San José de Pocitos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

San José de Pocitos Sesenta años de historia y custodia de la Frontera Walter Lozano Puma/Yacuiba Según la recopilación hecha por el ciudadano Lucio Machicado León, por los años 40, al sureste de Bolivia, en el límite del país y en el estrecho margen territorial flanqueado por afluentes que hoy son las quebradas internacionales Sauzal y Aguas Blancas (zona conocida antiguamente como Guandacarenda), se iniciaba un proceso de intercambio comercial que con el transcurrir del tiempo alcanzó dimensiones insospechadas.

Pocitos Argentino, fundado como Salvador Mazza en 1947 y Yacuiba, eran las poblaciones más próximas de ambos lados de la frontera. En medio, aproximadamente a 3 Kilómetros de la ciudad chaqueña y colindante a la población Argentina, la fusión de ambas quebradas trazaba el punto más próximo de paso entre ambas repúblicas.

Sobre el camino, según Ernesto Dols Guerrero en su libro Historia del Chaco, relata que “pasaban los camiones cargados de fuel oil desde Sanandita a la Argentina y los diableros que trasportaban las grandes troncas de madera que exportaban del Chaco las empresas madereras”.

“En esos tiempos habían personas que se trasladaban de Yacuiba y del campo, para pasar mercadería de Pocitos Argentinos a la parte boliviana. Esa mercadería era comprada por camiones que llegaban de Santa Cruz, para luego trasladarla al interior del país…”.

Así, “una fila interminable de comerciantes hacían pasar por kilos la harina, azúcar, fideo, jabón y otros artículos desde los almacenes argentinos”.

Por entonces, ya existía un resguardo aduanero para el control de tránsito de mercadería, una caseta de madera y techo de palmera era la oficina de la Aduana Nacional, la primera dependencia estatal en Pocitos que inició sus actividades en 1946.

La zona, en esos tiempos, constituía un paso transitorio y lugar de almacenaje de mercadería que se trasladaba de la República Argentina a Bolivia. Al norte, el espacio que ocupó la primera cancha de fútbol construida en 1947, lo que hoy es la plaza principal, servía para acopio de la preciada madera del país y de la región, que luego era trasladada en forma de troncos y rollos al aserradero más próximo de Pocitos Argentinos.

En el sector, cubierta por nutrida vegetación, al borde del accidentado camino, sólo se podía distinguir un claro, donde se ubicaban unas cuatro o cinco pequeñas cabañas dispersas, casi carpas. Muros de tablas rústicas extraídas de algunos árboles propios de la región y techo de corteza de palmera y paja traídas desde Palmar Grande, servían de refugios para los escasos habitantes del lugar.

Los pioneros Provenientes de distintos lugares del país, Rogelio Wayar, Mateo Martínez, Paolo Condi, Justo Padilla y Daniel Aramayo, fueron los pioneros de la población fronteriza más importante del sur del país, quienes construyeron con sus propias manos las primeras viviendas de Pocitos Boliviano.

Luego, el proceso de asentamiento humano, fue acelerado; como se puede apreciar en el plano elaborado por Teodoro Ayarde, que hace referencia a la población de San José de Pocitos en el periodo pre fundacional, antes del año 1949, tres o cuatro años más tarde de los primeros asentamientos, el pueblo ya era una planicie desmontada, con viviendas rústicas, dispersas a lo largo de una estrecha senda, separadas unas de otras por distancias próximas a los 10 metros y cerradas por cerca de palos y alambre.

De sur a norte, desde el sector donde se construyó el puente internacional, hasta lo que hoy es la plaza principal se ubican las propiedades de las familias de Rogelio Wayar, Mateo Martínez, Laureano Quintanilla, Ceferina Zamorano, Zenón Ortuño, Daniel Aramayo, Pablo Ledesma, Socimo Padilla, Pablo Candia y Rudesino Ulloa.

Por el año 1949, se consolida la idea de fundar una nueva villa. La considerable cantidad de familias asentadas en la zona logran formar una junta de vecinos del cantón.

De esa forma, según relatan Ramiro Díaz, Teodoro Ayarde y Dannery Gómez, en su trabajo “Historia y creación de San José de Pocitos”, los representantes de cada una de las familias impulsan la iniciativa de crear la Villa y por voluntad de sus primeros habitantes, nace San José de Pocitos el 19 de marzo de 1949.

Según testimonios de los primeros habitantes, el nombre del pueblo se define primero como Pocitos, tomando de referencia a la localidad vecina del otro lado de la frontera, es decir Pocitos Argentinos y segundo por el día de la fundación, el 19 de marzo, que es el día de San José, Santo Patrono. En definitiva quedó el nombre como San José de Pocitos.

San José de Pocitos en la actualidad San José de Pocitos, según proyecciones de la Consultora SIC srl., sobre base de datos del Instituto Nacional de Estadísticas, cuenta con más de 16.000 habitantes. Consecuentemente más de 3500 familias.

Dependen del movimiento económico que se genera en el puente internacional y proximidades donde se ha instalado un importante sector comercial. Son aproximadamente 20 sindicatos de comerciantes minoristas y cuatro sindicatos de vivanderas, asociadas a la Federación especial de Trabajadores Gremiales.

La Asociación de bagalleros 27 de mayo agrupa alrededor de 1000 personas que trabajan trasladando mercadería de Argentina a Bolivia, tres cooperativas de taxis, un sindicato de micreros, un sindicato de transporte de carga, dos sindicatos de carritos de manos y diversas instituciones de servicio.

De esa forma, la economía local se sustenta principalmente en la actividad comercial de la que derivan otras como el bagallo, la estivación, el transporte de turistas argentinos, los servicios de hotelería, alimentación, telecomunicaciones y otras.

Los pobladores de San José de Pocitos, por décadas canaliza y posibilita la exportación de la producción textil y otros provenientes de los Departamentos y ciudades del interior del país. De esta forma impulsa una gran red comercial y productiva de dimensión nacional.

San José de Pocitos hoy se constituye en uno de los puntos fronterizos más importante del sur del país. Su ubicación geográfica es determinante para el desarrollo de un proceso permanente, aunque desequilibrado de integración e intercambio comercial con la hermana República Argentina.

San José, Santo Patrono de Pocitos. San José, es Santo Patrono de la población de Pocitos desde su fundación. Según el texto “Apuntes históricos de un pueblo de frontera”, que recoge el testimonio de doña Ceferina Zamora, el 19 de marzo, fecha en que la reunión de vecinos decide crear la nueva villa, los vivientes del lugar, fueron a Pocitos argentinos y se prestaron el Santo que era San José y luego los padrinos Ernesto Mealla y señora hicieron la primera fiesta en lado boliviano.

El 3 de agosto de 1962, a iniciativa de Elsa viuda de Ugarte, se inicia la construcción de la Iglesia San José. El apoyo entusiasta de los vecinos, con aportes consistentes en material de construcción, inicialmente con 10 ladrillos por familia y luego 15, permitieron que la población cuente con una iglesia. Cuenta mucho, también el aporte de personalidades, como el apoyo de Alvino Sandoval que donó la instalación del cielo raso e hizo esculpir un Santo en los Talleres Misioneros de Concepción de la Chiquitania.

La construcción fue concluida el año 1966 y fue bendecida por el padre Aristioles Nivis, desde entonces acoge diariamente a sus fieles y devotos.