Represión de la masonería por los totalitarismos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

A lo largo de su historia, la Masonería ha sido víctima de numerosos atropellos por parte de Gobiernos que encuadran con la definición de totalitarismos. Estos atropellos han ido desde la simple prohibición de reunirse, pasando por las penas de prisión y llegando hasta la pena de muerte (por el simple hecho de ser Masón).

Europa ha sido en la principal zona geográfica donde tuvo lugar la represión del Totalitarismo contra la Masonería.

La Masonería ha sido acusada simultáneamente de ser afín al comunismo y al capitalismo burgués, según fuese un totalitarismo de derechas o izquierdas.

Totalitarismos de Izquierdas[editar]

Régimen Soviético de la U.R.S.S.[editar]

Represión en Rusia[editar]

Coat of arms of the Soviet Union.svg

Después que el movimiento bolchevique tomara el poder en Rusia, las logias masónicas fueron toleradas por algún tiempo.

En el IV Congreso Mundial de la Internacional Comunista tuvo lugar en Moscú, entre el 30 de noviembre y el 5 de diciembre de 1922 formalmente se declaró que la masonería era contraria a la ideología comunista. Se pidió a todos los comunistas darse de baja de la masonería o del partido comunista.

León Trotsky definió la masonería como "una ideología de concepción burguesa contraria en sus principios a la dictadura del proletariado, que tiende a establecer un Estado dentro del Estado". Ningún comunista que había sido masón pudo presentarse durante un período de dos años a ningún puesto del partido. Ante tal situación algunas logias se disolvieron inmediatamente, mientras que otras continuaron con una existencia en precario.

Cuatro años después cuando el masón Astromov solicitó a Stalin, que permitiese a la masonería seguir operando a pesar de la sanción oficial. Astromov había fundado cuatro logias en Leningrado, Moscú, Tiflis y Kiev. Se procedió al arresto, tortura y encarcelamiento de 30 conocidos masones (incluidos todos los oficiales de las cuatro logia fundadas por Astromov). Astromov también fue detenido, e interrogado y poco después de ser liberado moría a la edad de 76 años. La masonería desapareció totalmente durante los restantes años de gobierno soviético.

Tras el colapso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas reaparece la masonería en Rusia y en otros países que formaban parte de la esfera soviética.

Disertations on Russian Freemasonry

Represión en Letonia[editar]

Flag of Latvian SSR.svg

Letonia fue ocupada por el ejército soviético el 17 de junio de 1940, según los términos del Pacto Molotov-Ribbentrop, convirtiéndose en la República Socialista Soviética número 15. Las logias Letonas fueron cerradas al poco tiempo de la ocupación por fuerzas Soviéticas, y sigieron clausuradas durante la posterior ocupación por Fuerzas Nazis en 1941.

Después de la guerra todas las actividades masónicas en Letonia fueron estrictamente prohibidas por el partido comunista.

Una vez restaurada la independencia de Letonia en 1991 no reaparece la Masonería en sino hasta 1993.

Gran Logia de Letonia

Represión en Lituania[editar]

República Socialista Soviética de Lituania

En 1940 la ocupación soviética marca un final abrupto de la masonería en Lituania.

A partir de 1990 con la restauración de la independencia de Lituania se empiezan a sentar las bases de la futura masonería Lituana que no seria una realidad hasta el 27 de agosto de 1993.

Gran Logia de Lituania

Represión en Hungría[editar]

En 1919, Béla Kun proclamó la dictadura del proletariado en Hungría. Esto marcó el inicio de redadas por parte del ejército húngaro contra las logias masónicas junto con robos y en ocasiones destrucción de las bibliotecas, registros, archivos y obras artísticas masónicas.

Varios edificios masónicos fueron confiscados y usados para exposiciones anti-masónicas. La masonería fue proscrita por ley por medio de un decreto en 1920.

En la Hungría de después de la guerra, las logias fueron descritas como "lugares de reunión de elementos capitalistas, amigos del imperialismo occidental, enemigos de la república democrática."

Represión en Bulgaria[editar]

Flag of Bulgaria (1946-1948).svg

En septiembre de 1945 el Ejército Rojo invade Bulgaria, y promueve a los comunistas locales al poder, estableciendo un Estado socialista.

La masonería que ya había sido ilegalizada en el 1941 (antes de la llegada de los soviéticos), aunque sigue siendo proscrita por el nuevo régimen de signo totalmente contrario al anterior. No volvieron a permitirse las logias masónicas sino hasta 1992.

Represión en Checoslovaquia[editar]

Czechoslovakia COA 1961-1989.svg

Después de la toma por lo comunistas de Checoslovaquia en 1948, la situación de los masones se volvió muy difícil.

Finalmente el 1 de abril de 1951 la Gran Logia de Checoslovaquia decidió interrumpir todas las actividades masónicas de sus 15 logias. Los masones Checoslovacos tuvieron que esperar 40 años para poder reiniciar sus actividades. De los 779 miembros que había en 1951 solo el 3% permanecía vivo en 1990. El 17 de noviembre de 1990 las logias Narod, Dilo y Most resumieron sus actividades masónicas.

Represión en Polonia[editar]

En el año 1938 la Masonería fue ilegalizada en Polonia por decreto de la Presidencia Polaca.

Totalitarismos de Derechas[editar]

Régimen Nazi[editar]

Represión en Alemania[editar]

Nazismo


Antes de la llegada del nazismo, la masonería alemana era la segunda más importante del mundo tanto en número de logias como en número de masones. En los años 30 existían 10 Grandes Logias que consistían de 690 logias y alrededor de 70.000 masones.

En 1937 el régimen nazi de Alemania declara a la Masonería "enemiga del Estado", los archivos y la propiedad de la masonería fueron confiscados. Muchos masones fueron enviados a los campos de concentración por el simple hecho de ser masones.

Los registros preservados por el Reichssicherheitshauptamt muestran la persecución que sufrieron los masones. A pesar que no se sabe con certeza el número exacto, se estima que entre 80.000 y 200.000 masones fueron exterminados por el régimen nazi, en la Europa conquistada o influida por los nacional-socialistas.

En 1948 la pequeña flor de color azul llamada "no-me-olvides" fue adoptada como signo distintivo masónico en la primera Convención Anual de la Gran Logia Unida de Alemania de Masones Antiguos Libres y Aceptados. Hoy día sigue usándose en memoria de aquellos que han sufrido en nombre de la masonería, especialmente en Alemania durante el Tercer Reich.

En Mein Kampf, Adolf Hitler escribe que la masonería ha "sucumbido" a los judíos y se ha convertido en un "excelente instrumento" para combatir por sus intereses y para usar sus "hilos" para tirar del nivel superior de la sociedad en pro de sus designios. Él continúa, "La parálisis general del instinto de auto-preservación nacional de la sociedad empezó por causa de la masonería"

La masonería fue prohibida en todas las naciones aliadas con los nazis o bajo su control; incluidas Japón, Noruega y Francia.

Represión en Austria[editar]

Entre 1934 y 1936 fueron cerradas varias de las más prominentes logias de Austria.

El 12 de marzo de 1938 la Gestapo tomo posesión de la Gran Logia de Viena, los archivos de la Gran Logia desaparecieron.

El Gran Maestre Dr.Richard Schlesinger fue arrestado. Murió al poco tiempo de ser puesto en libertad como consecuencia del duro trato recibido.

Represión en Holanda[editar]

Las fuerzas nacional-socialistas de Alemania tras la invasión de Holanda, asaltaron el edificio de la Gran Logia Hague en mayo de 1940 impidiendo el acceso al edificio. En septiembre de 1940 todas las posesiones de la orden fueron confiscadas.

El entonces Gran Maestre, Herman Van Tongeren fue arrestado en octubre de 1940, y posteriormente murió el 29 de marzo de 1941, mientras se encontraba prisionero en el campo de concentración de Sachsenhausen, en Alemania.

Represión en Bélgica[editar]

El 24 de agosto de 1940 comenzaron las confiscaciones de material masónico por parte del ejército invasor nazi de Alemania. Las lógias masónicas fueron de las primeras instituciones de Bélgica en ser sistemáticamente asaltadas; primero por las Sicherheitsdients (Servicio de Seguridad), seguido de cerca por las Einsatzst Reichsleiter Rosenberg.

Represión en Noruega[editar]

Faltan Fuentes

Represión en Polonia[editar]

Faltan Fuentes

Represión en Francia[editar]

Durante la ocupación de Francia por el ejército Nacional Socialista de Alemania (Nazi) tuvieron lugar la confiscación por parte del gobierno de Vichy de la documentación masónica de las distintas logias, los cuales fueron almacenados en el Castillo de Silesia.

Represión en Rumania[editar]

Faltan Fuentes

Represión en Bulgaria[editar]

El 23 de enero de 1941 el Parlamento de Bulgaria bajo la influencia de las potencias del eje (incluidos Nazis) emitió la Ley de la defensa de la Nación que prohibía la existencia de Logias masónicas en el territorio de Bulgaria.

Represión en Yugoslavia[editar]

Faltan Fuentes

Represión del Fascismo en Italia[editar]

Benito Mussolini

Benito Mussolini decretó en 1924 que los miembros del Partido Fascista que fueran masones debían abandonar una u otra organización.

Es notable el caso del General Capello, uno de los más prominentes fascistas, y que también fue Diputado Gran Maestre del Grande Oriente de Italia, el cual se dio de baja del Partido fascista y mantuvo su pertenencia a la Masonería. Posteriormente en menos de un año fue arrestado y sentenciado a 30 años de cárcel.

En 1925 Musolinni disolvió la masonería en Italia bajo la acusación de que era una organización política. En una carta abierta al Duce el Gran Maestro del Gran Oriente, Domizio Torrigiani, tuvo el coraje de defender la idea de la democracia y la libertad de pensamiento. El precio que pagó por tal osadía fue el destierro e la islas Lipari y al poco tiempo murió.

Cientos de destacados masones compartieron el exilio en Lipari. En el máximo punto de agitación antimasónica (1925 - 1927), escuadrones de camisas negras penetraron en las casas de masones conocidos de Milán, Florencia y otras ciudades, y asesinaron al menos a cien de ellos.

Represión en España[editar]

Primo de Rivera[editar]

En 1927, bajo la Dictadura de Primo de Rivera, se prohibió la masonería. La situación de los masones no fue fácil durante el período, no tanto porque hubiera una política centralizada contra la masonería, sino porque el funcionamiento de las logias fue dejado al arbitrio de los gobernadores civiles. Con lo que los trabajos masónicos fueron prohibidos en algunas regiones de España y autorizados o simplemente ignorados en otras regiones.

Régimen franquista[editar]

Falange española Yugo y flechas.jpg

Durante el gobierno del General Francisco Franco se quiso relacionar a la masonería con el comunismo y con el judaísmo, a pesar que la masonería se define a sí misma como apolítica y adogmática.

El 15 de septiembre de 1936 se publicó su primer decreto contra la Masonería, cuyo primer artículo dice así: La Francmasonería y otras asociaciones clandestinas son declaradas contrarias a la ley. Todo activista que permanezca en ellas tras la publicación del presente edicto será considerado como reo del crimen de rebelión. Pero en esa fecha, muchos masones españoles habían sido ya fusilados.

Desde comienzos de 1937 la Secretaría Particular de Franco (Delegación de Servicios Especiales) se dedicó a reunir primero en Burgos, y después en Salamanca, toda documentación posible sobre logias y masones. En el mes de mayo de 1937 era nombrado Marcelino Ulíbarri director del Servicio de Recuperación de Documentos, cuya sede definitiva estuvo en Salamanca, con el objetivo de reunir un gran fondo documental que permitiera al franquismo llevar a cabo la depuración total de cualquier vestigio de filiación masónica.

Como balance cuantitativo puede asumirse el informe de la asamblea anual de la Masonería, que se celebró en Madrid los días 15 y 16 de diciembre de 1937, según el cual todos los hermanos que no habían podido huir de la zona franquista habían sido asesinados.

El 21 de diciembre de 1938, Franco decretó que todas las inscripciones o símbolos de carácter masónico o que pudieran molestar a la Iglesia católica fueran eliminados de todos los cementerios de la zona nacional en el plazo de dos meses.

La Masonería vuelve a quedar incursa en la ilegalidad franquista en la célebre Ley de Responsabilidades Políticas, de 9 de febrero de 1939, donde, junto con todos los partidos del Frente Popular y sindicatos, se declaran (una vez más) fuera de la ley todas las logias masónicas.

El 1 de marzo de 1940 se dictó la principal ley antimasónica del Régimen, la Ley para la Represión de la Masonería y el Comunismo. Las penas iban desde la incautación de bienes hasta la reclusión mayor. Los masones, aparte de las sanciones económicas, quedaban automáticamente separados de cualquier empleo o cargo de carácter público. Se establecieron penas de veinte a treinta años de prisión para los grados superiores, y de doce a veinte para los cooperadores. La depuración llegaba a tal extremo que impedía formar parte de un "Tribunal de Honor" a quien tuviera algún pariente masón hasta segundo grado de consanguineidad. Con esa misma fecha quedaba constituido el Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo, Tribunal que estuvo en vigor hasta la creación del Tribunal de Orden Público en 1963. El de la Masonería fue suprimido el 8 de febrero de 1964.

En los Archivos Generales de la Guerra Civil Española permanecen guardados los sumarios por "delito de masonería" del Tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo.[1]

En 1952, el jefe del estado español Francisco Franco publicó bajo el seudónimo de Jakim Boor, una serie de artículos antimasónicos en los periódicos de la posguerra, publicados todos ellos más tarde en el libro Masonería.[2]

Represión de la Masonería en Portugal[editar]

Tras el golpe de estado del 28 de mayo de 1926 António de Oliveira Salazar asumió el poder dictatorial de Portugal, dando fin a la democracia instaurada en 1910.

El 16 de abril de 1929 la Guardia Republicana Nacional y la Policía asaltaron y capturaron las oficinas del Grande Oriente Gremio Lusitano, deteniendo a todos los masones presentes. Se confiscaron todos los documentos encontrados.

En vista de la nueva situación José da Costa Silva (masón) del Grande Oriente decretó que las logias se organizasen en números pequeños que fuesen difíciles de detectar por espías.

Salazar consiguió suprimir las libertades políticas dando cacería a sus oponentes y encarcelándolos. Esto llevo al exilio a numerosos masones (1931-1935).

El 21 de marzo de 1935 la masonería fue prohibida en todo Portugal por medio de la ley 1901 que disolvía el Grande Oriente Gremio Lusitano y la ley 1950 que transfería todos los archivos y propiedades de la masonería a la Legión Portuguesa. Muchas insignias y documentos del Gremio Lusitano fueron depositados en el PVDE (Policía Secreta).

La masonería no retornó a la normalidad en Portugal hasta 1974.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]