Retenida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En náutica, la retenida es todo cabo o aparejo y a veces palo, que sirve para contener la caída, resbalón o roce y el balance u oscilación de cualquier cosa.

Así las trincas de jarcia blanca que desde las anguilas y crucetas de la basada se dan a las bitas; las barloas de una chata para dar de quilla, las galgas que se ponen a un ancla, el puntal o bordón que sostiene una cabria, el cable o calabrote que hace de rejera, el palanquín con que se sujeta por el eje trasero el cañón mientras está cargándose o zallado para adentro, la trapa (el cabo con que se sujetan las embarcaciones al echarlas al agua), etc., son retenidas y cada cosa de estas toma efectivamente este sobrenombre.

Referencias[editar]

Diccionario marítimo español, 1831, Martín Fernández de Navarrete