Sarah Connor (personaje)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sarah Connor
Personaje de Terminator
Interpretado por Linda Hamilton
Lena Headey
Emilia Clarke
Nombre original Sarah Jeanette Connor
Raza Humana
Sexo Femenino
Edad 32 años
Nacimiento 1965
Fallecimiento 1997
Ocupación Camarera
Fugitiva/Heroína
Pareja(s) Kyle Reese
Hijos John Connor
Nacionalidad Bandera de los Estados Unidos Estadounidense
Estatus actual Dudoso
[editar datos en Wikidata]

Sarah Jeanette Connor (1965 - 1997) es un personaje ficticio, la heroína en las primeras dos películas de Terminator y posteriormente en Terminator Genesis además de la serie de televisión llamada Terminator: The Sarah Connor Chronicles. En la película, el personaje es interpretado por la actriz Linda Hamilton y Emilia Clarke; mientras que en la serie es interpretada por Lena Headey.

Historia[editar]

Terminator[editar]

En Terminator, Sarah Connor es una camarera joven que servía cafés y llevaba una vida normal, hasta que es perseguida por un asesino implacable, el Terminator T-800 modelo 101 de Cyberdyne Systems (interpretado por Arnold Schwarzenegger) por razones totalmente desconocidas para ella. El soldado que viaja desde el futuro, Kyle Reese (interpretado por Michael Biehn), al tiempo que la rescata del Terminator, le explica que en el futuro una inteligencia artificial llamada Skynet será creada por ingenieros militares de software para tomar decisiones estratégicas de defensa.

El programa llega a fallar y todas las unidades designadas para proteger comienzan a atacar a los humanos en una guerra que dura décadas. Sin embargo, un hombre llamado John Connor conduce la resistencia humana Tech-COM a la victoria, razón por la cual Sarah Connor es seleccionada para ser exterminada, ya que John Connor, por supuesto, es el hijo futuro de Sarah, y John envía al teniente Reese - quien es su padre - para proteger a su madre a toda costa.

Durante su breve tiempo juntos, Sarah aprende acerca del holocausto que se aproximaba y del papel que tendría como madre y mentora de John, papel que llega a rechazar en un momento dado, de su figura como leyenda entre los miembros de la resistencia, de cómo enseña a su hijo a luchar, a organizar y a prepararse desde niño y de cómo estaba oculta antes de la guerra mientras adiestraba a John. Reese también la adiestra acerca de cómo luchar contra los exterminadores y de la utilización de perros para detectarlos. Mientras están ocultos del exterminador, Reese le expresa sus sentimientos y las razones por las cuales se ofrece voluntario para la misión de protegerla, de cómo John Connor le da una foto suya en el futuro y de cómo se enamora de ella y comparten una noche de intimidad que da lugar al embarazo de Sarah y posteriormente el nacimiento de John. Su amor fue muy breve ya que Reese murió al luchar contra el Terminator en una fábrica de Cyberdyne; Sarah, luego de mucho esfuerzo, machacó al Terminator en una prensa hidráulica. Aunque la muerte de Reese la entristecía profundamente, su sinceridad y valor inspirarían a Sarah a que continuara y desarrollara las habilidades y las capacidades necesarias que la harían una mentora para John.

Terminator II[editar]

En Terminator 2: el juicio final, diez años después de los sucesos ocurridos en la primera película, dos cyborgs llegan del futuro esta vez: uno para matar a John (interpretado por Edward Furlong) y otro para rescatarlo. Esta vez, el personaje de Schwarzenegger (otro T-800) es el salvador, siendo reprogramado por el propio Connor en el futuro, para protegerse a sí mismo contra el prototipo más avanzado T-1000 (Robert Patrick) que fue enviado por Skynet para matarle. La nueva construcción de metal líquido del T-1000 le da la capacidad de deformarse, una capacidad que era el foco de muchos de los efectos especiales que le valió el premio Óscar a la película. De alguna manera, Terminator 2 es un estudio del personaje de Sarah Connor. Ella es una persona absolutamente distinta de la mujer frágil en la primera película; su perspectiva ha sido alterada por los acontecimientos ocurridos anteriormente en su vida. El conocimiento que ella tiene sobre el futuro de la humanidad ha hecho de sí una persona siempre vigilante, un rasgo que es percibido por muchos como paranoia y psicosis; en el principio de esta película, Sarah está en una institución mental, su misión era la de bombardear la construcción de los sistemas de Cyberdyne. Su conocimiento del futuro es también una fuente de pesadillas que se repiten, así como el antagonismo, que da lugar a los doctores que supervisan su "recuperación" para colocarla bajo seguridad máxima. Sin embargo, ella no puede ser contenida mucho tiempo y realiza varios intentos para escaparse; su última estrategia coincide con la del segundo T-800 y su hijo John que llega para rescatarla del hospital. Durante su escape, los doctores descubren a ambos Terminators y se dan cuenta de que las predicciones de Sarah eran verdad. Sarah encuentra casi imposible aceptar que el T-800 es benévolo; a través de la película, ella sigue siendo hostil hacia él y lo que representa, mientras que su propio hijo desarrolla un enlace con él, asemejándose a una relación de padre-hijo.

En un momento de desesperación, Sarah intenta asesinar a Miles Dyson, el científico que está destinado a construir el microprocesador revolucionario que se convierte en el eventual Skynet. Al hacer esto, ella pierde tacto con su humanidad, llegando a parecerse a un Terminator. Pero en última instancia, Sarah se percata de que no puede matar a una persona. Instantes después, John y el T-800 llegan a la casa de Dyson, y juntos persuaden al científico para parar su investigación y para destruir todos los vestigios recuperados del primer Terminator. El T-800 entonces, con la ayuda de Sarah Connor, se autodestruye, a pesar de las protestas de John. En la primera película, se menciona que Sarah era una leyenda entre los miembros de la resistencia, enseñando a su hijo a luchar y a organizar mientras estaban en guerra. El epílogo alternativo de Terminator 2 muestra su vida convertida en abuela. Este final de la película, sin embargo, no fue incluido en el lanzamiento.

Terminator III[editar]

En Terminator 3: la rebelión de las máquinas, ella murió de leucemia en 1997. Sus cenizas fueron esparcidas en el mar de Baja California, México mientras que su ataúd se utilizó en realidad como un escondrijo de armas, colocado para que John lo encontrase.

The Sarah Connor's Chronicles[editar]

En noviembre de 2005, fue anunciado que 20th Century Fox produciría una serie de televisión llamada Terminator: The Sarah Connor Chronicles que ofrecen las aventuras del personaje de Sarah y su hijo en años entre Terminator 2 y Terminator 3. Esto fue anunciado en noviembre de 2006, por el aviso de que Lena Headey había sido elegida como la cara nueva de Sarah Connor. La serie se estrenó en enero de 2008, con una primera temporada de 9 episodios, continuándose con una segunda temporada de 22 episodios estrenada en septiembre de ese mismo año. Una de las peculiaridades de la serie es que ignora completamente los hechos de la tercera película, hecho que causó que muchos fanes, pese a la reticencia que les produjo inicialmente el proyecto, diesen puntos a favor a la serie.

Terminator Genisys[editar]

En la película Terminator Genisys, se crea una nueva línea de tiempo cuando un T-1000 es enviado para matar a Sarah cuando esta tenía nueve años. Sus padres mueren, pero ella es rescatada y posteriormente criada por un T-800 enviado para salvarla. Desde entonces ambos se preparan para la llegada de Kyle Reese y el T-800 en 1984 como en The Terminator. Con el conocimiento del T-800 que la crió, bautizado Pops, construyen un dispositivo de desplazamiento temporal, el cual activan con la CPU del T-800 de 1984. Habiendo cambiado la línea de tiempo, la guerra nuclear se postergó hasta el año 2017. Sarah y Kyle llegan a ese año con la máquina del tiempo, luego de los eventos de la película, recomienzan su vida en esa nueva época.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]