Síndrome purpúrico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Síndrome purpúrico
Vasculitis.JPG
petequia y púrpura por debajo del tobillo secundario a vasculitis.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 D69
CIE-9 287
CIAP-2 B83
DiseasesDB 25619
MedlinePlus 003232
Sinónimos
  • Púrpura
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

El síndrome purpúrico, también llamado púrpura a secas, se caracteriza por la aparición de manchas cutáneas de color rojo o púrpura que no desaparecen al aplicarles presión. Se debe a sangrado subcutáneo e incluye la presencia de petequias (lesiones de menos de 2 mm de diámetro) y equimosis (lesiones de un diámetro mayor de 2 cm). Las lesiones de tamaño intermedio representan la púrpura propiamente dicha, que puede ser palpable (lo que en general indica la existencia de vasculitis) o no palpable.[1] La púrpura suele asociarse con un trastorno de la hemostasia primaria y tiene como causa subyacente una gran variedad de enfermedades. Entre las infecciosas se destacan el tifus y la meningococemia. La presencia de lesiones purpúricas en un niño, en particular si es un recién nacido, requiere una evaluación diagnóstica urgente. [1]

Clasificación[editar]

Dentro de los mecanismos fisiopatológicos del síndrome purpúrico, las causas subyacentes se pueden dividir en:

  • Trombocitopenia:
    • Púrpura trombocitopénica secundaria
    • Púrpura postransfusional

Diagnóstico[editar]

El diagnóstico, que es principalmente clínico, cobra real importancia en el momento de encontrar la causa subyacente de la púrpura. Entre los exámenes utilizados se destacan:

Tratamiento[editar]

El tratamiento se concentra en la causa subyacente. La reposición plaquetaria solo está indicada en pacientes con recuentos inferiores a diez mil o en pacientes con recuentos inferiores a cincuenta mil que van a ser sometidos a un procedimiento quirúrgico.

Referencias[editar]

  1. a b Puig Sanz, “Púrpuras”, Asociación Española de Pediatría.

Véase también[editar]