Roberto García-Peña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Roberto García-Peña
Información personal
Apodo "Áyax"
Nacimiento 24 de abril de 1910
Bucaramanga, Bandera de Colombia
Fallecimiento 28 de noviembre de 1993 Ver y modificar los datos en Wikidata (83 años)
Bogotá, Colombia Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Colombiana Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Abogado y periodista Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activo 1930 - 1993
Empleador
Medio El Tiempo
Seudónimo Áyax Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones

Roberto García-Peña fue un abogado y periodista colombiano, nacido en Bucaramanga, Santander, el 24 de abril de 1910 y fallecido en Bogotá, el 28 de noviembre de 1993.[1]​ Durante su vida periodística fue conocido con el seudónimo de "Áyax", evocando al personaje de la mitología griega.[2][3]

Juventud y formación académica[editar]

Era hijo de Tirso García Guzmán y Carolina Peña. Cursó sus estudios básicos y secundarios en el colegio San Pedro Claver, en la capital santandereana. Editó una hoja clandestina llamada "El Alacrán", y luego de escribir en el anuario del colegio una crónica sobre el naufragio de la canoa en la que viajaba, fue nombrado director del periódico estudiantil.[3]​ Posteriormente, viajó a Bogotá, e ingresó a la Universidad Externado, en donde se graduó como abogado.[4]​ Recién titulado, empezó a trabajar como reportero en el diario El Espectador, y al poco tiempo fue despedido, porque según sus superiores, "no servía para ser periodista".[5][3]

Se radicó en Santiago de Chile y adelantó estudios de especialización en Ciencias Internacionales, Historia Diplomática y Derecho Internacional Público y Privado, en la Universidad de Chile.[4]​ Después de terminada la guerra con el Perú, fue nombrado Secretario General del Embajador de Colombia en Lima, Gabriel Turbay, y en 1938, pasó a ser Secretario General de la Cancillería.[6]

Director de El Tiempo[editar]

A la par de su trabajo en el Ministerio de Relaciones Exteriores, ingresó como periodista del diario El Tiempo, cuyo propietario era el entonces presidente Eduardo Santos. La dirección del periódico había sido delegada por Santos a Germán Arciniegas. Con 29 años, García-Peña acompañaba al mandatario en su automóvil, cuando éste le dijo: "Mi querido Roberto, yo creo que usted puede ser el director de El Tiempo".[5]​ Esta propuesta tomó por sorpresa al joven columnista, pues el propio Santos, a pesar de reconocer su buen desempeño, le había asegurado que le faltaba muchísimo para llegar a escribir un editorial del periódico liberal.[1]​ A partir del 1° de abril de 1939,[7]​ Roberto García-Peña inició su larga carrera como director de El Tiempo, cargo que ostentaría por los siguientes 42 años.

Durante los gobiernos conservadores de Mariano Ospina Pérez y Laureano Gómez, García-Peña tuvo que enfrentar, tanto en los editoriales como en su columna "Rastro de los Hechos",[2]​ la restricción impuesta por la censura de prensa.[8]​ Ésta se hizo aún más severa durante el gobierno militar del general Gustavo Rojas Pinilla, al punto de que el régimen exigió que se publicara durante un mes en primera página, un texto en el que se le pedía perdón al Jefe de Estado y se rectificaba lo asegurado por García-Peña en un telegrama enviado al director de El Comercio de Quito, Jorge Mantilla, según el cual, la muerte de un periodista pereirano y su hijo se debía a un asesinato perpetrado por "Los Pájaros" (un grupo de matones conservadores) y no a un accidente de tránsito, como afirmaba el gobierno.[9]​ El director del diario se negó a publicar la rectificación. Las instalaciones de El Tiempo fueron militarizadas la noche del 3 de agosto de 1995, y al día siguiente, se hizo efectiva la orden de clausura del periódico.[10][11]

La Universidad de Columbia le otorgó el Premio Maria Moors Cabot,[12]​ en 1956, mientras el periódico se encontraba cerrado, como un reconocimiento a la lucha por la libertad de prensa. Cuando El Tiempo reapareció, el 8 de junio de 1957, un mes después de la caída de Rojas Pinilla, García-Peña retomó la dirección del diario, y por única vez en su trayectoria en los medios no firmó la columna de "Rastro de los Hechos", con su seudónimo: "...Y por una vez quede Áyax en la penumbra, para que esta evocación tan personal tenga la validez del nombre. Roberto García-Peña".[13]​ Siendo un gran aficionado a la radio, mientras escuchaba la señal de onda corta de una emisora norteamericana, se enteró a la madrugada del 5 de junio de 1968, sobre el atentado que le causó la muerte al precandidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Robert F. Kennedy.[5]​ Inmediatamente ordenó que se pusiera en marcha una edición extraordinaria del periódico, la cual salió con la noticia antes que los demás diarios colombianos.[14]

Tras haber superado los 35 años como director titular de El Tiempo, le fue concedido el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar a la vida y obra de un periodista, en 1976.[15]​ y continuó ejerciendo su cargo hasta el 17 de julio de 1981.[16]​ A partir del día siguiente, la dirección quedó en manos de Hernando Santos Castillo.[17]

Director Emérito y últimos años[editar]

Roberto García-Peña fue designado, el 18 de julio de 1981,[17]​ con el título honorífico de "Director Emérito", esto es, un consejero, asesor y referente para cualquier asunto importante del que los nuevos encargados del periódico necesitaran su opinión o ayuda en la toma de decisiones. Pero esto no significó su retiro del periodismo. Como "Áyax" siguió publicando su "Rastro de los Hechos" en la edición dominical de El Tiempo, hasta el último día de su vida, el 28 de noviembre de 1993,[18]​ cuando falleció en su residencia, al norte de Bogotá. Había estado casado con Rosa Archila Monroy (fallecida años antes), de cuyo matrimonio nacieron tres hijos: Roberto, Clara y Maryluz García-Peña Archila, madre del periodista Roberto Posada García-Peña "D'Artagnan" (1954-2009).[3]Gabriel García Márquez, en una de sus notas de prensa, titulada Punto final a un incidente ingrato, lo definió como "uno de los hombres más decentes de nuestro tiempo".

Referencias[editar]

  1. a b «Cien años de Roberto García-Peña. Por Abdón Espinosa Valderrama. El Tiempo, 21 de abril de 2010». 
  2. a b «Don Roberto. Por Álvaro Valencia Tovar, El Tiempo, 3 de diciembre de 1993». 
  3. a b c d «EL PERIODISMO ESTÁ DE LUTO SE FUE AYAX. El Tiempo, 30 de noviembre de 1993». 
  4. a b «Biografía de Roberto García-Peña. Banco de la República». 
  5. a b c «Centenario de García-Peña, El Tiempo, 23 de abril de 2010». 
  6. Estampa de don Roberto. Por Abdón Espinosa Valderrama. El Tiempo, 30 de noviembre de 1993
  7. Primera edición de El Tiempo bajo la dirección de Roberto García-Peña
  8. DON ROBERTO GARCÍA-PEÑA,CONOCIDO DE CERCA, Por Jaime González Parra, 29 de diciembre de 1993
  9. «El caso de El Tiempo.8 de junio de 1957.Sección 1, página 14». 
  10. HACE 50 AÑOS, EL TIEMPO FUE CLAUSURADO POR ROJAS, El Tiempo, 4 de agosto de 2005
  11. Cómo y por qué la dictadura de Rojas Pinilla quiso destruir El Tiempo. 30 de enero de 1961, sección 2, página 4
  12. Página de los Premios Moors Cabot
  13. Rastro de los Hechos, 8 de junio de 1957, sección 1, página 5
  14. Edición extra de El Tiempo, con la noticia del atentado contra Robert Kennedy, 5 de junio de 1968
  15. Ganadores del Premio Simón Bolívar, a la vida y obra de un periodista (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  16. Última edición de El Tiempo, dirigida por Roberto García-Peña, 17 de julio de 1981
  17. a b «Primera edición de El Tiempo, dirigida por Hernando Santos Castillo, 18 de julio de 1981». 
  18. RECUERDOS DE UNA NAVIDAD CAMPESINA. Última columna de Ayax en El Tiempo, 28 de noviembre de 1993