Reserva de fauna de okapis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Reserva de fauna de okapis
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
Epulu Okapi Reserve.jpg
Río Epulu a su paso por la reserva.
País República Democrática del CongoBandera de República Democrática del Congo República Democrática del Congo
Datos generales
Tipo Natural
Criterios x
Identificación 718
Región África
Inscripción 1996 (XX sesión)
En peligro desde 1997
Sitio web oficial
Ejemplar de okapi, que habita en la reserva.

La Reserva de fauna de okapis se localiza en la selva de la provincia de Ituri en el noreste de la República Democrática del Congo, cerca de las fronteras con Sudán y Uganda. Tiene aproximadamente 14.000 km² de superficie, y cubre aproximadamente un quinto del área de la selva. La reserva fue declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1996, e incluida en la Lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro en 1997.

Ecología[editar]

La reserva de vida silvestre representa aproximadamente una quinta parte del área total del bosque de Ituri. Como refugio del Pleistoceno, el bosque contiene densos bosques de hoja perenne y semi-siempreverdes, dominados por árboles Mbau ( Gilbertiodendron dewevrei).[1]​ Los ríos Nepoko, Ituri y Epulu atraviesan la reserva, rodeados de bosques pantanosos.[1]​ Los afloramientos de granito en el norte de la reserva protegen el hábitat crítico de Encephalartos ituriensis, una especie de cícadas amenazada.[1]

Debido a su clima relativamente estable durante las repetidas glaciaciones, la reserva de vida silvestre y el bosque de Ituri en su conjunto protegen una comunidad biológica única. Como su nombre lo indica, la Reserva de Vida Silvestre Okapi es el hogar de muchos okapis. En 1996, el número se estimó en alrededor de 3900–6350, de una población mundial de alrededor de 10,000–20,000. [1]​ En 1996, había aproximadamente 7.500 elefantes y 7.500 chimpancés dentro de la reserva,[1]​aunque esos números probablemente han disminuido significativamente en los últimos años debido a la caza furtiva y la inestabilidad política.[2]

Otros mamíferos identificados dentro de la reserva incluyen el leopardo, el búfalo rojo, el antílope almizclero enano de agua, el bongo, el antílope pigmeo de Bates y el cerdo hilóquero.[1]​ Los bosques de Ituri son el hogar de 17 especies de primates que se han observado dentro de la reserva, tienen la mayor riqueza de especies de primates de cualquier bosque africano.[1]

La reserva tiene más de 370 especies de aves y es uno de los sitios más importantes para la conservación de aves en África continental.[3]​ Muchas de las especies de aves que se encuentran en la reserva son endémicas de la cuenca del Congo, incluido el pavo real del Congo en peligro de extinción.[1]

La imponente montaña Mbiya domina la aldea de Epulu , y dentro de la reserva también viven pigmeos nómadas Mbuti y granjeros bantúes.

Historia[editar]

La Reserva de Fauna de Okapis se creó con la ayuda del Proyecto de Conservación de Okapis en 1992. El proyecto sigue apoyando a la reserva formando y equipando a los guardias de la fauna salvaje y proporcionando ayuda para mejorar la vida de las comunidades vecinas.[4]​ La Reserva de Fauna de Okapi se incluyó en la lista de lugares en peligro del Patrimonio Mundial en 1997. Las principales amenazas para la reserva son la deforestación, causada principalmente por la agricultura de tala y quema, y la caza comercial para la venta de carne de animales silvestres. La minería de oro también ha sido problemática para la Reserva. A partir de 2005, los combates en el este del país se trasladaron a los límites de la Reserva, lo que provocó la huida o la evacuación de su personal. La falta de financiación debido a las malas condiciones políticas y económicas de la República Democrática del Congo también ha sido problemática. Se espera que se pueda desarrollar el ecoturismo en la zona, lo que permitiría aumentar la financiación y mejorar la concienciación del público.

Conservación[editar]

La reserva de fauna silvestre la ubicación del Centro de Conservación e Investigación de Epulu, en el río Epulu. Esta instalación se remonta a 1928, cuando el campo fue fundado por el antropólogo estadounidense Patrick Putnam como estación de captura, donde se capturaban okapis salvajes para enviarlos a zoológicos estadounidenses y europeos. Hasta 2012 seguía cumpliendo esa función, aunque con una metodología muy diferente, ya que los okapis permanecían en el Congo. En 2012, un ataque rebelde dejó muertos a los okapis cautivos del centro y se decidió centrarse exclusivamente (al menos mientras hubiera problemas de seguridad) en la conservación de los okapis salvajes de la reserva.[5]​ El centro también lleva a cabo una importante labor de investigación y conservación.

Ataques de rebeldes[editar]

Un okapi

El 24 de junio de 2012, el Centro de Conservación e Investigación de Epulu fue atacado, saqueado e incendiado por un grupo de rebeldes Mai-Mai, liderado por Paul Sadala (alias Morgan) y formado por cazadores furtivos de elefantes y mineros ilegales.[5][6]​ Durante el ataque, murieron 13 de los 14 okapis que había en el centro (el último murió más tarde por las heridas sufridas durante el ataque) y también murieron seis personas, entre ellas dos guardias de la fauna.[6]​ Muchos otros lugareños, algunos menores de edad, fueron secuestrados, pero todos fueron liberados más tarde.[5]​ A principios de agosto, la situación de seguridad había mejorado gracias a las tropas del ejército congoleño y a los guardias de la Autoridad de la Fauna Congolesa, y habían comenzado los preparativos para reparar el centro.[7]​ Tras las donaciones de todo el mundo, se había reconstruido un año después del ataque.[5]

El 14 de julio de 2017, se produjo un ataque en la sección de la reserva cercana a Mambasa, probablemente por parte de rebeldes mai-mai. Los periodistas extranjeros (dos británicos y un estadounidense) y varios guardabosques locales salieron ilesos, pero cinco empleados locales de la reserva (cuatro guardas y un rastreador) murieron.[8][9]​ Varios de los atacantes también murieron.[9]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h «Okapi Wildlife Refuge». UNESCO World Heritage Centre. United Nations Educational, Scientific, and Cultural Organization. Consultado el 13 de junio de 2021. 
  2. Somers, Michael; Beyers, Rene L.; Hart, John A.; Sinclair, Anthony R. E.; Grossmann, Falk; Klinkenberg, Brian; Dino, Simeon (2011). «Resource Wars and Conflict Ivory: The Impact of Civil Conflict on Elephants in the Democratic Republic of Congo - The Case of the Okapi Reserve». PLOS ONE 6 (11): e27129. Bibcode:2011PLoSO...627129B. ISSN 1932-6203. PMC 3212536. PMID 22096529. doi:10.1371/journal.pone.0027129. 
  3. «Okapi Wildlife Reserve». Guide for Africa. Consultado el 25 de octubre de 2011. 
  4. «Okapi Conservation Project». Wildlife Conservation Network. 
  5. a b c d Mongobay (9 September 2013).A year after devastating attack, security returns to the Okapi Wildlife Reserve (photos). consultado el 16 July 2017.
  6. a b Okapi Conservation Project (28 June 2012).Okapi Conservation Project, Epulu Update – June 28, 2012 (enlace roto disponible en este archivo).
  7. Okapi Conservation Project (4 August 2012).Okapi Conservation Project, Update – August 4, 2012 (enlace roto disponible en este archivo).. Retrieved 15 September 2012
  8. New York Times (16 July 2017).U.S. journalist found alive in Congo, 5 others are killed. consultado el 16 July 2017.
  9. a b France24 (16 July 2017).Kidnapped US journalist in DR Congo found safe, five wardens killed (enlace roto disponible en este archivo)..

Bibliografía adicional[editar]

  • Susan Lyndaker Lindsey; Mary Neel Green; Cynthia L. Bennett (1999). The Okapi. University of Texas Press. ISBN 0-292-74707-1

Enlaces externos[editar]