Rubén Odio Herrera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mons. Rubén Odio Herrera
Mons. Rubén Odio Herrera.jpg

Arzobispo de San José
Predecesor Mons. Víctor Sanabria Martínez
Sucesor Mons. Carlos Humberto Rodríguez Quirós

Religioso
Título 3º Arzobispo de San José
1952-1959
Otros títulos Prelado doméstico de Su Santidad
Información religiosa
Ordenación sacerdotal 29 de junio de 1924 por Mons. Rafael Otón Castro
Ordenación episcopal 12 de diciembre de 1951
Información personal
Nombre Mons. Rubén Odio Herrera
Nacimiento 22 de octubre de 1901
Bandera de Costa Rica San José, Costa Rica.
Fallecimiento 21 de agosto de 1959 (57 años)
Bandera de Costa Rica San José, Costa Rica.
Retrato realizado por el artista Gonzalo Morales Alvarado, 1955
Monseñor Rubén Odio Herrera, III Arzobispo de San José, Costa Rica

Rubén Odio Herrera (San José, 22 de octubre de 1901- 21 de agosto de 1959) fue un eclesiástico costarricense. Fue el tercer arzobispo de San José (1952-1959), al suceder a Víctor Sanabria Martínez.

Carrera y estudios[editar]

Terminados sus años de escuela primaria, pasó al Colegio Seminario para seguir sus estudios de Secundaria. Allí tuvo la oportunidad de ser compañero del futuro segundo Arzobispo de San José Mons. Víctor Sanabria Martínez. Hizo sus estudios sacerdotales en el Seminario Mayor y recibió el Presbiterado de manos de Mons. Rafael Otón Castro, el 29 de junio de 1924. En el año 1951 fue nombrado prelado doméstico de su Santidad y electo el 30 de octubre de 1952, recibió su ordenación episcopal el 12 de diciembre de 1951, el mismo día que fue consagrado papa Pablo VI.

Su carrera sacerdotal la inició como coadjutor de La Merced, en donde era párroco Rosendo de Jesús Valenciano. En 1925 el Padre Valenciano viajó a Roma para la celebración del Año Santo, dejando la parroquia de la Merced en manos del Padre Rubén Odio. A su regreso, dijo:

Durante mi ausencia estuve absolutamente tranquilo porque dejé la parroquia en manos de un ángel.

Personalidad[editar]

El concepto anterior refleja exactamente el sentimiento que los costarricenses tuvieron del Padre Rubén Odio, a saber, un sacerdote santo, dedicado a la oración, humilde, dispuesto a atender a cualquier persona a la hora que fuere; su casa arzobispal siempre estaba abierta. La paz de su espíritu llamaba a conversión a los pecadores y elevaba a la perfección a aquellos que permanecían cerca de Dios. Fue párroco en Ciudad Colón, Pacayas, Desamparados y Cartago; y en 1950 fue nombrado rector del Seminario Menor. Tuvo siempre en gran respeto la figura de su antecesor Monseñor Sanabria Martínez y admiró el esfuerzo que puso aquel por unir a la familia costarricense.[1]

Logros[editar]

Gobernó la arquidiócesis con gran celo por la salvación de las almas; puso un gran esfuerzo por desarrollar las vocaciones sacerdotales desde la más temprana edad y presidió con gran solemnidad el Segundo Congreso Eucarístico Nacional, verificado en 1955.

En la actualidad su nombre fue adoptado en su honor por el Liceo Monseñor Rubén Odio Herrera ubicado en Desamparados.[2]

Fallecimiento[editar]

Falleció en San José el 21 de agosto de 1959, muy próximo a los siete años de arzobispado y llegando a sus 58 años de edad.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]