Saque de banda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Dusan Svento del Red Bull Salzburg realizando un lateral.

En el fútbol, el lateral o saque de banda es una forma de reanudar el juego.

Se concede saque de banda o saque lateral cuando el balón traspasa en su totalidad la línea de banda. Si sale sólo parcialmente, no corresponde interrumpir el juego.

El árbitro sanciona este caso con el saque de banda, que debe efectuar el equipo que No tocó el balón en último término (por eso algunos jugadores hacen "rebotar" el balón en el contrario, para forzar un saque de banda a su favor).

En el momento de lanzar el balón, el jugador debe estar de frente al terreno de juego, ubicarse aproximadamente en el punto donde el balón salió del campo, tener una parte de ambos pies sobre la línea de banda o en el exterior de la misma, servirse de ambas manos y lanzar el balón desde detrás y por encima de la cabeza. También se puede realizar haciendo una voltereta como intentó un jugador iraní ante España en el Mundial de Rusia 2018, muchos jugadores intentan esas piruetas[1]​.

No se puede anotar un gol en el arco del rival directamente de un saque de banda. Si un balón tras un saque de banda, entra en la portería, el árbitro, debe señalar gol si el balón entra en la portería del jugador que saca de banda, y saque de puerta si el balón entra en la portería del equipo contrario del jugador que saca de banda (salvo claro, que otro jugador, como por ejemplo el arquero, toque el balón intentando impedir el gol). El realizador del saque no puede volver a jugar el balón hasta que haya sido tocado por otro jugador. En ese caso se cobra tiro libre indirecto para el equipo contrario. Si un jugador, al ejecutar un saque de banda, golpea intencionadamente el balón en el cuerpo de un contrario con el fin de sacar ventaja, el árbitro permitirá que se saque de nuevo el lateral. Si este saque se realiza mal, se concederá el lateral al equipo rival.

Referencias[editar]