Respiración holotrópica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La respiración holotrópica es una técnica que utiliza la hiperventilación controlada junto a otros elementos que de acuerdo a sus promotores influencia el estado físico y mental del individuo y puede lograr efectos psicoterapéuticos positivos como terapia complementaria.[1]​ La técnica fue diseñada por Stanislav Grof y su esposa Christina como una forma de provocar estados alterados de conciencia sin el uso de fármacos, supuesto que aún no ha sido confirmado.[2][nota 1]​ A pesar de las afirmaciones de sus proponentes, las investigaciones científicas sobre la respiración holotrópica han mostrado que no tiene efectos positivos en la salud más allá de los de cualquier técnica de relajación.[3]

Historia[editar]

En la década de los años 1970 en Estados Unidos, el psiquiatra checo Stanislav Grof en el Instituto Esalen desarrolló la teoría de que es posible entrar a estados alterados de conciencia sin la utilización de drogas.[4][5]​ Junto a su esposa Christina, concibió una técnica que «combina la respiración controlada, la música evocativa y otras formas de tecnología del sonido, el trabajo corporal concentrado y dibujos de mandalas» para supuestamente acceder a estados similares a los provocados por sustancias como la psilocibina o el LSD en las psicoterapias psicodélicas.[6]​ De acuerdo a Grof,

Su objetivo no es la exploración gradual de los diversos niveles del inconsciente individual, como en las psicoterapias "verbales" occidentales, sino el facilitar una poderosa experiencia transformadora de naturaleza trascendental. Por consiguiente, en muchos sentidos nuestros objetivos terapéuticos están más cerca de las tradiciones chamánicas de curación psicofisiológica que de la mayoría de las psicoterapias verbales occidentales, si bien nuestro enfoque coincide con el de Carl Gustav Jung, en cuanto a que nuestro objetivo es el de facilitar la autocuración del paciente, ayudándole a adquirir conciencia y a integrar los elementos fragmentados del complejo mente-cuerpo.
Stanislav Grof, 1988[6]

El programa Grof Transpersonal Training (GTT) para certificación como faciltador en Talleres de Respiración Holotrópica propone que es posible acompañar procesos psicoterapéuticos positivos al llevar 7 módulos formativos de seis días cada uno a lo largo de 2 años.[7]

Eficacia[editar]

La investigación científica sobre la respiración holotrópica es escasa y vinculada al campo de la psicología:

  • En el artículo de Holmes y colaboradores (1996) no se demuestra que la respiración holotrópica suponga a una mejora significativa en comparación con un grupo que no llevó ese tratamiento.[3]
  • El trabajo de Brewerton y colaboradores (2012) es un trabajo sobre 4 pacientes bajo tratamiento donde los autores tratan de demostrar que la respiración holotrópica puede ser una ayuda en los tratamientos para combatir sus adicciones, no como tratamiento que sirva para curar las adicciones por si solo. No se demuestra que la terapia sea realmente eficaz.[8]

Contraindicaciones, riesgos y precauciones[editar]

La respiración holotrópica está contraindicada para ciertas condiciones físicas, como el embarazo, la epilepsia, la hipertensión, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares, y puede no ser adecuada para las personas con antecedentes de psicosis o trastornos graves de la personalidad, ya que la rápida aparición de material reprimido puede abrumar fácilmente tales personas. Además, hay una base de datos muy debatida que sugiere que incluso una hiperventilación leve puede provocar un atáque de pánico en ciertos subconjuntos de pacientes con trastorno de pánico.[9]

El periodista Michael Pollan en su libro Cómo cambiar tu mente menciona que le fue comentado que una persona falleció debido a un aneurisma cerebral generado por la respiración holotrópica.[10]

Finalmente, algunos doctores expresan su preocupación de que el método de Grof presta una insuficiente atención en trabajar e incorporar las experiencias poderosas que pueden surgir en los talleres de respiración holotrópica. El ideal para muchos pacientes puede ser utilizar la respiración holotrópica en un contexto de una terapia en curso, donde se puede integrar material traumático y difícil a lo largo del tiempo.[9]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Investigadores de la Universidad de Nueva Inglaterra en Australia concluyeron en un estudio del 2015: «Por lo tanto, vemos el siguiente paso en esta línea de investigación intentar replicar nuestros hallazgos estadísticamente significativos, al mismo tiempo investigar el supuesto aún no verificado de que la Respiración Holotrópica (RA) induce un Estado Alterado de Conciencia, y probar los modelos de mediación y moderación de RA centrados en variables de resultado clínico.».[2]

Referencias[editar]

  1. Rhinewine, Joseph P.; Williams, Oliver J. (2007). «Holotropic Breathwork: The Potential Role of a Prolonged, Voluntary Hyperventilation Procedure as an Adjunct to Psychotherapy». The Journal of Alternative and Complementary Medicine (en inglés) 13 (7): 771-776. ISSN 1075-5535. doi:10.1089/acm.2006.6203. Archivado desde el original el 2007. Consultado el 20 de marzo de 2019. 
  2. a b Rock, Adam J.; Denning, Nigel C.; Harris, Kylie P.; Clark, Gavin I.; Misso, Dave (2015). «Exploring holotropic breathwork: An empirical evaluation of altered states of awareness and patterns of phenomenological subsystems with reference to transliminality.». Journal of Transpersonal Psychology (en inglés) 47 (1): 3-24. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
  3. a b Holmes et al (1996).
  4. Cortright, Brant (1997). Psychotherapy and spirit : theory and practice in transpersonal psychotherapy (en inglés). State University of New York Press. p. 100. ISBN 0791434656. OCLC 35658076. Consultado el 26 de marzo de 2019. 
  5. «Why a Breathing Technique That Makes You Trip—Without Drugs—Should Be Your New Year’s Resolution». Vogue (en inglés). Consultado el 26 de marzo de 2019. 
  6. a b Grof, Stanislav (1988). «El Viaje Chamánico: Observaciones de la Terapia Holotrópica». Doore, Jean Gary, ed. El Viaje del Chamán: Curación, Poder y Crecimiento Personal (Quinta edición) (Barcelona: Editorial Kairós, publicado el 2006): 222-223. ISBN 9788472452565. 
  7. «Los requisitos Pre y Post Certificación del programa GTT en Respiración Holotropica». www.holotropica.org. Consultado el 26 de marzo de 2019. 
  8. Brewerton et al (2012).
  9. a b Kasprow, Mark C.; Scotton, Bruce W. (1999). «A Review of Transpersonal Theory and Its Application to the Practice of Psychotherapy». The Journal of Psychotherapy Practice and Research (en inglés) 8 (1): 12-23. ISSN 1055-050X. PMC 3330526. PMID 9888104. Consultado el 25 de marzo de 2019. 
  10. Pollan, Michael (2018). Cómo cambiar tu mente : Lo que la nueva ciencia de la psicodelia nos enseña sobre la conciencia, la muerte, la adicción, la depresión y la transcendencia. Penguin Random House. ISBN 9788499929200. OCLC 1077287268. Consultado el 28 de marzo de 2019. «Antes me había comentado sobre un caso mortal atribuido a la respiración holotrópica: un hombre que tenía un aneurisma.» 

Bibliografía[editar]

Artículos académicos[editar]

Enlaces externos[editar]