Rock urbano (España)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Rock urbano es un término usado en España para referirse a una corriente musical surgida con fuerza durante el Tardofranquismo y la Transición (básicamente entre 1973 y 1978) y que, con evidentes modificaciones y sumando sucesivas influencias, ha llegado hasta a nuestros días.[1]

Originariamente, el movimiento surgió influido por el Hard rock de grupos como Led Zeppelin, Thin Lizzy o Deep Purple; el Blues rock de finales de los 60 y principios de los 70; el Rock sinfónico; y los primeros ejemplos del Heavy Metal. Sólo mucho más tarde, ya en los años 80 y 90, se abrió otros sonidos como el Punk y el Hardcore.

Contexto[editar]

La eclosión de este movimiento coincide, más o menos, con los tiempos del destape, del aperturismo tardo y post-franquista, y del trabajoso consenso para la construcción de una España democrática y parlamentaria y es anterior al pop y la new wave de la llamada movida madrileña, corriente con la que llegó a chocar a finales de los 70's y principios de los 80's en una especie de antinomia estético-ideológica.

En este contexto histórico comienza a desarrollarse el rock urbano, el cual -siendo España un país que recién se abría a las libertades y a Europa plenamente- acumula de golpe gran cantidad de influencias, algunas nuevas, como el naciente Heavy Metal, y otras ya algo envejecidas, de las que igualmente se echa mano, como el Hard rock, el Rock progresivo, el Rock sinfónico o el Blues rock. Es por esto que en el rock urbano se dio esa mezcla de estilos, a veces contrapuestos, que estallan juntos, siendo que algunos de ellos habían tenido en España un desarrollo relativamente tardío o menos (el rock duro principalmente).

Desarrollo[editar]

El término “urbano” se debe a que es una forma de rock surgida en las calles y en los barrios obreros de la periferia de las grandes ciudades. Sus letras tratan sobre temas marginales (alcohol, drogas, prostitución), injusticias sociales y otros tópicos de la vida cotidiana, con los que la gente de a pie se siente identificada fácilmente.

Generalmente, las diferencias con la música rock tradicional vienen definidas por unas bases de bajo muy marcadas[cita requerida] y, a menudo, unas voces desgarradas y rabiosas, con un sonido muy “crudo” y afilado, que marca la diferencia con el rock más estandarizado y aceptable en la época. Desde el primero momento, las fronteras musicales del estilo se abrirían hacia géneros como el naciente heavy metal, el rock andaluz o el folk rock, influyendo asimismo en numerosos artistas de otros estilos fuera del rock.

De esta forma, grupos como Leño o Coz se destilan las influencias del hard rock y el blues rock; y en otros como Barricada, las del punk y el heavy metal, fronterizas con el metal más purista de unos Barón Rojo u Obús; al tiempo que Ñu, de la mano de José Carlos Molina, mezclaba rock duro con sonoridades folk que recuerdan a Jethro Tull; mientras que en agrupaciones posteriores como Extremoduro o Marea recae un rock con letras poéticas que, sin embargo, conserva la crudeza que distinguió al estilo. A todo esto se debería incluir la mezcla de influencias musicales de grupos como Fito y Fitipaldis o de solistas como Albertucho. Por otra parte, agrupaciones como Pereza, Despistaos o solistas como Ramoncín o Moris han sido incluidos en su día entre las filas del rock urbano, más que nada por razones cronológicas, aunque su música estuviera más ligada al simple rock & roll o al pop rock.

Como se ha señalado el fenómeno surge a fines de los años '70, con nombres como, Indiana, Burning, Asfalto, Topo y -sobre todo- Leño, grupos ligados al sello «Chapa Discos» (de "Mariskal" Romero), que ya empiezan a diferenciarse del rock español anterior por sus temáticas, en gran parte impulsadas por la coyuntura políticosocial por la que atravesaba España. La escena de rock urbano seguiría viva durante los '80, (con el lanzamiento de Rosendo Mercado como solista, uno de los grandes referentes), en tanto que a comienzos de los '90, y gracias a la aparición de bandas como los ya mencionados Extremoduro, el género se reinventaría a sí mismo, ampliando sus horizontes musicales e introduciendo elementos poéticos en las composiciones; para llegar al nuevo milenio con una creciente popularidad, plasmado en la aparición de nuevos y numerosos grupos. Cabe destacar la influencia del género en escenas como el Rock Radical Vasco, en la cual se formaron numerosos grupos de rock urbano, además de bandas de punk, ska, reggae y heavy metal.

Hay que destacar que la música ya traspasó continentes y en Sudamérica está tomando fuerza la influencia con grupos como Orgasmo Rock, Laguna Mental, Horizontes ignorados, volando solo y en vela , bandas representantes del movimiento en Colombia

Grupos destacados dentro del rock urbano[editar]

Muestra de que a día de hoy el público no ha abandonado este género es la aparición de nuevos grupos como Bocanada, Inconscientes, Despistaos, La Gripe, Benito Kamelas, Caskärrabias, Forraje, Debruces, Dr. Sapo, Memoria de Pez, Pan de Higo, Poetas de Botella, Puerta 104, Gritando en Silencio,Parabellum Desera, Los de Marras, Rulo y la contrabanda, Laguna mental, Exceso, D.A.0. o Septiembre

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Lechado García, José Manuel (2005). La movida: una crónica de los 80. p. 84. ISBN 9788496107465. 

Bibliografía[editar]

  • Babas, Kike & Turrón, Kike; Maneras de vivir: Leño y el origen del rock urbano, Impresionarte, 2013, ISBN 9788461644575
  • Granados, Chema; La calle no calla!!, Quarentena Ediciones, 2009 ISBN 9788493670733
  • Escobar Contreras, Rafael; Rock Urbano, el antes y el después, Lulu, 2015, ISBN 9781326291686