Retorno social de la inversión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El retorno social de la inversión (RSI o SROI, por sus siglas en inglés) es un método para medir el valor extra-financiero (como el valor ambiental o social que actualmente no se refleja en las cuentas financieras convencionales). Puede ser utilizado por cualquier entidad para evaluar el impacto en las partes interesadas, identificar formas de mejorar el rendimiento y mejorar el rendimiento de las inversiones.

El objetivo es cuantificar el valor social, que a menudo se excluye de los mercados, en los mismos términos que se utilizan en los mercados: el dinero. Así se obtiene un nuevo dato para la toma de decisiones de asignación de recursos.

Si bien el término RSI existe en el análisis de costo-beneficio, como metodología para calcular el rendimiento social de la inversión en el contexto de la empresa social fue documentada por primera vez en 2000 por el REDF,[1]​ una organización filantrópica con sede en San Francisco que otorga subvenciones a largo plazo a organizaciones que administran empresas para beneficio social. Desde entonces, el enfoque ha evolucionado para tener en cuenta los avances en los informes de sostenibilidad corporativa, así como el desarrollo en el campo de la contabilidad del impacto social y ambiental.

El interés en el RSI ha sido impulsado por el creciente reconocimiento de la importancia de las métricas para gestionar los impactos que no se incluyen en las cuentas de pérdidas y ganancias tradicionales, y la necesidad de que estas métricas se centren en los resultados. Si bien el SROI se basa en la lógica del análisis del costo-beneficio, se diferencia en que está diseñado explícitamente para la toma de decisiones prácticas teniendo en cuenta los impactos sociales y ambientales. En cambio, el análisis del costo-beneficio es una técnica arraigada en la ciencia social que es utilizada con mayor frecuencia por los inversores externos a una organización para determinar si su inversión o donación es económicamente eficiente, aunque la eficiencia económica también debería abarcar consideraciones sociales y ambientales.

Referencias[editar]

  1. Millar; Hall (2012). «Social Return on Investment (SROI) and Performance Measurement». Public Management Review 15 (6): 923-941. doi:10.1080/14719037.2012.698857.