Rotglá y Corbera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rotglà i Corberà
Rotglá y Corberá
municipio
Escudo de Rotglà i Corberà.svg
Escudo
Rotglà i Corberà 04.JPG
Rotglá y Corberá ubicada en España
Rotglá y Corberá
Rotglá y Corberá
Ubicación de Rotglá y Corberá en España.
Rotglá y Corberá ubicada en Provincia de Valencia
Rotglá y Corberá
Rotglá y Corberá
Ubicación de Rotglá y Corberá en la provincia de Valencia.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of the Valencian Community (2x3).svg Comunidad Valenciana
• Provincia Valencia
• Comarca La Costera
• Partido judicial Játiva
Ubicación 39°00′14″N 0°33′55″O / 39.003888888889, -0.56527777777778Coordenadas: 39°00′14″N 0°33′55″O / 39.003888888889, -0.56527777777778
• Altitud 118 msnm
• Distancias 7 km a Játiva
54,4 km a Valencia
Superficie 6,2 km²
Fundación 1611
Población 1 123 hab. (2016)
• Densidad 181,13 hab./km²
Gentilicio Rotglanero/a, Rogalí
Predom. ling. oficial Valenciano
Código postal 46816
Alcalde Amador Climent Roselló (PSOE)
Fiestas mayores septiembre.
Sitio web www.rotglaicorbera.es
[editar datos en Wikidata]

Rotglá y Corbera (oficialmente y en valenciano Rotglà i Corberà) es un municipio español de la Comunidad Valenciana, España. Perteneciente a la provincia de Valencia, en la comarca de La Costera.

Geografía[editar]

El término municipal de Rotglá y Corberá, se localiza en la parte nor-noreste de la Comarca de la Costera. Situado en las estribaciones de la Serra Grossa, dentro del valle del río Cáñoles y a su margen izquierda.

El relieve es bastante uniforme aunque destacan algunos cerros de 200 m de altitud con tipográfica en general de lomas. Destacan los altos de Vista Bella, Carraposa y Serreta, siendo la segunda, con 250 m de altitud, el punto más alto del término. Recorren la superficie del término los barrancos de "Cuas, Fuente Caña y Carniceros". El pueblo dispone también de fuentes naturales producto o bien de pequeños manantiales o bien por filtraciones. Estas fuentes tiene poco caudal y sus nombres son: font de la Porta, fuente de Fidel, fuente del Canario y fuente Caña.

El pueblo también está dotado de una red de caminos y carreteras, de los cuales 4 son muy antiguos: La Vía Augusta, el Nuevo Camino Real de Madrid a Valencia (siglo XVIII), el camino de Játiva a el valle de Cárcer y el camino de Játiva a La Canal de Navarrés. Por el pueblo transcurren la CV-555, la CV-590 y CV-580. Y del pueblo nace la CV-566 que une Rotglà con La Granja de la Costera.

Hacia el este, la topografía es más suave, con una morfología casi llana, con pendientes uniformes. El término de Rotglá y Corberá está en el límite de la zona de huerta de la comarca de La Costera, terminando hacia el norte y el oeste con una topografía más accidentada y con superficie cultivable de secano.

Su superficie improductiva está poblada por una vegetación arbustiva típicamente mediterránea con ausencia de arbolado excepto en las zonas de montaña donde se encuentran partes del pequeño bosque mediterráneo (pinos, arbustos aromáticos etc...).

Dista 55 km desde Valencia, y a 7 km de Játiva. Se accede a esta localidad a través de la A-7 para continuar con la A-35.

Clima[editar]

El clima de Rotglá y Corbera es mediterráneo típico, con inviernos suaves y veranos generalmente muy calurosos, con máximas que sobrepasan los 40 °C. Las precipitaciones oscilan entre los 500 mm a 600 mm. Casi nunca nieva ni hiela. En otoño se padecen lluvias torrenciales (gota fría).

Localidades limítrofes[editar]

El término municipal de Rotglá y Corbera limita con las siguientes localidades: Játiva (este), Llanera de Ranes (sur) y La Granja de la Costera (sureste), Llosa de Ranes (noreste) y Sellent (norte), todas ellas de la provincia de Valencia.

Historia[editar]

La historia de estos dos núcleos se estudia conjuntamente porque se fusionaron en un solo municipio desde el 1854. El origen de los núcleos de Rotglá y Corberá se remontan a su fundación y al establecimiento como alquerías musulmanas. Después de la Reconquista, estas alquerías pasaron a manos de caballeros y ciudadanos de la ciudad vecina de Játiva, pero se han encontrado yacimientos romanos y prerromanos. Los nombres de los pueblos en tiempos romanos se desconocen, pero es posible que formaran parte del conjunto de villas que envolvían la ciudad de Saetabis (Játiva) siendo el lino de la ciudad y las villas de alrededor de una calidad inigualable en todo el Imperio. En cuanto a Rotglá (llamado antiguamente la Alcudia Blanca), hay que decir que en 1520 sufrió un saqueo a manos de los agermanados de Játiva. En 1535 se erigió en rectoría de moriscos, se separó de Játiva teniendo como anexos los lugares de Galcerán Sanz, Gil Martí Loncha y Torrente de Conducís. En 1527 contaba con 30 familias moriscas; en 1572 con 23 y en 1609, 39. Ese mismo año, tras la expulsión de los moriscos, Joan Rotglá Sanz otorgó carta puebla a 31 pobladores cristianos, el 26 de junio de 1611.

Y por lo que respecta a Corbera, también estaba poblado por moriscos (30 familias en 1572). Corbera figura en el morabetino de 1421 como la Alquería de Valentino. La distribución musulmana de las calles aún se puede observar, calles estrechas y plazas cerradas, su economía se basaba en la seda, estando el pueblo y alrededores lleno de árboles de morera para los gusanos. A diferencia de su vecino Rotglá, el palacio de los Corbera se situaba fuera del pueblo en la actual plaza de la Constitución, pero lamentablemente el terremoto de Montesa lo derrumbó. Al igual que su vecino, el pueblo sufrió los saqueos de los agermanados. El señor Corveran (de quien procede el nombre del pueblo Corberá) fue entre 1520 y 1555 un fiel servidor de Carlos I, combatió en las Guerras de Italia al lado de éste. Fue también un nacionalista ya que siempre hablaba en valenciano antiguo incluso ante presencia del rey y la corte. Después de la expulsión, es repoblado por su señor, Francesc Bellvís, quien otorgó carta puebla el 12 de julio de 1611 a 26 familias cristianas. El pueblo y su término jurisdiccional pasaron a manos del barón de Bélgida.

En 1684 la iglesia se separó de la de Játiva.

Los dos pueblos fueron testigos de los enfrentamientos entre los agermanados y las patrullas del virrey así como del paso de las tropas de uno y otro bando.

Durante la Guerra de Sucesión, los dos pueblos fueron saqueados por los partidarios de Felipe V que tras derrotar a los partidarios del archiduque Carlos en la batalla de Almansa (1707) penetraron en el Reino de Valencia saqueando todo a su paso.

En 1808 estalla la Guerra de Independencia Española, comúnmente llamada Guerra del Francés para la historiografía de habla catalana, y hasta 1811, Rotglá y Corbera permanecerán en la retaguardia contribuyendo a la resistencia del Reino de Valencia con dinero, voluntarios y pertrechos. Cuando los franceses toman la capital del Turia en diciembre de este último año, todo el Reino de Valencia es ocupado por el embate de las tropas galas y ante la retirada de las tropas anglo-españolas, que fijaron la frontera en la ciudad de Alicante. De esta manera, ambos pueblos junto con el resto de la comarca, sufrieron las penurias de la guerra. El expolio, las violaciones y los asesinatos indiscriminados se sucedieron hasta la derrota definitiva de los franceses. Como consecuencia, los pueblos de Rotglá y Corbera fueron ocupados por los franceses, fijando éstos su cuartel general en la Venta Real, situada a la entrada del pueblo por el norte y que contaba con dependencias y establos suficientes para dar cobijo a una guarnición. La despedida de las tropas imperiales no fue "cordial". El 1813, durante el mes de junio (posiblemente el día 10), se produjo en Rotglá un enfrentamiento armado entre los soldados napoleónicos del general Conde de Harispe, que abandonaban Játiva (San Felipe) en dirección a los Pirineos, y tropas españolas del general Felipe Roche, que avanza hacia La Costera con su ejército para liberal las Comarcas Centrales. Esta acción bélica supuso una derrota aplastante par el ejército español que sufrió numerosas bajas y dejando vía libre a los franceses para cruzar el río Júcar. Algunos días después del combate, las tropas napoleónicas todavía volverían a ocupar Játiva que no sería totalmente abandonada por éstos hasta el 3 de julio.[1]

Este municipio se formó a mediados del siglo XIX mediante la unión de Rotglá y Corbera. Tras la unión de los dos municipios en uno solo, el pueblo pasó a tener 880 habitantes, pero a partir de esta fecha le demografía cambia muy bruscamente dada las continuas epidemias del cólera. Después el pueblo vivió la inestabilidad política que precedieron a las Guerras Carlistas, la I República y la Restauración.

La Revolución Industrial apenas tuvo importancia en el pueblo.

A principios del siglo XX, la economía del pueblo fue en auge, y en 1920 el pueblo contaba ya con 970 habitantes. Se invirtió en obras públicas y se puso el alumbrado público.

Durante la II República Española el pueblo vivió una gran etapa, los alcaldes republicanos mejoraron las infraestructuras del pueblo y el alumbrado. Cuando la Guerra Civil Española (1936-1939) estalló, el pueblo estuvo en vilo ya que la Legión Cóndor sobrevolaba la Costera llegando incluso a bombardear la estación de ferrocarril de Játiva, muriendo gente de la localidad. La guerra provocó que jóvenes partieran al frente de batalla, una experiencia traumática de la que algunos no regresaron. Afortunadamente para los vecinos y las vecinas, la represión franquista apenas tuvo consecuencias para la población. Saturnino Vázquez Navaló, miembro de la UGT y presidente del comité de huelga, impidió que las nuevas autoridades de la dictadura llevasen hasta el extremo el ejercicio del poder.

Durante el régimen franquista, se construyó el Secadero de Tabaco, un centro comarcal de secado de las hojas del tabaco que tuvo un impacto positivo muy notable en la sociedad y economía de la localidad. El "Secadero" dio trabajo a muchos habitantes, durante su construcción primero, y posteriormente con las plantaciones de tabaco y con el funcionamiento del edificio, mientras que la llegada de inmigrantes procedentes de la Mancha o Andalucía permitió salir al pueblo del estancamiento demográfico, incluso de la regresión, de los años anteriores.

Ya en la etapa de la Transición, se mejoró el alumbrado, se instaló y mejoró el servicio de agua potable y se crearon y restauraron nuevas infraestructuras. Fue durante esta etapa cuando el pueblo fue convirtiéndose en lo que es hoy en día, el crecimiento demográfico supuso un aumento de suelo urbanizable y el municipio creció hasta alcanzar las cifras de población actuales.

Administración y política[editar]

Alcaldes desde las elecciones de 1979
Legislatura Nombre Partido
1979-1983 Alfredo Gómez Sanchis Partido Liberal
1983-1987 Alfredo Gómez Sanchis PSPV-PSOE
1987-1991 Agustín Gómez Climent CDS
1991-1995 Agustín Gómez Climent UV
1995-1999 Agustín Gómez Climent UV
1999-2003 Pilar Domènech i Aliaga BLOC/PSPV-PSOE/UV (pacto)
2003-2007 Rafael Sancristóbal / Mercedes Castelló Independientes/PP (pacto)
2007-2011 Mercedes Castelló García PP
2011-2015 José Gómez Mondría / Amador Climent Roselló IPRC/PSPV-PSOE (pacto)
2015- Amador Climent Roselló PSPV-PSOE/Compromís (pacto)
Elecciones Municipales - Rotglà i Corberà (2015)
Partido político Votos % Válidos Concejales
Partido Socialista Obrero Español (PSOE)
297
39,44 %
4
Iniciativa i Progrés de Rotglà i Corberà (IPRC)
159
21,12 %
2
Partido Popular (PP)
151
20,05 %
2
Coalición Municipal Compromiso (CMC)
140
18,59 %
1

En 1999, es elegida alcaldesa Pilar Domènech con un pacto a tres entre los 3 concejales del BLOC (uno de ellos, aunque como independiente, era el escritor valenciano Lluís Antoni Navarro i Cucarella, residente en Rotglà i Corberà), 1 del PSOE y 1 de Unión Valenciana; el Partido Popular pasa a la oposición con 4 ediles.

En 2003, el BLOC ganó las elecciones locales con 3 concejales, seguido por el PP con 2 y los independientes con 2 ediles más; el PSOE no obtuvo representación municipal al haber bajado el número de concejales electos de nueve a siete debido al descenso de población.

En las elecciones de 2007, el Partido Popular fue la fuerza más votada con 5 concejales y el 55,6 % de los votos, seguido por el BLOC, 2 ediles (22,2 %), IPRC 1 (11,1 %) y el PSOE con 1 edil (11,1 %).

En los comicios de 2011, ante la decisión del BLOC de no presentarse a las elecciones municipales 3 partidos acudieron a las urnas: el PP, el PSPV-PSOE e IPRC. Después del escrutinio, quedaron empatados los tres partidos a 3 regidores cada uno, siendo la primera vez que se empata a regidores desde 1979.

En las elecciones de 2015 el PSPV-PSOE se alza como fuerza más votada 28 años después del último alcalde socialista que venció en los comicios locales. Desde 2014 se observa un cambio de tendencia en el voto de los habitantes de Rotglà i Corberà. En las elecciones europeas el PSOE fue el partido más votado, mientras que en las locales y autonómicas, PSPV-PSOE y Compromís resultaron vencedores en la localidad, respectivamente.

Los comicios generales del "20D" dan la victoria al Partido Popular con el 31,32 % de los votos, seguido por És el Moment (26,12 %) y el PSOE (25,42 %).

Las urnas vuelven a colocarse el "26J", arrojando un resultado similar al anterior. Nuevamente, el Partido Popular se alza con la mayoría del voto válido con un 33,28 % seguido de A La Valenciana, que esta vez agrupaba además de a Podemos y a Compromís, a Esquerra Unida del País Valencià, que se lleva un 29,14 % del voto emitido, en tercera posición se sitúa el PSOE con el 24,26 % del sufragio, y finalmente, muy lejos de sus competidores, Ciudadanos obtiene un discreto 10,95 % de las papeletas.

Evolución demográfica
1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2005 2007 2011 2012 2013 2014 2015
1.054 1.007 1.036 1.018 1.016 1.035 988 999 1.018 1.120 1.190 1.194 1.135 1.137 1.144

Economía[editar]

Rotglà i Corberà es una localidad eminentemente agrícola, la mayor parte de su suelo está dedicado a la agricultura, la superficie cultivada está distribuida en terrenos de secano entre los que destacan los viñedos, olivos, ciruelos y almendros y terrenos de regadío repartidos entre naranjos, frutales, albaricoques, hortalizas y maíz. No cuenta con grandes latifundios siguiendo la línea histórica de la región mediterránea, por lo que los campos son un conjunto de pequeñas superficies cuya producción suele ser copada en su totalidad por los tres almacenes locales de frutas, que distribuyen a nivel nacional e internacional, por lo que su actividad se vuelve frenética en la temporada de la fruta. Estas tres empresas dan empleo a la mayor parte de sus habitantes. Hay también una fuerte tradición, aunque con el paso de los años ha decaído mucho, de la ganadería avícola, ovina y porcina. Hasta los años 70 del siglo pasado todavía se podían encontrar granjas de cerdos y pollos en su término municipal, que servían para abastecer a las carnicerías del pueblo.

El sector secundario tiene una débil presencia en la economía local. Hasta la entrada del siglo XXI, el municipio todavía albergaba varias fábricas textiles que no obstante, tuvieron que cerrar al tratarse de empresas familiares de tamaño muy reducido que no podían competir con los países emergentes. Dispone también de empresas relacionadas con la construcción, tales como instalaciones eléctricas, pinturas, carpinterías, almacenes de muebles, etcétera. Cierran el círculo pequeños negocios locales del sector terciario que son en su totalidad, negocios familiares que no dan empleo a más de dos personas.

Hay que añadir que actualmente, se encuentra en fase de desarrollo el proyecto de polígono industrial para atraer inversores y empresas más grandes, con las que diversificar la economía local. Aunque el polígono llega con retraso, el pueblo cuenta con una serie de ventajas que muchos de los vecinos no contemplan. Rotglà i Corberà, por su ubicación y su historia, es un cruce de caminos importantes ya que por él transcurrían las vías que daban acceso a La Canal de Navarrés y la Nacional. Ahora, la A-7, da salida y entrada directa a la localidad. A su vez, la presencia de la estación de ferrocarril de la vecina Játiva, abre un amplio abanico de posibilidades para el futuro del pueblo.

Monumentos[editar]

  • Iglesia Parroquial. Está dedicada a los Santos Juanes y dependió eclesiásticamente de Játiva hasta 1684.
  • Capilla de la Virgen del Socorro. Es lo que queda de los restos del palacio de los señores de Corbera, que antiguamente tenía anexada la capilla.
  • Ermita del Santísimo Cristo de Torrente. Ermita situada en el pueblo de Torrente perteneciente a la parroquia de Rotglà i Corberà pero entablada en término municipal de Llanera de Ranes.
  • Secadero de Tabaco. Ahora reconvertido en el ayuntamiento y servicios públicos. Consta de 5 naves rectangulares y el interior alberga el museo del tabaco.
  • Museo del Tabaco. Fue inaugurado en 2007 después de haber comprado el ayuntamiento la nave en 2004. El museo recoge la maquinaria así como carteles y documentos de la época del Franquismo relacionados con el tabaco.
  • "Arcaetes". Acueducto de época califal por el cual transcurre la acequia de Ranes que riega el término sur del pueblo.
  • Venta del Rey. Antigua venta real de la cual podemos observar la fachada con los arcos de las ventanas y puertas así como una inscripción que data de mediados del siglo XVIII. Actualmente la venta es de un particular.
  • Yacimiento arqueológico de Carraposa. Este yacimiento de época prerromana contiene ajuares funerarios y cerámicas ibéricas.
  • Paraje natural de Carraposa. Un espacio agradable que se sitúa en la cima del cerro que vigila la entrada a la Canal de Navarrés. Dispone de una zona acondicionada con mesas de pic-nic y con vistas inmejorables.

Fiestas locales[editar]

Celebra sus fiestas mayores en los meses de junio, el día de San Juan, patrón del pueblo, y la segunda semana de septiembre. No obstante, dispone de diversos actos culturales a lo largo del año como son: la tradicional Cabalgata de Reyes en enero, Carnaval en febrero, el Porrat de Torrente (pedanía que comparte junto a Llanera de Ranes) el primer viernes del mes de marzo, y las fallas por San José. También cuenta con una arraigada romería a la montaña de "Carraposa": en el alto del cerro se halla una cruz donde una vez al año una procesión sube para culminar el acto religioso con una misa al aire libre. Finalmente, el día de Sant Antoni "del Porquet", se celebra la tradicional bendición de mascotas y animales doméstico como en muchos otros pueblo de la Comunidad Valenciana.

Referencias[editar]

  1. SOLER, ABEL. «2.5 De la revolución liberal a la promesa de 1891». Rotglá y Corberà: Geografía, Historia, Patrimoni. p. 180-181. 

Enlaces externos y bibliografía[editar]