Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Placa y insignia de la Órden Constantiniana.

La Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge es una órden de caballería dedicada a san Jorge y consagrada a la glorificación de la Cruz, la difusión de la Fe y la defensa de la Santa Madre Iglesia.

Fundación[editar]

Existe una leyenda que atribuye su origen en tiempos del emperador Constantino en la batalla del Puente Milvio (año 312) contra el emperador Majencio. La tradición cristiana cuenta, que Constantino luchó bajo el símbolo de la cruz en la batalla, que se le reveló en un sueño. En el año 615, los caballeros constantinianos en Oriente, guiados por el emperador Heraclio, consiguieron derrotar a Cosroes II, emperador de Persia, que le sustrajeron el madero de la Cruz y lo restituyeron en Jerusalén.

Más allá de estas leyendas, su fundación fue otorgada por Isaac Ángelo emperador de Constantinopla (I de los Ángeles), en 1190 quien quería imitar las órdenes militares de caballería que se habían creado para defensa y recuperación de la Tierra Santa. Entre los primeros caballeros se encontraron Federico I de Hohenstaufen, Ricardo I de Inglaterra, Felipe II de Francia, Alfonso II de Aragón, Guillermo II de Sicilia, Sancho VI de Navarra y Alfonso IX de León.

En 1550 el papa Julio III reconoció la «Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge» con la bula Quod Aliasla, donde se le confirió el título y la dignidad de Gran Maestre de los caballeros Constantinianos por don Andrés Ángelo y Comneno.

Expansión[editar]

El último descendiente de los emperadores de Oriente en Nicea, Juan Andrés Láscaris-Paleólogo, no tuvo descendencia, por lo que transfirió en 1697, el gran maestrazgo al duque Francisco Farnesio y a sus sucesores. Acto de cesión confirmado por el emperador Leopoldo I de Habsburgo y por el Papa Inocencio XII, en lo que se conoce como la bula Sincerae Fidei 1699. Al morir sin descendencia don Antonio Farnesio, duque de Parma, en 1727, se llamó a la sucesión a don Carlos de Borbón, Infante de España, hijo de su hermana Isabel de Farnesio y del rey Felipe V de España. Carlos III de España dio a su tercer hijo, el infante don Fernando I de las Dos Sicilias, el 6 de octubre de 1759, todos sus bienes italianos, y lo invistió como Gran Maestre Constantiniano, dignidad transmisible a todos los varones primogénitos. Con el tiempo quedó dividida en dos ramas conocidas como las hispano- y franco-napolitanas.

Situación actual[editar]

Armas reales de las Dos Sicilias.

Existen dos ramas principales de la Órden :

El Gran Prior de la rama-hispano napolitana es el cardenal Darío Castrillón Hoyos, sucediendo al arzobispo y nuncio apostólico suizo Bruno Bernard Heim.

Caballero, Caballero Comendador, Caballero Gran Cruz

En los últimos tiempos la Santa Sede ha afirmado que ya no reconoce más órdenes que las suyas propias, la Soberana Orden de Malta, y Orden de caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, y las de los estados. No significa ello que sea contraria a las órdenes dinásticas (o.m.) consagradas por la Historia. Simplemente no las reconoce sin afectar ello a su estatus o personalidad jurídica.[2]

Notas[editar]

Bibliografía[editar]

  • Gregor Gatscher-Riedl, In hoc signo vinces. Zwischen religiösem Mythos und politischem Anspruch von Byzanz nach Neapel. Die Geschichte des Heiligen Konstantinischen Ritterordens vom Heiligen Georg, Neue Welt Verlag, Vienne 2012, ISBN 978-3-9503061-2-5
  • José Luis Sampedro Escolar, El Conflictivo matrimonio de la Princesa de Asturias en 1901. Conferencia publicada, Madrid 2002
  • Amadeo Martín-Rey y Cabieses, La Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge y La Real Casa de las Dos Sicilias. Seminario de la Escuela Marqués de Avilés. Marzo 2008.

Enlaces externos[editar]