Saeed Al-Owairan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Al-Owairan
سعيد العويران
Datos personales
Nombre completo Saeed Al-Owairan
Nacimiento Riyadh, Arabia Saudita
19 de agosto de 1967 (50 años)
Nacionalidad(es) árabe saudí
Carrera
Deporte Fútbol
Debut deportivo
(Al-Shabab)
Posición Centrocampista
Goles en clubes 24
Retirada deportiva
(Al-Shabab)
Part. 50
[editar datos en Wikidata]

Saeed Al-Owairan (en árabe سعيد العويران; n. 19 de agosto de 1967, Riyadh, Arabia Saudita) es un ex jugador de fútbol internacional por Arabia Saudita.

Trayectoria[editar]

Saeed está considerado como el futbolista con más talento surgido de Arabia Saudita. Desarrolló toda su carrera futbolística en los distintos escalafones del Al-Shabab, conjunto en el que se destapó como un delantero o mediapunta muy veloz, dotado de gran visión de juego y de una potente arrancada. En las filas del conjunto saudí, Owairan conqusitó tres títulos consecutivos de la liga de Arabia Saudita a comienzos de la década de los noventa. Owairan se convirtió en el máximo goleador de la Liga árabe en la temporada 91/92 en la que anotó 16 goles.

En la final de la Copa Rey Fahd 1992, que la Selección de Arabia Saudita perdería ante su par de Argentina (1-3), convirtió el gol del descuento con un potente remate desde afuera del área que batió a Goycochea.

Se distingue un claro antes y después en la trayectoria de Al-Owairan, que fue la estrella del combinado árabe en el Mundial de Estados Unidos de 1994. Allí marcó el mejor gol del Mundial, frente a Bélgica, y uno de los mejores de la historia según la FIFA.[1]​ Al Owairan tomó el balón y tras una espléndida galopada de más de ochenta metros sorteando rivales mandó el balón a la red de forma espectacular. Un gol que le proporcionó a Arabia Saudí el pase a octavos de final en su primera presencia en un campeonato del mundo y por el que Owairan fue apodado como el "Maradona del Golfo Pérsico", debido a la similitud del tanto con el de segundo de Maradona a Inglaterra en México '86. Saeed se convirtió así en ídolo nacional y personaje público de primer orden en Oriente Medio. Llegó a ser la imagen de Coca-Cola, Ford y Toyota, se convirtió en un personaje habitual en las cadenas de televisión árabes y era una especie de embajador del deporte saudí. En 1994 recibió el premio al Futbolista del año en Asia.

En una concentración en El Cairo, en 1996, Al-Owairan se vio envuelto en un escándalo. El delantero fue visto en un club nocturno con chicas de nacionalidad rusa y la realeza árabe lo sancionó con ocho meses de suspensión por conducta no musulmana. Saeed se perdió la Copa de Asia de 1996 y la clasificación para el Mundial por contravenir la ley islámica.[2]​ Sin embargo, el talento de Owairan y los grandes recuerdos del pasado Mundial pesaron demasiado a los dirigentes saudíes y no quisieron complicarse la vida pese a los férreos mandatos islámicos. Por lo tanto permitieron a la gran estrella, junto a Al-Jaber y Al-Deayea, jugar el Mundial. Más aún con la llegada a la selección de Carlos Alberto Parreira para entrenar al combinado en Francia '98, donde las expectativas de mejorar el alto listón de Estados Unidos eran impresionantes en el país petrolífero. Pero Al-Owairan no ofreció el nivel que se esperaba de él.

Pese a su enorme calidad, las autoridades de su país no le permitieron fichar por un grande del fútbol europeo y dejó unos importantes números en las filas del Al-Shabab (163 partidos y 58 goles) en Liga. Permaneció en activo hasta 1999 cuando a la temprana edad de 32 años decidió colgar las botas con la sensación de que podría haber marcado una época si él y las autoridades árabes no se hubieran equivocado.

Palmarés[editar]

Títulos nacionales
Títulos individuales
  • Balón de oro al mejor jugador asiático del año, 1994.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]