Rusia como superpotencia emergente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Federación Rusa.
Bandera de Rusia.

En diversos estudios económicos y políticos la Federación Rusa con frecuencia ha sido señalada como una potencial superpotencia emergente del siglo XXI,[1] posiblemente ocupando este sitial de destaque junto a Estados Unidos y la República Popular de China.

Siempre hay cierto nivel de incertidumbre cuando se intenta hacer prospectiva político-económica,[2] [3] [4] [5] pero lo planteado pareciera ser bastante razonable, teniendo en cuenta la población de los tres países mencionados, así como su grado de avance en investigación, desarrollo de tecnologías de punta, así como otros diversos factores.

Otros países potenciales candidatos a este selecto club de naciones son: Brasil,[6] India,[7] [8] Corea del Sur,[9] México,[10] [11] [12] Japón,[13] o la Unión Europea.[14] [15] [16] [17] [18]

La Unión soviética, antigua superpotencia[editar]

Durante el siglo XX, Rusia era señalada como una superpotencia, cuando formaba parte de la Unión de Républicas Socialistas Soviéticas (URSS). Pero luego de la disolución de esa unión, hacia el fin del siglo XX, se constituyeron en su lugar 15 países independientes, entre ellos ciertamente la propia Rusia.

Durante cuarenta años, la URSS y los Estados Unidos dominaron el mundo, en el período llamado de la Guerra fría, durante el cual esos dos gigantes se enfrentaron a través de diversas guerras indirectas y variadas crisis políticas.

La Federación Rusa era entonces el mayor país integrante de la URSS, con alrededor de las tres cuartas partes de ese territorio y más de la mitad de la población, manejando una porción muy significativa de la economía del grupo.

Y particularmente luego de la disgregación de la URSS, entre otras cosas Rusia heredó la mayor parte del arsenal nuclear, así como el asiento permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.[19] [20] [21] [22]

Herencia dejada por la URSS en Rusia[editar]

Crisis[editar]

Cuando Rusia se hizo independiente en 1991, debió enfrenarse a diversas problemáticas, como por ejemplo la desocupación de hecho inexistente en la URSS, y la cual aumentó muy sensiblemente durante los primeros años de la independencia. Además, las desigualdades también crecieron rápidamente, así como la corrupción, la mafia,[23] los problemas sanitarios como el alcoholismo, y la tasa de mortalidad infantil.

Igualmente y en lo económico, Rusia debió hacerse responsable de las deudas de la URSS, lo que junto a otras cuestiones condujo al país al crack financiero del año 1998.[24] [25]

El Inkombank fue una de las quiebras de más alto perfil de la crisis de agosto de 1998. En esa ocasión uno de los mayores bancos de Rusia, cuyo lema era "Somos de verdad, estamos aquí para quedarnos", cerró sus puertas casi de la noche a la mañana. Su edificio Nizhny Novgorod, que fue uno de los símbolos del nuevo capitalismo ruso, luce más bien desvencijado en la foto tomada en el año 2006.

Fin de de la crisis rusa[editar]

Borís Yeltsin.
Vladímir Putin.

Rusia tuvo que hacerse responsable de las deudas de la URSS, lo cual junto con otros factores condujo al país a un crack financiero en el año 1998.

Con la llegada de Vladímir Putin al poder en el año 2000, la política del Estado cambió radicalmente en comparación con la que anteriormente había aplicado Borís Yeltsin. Esto se notó sobre todo en la implantación de una organización estatal fuerte y en un control más estricto sobre la economía, así como en una mayor estabilidad política. Entre otras cosas, eso permitió que se retomara la senda del crecimiento y se emplearan mejor las materias primas del país, vitales para su economía y de las que Rusia tiene unas reservas virtualmente ilimitadas.

Además, Vladímir Putin reestructuró la esfera de influencia rusa a nivel internacional, que se había perdido parcialmente durante los años 1990 cuando Borís Yeltsin impulsó una colaboración mucho más estrecha con Occidente.

¿Puede ser Rusia una verdadera superpotencia en el siglo XXI?[editar]

Factores positivos[editar]

Ciertos analistas interpretan la política aplicada por Vladímir Putin como un intento de Rusia por recuperar su anterior estatus de superpotencia.[26]

Según el economista Steven Rosefielde de la 'Universidad Chapel Hill de Carolina del Norte', Rusia tiene la intención de « surgir nuevamente como superpotencia plena », y « contrariamente a lo que se piensa, este objetivo está dentro de las posibilidades del Kremlin, aunque los costes para el pueblo ruso y para la seguridad mundial muy probablemente serían ellos inmensos ». Rosefielde resalta además que Rusia « tiene un ejército y un complejo industrial casi intactos... » y que « su riqueza en cuanto a materias primas permitiría mejorar sus cuentas y despertar la superpotencia adormecida y latente que el país y la dirigencia llevan dentro », afirmando además que « ciertas notables carencias que la aquejan, difícilmente podrían impedir su retorno al primer plano del escenario internacional ».[27]

Los cohetes Soyuz fueron el primer medio fiable de transportar cargas pesadas a una órbita terrestre.

El analista militar Alexander Golts del The St. Petersburg Times, piensa por su parte que las confrontaciones de Putin con los estadounidenses en temas nucleares, tienen asimismo como objetivo el aumentar la visibilidad de Rusia en el concierto internacional, para así permitirle al país recuperar su estatus de superpotencia.[28] El mencionado analista también opina que la política exterior de Rusia hacia sus países vecinos, va dirigida a restablecer su influencia en el entorno geográfico más cercano, lo que los rusos llaman el extranjero próximo.

Mike Ritchie, otro renombrado analista político, afirma que « Rusia siempre fue una superpotencia, y que ha utilizado su potencial para ganar amigos y así reforzar su influencia en su entorno inmediato, particularmente entre los antiguos países satélites soviéticos ». En realidad las cosas no han cambiado mucho. Los dirigentes rusos pretenden seguir jugando un papel similar al que tuvieron a lo largo del siglo XX, y en consonancia con esto, en los últimos tiempos han logrado ganarse varios aliados cercanos.[29]

Cabe decir que incluso hoy en día, Rusia sigue estando muy adelantada en el dominio espacial. Como se recordará, la URSS fue el primer país en lanzar exitosamente un satélite artificial, y también el primero en llevar a un hombre al espacio exterior en el marco de la llamada carrera espacial que se disputó entre los Estados Unidos y la Unión Soviética.

Por otra parte, Rusia es un país geográficamente muy extenso: con diferencia el más grande del mundo, con sus cerca de 17:500.000 km² de superficie. Dispone además de una antigua e ininterrumpida cultura, aunque aún poco extendida y escasamente conocida en el resto del mundo.

Factores adversos[editar]

Vladímir Putin.

Según otros observadores políticos, la economía de Rusia tiene aún demasiadas debilidades, a pesar del impulso positivo recibido durante la presidencia de Vladímir Putin.

Además, el problema del decrecimiento de su población aún no está del todo solucionado, a pesar del repunte experimentado en el año 2009.[30]

Se afirma igualmente que si Rusia quisiera volver a tener un importante rol e influencia a nivel mundial, sería necesario encarar una serie de profundas reformas en lo interno, entre ellas lograr una mayor transparencia en la economía. En lo que respecta a la economía, el Gobierno actualmente podría ser salvado por una importante alza en el precio del gas natural, pero de todas formas y si eso aconteciera, muchos analistas señalan que ello podría no fortalecer las finanzas rusas por mucho tiempo.[31]

Además, la corrupción en el país es enorme, estimándose que tal vez equivale a la mitad del PIB ruso, y eso es muy difícil de sobrellevar. En cuanto a corrupción, Rusia se ubica en el lugar 146 sobre un total de 180 países evaluados.[32]

En lo sustantivo, las falencias de Rusia que lo limitan en cuanto a sus posibilidades de progreso y en cuanto a sus aspiraciones de realmente convertirse en una nación de primera línea, no son muy diferentes de las que en el mismo sentido sufre Brasil, o de las que sufren varias otras naciones. Se recomienda consular el artículo que tiene por título "Brasil como superpotencia emergente", y allí particularmente la sección "Factores adversos".

Referencias[editar]

  1. Simon Hooper (13 de diciembre de 2006). «Russia: A superpower rises again» (en inglés). 
  2. Mauricio López González. «La prospectiva en el entorno económico, social y político». 
  3. Pierre Noël Giraud. «Ensayo de prospectiva económica global». 
  4. Yezid Soler B. «Prospectiva: Visión y construcción de futuro». 
  5. Wikipedia. «Futurología». 
  6. Wikipedia. «Brasil como superpotencia emergente». 
  7. «India será la tercera superpotencia mundial en el 2020, según Consejo de Inteligencia de los E.U.». 21 de octubre de 2011. 
  8. «La superpotencia del futuro, ¿China o India?». 1 de Mazo de 2011. 
  9. Abelus (27 de julio de 2010). «La próxima Superpotencia, Corea del Sur». 
  10. Anahí Gallardo Velázquez. «Prospectiva socioeconómica para un México alternativo». Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. 
  11. Guillermina Baena Paz. «Prospectiva Política: Guía para su comprensión y práctica». 
  12. Guillermina Baena Paz. «Aplicaciones de la Prospectiva a la Política». 
  13. «Le Japon» (en francés). Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. 
  14. Wikipedia. «Economía de la Unión Europea». 
  15. Ramón Fernández Durán (8 de noviembre de 2007). «De la CEE a la UE «superpotencia mundial» (Roma, 1957-Lisboa, 2007)». 
  16. Richard G. Whitman (1988). «El futuro de la Unión Europea: ¿Poder civil o superpotencia?». 
  17. Jorge Eduardo Navarrete. «La Unión Europea ampliada: ¿Potencia mundial?». 
  18. Luis González Reyes; Tom Kucharz (8 de junio de 2004). «La Unión Europea apuesta por el camino de una insostenible superpotencia». Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. 
  19. ISRIA.com; Feb. 16, 2010; cite "Netanyahu: Russia is an important « superpower »
  20. Los Angeles Times by Megan K. Stack Sept 11, 2009: “Venezuela's Hugo Chavez recognizes Russia as superpower” Venezuela's Hugo Chavez recognizes independence of breakaway Georgia republics - Los Angeles Times
  21. Premier.gov.ru - Feb. 16, 2010 cite Transcript: Russia a Superpower in every Aspect Prime Minister of the Russian Federation - Events- Prime Minister Vladimir Putin meets with Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu
  22. Gulf News Derechos.org Aug 30, 2008 cite transcript: “Russia indeed a superpower says diplomat” www.derechos.org
  23. Wikipedia. «Semion Mogilevich» (en inglés). 
  24. Wikipedia. «¿Recuerdas cómo son las crisis?: “El efecto Vodka”». 
  25. Jessica Claudia Díaz de León Gómez. «Las crisis». 
  26. Les Échos (19 de agosto de 2008). «« La résistible superpuissance russe »» (en francés). 
  27. «« Russia in the 21st Century »» (en inglés). Cambridge University Press
  28. Alexander Golts (6 de noviembre de 2007). «« DREAMING OF NEW CONFLICTS »» (en inglés). 
  29. Mary Dejevsky (20 de octubre de 2009). «« Un nouvel ordre à l'ancienne »» (en francés). Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. 
  30. RIA Novosti (18 de febrero de 2010). «« Russie-population: Léger accroissement en 2009 (Rosstat) »» (en francés). 
  31. Centro de Estudios y Documentación Internacionales de Barcelona (7 de junio de 2011). «« Vladímir Vladímirovich Putin »». Consultado el 17 de octubre de 2011. 
  32. LEMONDE.FR (16 de agosto de 2010). «« La corruption en Russie équivaudrait à la moitié de son PIB »» (en francés). 

Véase también[editar]

Artículos conexos[editar]

Véase también (en otros idiomas)[editar]

Referencias externas[editar]