Samuel Coleridge-Taylor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Samuel Coleridge-Taylor
Samuel Coleridge-Taylor.jpg
Información personal
Nacimiento 15 de agosto de 1875 Ver y modificar los datos en Wikidata
Londres (Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1 de septiembre de 1912 Ver y modificar los datos en Wikidata (37 años)
Londres (Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Neumonía Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Británica
Familia
Cónyuge Jessie Sarah Fleetwood Walmisley (desde 1899) Ver y modificar los datos en Wikidata
Hijos Avril Coleridge-Taylor Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en Royal College of Music Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Compositor, pianista y director de orquesta Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador Crystal Palace School Ver y modificar los datos en Wikidata
Instrumento Piano Ver y modificar los datos en Wikidata

Samuel Coleridge-Taylor (15 de agosto de 1875-1 de septiembre de 1912) fue un compositor y director de orquesta afroinglés, considerado heredero del Romanticismo inglés de Elgar, uno de sus varios mentores. Su obra más conocida, Scenes from «The Song of Hiawatha» (Op. 30), una trilogía de cantatas basada en The Song of Hiawatha (1855), de Henry Wadsworth Longfellow, se estrenó cuando tenía 25 años. Murió de pulmonía a la edad de 37 años. Su hija fue Avril Coleridge-Taylor.

Fue considerado un «verdadero genio» por August Jaeger,[1]​ una de las figuras más relevantes de la música británica, y sir Hubert Parry se refirió al estreno de Hiawatha como «uno de los acontecimientos más destacados en la historia de la música moderna».[1]

Nacido en Londres de madre inglesa y padre de Sierra Leona, Coleridge-Taylor estudió el violín en el Royal College of Music y composición con Charles Villiers Stanford.[1]

Con su obra Twenty-four Negro Melodies (Op. 59) para piano (1905), Coleridge-Taylor esperaba «lograr para la música negra lo que Brahms hizo para la música folclórica húngara, Dvořák para la música folclórica bohemia y Grieg para la noruega».[2][3]

Referencias[editar]