Sant Martí de Talaixà

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sant Martí de Talaixà
San-marti-talax.jpg
Tipo Iglesia
Advocación Santo Martín de Talaixà.
Ubicación Talaixà, municipio de Gerona, (España).
Coordenadas 42°18′03″N 2°34′21″E / 42.3008, 2.5725Coordenadas: 42°18′03″N 2°34′21″E / 42.3008, 2.5725
Altitud 768.5
Arquitectura
Construcción Siglo IX-X
Estilo arquitectónico Románico-Moderno
[editar datos en Wikidata]

La iglesia de Sant Martí de Talaixà (Inmueble inscrito como Bien Cultural de Interés Local (BCIL) en el Inventario del Patrimonio Cultural catalán con el código IPA-10074) se encuentra situada en el pequeño pueblo abandonado de Talaixà, situado en el Collado del mismo nombre, a caballo entre los valles de Hormoier y Sant Aniol, y dentro del término municipal de Montagut y Oix en la Alta Garrocha en el prepirineo de Gerona.

Església de Sant Martí de Talaixà.

La iglesia está orientada de norte a sur con la entrada del templo a mediodía; a poniente de la fachada principal encontramos el campanario con la planta cuadrangular y el tejado a cuatro aguas, y a levante, la antigua vicaría. El edificio tiene la planta rectangular con vuelta de cañón y el ábside también cuadrangular. En el interior del templo encontramos, dos pequeñas capillas a ambos lados, y la enorme pica bautismal, testimonio mudo del pasado románico del templo. En el exterior de la iglesia los esbeltos cipreses recuerdan la restos del antiguo cementerio.

Las investigaciones revelan un mínimo de tres edificaciones: una primera construcción; que se trataría de una pequeña capilla de un románico primitivo, datada entre los siglos IX-X, y que encontramos referenciada en un documento del 872 como una pequeña celda benedictina “cellan vocabulo Talexano” fundada por los monjes del Monasterio de Sant Aniol d'Aguja. Seguidamente, aparece una segunda construcción en el siglo XII, también románica, y de la cual tan sólo resta la pica bautismal. Y, finalmente,una tercera entre los siglos XVII y XVIII donde desaparece completamente cualquier vestigio de estilo románico y acontece un estilo arquitectónico moderno.

La pica bautismal románica del siglo XII fue descubierta en 1970 escondida detrás de un tabique. Se trata de una pica de las de inmersión de tipo cilíndrico-troncocónica, decorada por anchos arcos cegados de poco relieve y separados por pequeñas columnatas con capiteles muy difuminados, todo rematado con una ancha bordura a su parte superior.

Debido al abandono de la zona, a finales del siglo XX la iglesia llegó a presentar un estado ruinoso y deplorable, pero durante el siglo XXI ha sido rehabilitada nuevamente, afín de evitar su progresivo deterioro. En 2009 se inicia la primera fase de rehabilitación y consolidación de la iglesia: se rehízo el tejado y el campanario, y se consolidó toda la estructura del templo. En diciembre de 2011, finalizó la segunda fase de la restauración, las obras consistieron principalmente en recubrir con teja las cubiertas del ábside y rehacer completamente el arco de la sacristía. Además, se añadió un drenaje detrás del ábside y la sacristía para evitar que el agua de lluvia se filtrara en el interior del edificio principal por su pared posterior. Finalmente, se sustituyó la antigua y precaria puerta de la entrada principal por una de nueva que permite la observación del interior de la iglesia.

Fotografías[editar]

Bibliografía[editar]

  • "Si vas a Hortmoier", Edita Grup de Defensa de la Vall d'Hormoier, Dip. Leg.: GI-1194-1991.

Enlaces externos[editar]