Sabeísmo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sabeísmo
Deidad o deidades principales Allah-Taala, así como distintos astros
Tipo Religión abrahámica
País o región de origen Bandera de Yemen Yemen
Religiones relacionadas Mandeísmo
Inscripción sabea (siglo VII a.C.) dirigida al dios Sol Almaqah, mencionando cinco dioses del Sur de Arabia, dos soberanos reinantes y dos gobernadores.

El sabeísmo (en árabe, الصابئة‎, romanizadoal-Ṣābiʼah o الصابئون, al-Ṣābiʼūn) fue una antigua religión preislámica desaparecida, surgida en el Reino de Saba (actual Yemen), en el sur de la península arábiga.

Prácticas[editar]

El sabeísmo era una religión que rendía culto a los astros, especialmente al Sol y a la Luna, aunque afirmaba adorar a un solo Dios denominado Alá Taala, asistido por siete ángeles que custodiaban el firmamento (los siete planetas clásicos), llamados al-Illat. Además practicaban un ayuno de 30 días similar al Ramadán.[1]

Cada tribu sabea rendía culto a diferentes deidades planetarias como el Sol, la Luna, Júpiter, Mercurio y Venus (que tenía un templo en Sanaa). También creían en espíritus totémicos de cada tribu y en los yins (djins). Sus profetas eran Sabi y Henoc, y rendían culto haciendo tres oraciones diarias hacia el sur o hacia el astro de su propia tribu. Los sabeos también aducían que su religión era la verdadera religión practicada por Noé antes de que fuera alterada, y practicaban el bautismo igual que sus primos mandeos.

Historia[editar]

En la Kaaba, el altar de La Meca, había muchos ídolos sabeos que fueron destruidos tras la conquista islámica de la ciudad en el año 630. Los sabeos se dispersaron por todo el Medio Oriente.

Mahoma estableció la tolerancia por la gente del Libro mencionada en el Corán, aduciendo que estos eran los judíos, los cristianos y los sabeos (es decir, las religiones monoteístas), los cuales tenían derecho a practicar su credo, aunque pagando un impuesto. Los teólogos musulmanes tuvieron siempre dudas sobre la identidad exacta de los sabeos, y el estatus de "gente del Libro" fue asignado tanto a los practicantes del sabeísmo como a los gnósticos, los mandeos y los zoroastrianos.

Sin embargo, a diferencia de los mandeos y zoroastrianos que se mantuvieron ininterrumpidamente, los sabeos antiguos desaparecieron gradualmente siendo absorbidos por el islam. En fechas recientes, el teólogo estadounidense Marc Edmund Jones fundó en 1923 una organización conocida como la Asamblea Sabea.

Identificación[editar]

La palabra árabe Ṣubba se cree que deriva de la raíz aramea para "bautismo" al igual que la palabra neomandea Ṣabi, lo que los asociaría efectivamente a los mandeos. El semitólogo Judah Segal argumenta que Sābi'ūn proviene de Shiva,[2][3]dios hindú, lo que podría explicar el por qué el estatus de dhimmi fue extendido a los hindúes en algunos reinos islámicos.

Según el filósofo judío Maimónides los sabeos seguían a Hermes Trismegisto y su texto sagrado era el Corpus hermeticum identificando a Hermes con el profeta islámico Idrís (el Henoc bíblico).[4]

Los bahaístas afirman que esta era la religión de Abraham antes de su conversión al monoteísmo. Baha'ullah fundador del bahaísmo identifica a los sabeos como seguidores de Set e Idris (a quien homologa con Hermes Trismegisto).[5]​ La asociación con Set podría ser una relación con el gnosticismo en su variante setiana.

De acuerdo con Tobias Churton[6]​ cuando el Califa Al-Mamún en su campaña contra los bizantinos llegó hasta Harrán e interpeló a los habitantes de la ciudad por no ser musulmanes, judíos, cristianos o zoroastrianos, amenazando con que debían convertirse a una de las religiones del libro o perecer para cuando él volviera. Asesorados por un abogado los harranenses se declararon sabeos y acogieron el hermetismo como religión y a Trismegisto como profeta. Sin embargo esta asociación es usualmente considera a posteriori.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. ‘Abdul al-Zanad (d.747 CE) escribió: "Los sabeos practicaban un ayuno de 30 días y oraban cinco veces al día hacia Yemen (en el sur)
  2. Judah Benzion Segal, The Sabian Mysteries. The Planet Cult of Ancient Harran, Vanished Civilizations, ed. by E. Bacon, London 1963
  3. The city of the Moon God: Religious Traditions of Harran, p112 Tamara M. Green, 1992. "Segal was inclined to believe that the root of the word Sabian was Syriac. Rejecting the notion that it means baptizer ... Even if the etymology proposed by Segal is correct, nevertheless the question of how Muhammad learned about these ..."
  4. G. R. S. Mead Gnostic John the Baptizer: Selections from the Mandaean John-Book p137 "
  5. Bahá'u'lláh (1994) [1873–92]. Tablets of Bahá'u'lláh Revealed After the Kitáb-i-Aqdas. Wilmette, Illinois, USA: Bahá'í Publishing Trust. p. 152. ISBN 0-87743-174-4. 
  6. Churton, Tobias. The Golden Builders: Alchemists, Rosicrucians, and the First Freemasons. New York: Barnes and Noble, 2002.

Enlaces externos[editar]