Riccardo Ehrman

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Riccardo Ehrman
Información personal
Nacimiento 4 de noviembre de 1929 Ver y modificar los datos en Wikidata (89 años)
Florencia (Reino de Italia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Italiana Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Periodista Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
  • Cruz de la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania Ver y modificar los datos en Wikidata
La conferencia de prensa el 9 de noviembre de 1989. Riccardo Ehrman es el que está sentado en el podio, con la mesa detrás de él. Günter Schabowski (segundo desde la derecha, sentado) habla ante los micrófonos.

Riccardo Ehrmann (4 de noviembre de 1929, Florencia, Italia) es un periodista retirado italiano conocido por preguntar al miembro del Politburó del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED por sus siglas en alemán), el partido gobernante de la entonces Alemania Oriental, Günter Schabowski, el 9 de noviembre de 1989, sobre los visados de salida para los habitantes de dicho país precipitando la caída del Muro de Berlín ese mismo día, que fue parte de las revoluciones de 1989.[1][2]

La pregunta de Ehrman[editar]

Schabowski anunció en una conferencia de prensa, retransmitida en directo por la televisión de Alemania Oriental, que todas las restricciones habían sido retiradas y, creyendo que podrían pasar sin ningún trámite al otro lado, decenas de miles de personas fueron de inmediato al muro, donde los guardias fronterizos no se atrevieron a disparar y al fin abrieron los puntos de acceso. Schabowski acabó la conferencia de prensa a las 18:53. Se encontraban sobre el podio junto a Schabowski los miembros del Comité central del SED Helga Labs, Gerhard Beil y Manfred Banschak. La cuestión se remitió a las actas de la conferencia de prensa.

Ehrman preguntó sobre el derecho de viaje.[3]​ En abril de 2009, Ehrman declaró que antes había recibido una llamada telefónica en la que se le decía que hiciera una pregunta sobre la ley de viajes:[4]

Señor Schabowski, ¿cree usted que fue un error introducir la Ley de Viajes hace unos días?

Se refería a una ley de permisos de viaje muy confusa que había provocado un éxodo de miles de alemanes a través de las fronteras de Checoslovaquia y Hungría. Schabowski sacó unos papeles del bolsillo y repitió que, para evitar más líos, los ciudadanos de la RDA podrían ir al Oeste, esta vez sin pasaporte ni visado: sólo mostrando el carné de identidad o un documento parecido. Schabowski leyó un proyecto de ley del consejo de ministros que tenía delante a las 18:57:

Los viajes privados al extranjero se pueden autorizar sin la presentación de un justificante; motivo de viaje o lugar de residencia. Las autorizaciones serán emitidas sin demora. Se ha difundido una circular a este respecto. Los departamentos de la Policía Popular responsables de los visados y del registro del domicilio han sido instruidos para autorizar sin retraso los permisos permanentes de viaje, sin que las condiciones actualmente en vigor deban cumplirse. Los viajes de duración permanente pueden hacerse en todo puesto fronterizo con la RFA.

A la pregunta del periodista Riccardo Ehrman (se ha dicho que la formuló el reportero Peter Brinkmann):

Wann tritt das in Kraft? (¿Cuándo entra en vigor?)

Schabowski hojeó sus notas y contestó:

«Ab sofort» («De inmediato»).[5]

Schabowski cometió un error, no leyó la segunda página del documento, en la que se establecía que la medida tenía efecto desde el día siguiente.[6]

Gracias a los anuncios de las radios y televisiones de la RFA y Berlín Oeste bajo el título «¡El Muro está abierto!», muchos miles de berlineses del Este se presentaron en los puestos de control y exigieron pasar al otro lado. Ni las tropas de control de fronteras ni los funcionarios del ministerio encargados de regularlas estaban informados. Sin una orden, bajo la presión de la gente, el punto de control de Bornholmerstraße se abrió a las 23:00, seguido de otros puntos de paso, tanto en Berlín como en la frontera con la RFA. Muchos telespectadores se pusieron en camino. A pesar de todo, la verdadera avalancha tuvo lugar a la mañana siguiente. Muchos durmieron toda la noche para asistir a la apertura de la frontera el 10 de noviembre.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]