Santa Eulalia del Campo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Santa Eulalia del Campo
municipio de España
Bstae.png
Bandera
Escudo staeulalia.svg
Escudo
Santa Eulalia del Campo 18.JPG
Santa Eulalia del Campo ubicada en España
Santa Eulalia del Campo
Santa Eulalia del Campo
Ubicación de Santa Eulalia del Campo en España.
Santa Eulalia del Campo ubicada en Provincia de Teruel
Santa Eulalia del Campo
Santa Eulalia del Campo
Ubicación de Santa Eulalia del Campo en la provincia de Teruel.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Aragon.svg Aragón
• Provincia Teruel (provincia).svg Teruel
• Comarca Comunidad de Teruel
• Partido judicial Teruel[1]
Ubicación 40°34′08″N 1°18′52″O / 40.568765, -1.314525Coordenadas: 40°34′08″N 1°18′52″O / 40.568765, -1.314525
• Altitud 984[2]msnm
• Distancias 34 km a Teruel
153 km a Zaragoza
174 km a Valencia
Superficie 80,97 km²
Fundación 1335
Población 1 059 hab. (2016)
• Densidad 13,08 hab./km²
Gentilicio santaeulaliano, na
Código postal 44360
Alcalde (2015) Blas Lanzuela Espinosa (PP de Aragón)
[editar datos en Wikidata]

Santa Eulalia del Campo es una localidad y municipio de la provincia de Teruel, perteneciente a la comarca de la Comunidad de Teruel, en Aragón.

Dista 34 km de Teruel, 153 km de Zaragoza y 174 km de Valencia.

Geografía[editar]

Situado en la depresión longitudinal ibérica Calamocha-Teruel, a 984 msnm etros de altitud. Se extiende sobre el margen derecho del río Jiloca, al oeste de la Sierra de Palomera. El término municipal posee una superficie de 80,87 km².

El sistema hidrográfico de Santa Eulalia pertenece en su totalidad a la Cuenca del Ebro, al que vierte las aguas a través del río Jiloca. Posee un clima mediterráneo continentalizado con grandes oscilaciones en sus temperaturas tanto estacionales, como diurnas y nocturnas. Predomina el viento denominado "cierzo", su temperatura media anual es de 11,1 grados.

Limita al norte con las localidades de Alba y Torremocha de Jiloca, al sur con Cella y Villarquemado, al este con Camañas y Celadas, y al oeste con Pozondón y Albarracín.

Historia[editar]

El origen de Santa Eulalia del Campo, se puede asociar a una antigua villa denominada “Tres Torres”, como así lo atestigua su escudo.

Sin embargo, hay fuentes históricas que no comparten esta teoría, descartando la relación existente entre el escudo de la villa y el origen de la misma. La teoría más lógica para comprender la presencia de las tres torres en el escudo es la participación importante en el pueblo de una familia noble. Según esto, habría que vincularla a la familia Heredia o Fernández de Heredia que suena en la documentación de la época poco después de la conquista de Teruel, desde el s. XIII al s. XVI, tanto en Teruel como en Albarracín.

En 1335, el Deán de la catedral de Albarracín concedió el arriendo de una finca de Santa Eulalia a Pedro Fernández de Heredia y esta familia usa en su blasón 3,5,6 ó 7 torres sobre campo rojo.

Fue el rey Alfonso I el Batallador quién conquistó la villa, al tiempo de conquistar Monreal del Campo. Una vez muerto este rey, todo el territorio comprendido entre esta localidad y la de Cella, pasó a manos de los moros y la zona quedó totalmente despoblada.

En los documentos de Jaime I el Conquistador referentes a la provincia de Teruel, sólo se hace alusión a Santa Eulalia en uno correspondiente al 7 de marzo de 1258. En el que se dice: “ el Rey se constituye, a ruegos de D. Álvaro Pérez de Azagra, Señor de Albarracín, en fiador de Gil Sánchez, justicia de Teruel, y de los suyos por las aldeas de Santa Eulalia y Gadel, por las cuales estaba obligado D. Álvaro, por 8.000 sueldos jaqueses”.

Se piensa que la verdadera historia del municipio empieza después de la reconquista y la repoblación de Teruel por Alfonso II en 1171. El territorio perteneciente a la Sierra de Albarracín, pasó a depender del señorío de los Azagra. Álvaro Pérez de Azagra lo entregó a su hija como parte de la dote al casarse con D. Teobaldo de Navarra, hasta que, en 1284, el citado señorío fue conquistado por Pedro III. Posteriormente, el gobierno del lugar pasó a los infantes regios. La anexión a la Corona se produciría bastantes años más tarde, en 1367.

Estatua dedicada a Isidoro de Antillón

Entre los personajes más insignes de Santa Eulalia hay que destacar, sin lugar a dudas, al ilustre Isidoro de Antillón y Marzo. En la plaza del mismo nombre (antes General Varela) se levanta el busto de Antillón en piedra.

Política local[editar]

Últimos alcaldes de Santa Eulalia del Campo[editar]

Período Alcalde Partido
1979-1983 Juan Elena Orrios[3] Ind.
1983-1987
1987-1991
1991-1995
1995-1999
1999-2003
2003-2007 Segundo Salvador Narró
2007-2011
2011-2015 Héctor Palatsí Martínez[4] PSOE

Resultados electorales[editar]

Elecciones municipales[5]
Partido 2003 2007 2011 2015
PSOE 3 5 4 4
PP 3 3 3 4
PAR 1 1 1 1
Ganar Santa Eulalia -
IU 1
CA 1
Ind. 2
CHA -
Total 9 9 9 9

Lugares de interés[editar]

El conjunto arquitectónico de la localidad nos revela un histórico pasado. Numerosas son las Casonas que forman su casco urbano. En la actualidad, se conservan seis piedras armeras enclavadas en otras tantas casonas.

Cabe destacar, la cruz de término situada al lado de la Iglesia de la Inmaculada, labrada en piedra y con un apostolado al pie, data de 1566. El peirón de la Virgen del Pilar situado en la carretera de Pozondón, las diferentes capillas situadas en diferentes calles de la localidad, el molino harinero en las inmediaciones de la Ermita del Molino y la chimenea de la antigua fábrica azucarera.

El ayuntamiento[editar]

Ayuntamiento

De este edificio del año 1913 se tiene que destacar su pequeña torre con reloj que marca el ritmo de los habitantes de la localidad y las arcadas que coronan su fachada. El edificio ha sufrido una reforma en 1996. A su lado, las fachadas modernistas, dan un toque de color a la sobriedad del casco urbano.

La Ermita de la Virgen del Molino[editar]

A unos 500m de la localidad, nos encontramos la Ermita de la Virgen del Molino.

Fue terminada en 1772 sobre una anterior construcción del siglo XIII. Con muros de mampostería. Consta de tres naves cubiertas con bóveda de medio cañón con lunetas en la central, mientras que las laterales presentan bóvedas de arista. Su decoración pictórica, recientemente restaurada, data de 1864.

De la Ermita debemos contemplar el altar mayor, de estilo barroco, con imágenes de madera de 1.722 y en el centro la Virgen del Molino. De estilo neoclásico y siglo XIX, son los altares dedicados a Santa Eulalia y al Calvario. Muy importante es el Camarín, con azulejos de 1.790 que representan una escena de Judith.

La iglesia de la Inmaculada[editar]

Iglesia de la Inmaculada

La construcción de la Iglesia de la Inmaculada está vinculada a la figura del arquitecto Pierres Bedel, que intervino en ella hacia 1560.

Consta de una amplia nave con testero semihexagonal, cubierta con bóveda de crucería estrellada. La portada es renacentista y se cree que es del taller que realizó la cruz terminal y el retablo de San Juan. Cuenta además con un coro alto a los pies.

En la capilla de la izquierda, dedicada a la Virgen del Pilar, fue enterrado Isidoro de Antillón.

En el ángulo suroccidental, se levanta, majestuosa, la torre. Consta de tres cuerpos, los dos primeros de planta cuadrada y realizados en mampostería y el último de planta octogonal y realizado en ladrillo. Se remata con un chapitel de teja vidriada.

La Iglesia fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1982 y Bien de Interés Cultural en el 2004.

La ermita de San Antonio de Viana[editar]

Ermita de San Antonio

La Ermita de San Antonio de Viana que es de mampostería con lunetos; tal vez se trate de una obra del siglo XVII. Guarda retablito dieciochesco, en el que hay una bella imagen de la Virgen del Rosario y otra de San Roque.

La biblioteca[editar]

Biblioteca público Isidoro de Antillón y Marzo

La biblioteca se encuentra en la plaza de Antillón. Ubicada en el edificio del antiguo horno municipal, fue inaugurada el 20 de abril de 1999, tras sufrir una importante reforma. Dentro de sus instalaciones se encuentra también el archivo municipal.

Edificios Civiles[editar]

Casa de los Antillón

Varias casonas nobiliarias entre las que destacan la Casa de Antillón y la Casa de los Fuertes

Casa de la familia Fuertes de Gilbert[editar]

Situada en la calle Jacinto Sarrasí, en otros tiempos, Calle de Ricos Hombres.

Accesos[editar]

Tiene varias formas de acceso:

Por carretera
  • Vías nacionales:
Por ferrocarril
  • Línea Zaragoza-Teruel-Valencia (Adif-Renfe)
En bicicleta a través de Vía Verde

Fiestas[editar]

Las Fiestas Patronales se celebran en agosto, en honor a la Virgen del Molino. Durante estos días, todos los visitantes, pueden disfrutar de verbenas al aire libre, espectáculos taurinos, festival de jotas, exposiciones y diversos eventos culturales.

Las fiestas comienzan con el pregón en la plaza del Ayuntamiento y tradicional quema de la Carrasca con reparto de vino y cacahuetes y acaban con la reunión de todo el pueblo en los alrededores de la Ermita del Molino para degustar a ritmo de charanga y aire festivo de un buen guisado de vaca y, ya, por la noche, un bello castillo de fuegos artificiales inundan de color el cielo de Santa Eulalia.

Las otras fiestas que tiene Santa Eulalia son popularmente conocidas como las “Fiestas de la Santa” por ser éstas en honor a su patrona, Santa Eulalia. Se celebran el 12 de febrero y en ellas puede disfrutarse de verbenas populares y quema de la carrasca, concurso de guiñote y festival de jota.

También existe una tradición conocida como “Fiesta de los Quintos” y que consiste en la colocación de la enramada por los quintos. Los que iban a ir al servicio militar ese año, se encargaban de ir al monte, cortar un árbol y plantarlo luego en la plaza del pueblo.

Esta tradición se sigue manteniendo aunque en ocasiones, se ven obligados a juntarse varias quintas para poder plantar el árbol. La plantación del árbol es en San Juan y se retira de la plaza del pueblo el día de San Pedro. Los quintos hacen una rifa en la que se sortea el árbol plantado para sacar dinero y festejar esa noche la plantada del árbol.

De destacar son también los actos que se celebran durante la Semana Santa en la localidad. La Hermandad de la Sangre de Cristo y de la Misericordia realiza varios actos durante la Semana Santa, pero quizás lo más destacado sea el acto del Abajamiento o descendimiento del Cristo Crucificado para trasladarlo al féretro que por la noche saldrá en la Procesión del Viernes Santo.

Diferentes y variados actos son los que amenizan a la localidad durante la semana cultural que se viene celebrando todos los años la semana anterior a las Fiestas de Agosto en honor a la Virgen del Molino.

Esta semana ofrece la posibilidad a la población de disfrutar de actos culturales de todo tipo como conciertos de música clásica, cine, teatro, conferencias y un largo etcétera que hace que todos los habitantes de la localidad salgan a la calle a disfrutar de la oferta cultural.

Turismo[editar]

La suavidad del terreno y la variedad de paisaje con el que nos encontramos, hacen de Santa Eulalia, un lugar ideal para disfrutar de largos paseos por el campo, en cualquier época del año. Leer, pasear o, incluso, disfrutar de una buena merienda en el paradisíaco entorno de la Ermita del Molino, llegar hasta el pilón de Sierra Palomera desde donde alcanzaremos una espectacular visión de los alrededores, acercarnos a las antiguas instalaciones de la Fábrica Azucarera, recorrer de la mano del río Jiloca toda la vega, llegar hasta la Caseta Medio Monte o conocer el Monte Cirogrillos, la Estación del Ferrocarril de la Vía Minera, el Peirón de la Virgen del Pilar – en la carretera que va a Orihuela del Tremedal -, son algunas de las cosas que no nos podemos perder en nuestra visita.

Algunas de las rutas que se recomiendan en Santa Eulalia son:

Ruta 1[editar]

Ruta a pie o en bicicleta

La ruta propuesta tiene como destino la Ermita de la Virgen del Molino, localizada a unos 3km del pueblo de Santa Eulalia. Aquí podemos contemplar las ruinas de la antigua Fábrica de Harinas, en cuyos alrededores se encuentra el único tilo que hay en la localidad.

Lo primero que tenemos que hacer es ir dirección a la antigua Fábrica Azucarera y desviarnos a la derecha justo en frente de la Casa Cuartel de la Guardia Civil, pasado el campo de fútbol. La vista de la fábrica y del magnífico edificio de las escuelas nos permite adivinar la importancia que tuvo la remolacha en la economía de Santa Eulalia.

Siguiendo el camino, saldremos del municipio, pasando de camino asfaltado a camino de tierra y llegaremos hasta un puente que atraviesa el río Jiloca. Desde el puente se ven compuertas y tajaderas que son la herramienta de manejo del agua para uso agrícola.

Cruzamos el puente y seguimos recto y a unos 100 m el camino gira 90º hacia la derecha. Entramos de lleno en la zona de cultivos de vega. El camino, ahora, es una recta de casi un kilómetro, con una hilera de chopos casi continua junto al camino que aportan sombra al atardecer. A ambos lados del camino podemos ver pequeñas parcelas de cultivo, principalmente cereal.

Al llegar a un antiguo caseto de luz, giramos 90º a la izquierda. Volvemos a encontrarnos un camino recto, de unos 400m donde los chopos son sustituidos por membrillos, a ambos lados del camino. Al terminar la recta, haremos un par de curvas antes de llegar a la explanada donde se ubica la Ermita de la Virgen del Molino.

En este entorno el ambiente cambia completamente. El verde de la hierba y de las hojas de los árboles contrasta con el pardo pálido de la fachada de la Ermita y del antiguo Molino Harinero. Lo natural y lo rústico se funden en sintonía en uno de los lugares más emblemáticos del pueblo de Santa Eulalia.

Ruta 2[editar]

Por el pueblo

El conjunto arquitectónico de la localidad revela un histórico pasado. Numerosas son las Casonas que forman su casco urbano. En la actualidad, se conservan seis piedras armeras en otras tantas casonas.

Desde la Plaza del Ayuntamiento nos dirigimos a la calle Jacinto Sarrasí, en otros tiempos la calle de Ricos Hombres, nombre que nos indica quiénes fueron, en otros tiempos, los moradores de esta calle al hacer referencia a este título nobiliario aragonés. Casi al empezar la calle, nos encontramos con el primer escudo. Labrado éste, en la clave del arco de la puerta, se trata de un escudo redondo sobre cartela. En él vemos representado un haz de flechas apuntando hacia abajo. La puerta sobre la que está situado se trata de la puerta de entrada de carruajes de la casa de la familia Fuertes de Gilbert.

Andamos dos pasos más y nos encontramos con la casona de los Dolz del Castellar. La piedra armera es de alabastro blanco y está situada sobre el dintel de la puerta. Se trata de un escudo cuadrilongo de base apuntada. Se representa, de gules, castillo de oro, mantelado de azur con dos granadas de oro abiertas de gules y ambas manteladuras separadas por un árbol. Al timbre yelmo con cinco plumas y lambrequines. Está situado sobre una cartela compuesta por motivos vegetales.

Justo en frente se encuentra la Casa-Palacio de los Fuertes de Gilbert. Nos detendremos a contemplar el alero de madera de la fachada, de singular belleza y el escudo cuadrilongo situado sobre el dintel de la puerta de entrada. El escudo cuartelado se compone de una torre sumada de un águila bicéfala moviente, un águila posada coronada, un pelícano dando de comer a sus crías, acompañado de otro, y ambos surmontados de una flor de lis y un castillo sobre nubes que rodean a modo de orla a tres flores de lis. Como soportes tiene un león rampante a la diestra y otro a la siniestra.

Continuamos nuestro paseo por el Barrio Verde hasta llegar a la Calle La Unión donde descubrimos la casa conocida como “Casa Grande”, construida en 1647, sus armas hacen pensar fuera propiedad de los Pérez de Liria. En el siglo XIX, pasaría a ser propiedad del Conde de Creixell, para servir, durante parte del siglo XX, de posada. Se trata de un escudo cuartelado. En el primer cuartel, se representan dos figuras triangulares con círculos en el centro, en el segundo, una flor de lis, en el tercero, dos cruces de San Andrés y, en el cuarto, tres fajas ondeadas.

Nos dirigimos hasta la Calle Virgen del Rosario en la que apreciamos la capilla en honor a la Virgen del Rosario. Ya en la calle Antillón nos encontramos con la casa de los Soto de Lara. El escudo está labrado en piedra blanca. Se trata de un escudo cuadrilongo de base conopial, cuartelado, en el 1º y 4º cuartel, árbol tranzado, en el 2.º, tres fajas y en el 3.º cuatro fajas. Al timbre yelmo con lambrequines. Está situado sobre una cartela compuesta por motivos vegetales y arquitectónicos.

Tan sólo unos pocos pasos más y nos encontramos con la casa natal de Isidoro de Antillón. El escudo se encuentra situado sobre el dintel de lo que, hoy, es la puerta posterior de la casa. Labrado en la misma piedra de color rojizo utilizada en la fachada.

Finalizaremos nuestro recorrido en la calle San Antonio, en la que volvemos a encontrarnos con una capilla en honor al santo.

Asociaciones[editar]

  • Asociación Cultural “Culturalia”
  • Asociación Escuela de Jota “Virgen del Molino”
  • Asociación de Amas de Casa “Virgen del Molino”
  • Asociación de Jubilados y Pensionistas “Virgen del Molino”
  • Sociedad de Cazadores “Antillón”
  • Asociación Cultural “Hermandad Sangre de Cristo y de la Misericordia”
  • Asociación "Hermandad de la Virgen del Molino"
  • Asociación de Padres de Alumnos

Referencias[editar]

  1. Consejo General de Procuradores de España
  2. Gobierno de Aragón. «Zonas altimétricas por rangos en Aragón y España, y altitud de los municipios de Aragón.». Datos geográficos. Archivado desde el original el 29 de noviembre de 2015. Consultado el 15 de agosto de 2012. 
  3. Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (Gobierno de España). «Treinta aniversario de las primeras elecciones municipales de la democracia». Archivado desde el original el 29 de noviembre de 2015. Consultado el 6 de marzo de 2014. 
  4. Alcaldes de Aragón de las elecciones de 2011
  5. Gobierno de Aragón. «Archivo Electoral de Aragón». Consultado el 31 de enero de 2015. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]