Retablo de Isabel la Católica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El retablo, oratorio o políptico de Isabel la Católica (ca. 1496-1504), atribuido a dos de los principales pintores de corte de los Reyes Católicos: Juan de Flandes y Michael Sittow (Melchior Alemán), fue un retablo devocional portátil, hoy desmontado, del que se conservan veintisiete o veintiocho tablas de las cuarenta y siete originales, donde se desarrollaba el ciclo de la vida de la Virgen y de Cristo. Ha sido calificado de "el más fino y delicioso Evangelio ilustrado conocido".[1] Los propios reyes aparecen retratados en una de ellas, entre los personajes que asisten al milagro de los panes y los peces.[2]

Utilizado por Isabel la Católica como retablo u oratorio privado, a la muerte de la reina se guardaban en el castillo de Toro ya desmontadas "en un armario todas estas tablicas, yguales todas" (inventario del 25 de febrero de 1505), y se dispersaron al venderse en almoneda, valoradas entre tres y cinco ducados cada una (un precio notable en comparación con otros). El mayor lote de ellas fue adquirido por el tesorero Diego Flores para Margarita de Austria (viuda del príncipe Juan y hermana de Felipe el Hermoso), quien las mantuvo en su palacio de Malinas, donde en 1520-1521 fueron vistas por Durero, que describe muy encomiosamente las tablas.[3] En los sucesivos inventarios (1516 y 1524) va reduciéndose su número (de 32 a 22). A la muerte de Margarita (1530), pasaron a su sobrino Carlos V[4] o bien a la siguiente gobernadora de los Países Bajos, María de Hungría;[5] y en cualquier caso volvieron a España en 1556 o 1558, figurando en el inventario de las colecciones reales realizado en 1600, con posterioridad a la muerte de Felipe II.[6]

Las dimensiones de las tablas conservadas son muy similares, unos 20 a 25 cm de alto por poco más de 15 cm de ancho (el formato propio de la razón áurea). Quince son propiedad de Patrimonio Nacional[7] y se conservan en el Palacio Real de Madrid (Jesús en la barca, La multiplicación de los peces, La mujer cananea -o "la hemorroísa"-, La Transfiguración, La resurrección da Lázaro, La cena en casa de Simón -o "la penitencia de la Magdalena"-, La entrada en Jerusalén, El prendimento, Los improperios, Jesús ante Pilatos, La bajada al limbo, Las Marías en el sepulcro, Noli me tangere, La cena de Emaús y Pentecostés),[5] montadas en un retablo de menores dimensiones con respecto a las que debió tener el original.[8] El resto de las supervivientes se encuentra disperso por diversos museos y colecciones,[9] como una Coronación de la Virgen y un Cristo con la samaritana en el Louvre (París),[10] una Ascensión de Cristo y una Aparición de Cristo a la virgen con los justos del Antiguo Testamento en la National Gallery (Londres),[11] una Última Cena en el Wellington-Apsley House (Londres),[12] una Asunción de la Virgen y una Tentación de Cristo en la National Gallery of Art (Washington),[13] un Cristo llevando la cruz (ayudado por el Cirineo) y un Cristo es clavado a la cruz en el Kunsthistorisches (Viena), unas Bodas de Caná en el Metropolitan (Nueva York),[14] una Coronación de Espinas en el Detroit Institute of Arts,[15] una Pasión de Cristo en el Niguliste (Tallin), y un Cristo llevando la cruz (fustigado por un soldado) en el Pushkin (Moscú).[16] Entre las tablas perdidas habría una Anunciación, una Visitación, algunas escenas de la infancia de Cristo y un Cristo en el Templo.[17] [18] [19] [20] [21]

El estilo, hispanoflamenco, se caracteriza por su minuciosidad y detallismo, acentuado por las pequeñas dimensiones y la habilidad de los pintores, que aprovechan las posibilidades miniaturistas de la técnica del óleo. El color, la línea y el volumen están muy equilibrados. Todas las superficies se tratan con esmero (ropajes, arquitecturas, y paisajes -particularmente los celajes-). Para Carl Justi estas pinturas representan "la luz pura y aérea de las mesetas españolas".[22]

No debe confundirse este retablo con una estancia denominada oratorio de Isabel la Católica en el Alcázar de Sevilla,[23] ni con una novela de Carolina Coronado titulada El oratorio de Isabel la Católica (1886).

Bibliografía[editar]

Por orden cronológico (los primeros estudios son citados de forma recurrente en la bibliografía posterior):[24]

Referencias[editar]

  1. La cita es de Elisa Bermejo, entrevista en La Vanguardia, 20 de julio de 1969.
  2. Pereda, op. cit.
  3. El fragmento está disponible en inglés: Dürer, who described them in his diary as "panels the likes of which I have never seen for purity and quality." (Pennstate). Hay traducción del Diario de Durero al español (Diario de Durero en los Países Bajos (1520-1521), 2007).
  4. Manso, op. cit., pg. 28).
  5. a b La Vanguardia
  6. Altarpiece of Isabella the Catholic: Reconstruction of altarpiece as framed by Margaret of Austria, based on inventory of Philip II, 1600, en la colección de recursos del departamento de Historia del Arte de Pennstate.
  7. Colecciones Reales, web oficial
  8. «véase imagen en Oronoz». Consultado el 4 de abril de 2017. 
  9. «Ficha de Juan de Flandes en el Museo Thyssen». Consultado el 4 de abril de 2017. 
  10. Ficha de Cristo y la samaritana, atribuida a Juan de Flandes, Ficha de Coronación de la Virgen, atribuida a Michael Sittow
  11. Ficha de la Ascensión. Ficha de la Aparición
  12. The Last Supper, with the Institution of the Eucharist and Christ washing the Disciples’ Feet (Catalogue of Paintings in the Wellington Museum - Apsley House, pg. 157 y ss.)
  13. Ficha en la National Gallery de la Asunción de la Virgen, atribuida a Michael Sittow. Obras de Juan de Flandes en la National Gallery (sólo la Tentación de Cristo parece ser del retablo de Isabel la Católica, las otras obras, son tablas de mayor formato).
  14. «Ficha». Consultado el 4 de abril de 2017. 
  15. «Ficha». Consultado el 4 de abril de 2017. 
  16. Ficha en el Pushkin de una tabla que representa la comitiva del camino del Calvario, con Cristo cargando la cruz y fustigado por un soldado (la atribuye a Sittow, pero no da indicación de procedencia, datación ni tamaño).
  17. Según el inventario, citado en Cynthia Robinson, Imagining the Passion in a Multiconfessional Castile, Penn State Press, 2013, ISBN 0271054107, pg. 374.
  18. La referencia a la tabla del Niguliste en La Tabla flamenca de Michel Sittow en lebrijadigital.
  19. Véanse diecisiete imágenes en Oronoz (la mayor parte parecen pertenecer a las conservadas en el Palacio Real de Madrid).
  20. Un Sermón de Juan el Bautista en el Museo Nacional de Serbia (Belgrado), que parece relacionarse con este retablo (o quizá con el de la Cartuja de Miraflores, de dudosa atribución -Ficha en la web del Prado-), es una tabla de mayores dimensiones (80x52). Véase imagen y fuente en un idioma eslavo
  21. En Pennstate se da el siguiente listado de veinticinco tablas (en este mismo orden -las disponibles en la galería de imagen se han presentado en su orden lógico-). Véanse en esa página web los datos de cada una y aquí los enlaces a los temas artístico-evangélicos: En este listado se echan en falta una de las dos tablas denominadas Cristo llevando la cruz (sólo lista la del Kunsthistorisches, atribuida a Juan de Flandes -donde aparece el Cirineo-, y no la del Pushkin, atribuida a Sittow -donde Cristo es fustigado por un soldado-); y una Ascensión de Cristo de la National Gallery de Londres. Este listado llama "penitencia de María Magdalena", en el primer caso, y "hemorroísa", en el segundo, a lo que otras fuentes llaman "cena en casa de Simón fariseo" (en esta fuente se reflexiona sobre las confusiones en torno a la Magdalena en este y otros retablos de Juan de Flandes) y "mujer cananea" (la iconografía de los personajes -Cristo, los apóstoles y una mujer suplicante- es poco distinguible para ambos episodios). Véase la catalogación de ambas obras en Miguel Ángel Zalama, Felipe I El Hermoso: la belleza y la locura, exposición, CEEH, 2006, ISBN 8493464333, pg. 278 y ss. Tampoco el número de tablas supervivientes es compartido por todas las fuentes (veintisiete según unas, veintiocho según otras). La denominada Pasión que según una fuente está en el Niguliste de Tallín no ha podido ser verificada ni en la web de ese museo ni en ninguna otra fuente.
  22. citado en Enrique Lafuente Ferrari, Breve Historia de la Pintura Española, Volumen 1, pg. 138.
  23. Juan Carlos Ruiz Souza, Castilla y la libertad de las artes en el siglo XV. La aceptación de la herencia de Al-Andalus: de la realidad material a los fundamentos teóricos
  24. Véase una bibliografía muy completa en la ficha del MET.