Virgen de la Antigua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Santa María la Antigua»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Virgen de La Antigua
Chapel of la Virgen Antigua - Cathedral of Seville.JPG
Imagen de la Virgen de La Antigua en la Catedral de Sevilla.
Venerada en Iglesia católica
Templo Catedral de Sevilla
Catedral Metropolitana de Panamá
Festividad

15 de agosto en Flag of Spain.svg España

9 de septiembre en Flag of Panama.svg Panamá
Patrona de Flag of Panama.svg Panamá

La Virgen de la Antigua es una de las diversas advocaciones de la Virgen María.

Es una de la advocaciones marianas con mayor pervivencia debido a su fama milagrosa y a la gran devoción suscitada tanto en España como en América. También es la advocación mariana patrona de Panamá; se le guarda mucho respeto y amor en dicho país, por ser la patrona de la primera diócesis de tierra firme.

Historia[editar]

Una primera documentación de esta advocación la tenemos en la referencia al pueblo de Santa María La Antigua (hoy La Antigua, provincia de León) en los albores del siglo XI (año 1012); esta población está situada en el valle de Santa María del Páramo Leonés, de donde procedían los padres de Vasco Núñez de Balboa.

En el siglo XIII, cuando Fernando III de Castilla, santo, reconquistó la ciudad de Sevilla (año 1248) con la decisiva colaboración del Reino de Granada, apareció una imagen en una pintura mural en una mezquita de dicha ciudad, que posteriormente pasó a ser templo cristiano (nave derecha de la Catedral de Sevilla).

Cuenta la leyenda que una noche, durante el asedio a la ciudad de Sevilla, el rey Fernando III de Castilla, estando en el campamento, se postró ante la Virgen de los Reyes para pedirle auxilio. Siendo entonces cuando la Virgen lo llamó por su nombre y le dijo: "Tienes una constante protectora en mi imagen de la Antigua, a la que tú quieres mucho y que está en Sevilla", prometiéndole la victoria. Después, un ángel le hizo penetrar en la ciudad hasta llegar a la mezquita principal en cuyo interior le fue mostrada la pared que la ocultaba, que se volvió trasparente, tal como el cristal, y Fernando III pudo contemplar la imagen de la Virgen tal como había sido pintada siglos atrás.

El mismo ángel le orientó para volver al campamento, al que llegó sin menor sospecha e ileso.

Pocos días, tras la rendición de la ciudad, Fernando III de Castilla entró en Sevilla el 23 de noviembre de 1248, en la fiesta de San Clemente. Por ello el primer monasterio que fundó fue uno con este nombre, que desde entonces lo mantiene la orden del Cister. Coincidió esta efeméride con el cumpleaños del príncipe D. Alfonso (futuro Alfonso X el Sabio).

Deacuerdo con la tradición, se dice que fue la virgen a la que rezó antes de partir la expedición de Magallanes en 1519. Dicha expedición terminaría por dar la vuelta al mundo comandada por Juan Sebastián Elcano. Al regresar a Sevilla, en 1522, Juan Sebastián Elcano y los hombres que quedaban vivos de la tripulación volvieron a rezar ante la virgen.[1]

El 24 de noviembre de 1929 fue canónicamente coronada por el cardenal Ilundáin, en el marco del Congreso Mariano Hispanoamericano.

Iconografía[editar]

Imagen de Santa María la Antigua de la Catedral Metropolitana de Panamá en Basílica Menor Don Bosco.

La iconografía usada para representar a esta Virgen de la Antigua, es aquella con la cual está representada en la imagen, de influencia bizantina, de la ciudad de Sevilla:

La Virgen se encuentra en pie y posición frontal, vistiendo túnica y un manto que le cubre completamente la cabeza. Su rostro, de mirada al frente, aunque levemente girada hacia el Niño Jesús en una amable actitud.

Sostiene delicadamente en su mano derecha una rosa, mientras carga en su brazo izquierdo al Niño, que juega con el jilguero.

Sobre la cabeza, dos ángeles se disponen a coronarla, en tanto otro ángel, más arriba, extiende una cartela en la que se lee la frase evangélica "Ecce María venit ad Templum" en una alusión a la festividad de la Purificación.

A los pies de la Virgen se encuentra una mujer orando de rodillas.

El fondo de la imagen es dorado, adornado con un fino tapiz geométrico de motivos estrellados.

Devoción[editar]

Réplica de la Virgen de la Antigua en la Catedral de México.

En la propia ciudad de Sevilla existe un retrato de esta virgen en el altar de capilla del Palacio Gótico de los Reales Alcázares de Sevilla.

Por devoción a esta Virgen, se fundó de la primera villa española en tierra firme del continente americano, con el nombre de Santa María la Antigua del Darién.

Las reproducciones de la pintura original fueron llevadas desde España al continente americano, por ejemplo a Santo Domingo, Panamá, Ciudad de México, Bogotá, Tunja, Chiriví (Nuevo Colón), Lima, Cuzco, etc.

La Virgen de la Antigua ocupa un lugar importante en la Catedral de Panamá, Catedral de México (desde 1652), así como en la Catedral de Lima.

La devoción de Cristóbal Colón por esta advocación mariana dio lugar a que nombrara en su segundo viaje en 1493, en su honor a la isla principal de lo que hoy es una nación independiente, que a pesar de ser de habla inglesa, se denonima con el nombre de esta virgen: Antigua y Barbuda

Santa patrona[editar]

Edificios bajo su patrocinio[editar]

Patrona de Panamá[editar]

La Ciudad de Santa María de La Antigua del Darién fue sede de la primera Diócesis en Tierra Firme creada por el Papa León X el 9 de septiembre de 1513 con la Bula Pastoralís Offici Debítum, siendo su primer obispo Fray Juan de Quevedo, franciscano. En 1524, el segundo Obispo Fray Vicente Peraza, dominico, traslada la sede de esta Diócesis a la recién fundada Ciudad de Panamá, a orillas del Pacífico. La Ciudad de Panamá fue incendiada en 1671 por el pirata Henry Morgan y reedificada junto al puerto, en el sitio del ancón, en 1673. La patrona de la Catedral de Panamá, como consta en la bula de creación de 1513, es Santa María La Antigua.

La Diócesis de Santa María La Antigua, creada en 1513 y conocida desde 1524 como Diócesis de Panamá, fue elevada a Arquidiócesis en 1925. Santa María La Antigua fue proclamada Patrona de la Arquidiócesis el 9 de septiembre de 1999 por el Arzobispo Metropolitano S. E. R. Mons. José Dimas Cedeño Delgado y Patrona de la República de Panamá el 9 de septiembre de 2000 por la Conferencia Episcopal Panameña.

El 27 de febrero de 2001, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en virtud de las facultades concedidas por el Sumo Pontífice Juan Pablo II, acoge la solicitud que elevara Mons. José D. Cedeño D. Arzobispo de Panamá, y confirma a Santa María La Antigua como Patrona ante Dios de la República de Panamá, con todos los derechos y privilegios litúrgicos como lo señalan las normas canónicas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. JOSE MARIA, DE MENA (2008). TRADICIONES Y LEYENDAS SEVILLANAS. PLAZA & JANES EDITORES. ISBN 9788401379840.