 000 || 729,470 || 164,996 || 0,2599 || Carmé || |- | Aitné || 2001 || 3 || 4,5×1013 || 23 229 000 || 730,180 || 165,091 || 0,2643 || Carmé || |- | Táigete || 2000 || 5 || 1,6×1014 || 23 280 000 || 732,410 || 165,272 || 0,2525 || Carmé || |- | S/2003 J 9 || 2003 || 1 || 1,5×1012 || 23 384 000 || 733,290 || 165,079 || 0,2632 || Carmé || |- | Carmé || 1938 || 46 || 1,3×1017 || 23 404 000 || 734,170 || 164,907 || 0,2533 || Carmé || |- | Espondé || 2001 || 2 || 1,5×1013 || 23 487 000 || 748,340 || 150,998 || 0,3121 || Pasífae || |- | Megaclite || 2000 || 5 || 2,1×1014 || 23 493 000 || 752,880 || 152,769 || 0,4197 || Pasífae || |- | S/2003 J 5 || 2003 || 4 || 9,0×1013 || 23 495 000 || 738,730 || 165,247 || 0,2478 || Carmé || |- | S/2003 J 19 || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 23 533 000 || 740,420 || 165,153 || 0,2556 || Carmé || |- | S/2003 J 23 || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 23 563 000 || 732,440 || 146,314 || 0,2714 || Pasífae || |- | Cálice || 2000 || 5 || 1,9×1014 || 23 566 000 || 742,030 || 165,159 || 0,2465 || Carmé || |- | Pasífae || 1908 || 60 || 3,0×1017 || 23 624 000 || 743,630 || 151,431 || 0,4090 || Pasífae || |- | Eukélade || 2003 || 4 || 9,0×1013 || 23 661 000 || 746,390 || 165,482 || 0,2721 || Carmé || |- | S/2003 J 4 || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 23 930 000 || 755,240 || 149,581 || 0,3618 || Pasífae || |- | Sinope || 1914 || 38 || 7,5×1016 || 23 939 000 || 758,900 || 158,109 || 0,2495 || Pasífae || |- | Hegémone || 2003 || 3 || 4,5×1013 || 23 947 000 || 739,600 || 155,214 || 0,3276 || Pasífae || |- | Cilene || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 23 951 000 || 751,940 || 150,123 || 0,4116 || Pasífae || |- | Aedea || 2003 || 4 || 9,0×1013 || 23 981 000 || 761,500 || 158,257 || 0,4322 || Pasífae || |- | Kore || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 24 011 000 || 779,180 || 144,529 || 0,3351 || Pasífae || |- | Kallichore || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 24 043 000 || 764,730 || 165,501 || 0,2640 || Carmé || |- | Autónoe || 2001 || 4 || 9,0×1013 || 24 046 000 || 760,950 || 152,416 || 0,3168 || Pasífae || |- | Calírroe || 1999 || 9 || 8,7×1014 || 24 103 000 || 758,770 || 147,158 || 0,2828 || Pasífae || |- | S/2003 J 2 || 2003 || 2 || 1,5×1013 || 29 541 000 || 979,990 || 160,638 || 0,2255 || no descubierto || |- | S/2010 J 1 || 2010 || 1 || ? || 23 314 335 || 722,83 || 163,2 || 0,320 || Pasífae || |- | S/2010 J 2 || 2010 || 1 || ? || 20 307 150 || 588,36 || 150,4 || 0,307 || Ananké | |- | S/2011 J 1 || 2011 || 1 || ? || 20 155 290 || 582,22 || 162,8 || 0,2963 ||no descubierto || |- | S/2011 J 2 || 2011 || 1 || ? || 23 329 710 || 725,06 || 151,8 || 0,3867 || Pasífae || |}

Agrupaciones[editar]

Satélites irregulares de Júpiter.

Como en todos los planetas gigantes, los satélites de Júpiter se clasifican en:

  • Regulares: Los cuatro satélites interiores, y los cuatro galileanos.
  • Irregulares

El primer diagrama ilustra las órbitas de los satélites irregulares de Júpiter. La excentricidad de las órbitas viene representada por segmentos que se extienden del pericentro al apocentro, con la inclinación orbital representada en el eje Y.

Tipologías[editar]

Diagrama que muestra las similitudes entre los satélites de cada uno de los grupos exteriores de lunas jovianas.

Los satélites situados encima del eje son progrados, los que están debajo son retrógrados. El eje horizontal está marcado en millones de kilómetros, y llega hasta la marca de 45 %, (la influencia gravitacional de Júpiter desaparece por completo en los 53 millones de Kilómetros pero ningún satélite alcanza esa distancia).

El siguiente diagrama muestra separadamente la distribución de inclinación en contraposición con la excentricidad para los satélites retrógrados, facilitando la identificación de agrupamientos.

Puede verse que Temisto está aislado en el espacio. Se puede observar también que el grupo de Himalia está comprimido en apenas 1,4 millones de km para su semieje mayor, y en 1,6 º de inclinación (27,5 ± 0,8 °); la excentricidad varía entre 0,11 y 0,25. Carpo y S/2003 J12 son otros dos cuerpos aislados, y S/2003 J 2 es el satélite más exterior.

El resto de satélites irregulares de Júpiter pueden agruparse en tres familias, al compartir las mismas características orbitales, las cuales son designadas por el nombre del mayor miembro en cada caso. Estas familias están agrupadas no sólo respecto del semi-eje mayor, sino también de la inclinación y la excentricidad.

El grupo de Carmé se aprecia con claridad, centrado en los valores a=23,404 millones de kilómetros; i = 165,2 ± 0,3° y e = 0,238-0,272. Únicamente S/2003 J 10 aparece un poco separado, debido a su mayor excentricidad.

El grupo de Ananké está centrado en los valores en a = 21,276 millones de kilómetros, i = 149,0 ± 0,5 ° y e = 0,216-0,244. Los ocho miembros centrales (S/2003 J 16, Mnemea, Euante, Ortosia, Harpálice, Praxídice, Telxínoe, Ananké y Yocasta) están agrupados con claridad, pero la inclusión en esta familia de los otro ochos satélites es más discutible, por variar en algunos grados respecto de la media.

El grupo de Pasífae incluye todos los satélites restantes, con excepción de S/2003 J 12 y S/2003 J 2, que están en posiciones alejadas. Este tercer grupo está centrado en los valores a = 23,624 millones de kilómetros, i = 151,4 ± 6,9 ° y e = 0,156-0,432 (obsérvese que la dispersión es grande). Si se trata de una auténtica agrupación, debe ser muy antigua, a juzgar por la dispersión de sus miembros.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Sheppard, Scott S. «The Giant Planet Satellite and Moon Page» (en inglés). Departament of Terrestrial Magnetism at Carniege Institution for science. Consultado el 11 de septiembre de 2012. 
  2. «Solar System Bodies» (en inglés). JPL/NASA. Consultado el 9 de septiembre de 2008. 
  3. a b c d e Canup, Robert M.; Ward, William R. (2009). «Origin of Europa and the Galilean Satellites». Europa (en inglés). University of Arizona Press (en prensa). Bibcode:2008arXiv0812.4995C. 
  4. Alibert, Y.; Mousis, O. and Benz, W. (2005). «Modeling the Jovian subnebula I. Thermodynamic conditions and migration of proto-satellites». Astronomy & Astrophysics (en inglés) 439 (3): 1205-13. arXiv:astro-ph/0505367. Bibcode:2005A&A...439.1205A. doi:10.1051/0004-6361:20052841. 
  5. a b Chown, Marcus (7 de marzo de 2009). «Cannibalistic Jupiter ate its early moons». New Scientist (en inglés). Consultado el 18 de marzo de 2009. 
  6. Jewitt, David; Haghighipour, Nader (2007). «Irregular Satellites of the Planets: Products of Capture in the Early Solar System» (PDF). Annual Review of Astronomy and Astrophysics (en inglés) 45 (1): 261-95. arXiv:astro-ph/0703059. Bibcode:2007ARA&A..45..261J. doi:10.1146/annurev.astro.44.051905.092459. Archivado desde el original el 12 de agosto de 2007. 
  7. Xi, Zezong Z. (1981). «The Discovery of Jupiter's Satellite Made by Gan De 2000 years Before Galileo». Acta Astrophysica Sinica (en inglés) 1 (2): 87. 
  8. Galilei, Galileo (1989). Translated and prefaced by Albert Van Helden, ed. Sidereus Nuncius (en inglés). Chicago & London: University of Chicago Press. pp. 14-16. ISBN 0-226-27903-0. 
  9. Van Helden, Albert (marzo de 1974). «The Telescope in the Seventeenth Century». Isis (en inglés) (The University of Chicago Press on behalf of The History of Science Society) 65 (1): 38-58. doi:10.1086/351216. 
  10. Barnard, E. E. (1892). «Discovery and Observation of a Fifth Satellite to Jupiter». Astronomical Journal (en inglés) 12: 81–85. Bibcode:1892AJ.....12...81B. doi:10.1086/101715. 
  11. «Discovery of a Sixth Satellite of Jupiter». Astronomical Journal (en inglés) 24 (18): 154B;. 9 de enero de 1905. Bibcode:1905AJ.....24S.154.. doi:10.1086/103654. 
  12. Perrine, C. D. (1905). «The Seventh Satellite of Jupiter». Publications of the Astronomical Society of the Pacific (en inglés) 17 (101): 62-63. 
  13. Melotte, P. J. (1908). «Note on the Newly Discovered Eighth Satellite of Jupiter, Photographed at the Royal Observatory, Greenwich». Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (en inglés) 68 (6): 456-457. Bibcode:1908MNRAS..68..456.. 
  14. Nicholson, S. B. (1914). «Discovery of the Ninth Satellite of Jupiter». Publications of the Astronomical Society of the Pacific 26: 197-198. Bibcode:1914PASP...26..197Nv. doi:10.1086/122336. 
  15. Nicholson, S.B. (1938). «Two New Satellites of Jupiter». Publications of the Astronomical Society of the Pacific (en inglés) 50: 292-293. Bibcode:1938PASP...50..292N. doi:10.1086/124963. 
  16. Nicholson, S. B. (1951). «An unidentified object near Jupiter, probably a new satellite». Publications of the Astronomical Society of the Pacific (en inglés) 63 (375): 297-299. Bibcode:1951PASP...63..297N. doi:10.1086/126402. 
  17. Kowal, C. T.; Aksnes, K.; Marsden, B. G.; and Roemer, E. (1974). «Thirteenth satellite of Jupiter». Astronomical Journal (en inglés) 80: 460-464. Bibcode:1975AJ.....80..460K. doi:10.1086/111766. 
  18. Marsden, Brian G. (3 de octubre de 1975). «Probable New Satellite of Jupiter» (discovery telegram sent to the IAU). International Astronomical Union Circulars (en inglés) (Cambridge, US: Smithsonian Astrophysical Observatory) 2845. Consultado el 8 de enero de 2011. 
  19. Synnott, S.P. (1980). «1979J2: The Discovery of a Previously Unknown Jovian Satellite». Science (en inglés) 210 (4471): 786-788. Bibcode:1980Sci...210..786S. doi:10.1126/science.210.4471.786. PMID 17739548. 
  20. Sheppard, Scott S. «Jupiter's Known Satellites» (en inglés). Departament of Terrestrial Magnetism at Carniege Institution for science. Consultado el 28 de agosto de 2008. 
  21. David Galadí-Enríquez; Jordi Gutiérrez Cabello (2001). Astronomía general. Teoría y práctica. pp. 369-370. 

Enlaces externos[editar]