San Lázaro (Uruguay)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

San Lázaro o bien Puerto de San Lázaro fue el primer fortín y asentamiento europeo en los alrededores de la presente ciudad uruguaya de Carmelo, cerca de la desembocadura del arroyo de las Vacas en el Río de la Plata, fundado a principios de 1527 por el italiano Sebastián Gaboto que estaba al mando de una expedición española, pero despoblado por dos años, se repobló desde finales de 1529 hasta mediados de 1530.

Historia[editar]

El italiano Sebastián Gaboto al mando de una expedición española erigió un fortín en el mes de febrero de 1527, sobre la margen o ribera oriental del Río de la Plata, que llamó Puerto de San Lázaro.[1][2]

Después de la partida de Caboto con la San Gabriel y la Santa Catalina para remontar el río Paraná, Antón de Grajeda con la Santa María del Espinar y la Trinidad remontó el río Uruguay y exploró el río San Salvador el 8 de mayo para buscar un fondeadero más seguro que San Lázaro, hasta encontrar un lugar adecuado en un meandro al abrigo del viento y cerca de la desembocadura, en donde no hubo problemas con los aborígenes de las inmediaciones y la abundante leña permitió levantar el fuerte San Salvador a finales de mayo de 1527 que se mantendría poco más de dos años y medio.[2]

Poco tiempo después, el 9 de junio,[2]​ la expedición de Caboto haría una fundación semejante, la del fuerte Sancti Spiritus en el Paraná (en territorio actualmente argentino).[1][2][3]

Después de erigir este último fuerte, Caboto envió la galeota San Gabriel al mando de Miguel de Rifós, en el mes de diciembre de 1527, para buscar a los que había dejado en el fortín de San Lázaro, los cuales se encontraban al borde de la supervivencia por el hambre y las privaciones, debiendo alimentarse de hierbas y ratones, por estar rodeados de aborígenes que se habían vuelto hostiles con ellos.[2]

En septiembre de 1529, tras el asalto e incendio del ya citado fuerte Sancti Spiritu, Caboto y Diego García de Moguer decidieron pasar al fuerte San Salvador en la Banda Oriental pero allí también la situación era difícil por otra rebelión aborigen y la escasez de víveres, y aunque se habían realizado siembras de trigo, maíz y cebada, todavía no era época de cosecha, por lo cual Caboto resolvió permanecer un tiempo más. En el intervalo envió a Antonio de Montoya con dos embarcaciones hasta la isla de los Lobos para faenar animales y disponer de carne.[2]

Pero la situación se complicó porque los amerindios de las inmediaciones se aliaron para atacarles en gran número y en uno de los enfrentamientos resultó muerto Grajeda y un calafate. En diciembre, después de un nuevo malón en que casi pierde la vida Caboto, este resolvió abandonar el fuerte San Salvador para dirigirse al fortín de San Lázaro en la espera de Montoya, pero a finales de diciembre lo dio por desaparecido y decidiría abandonar el fortín de San Lázaro para emprender el viaje a España en la Santa María del Espinar en mayo de 1530.[2]

Se estimaba que el emplazamiento de San Lázaro (el primero de los europeos en la Banda Oriental) se había ubicado en los alrededores de la presente ciudad de Carmelo,[1]​ en Uruguay, muy cerca de la desembocadura del arroyo de las Vacas en el Río de la Plata.

En 2012 un grupo de investigadores de la Junta de Historiadores del Río de la Plata, con apoyo de la Universidad de Lima, comenzaron la búsqueda de los restos de aquel primer fortín, los que finalmente se hallaron a escasos metros de la costa del río.

Notas y referencias[editar]

  1. a b c Nelson Gualco, Jorge (op. cit., p. 47, año 1997).
  2. a b c d e f g Varese, Juan Antonio (enlace externo de Historia y Arqueología Marítima, publicado en Ciclo de Conferencias, año 2012).
  3. López Reilly, Andrés (enlace externo de elpais.com.uy, publicado el 12 de junio de 2015).

Bibliografía[editar]

  • Nelson Gualco, Jorge; en "La epopeya de los italianos en la Argentina" (Ed. Plus Ultra, 157 págs., año 1997).

Enlaces externos[editar]