Rendición extraordinaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rendición extraordinaria en el mundo.

Rendición extraordinaria es una expresión utilizada en los Estados Unidos y el Reino Unido para procedimientos extralegales mediante los cuales los sospechosos de terrorismo son enviados a otros países diferentes de Estados Unidos o el Reino Unido para encarcelamiento e interrogación. Los críticos han acusado a la CIA y al MI6 de entregar sospechosos a otros países con el objetivo de evitar las leyes de los Estados Unidos que prohíben la tortura y han llamado esta práctica “tortura por proxy".

Las noticias de prensa describen que los sospechosos son arrestados, les son vendados los ojos, son esposados, sedados y transportados en jets privados u otros medios a los países de destino. Asimismo Estados Unidos proporciona los interrogadores y la lista de preguntas. Aunque Egipto es el destino más común, los sospechosos de terrorismo también son llevados a Jordania, Siria, Marruecos y Uzbekistán.

En un número de casos, los sospechosos a quienes se les ha practicado el procedimiento han resultado ser personas inocentes.

Según el ex agente de la CIA Bob Baer, “Si usted quiere una interrogación seria, envía el prisionero a Jordania; si usted quiere que sea torturado lo envía a Siria; y si usted quiere que desaparezca y no volverlo a ver, lo envía a Egipto”.[cita requerida]

Introducción[editar]

En términos generales, la expresión “rendición extraordinaria” o “rendición irregular” o “entrega extraordinaria” hace referencia al proceso mediante el cual un gobierno promueve el secuestro de una persona y luego su traslado extrajudicial de un país a otro. [1]

En Estados Unidos, el primer caso bien conocido de rendición extraordinaria fue el de un secuestrador de avión, raptado en Italia y trasladado a EEUU para su enjuiciamiento, con la autorización del presidente Ronald Reagan.[2]

El presidente Bill Clinton autorizó la rendición extraordinaria con destino a países conocidos por practicar la tortura, lo que se llamó “Tortura por poder” o “Tortura por procuración”, (en el sentido de “Tortura por encargo”).[3]

La administración del presidente George W. Bush, “entregó” cientos de los así llamados “combatientes ilegales” (a menudo nunca acusados de ningún crimen) a la tortura por procuración y a sitios controlados por EEUU para un programa de tortura bajo el eufemismo de “técnicas de interrogación mejorada”.[4]

Las rendiciones extraordinarias continuaron con frecuencia reducida durante la administración de Barack Obama: en vez de ser sometidos a tortura, la mayoría de los secuestrados han sido interrogados y luego llevados a EEUU para su enjuiciamiento.[5]

Las rendiciones extraordinarias siguen siendo una clara violación a la legislación internacional y al debido proceso.[6]

En Julio de 2014 la Corte Europea de Derechos Humanos condenó al gobierno de Polonia por participar en rendiciones extraordinarias de la CIA, ordenando a Polonia a pagar una compensación a hombres que habían sido secuestrados, llevados a uno de los centros clandestinos de detención de la CIA en Polonia y torturados.[7] [8] [9] En total, se sabe que 54 países han estado involucrados con las rendiciones extraordinarias de EEUU.[1]

Antecedentes[editar]

Informe completo del Comité Selecto de Inteligencia del Senado de Estados Unidos sobre las prácticas de interrogatorio a detenidos en prisiones secretas entre 2001 y 2009 por la CIA, desclasificado en 2014, donde se demostraron y documentaron docenas de casos de rendiciones extraordinarias.

Hacia el 2005, críticos argumentaron que había sujetos sometidos a tortura con el conocimiento o complacencia de EEUU (el traslado de cualquier persona, a cualquier lugar, con el propósito de aplicación de tortura, es una violación de la ley de EEUU). Adicionalmente, ex detenidos, como el ciudadano australiano Mamdouh Habib, reclamaron haber sido transferidos a otros países para ser sometidos a interrogatorio bajo tortura. En Diciembre de 2005 Condoleezza Rice, entonces Secretaria de Estado de EEUU, afirmó que:[10]

Los Estados Unidos no han transportado a nadie y no transportarán a nadie, a un país donde creamos pueda ser torturado. En su caso, los Estados Unidos buscan garantías de que las personas transferidas no serán torturadas.

Desde 2001 a 2005, oficiales de la CIA capturaron un estimado de 150 personas y los transportaron alrededor del mundo.[11] [12] [13] [14]

Las revelaciones sobre el programa de EEUU han impulsado en Europa varias investigaciones oficiales sobre las presuntas detenciones secretas y traslados ilegales de detenidos que involucran a Estados miembros del Consejo de Europa. En la resolución del 27 junio de 2006 del Consejo de Europa se estima que 100 personas habían sido secuestradas por la CIA en territorio de la UE (con la colaboración de miembros del Consejo de Europa), y entregadas a otros países, a menudo después de haber transitado a través de centros clandestinos de detención de la CIA (“black sites”), algunos situados en Europa. De acuerdo al informe independiente del Parlamento Europeo del 14 de febrero de 2007, la CIA ha realizado 1.245 vuelos, muchos de ellos a destinos en los que los sospechosos podrían enfrentar la tortura, en violación del artículo 3 de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura.[15] Una gran mayoría del Parlamento de la Unión Europea respaldó la conclusión del informe de que muchos Estados miembros toleraron acciones ilegales de la CIA, y criticó a varios gobiernos europeos y agencias de inteligencia por su falta de voluntad para cooperar con la investigación.

Pocos días después de su toma de posesión en 2009, el presidente de Estados Unidos Barack Obama firmó una Orden Ejecutiva en oposición a la implementación de tortura y estableció un grupo de trabajo para formular recomendaciones acerca de los procesos para prevenir la implementación de tortura.[16] Al mismo tiempo que la administración Obama tomó distancia de algunas de las más duras técnicas de contra-terrorismo, también expresó que continuarían, por lo menos, algunas formas de rendición.[17] A partir de 2011, la administración permitió la rendición sólo "a un país con jurisdicción sobre ese individuo (para el enjuiciamiento de esa persona)," cuando hay garantías diplomáticas "que no va a ser tratado inhumanamente”[18] [19]

Definiciones[editar]

En términos legales, 'Rendición' significa la transferencia de personas de una jurisdicción a otra y un acto de entrega, ambos luego de procedimientos legales y de acuerdo con la ley. Si embargo, “Rendición extraordinaria” es una rendición extra legal, es decir, por fuera de la ley (ver: secuestro). 'Rendición' refiere a la transferencia; no entran en la definición estricta de “rendición extraordinaria” la aprehensión, la detención, el interrogatorio y otras prácticas que ocurren antes y después del movimiento y el intercambio de prisioneros extrajudiciales. En la práctica, el término se utiliza ampliamente para describir este tipo de prácticas, en particular la detención inicial. Este último uso se extiende a la transferencia por parte de los EEUU, de sospechosos de terrorismo con destino a los países conocidos por torturar prisioneros o emplear técnicas de interrogatorio duras que pueden elevarse al nivel de tortura.[20]

La administración Bush admitió libremente esta práctica; indicando, entre otras disposiciones, que han pedido expresamente que la tortura no debe ser utilizada.Sin embargo, la tortura todavía puede ocurrir a pesar de estas disposiciones y existe mucha documentación alegando que ha sucedido en muchos casos.[21] [22] [23] En estos casos, el captor inicial permite la posibilidad de la tortura a partir de la liberación del prisionero a la custodia de países que practican la tortura.

La siguiente distinción de grado es la que refiere a la intención, donde continúa gran parte de la búsqueda de pruebas. Se ha alegado que algunos de los detenidos han sido torturados con el conocimiento, la aquiescencia o aún la participación de las agencias de Estados Unidos. La transferencia de cualquier persona, a cualquier lugar, con el propósito de tortura, sería una violación a la legislación de EEUU.[20] El abogado de Nueva York Marc D. Falkoff, declaró que tal evidencia, es decir, la transferencia a los efectos de la tortura, era una práctica operativa. En una presentación ante la corte, Falkoff describe un memo clasificado de transferencia de un prisionero desde el campo de detención de Guantánamo. En él parece señalarse que como no podía utilizarse tortura, la información no había podido ser recuperada, y se expresaba la recomendación de que el prisionero se enviará a una nación que practicara tortura.[24]

Casos históricos[editar]

Siglo XX[editar]

Los Estados Unidos han usado en forma creciente la rendición extraordinaria, como una herramienta en su “guerra contra el terror”, para hacer frente a extranjeros demandados, ignorando el normal proceso de extradición contemplado por la legislación internacional.[25] . Los modernos métodos de rendición, incluyen un formato mediante el cual los sospechosos son puestos bajo la custodia de EEUU, pero entregados a un tercer país, a menudo sin haber estado nunca en suelo de los EEUU y sin involucrar a los países representantes, denominado “rendición extraordinaria”. Documentos recuperados de oficinas de Relaciones Exteriores de Libia, durante el gobierno de Muammar Gaddafi, luego de la guerra civil de Libia del 2011, sugieren que la CIA y el MI6 del Reino Unido entregaron sospechosos al gobierno de Libia, sabiendo que podrían ser torturados.[26] Se le concedió permiso a la CIA para usar la rendición (a los EE.UU. de los terroristas acusados) en una directiva presidencial firmada por el presidente Bill Clinton en 1995, a raíz de un procedimiento.[27] established by US President George H. W. Bush in January 1993.[28]

La CIA fue acusada de entregar sospechosos a otros países, con el objeto de eludir la legislación de EEUU que ordena debido proceso y prohíbe la tortura. Los críticos han llamado a esta práctica “vuelos de tortura”.[29] Los defensores de esta práctica argumentan que los interrogatorios en lengua nativa y culturalmente informados son más exitosos en la obtención de información de los sospechosos.[30] [31]

En algunos casos, se encontró que eran inocentes sospechosos atrapados mediante este procedimiento.[32] En los casos de Khalid El-Masri y Maher Arar, la rendición extraordinaria parece haber sido utilizada con civiles inocentes, que también sufrieron detenciones prolongadas. Se informó que la CIA ha puesto en marcha una investigación sobre estos casos (a los cuales se refiere como “rendición errónea”).

Casos destacados[editar]

El primer caso bien conocido de rendición extraordinaria involucró a los secuestradores del crucero Achille Lauro en 1985: luego de que se les hubiera asignado un vuelo y estaban en ruta en espacio aéreo internacional, aviones de combate de la Marina de EEUU los forzaron a aterrizar en la base aérea Sigonella, una base militar italiana en Sicilia, utilizada por la Marina de EEUU y la OTAN. Los EEUU estaban intentando que los secuestradores quedaran dentro del alcance jurídico de su gobierno, para poder trasladarlos y juzgarlos en EEUU.[33]

En septiembre de 1987, durante la administración Reagan, EEUU ejecutó una rendición extraordinaria, cuyo nombre en código fue "vara de oro", en una operación conjunta FBI-CIA. Los agentes atrajeron a Fawaz Yunis, que era buscado en los tribunales de Estados Unidos por su participación en el secuestro de un avión jordano que tenía a bordo ciudadanos estadounidenses, hacia un barco frente a las costas de Chipre, que luego fue llevado a aguas internacionales, donde fue arrestado. “El gobierno de Reagan no realizó este secuestro a la ligera. El entonces director del FBI, William H. Webster se había opuesto a un intento anterior de arrebatar a Yunis, con el argumento de que Estados Unidos no debería adoptar las tácticas de Israel, que había secuestrado a Adolf Eichmann en una calle residencial de Buenos Aires, Argentina, en 1960. En 1984 y 1986, durante una ola de ataques terroristas, el Congreso aprobó leyes que establecieron que la piratería aérea y los ataques contra los estadounidenses en el extranjero se consideraban delitos federales. Ronald Reagan endureció estas leyes mediante la firma de una directiva secreta de acción encubierta en 1986, que autorizaba a la CIA a secuestrar, en cualquier lugar del mundo, a los extranjeros buscados por terrorismo. Una nueva palabra entró en el diccionario de las relaciones exteriores de Estados Unidos: "rendición".[2]

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles declara que la rendición extraordinaria fue desarrollada durante la administración Clinton. Hacia mitad de los años '90, los oficiales de la CIA estaban tratando de localizar y desmantelar las organizaciones del fundamentalismo islámico, es particular Al Qaeda, en el Medio Oriente.[14]

De acuerdo a Richard Clarke, oficial de la administración Clinton: “Las 'rendiciones extraordinarias' eran operaciones para detener a los terroristas en el extranjero, por lo general sin el conocimiento del gobierno anfitrión y casi siempre sin reconocimiento público .... La primera vez que propuse un arrebatamiento, en 1993, el abogado de la Casa Blanca, Lloyd Cutler, exigió una reunión con el presidente para explicar cómo esto violaba el derecho internacional. Clinton parecía estar del lado de Cutler hasta que Al Gore se unió tardíamente a la reunión, después de haber volado durante la noche desde Sudáfrica. Clinton resumió los argumentos de ambas partes para Gore: 'Lloyd dice esto. Dick dice eso.' Gore se rió y dijo: "Eso es una obviedad. Por supuesto que es una violación del derecho internacional, es por eso que es una acción encubierta. El tipo es un terrorista. A tomar su culo.”[34]

Tanto en el caso de Reagan como de Clinton, las acciones involucraron la aprehensión en el extranjero de conocidos terroristas, utilizando medios encubiertos, de ser necesario. La administración Bush expandió esta política luego de los ataques de 9/11.

En una entrevista del periódico The New Yorker a Michael Scheuer, veterano de la CIA y uno de los autores del programa de rendiciones bajo la administración Clinton, la escritora Jane Mayer apuntó,

En 1995, agentes de EEUU propusieron el programa de rendición a Egipto, dejando claro que tenían los recursos para ubicar, capturar y transportar sospechosos de terrorismo globalmente, incluyendo el acceso a una pequeña flota de aviones. Egipto abrazó la idea... 'Lo que era inteligente, ya que algunas de las personas de alto rango de Al Qaeda eran egipcias' dijo Scheuer. 'Servía a los objetivos estadounidenses conseguir que estas personas fueran detenidas y servía a los objetivos egipcios conseguir que estas personas volvieran, donde podrían ser interrogadas'. Técnicamente la ley estadounidense requiere que la CIA busque 'garantías' de parte de los gobiernos extranjeros de que los sospechosos entregados no serán torturados. Scheuer me dijo que esto se hizo, pero que el 'no estaba seguro' que fueran firmados los documentos que confirmaban este acuerdo.”[35]

Scheuer dió su testimonio en 2007, ante el Congreso, afirmando que ninguna de esas garantías fue recibida. [36]

Reconoció que el tratamiento de los prisioneros puede no haber estado "a la altura de los estándares de Estados Unidos." Él afirmó,

Este es un asunto sin importancia, porque la meta del programa de rendiciones era proteger a Estados Unidos, y los combatientes entregados a los gobiernos de Oriente Medio están ahora muertos o en lugares desde los cuales no pueden dañar a los Estados Unidos. Misión cumplida, como dice el refrán.[37]

A partir de entonces, con la aprobación del Presidente Clinton y una directiva presidencial (http://www.fas.org/irp/offdocs/pdd39.htm PDD 39), la CIA eligió enviar sospechosos a Egipto, donde fueron entregados a la central egipcia de Servicios Generales de Inteligencia (Mukhabarat).

Siglo XXI[editar]

Luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001, los EEUU, particularmente la CIA, han sido acusados de la entrega de cientos de personas sospechadas por el gobierno de ser terroristas -o de complicidad con organizaciones terroristas- a terceros países tales como Egipto, Marruecos y Uzbekistán. Tales detenidos fantasma eran mantenidos por fuera del sistema judicial, a menudo sin nunca haber entrado a territorio de EEUU, y podían o no, finalmete ser transferidos a la custodia de EEUU.[35]

De acuerdo a un artículo escrito por Dana Priest y publicado por el Washington Post el 4 de diciembre de 2005:

Los miembros del grupo de rendición seguían un procedimiento simple pero estándar: vestidos de negro de la cabeza a los pies, incluyendo máscaras, vendan los ojos y quitan las ropas de sus nuevos cautivos... Preparan a los detenidos … para lo que puede ser un viaje de un dia de duración. Sus destinos: o bien un centro de detención operado por países colaboradores en Oriente Medio y Asia Central, como Afganistán, o una de las propias prisiones encubiertas de la CIA las que son llamadas “black sites” (Centros clandestinos de detención de la CIA) en los documentos clasificados y que en varias ocasiones han sido operadas en ocho países, entre ellos varios en Europa del Este.[38]

Siguiendo la investigación montada en Europa, incluidas las investigaciones realizadas por el senador suizo Dick Marty, quien dio a conocer un informe público en junio de 2006, el Senado de Estados Unidos, en diciembre de 2005, estaba cercano a aprobar una medida que incluiría enmiendas requiriendo que el Director de Inteligencia Nacional proporcione actualizaciones regulares y detalladas sobre los centros de detención secretos mantenidos por los Estados Unidos en el extranjero y dé cuenta del tratamiento y la condición de cada prisionero.[39]

Metodología informada[editar]

Los medios de comunicación describen a los sospechosos al ser arrestados, con los ojos vendados, esposados y sedados, o secuestrados de otra manera, y transportados al país de destino en un avión privado o por otros medios. [40] Los informes también dicen que los países de entrega han proporcionado interrogadores con listas de preguntas.

Traslados aéreos[editar]

Boeing 737-700 en Frankfurt, Alemania el 11 de enero de 2003.

El 4 de octubre de 2001, en Bruselas se realiza un acuerdo secreto entre todos los miembros de la OTAN. George Robertson, el secretario de Defensa británico y más tarde secretario general de la OTAN, más adelante explicará que los miembros de la OTAN acordaron proporcionar "autorizaciones de sobrevuelo cubiertas para los Estados Unidos y aviones de otros aliados, para vuelos militares relacionados con operaciones contra el terrorismo".[41]

Plan de vuelo internacional de Jeppesen Boeing[editar]

El 23 de octubre de 2006, el “New Yorker” informó que Jeppesen, una subsidiaria de Boeing, manejaba el planeamiento logístico de los vuelos de rendición extraordinaria de la CIA. La afirmación se basa en la información de un ex empleado que citó a Bob Overby, director gerente de la empresa, diciendo "Hacemos todo lo de los vuelos de las entregas extraordinarias, ya sabes, los vuelos de tortura. Seamos realistas, algunos de estos vuelos terminan de esa manera. Ciertamente paga bien". El artículo llegó a sugerir que esto puede hacer que Jeppesen resulte un acusado potencial en una demanda del caso Khaled El-Masri. [42] Jeppesen fue acusado en una demanda presentada por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés) el 30 de mayo de 2007, en nombre de varios otros individuos que eran supuestamente objeto de entregas extraordinarias . La demanda fue desestimada el 8 de septiembre de 2010 por un tribunal federal de apelaciones, con el argumento de que "ir más hacia adelante, podría revelar secretos de Estado".[43]

Centros clandestinos de detención de la CIA - “Black sites”[editar]

En 2005, el Washington Post y el Observatorio de Derechos Humanos (HRW) publicaron revelaciones acerca de los vuelos y los centros clandestinos de detención de la CIA, prisiones secretas operadas por la CIA y cuya esistecia es negada por el gobierno de EEUU. El Parlamento Europeo publicó un informe en febrero de 2007 concerniente al uso de esos centros de detención secretos y a las rendiciones extraordinarias. Estos centros de detención violan el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH) y la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes de la ONU; tratados que todos los estados miembros de la Unión Europea están obligados a cumplir.[44] [45] [46]

De acuerdo a ABC News, han sido cerradas dos de esas instalaciones, en países mencionados por el Observatorio de Derechos Humanos, debido a la reciente publicidad. Los oficiales de la CIA dicen que los prisioneros fueron reubicados en el desierto del norte de África. De estos 11 valiosos prisioneros de Al-Qaeda, 10 han sido sujetos en el arsenal secreto de la CIA a duras técnicas de interrogación, algunas veces llamadas “técnicas de interrogatorio mejoradas”, autorizadas por alrededor de 14 oficiales de la CIA.[47]

Rendiciones extraordinarias y centros clandestinos de detención en Europa[editar]

Presuntos vuelos ilegales de "rendición extraordinaria" de la CIA, informados por Rzeczpospolita[48]

En enero de 2005, el senador suizo Dick Marty, representante del Concejo de Europa a cargo de las investigaciones europeas, concluyó que la CIA había secuestrado 100 personas en Europa -calificados como detenidos fantasma- y luego las había entregado a un país donde podrían haber sido torturadas. Marty calificó el secuestro de Hassan Mustafa Osama Nasr ("Abu Omar") en Milan en febrero de 2003 como un “perfecto ejemplo de rendición extraordinaria”.[49] [50]

El periódico “The Guardian” informó el 5 de diciembre de 2005, que el gobierno británico es “culpable de quebrar la ley internacional, si con conocimiento, permitieron que vuelos secretos de la CIA de 'rendición' de sospechosos de terrorismo aterrizaran en aeropuertos del Reino Unido, de acuerdo al informe de juristas norteamericanos”.[51] [52]

Críticas al “Washington Post” por no divulgar la ubicación de los centros clandestinos de detención[editar]

Sobre la decisión del Washington Post de retener la información acerca de la ubicación de kas prisiones secretas de la CIA, FAIR[53] (sigla de Fairness and Accuracy in Reporting, en español 'Equidad y Exactitud en la Información'), comentó que teniendo en cuenta que las revelaciones “podrían exponer al Gobierno de EEUU a desafíos legales, en particular en tribunales extranjeros, y aumentar el riesgo de condena política en el país y en el extranjero”, el 'Post' había hecho su parte para minimizar esos riesgos. Sin embargo, según FAIR, "la posibilidad de que las acciones ilegales e impopulares del gobierno puedan ser interrumpidas, no es una consecuencia a temer, no obstante que es el punto central de la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos ... Sin el dato básico de dónde están estas prisiones, es difícil, si no imposible que los 'desafíos legales' o la 'condena política' obligue a cerrarlas". FAIR argumentó que el daño hecho a la reputación mundial de los Estados Unidos por la continua existencia de cárceles clandestinas, era más peligroso que cualquier amenaza causada por la exposición de sus ubicaciones.[53] De acuerdo a la publicación Raw Story, la prisión polaca identificada por la reportera Larisa Alexandrovna y el oficial de inteligencia polaco David Dastych es la base Stare Kiejkuty.

El complejo en Stare Kiejkuty, un conglomerado de la era soviética, utilizado en su momento por la inteligencia alemana en la Segunda Guerra Mundial, es más conocido por haber sido la única escuela rusa de formación de inteligencia, para operar fuera de la Unión Soviética. Su importancia en la era soviética sugiere que puede haber sido la primera instalación identificada, (pero nunca nombrada), cuando Dana Priest del Washington Post, reveló en noviembre de 2005 la existencia de la red de prisiones secretas de la CIA.[54]

Tanto Alexandrovna como Dastych han afirmado que sus fuentes les dijeron que la misma información y documentos fueron proporcionados al Washington Post en 2005. Adicionalmente, identificaron la metodología aplicada para ocultar las prisiones secretas:

Los ex funcionarios de inteligencia europeos y estadounidenses indican que las prisiones secretas en toda la Unión Europea, identificados inicialmente por el Washington Post, son probablemente lugares no permanentes, lo que dificulta su identificación y localización.

Las autoridades dijeron que lo que algunos creen que era una red de prisiones secretas, fue probablemente una serie de instalaciones que Estados Unidos utilizaba temporalmente cuando sea necesario. Las prisiones secretas provisionales (instalaciones secretas utilizadas para actividades encubiertas), pueden ser tan pequeñas como una habitación en un edificio del gobierno, que sólo se convierte en un sitio clandestino cuando un prisionero es llevado para su detención e interrogatorio de corto plazo.

Explicaron que “Un sitio tal, dijeron las fuentes, debía haber estado cerca de un aeropuerto”. El aeropuerto en cuestión es el Aeropuerto Internacional de Szczytno-Szymany, de acuerdo a Alexandrovna y Dastych.

En respuesta a estas declaraciones, el ex jefe de inteligencia polaco, Zbigniew Siemiatkowski, se embarcó en un bombardeo mediático y afirmó que las acusaciones formuladas por Alexandrovna y Dastych eran "... parte de la batalla política interna en los EE.UU. sobre quién va a suceder al actual presidente republicano George W. Bush", según la agencia de noticias alemana Deutsche Presse Agentur".[55]

Buques prisión[editar]

Los EEUU también fueron acusados de operar “buques-prisión” para alojar y transportar detenidos en su Guerra contra el terrorismo, de acuerdo a abogados de derechos humanos. Ellos han reclamado que los EEUU tratan de ocultar la cantidad y la ubicación de los detenidos.[56]

Casos significativos[editar]

Caso Khaled Masri[editar]

Khaled Masri (o Khalid El-Masri o Khaled El-Masri)[57] [58] (nacido el 29 de junio de 1963) es un ciudadano alemán erróneamente secuestrado por la policía de Macedonia y entregado a los EEUU (CIA). Mientras permanecía bajo custodia de EEUU, fue trasladado en avión a Afganistán, donde fue retenido en un centro clandestino de detención de la CIA, interrogado, golpeado, desnudado, sodomizado y sujeto a otros tratos inhumanos y degradantes, que llegaron a veces a la tortura.[59] [60] [61] [62] [63] Luego que El-Masri iniciara huelgas de hambre y fuera mantenido por cuatro meses en “Salt Pit” (el nombre en código de un aislado y secreto centro de detención e interrogación en Afganistán), la CIA admitió finalmente que su detención y tortura había sido un error, y lo liberó.[23] Se cree que El-Masri es uno de los aproximadamente 3000 detenidos que la CIA ha secuestrado entre 2001 y 2005.[58]

Caso Abu Omar[editar]

El 17 de febrero de 2003, Hassan Mustafa Osama Nasr (alias “Abu Omar”) fue secuestrado por la CIA en Milán, Italia,[64] y deportado a Egipto. Su caso ha sido calificado por el senador suizo Dick Marty como un “ejemplo perfecto de rendición extraordinaria”.[49] Abu Omar fue secuestrado cuando caminaba hacia su mezquita en Milán para las oraciones del mediodía.[65] Fue transportado en un Lear Jet (usando la clave de llamada SPAR 92) a la Base Aérea Ramstein, en Alemania. “SPAR”, (sigla de Special Air Resorces – Recursos Aéreos Especiales) es una clave de llamada de transporte aéreo, utilizada por altos oficiales militares norteamericanos y civiles de alto nivel (VIPs).[66] [67] Un segundo avión lo llevo a El Cairo, donde fue encarcelado y, según su declaración, torturado.[68]

El junio de 2005, el juez italiano Guido Salvini emitió una orden de detención de 13 personas imputadas de ser agentes o personal de la CIA relacionadas con el secuestro de Hassan Mustafa Osama Nasr. En diciembre de 2005, una corte italiana emitió una orden europea de detención y entrega o euroorden contra 22 agentes de la CIA sospechosos de este secuestro, (incluidos Robert Seldon Lady, Eliana Castaldo, el Teniente Coronel Joseph L. Romao, etc.[69] ) La CIA no ha hecho comentarios sobre el caso, en tanto que el gobierno de Silvio Berlusconi ha negado cualquier conocimiento sobre un complot para el secuestro.[70]

El 6 de diciembre de 2005, el Washington Post informó sobre documentación de la corte italiana, que mostraba que la CIA trató de engañar a la policía antiterrorista italiana, que estaba buscando al religioso en ese momento. Robert S. Lady, a cargo de la subestación de la CIA en Milán, fue implicado en el secuestro. En una opinión escrita sustentando la orden de detención, el juez Enrico Manzi escribió que la evidencia tomada de la casa de Lady "elimina cualquier duda sobre su participación en la fase preparatoria del secuestro".[71] Lady, sin embargo, alegó que la evidencia había sido reunida en forma ilegal y negó su vinculación con el secuestro.[72] . Recientemente, en la web han aparecido imágenes de Robert Lady y otros acusados.[73]

Marco Mancini, director de antiterrorismo y contraespionaje de SISMI (sigla de 'Servizio per le Informazioni e la Sicurezza Militare', Servicio de Inteligencia y Seguridad Militar) y Gustavo Pignero, el director del departamento en 2003, han sido arrestados por complicidad en el secuestro, con el agravante de abuso de poder. Los jueces italianos emitieron 26 euroórdenes para ciudadanos norteamericanos en relación con este caso.[74] Un juez también emitió órdenes de captura para cuatro norteamericanos; tres agentes de la CIA y un oficial de la Fuerza Aérea de EEUU que, al momento del secuestro, comandaba las fuerzas de seguridad en la base aérea de Aviano.[75]

El 12 de febrero de 2007, (casi exactamente 4 años después de su secuestro), el abogado de Hassan Mustafa Osama Nasr dijo que había sido liberado por Egipto y estaba de vuelta con su familia.[76]

El 4 de noviembre de 2009, un juez italiano condenó por el secuestro a 22 supuestos o conocidos agentes de la CIA, un coronel de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y dos agentes secretos italianos. Estas fueron las primeras condenas legales en el mundo contra personas involucradas en el programa de entregas extraordinarias de la CIA.

Caso Majid Mahmud Abdu Ahmad[editar]

En su edición del 8 de diciembre de 2005, “Los Ángeles Times” publica un relato que parece corroborar las afirmaciones de “tortura por apoderado”. Menciona que los abogados de Majid Mahmud Ahmad Abdu, un detenido del Pentágono en la base de Guantánamo, presentaron una petición para evitar su transferencia a países extranjeros. Según la descripción de la petición de un memo clasificado del Departamento de Defensa del 17 de marzo de 2004, su contenido dice "funcionarios sugirieron enviar Ahmad a un país extranjero no especificado, que empleara la tortura, con el fin de aumentar las posibilidades de extraer información de él".

El Sr. Falkoff, en representación de Ahmad, continuó: "Sólo hay un significado que se puede extraer de este breve pasaje", dice la petición. "El gobierno cree que el Sr. Ahmad posee información que él quiere, pero que no puede extraer sin torturarlo." La petición avanza diciendo que, debido a que la tortura no está permitida en Guantánamo, “la recomendación es que el Sr. Ahmad debería ser enviado a otro país donde pueda ser interrogado bajo tortura.”[77]

En un informe, en relación con las denuncias de vuelos de la CIA, el 13 de diciembre de 2005, el ponente y presidente del Comité de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, el concejal por Suiza Dick Marty, concluyó: "Los elementos que hemos recogido hasta el momento, tienden a reforzar la credibilidad de las alegaciones sobre el transporte y la detención temporal de los detenidos -fuera de todo el procedimiento judicial- en países europeos."[78] En una conferencia de prensa en enero de 2006, afirmó que él “estaba personalmente convencido de que los Estados Unidos habían emprendido actividades ilegales en Europa en el transporte y detención de prisioneros”[79]

Caso Muhammad Bashmila[editar]

Muhammad Bashmila, un ex prisionero secreto, ahora libre en Yemen, dio una entrevista al programa Newsnight de la BBC, donde habló de su traslado de Afganistán a un centro de detención donde hacía frío, la comida parecía europea y se celebraban oraciones vespertinas. Se sospecha de algún lugar de Europa del Este.[80]

Caso Maher Arar[editar]

Maher Arar, nacido en Siria y con doble ciudadanía, siria y canadiense, fue detenido en el Aeropuerto Internacional Kennedy el 26 de septiembre de 2002, por oficiales del servicio de Inmigración y Naturalización. Él estaba dirigiéndose a Canadá, luego de una vacaciones familiares en Túnez. Después de casi dos semanas, soportando horas de interrogatorio, fue enviado, esposado y atado, en un jet privado a Jordania y luego a Siria, en lugar de ser deportado a Canadá. Allí fue interrogado y torturado por la inteligencia siria. Maher Arar fue finalmente puesto en libertad un año después. Le dijo a la BBC que fue torturado en varias ocasiones durante la detención 10 meses en Siria, a menudo golpeado en las palmas de sus manos con cables metálicos. Oficiales de inteligencia sirios le obligaron a firmar una confesión que lo vincula a Al Qaeda.

Finalmente fue liberado luego de la intervención del gobierno de Canadá. El gobierno de Canadá presentó una queja oficial ante el gobierno de Estados Unidos en protesta por la deportación de Arar. El 18 de septiembre de 2006, una investigación pública de Canadá presentó sus conclusiones, desvinculando totalmente a Arar de cualquier actividad terrorista.[81] En 2004 Arar presentó una demanda en un tribunal federal de Nueva York en contra de altos funcionarios estadounidenses, denunciando que quienquiera fuese que lo había enviado a Siria, tenía conocimiento de que sería torturado por agentes de inteligencia.[82] Fuernon señalados en la demanda el Fiscal General de Estados Unidos, John Ashcroft, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Tom Ridge y el director del FBI Robert Mueller.[83] En 2009, un tribunal federal de apelaciones de EEUU dictaminó que la legislación estadounidense no permitía que víctimas de rendiciones extraordinarias demandaran a los funcionarios estadounidenses por tortura sufridas en el extranjero.

El 18 de octubre de 2006, Arar recibió el Premio de Derechos Humanos Letelier-Moffitt del Instituto de Estudios Políticos por su terrible experiencia. El 18 de octubre de 2007, Maher Arar recibió una disculpa pública de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. La Representante de EE.UU. Dana Rohrabacher, que dio sus disculpas, dijo que haría cualquier esfuerzo para poner fin a la práctica.

En 2007, Arar fue galardonado por parte del gobierno canadiense con $ 10.5 millones en compensación por el dolor y el sufrimiento padecidos y recibió una disculpa formal del primer ministro Stephen Harper.[84]

Caso Mohamed y otros vs. Jeppesen Dataplan, Inc.[editar]

Se trata de un caso presentado por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés) en nombre de cinco víctimas de rendiciones extraordinarias, contra la empresa Jeppesen Dataplan Inc., que había brindado servicios a la CIA en la realización de traslados.

Según la presentación del caso, los cinco demandantes habían sido torturados en Marruecos, Egipto y una base aérea norteamericana en Afganistán. La acusación afirmá que, desde el año 2001, Jeppesen proporcionó apoyo a por lo menos setenta vuelos del programa secreto de rendiciones extraordinarias de la CIA, transportando prisioneros que serían torturados en el extranjero.[85]

La demanda fue desestimada en febrero de 2008 por una moción del gobierno de EEUU, con el argumento de que la prosecución del caso revelaría información clasificada y pondría en peligro relaciones diplomáticas con otros países.[86]

El Tribunal Federal de Apelaciones del Noveno Circuito confirmó la desestimación de la demanda el 8 de septiembre de 2010. La ACLU presentó una apelación a la Corte Suprema de Estados Unidos en diciembre de 2010. El 16 de mayo de 2011, el Tribunal Supremo se negó a opinar sobre la decisión del Noveno Circuito de desestimar el caso.[87]

Otros casos[editar]

A continuación una lista no exhaustiva de algunos ejemplos de rendición incondicional.

  • Un periódico paquistaníinformó que en las primeras horas del 23 de octubre de 2001, un ciudadano yemení, Jamil Qasim Saeed Mohammed, un joven de 27 años estudiante de microbiología de la Universidad de Karachi, fue introducido por oficiales de seguridad paquistaníes a bordo de un avión privado en el aeropuerto de Karachi.[88]
  • En octubre de 2001, Mamdouh Habib, que vive en Australia y posee a la vez la ciudadanía australiana y egipcia, (habiendo nacido en Egipto), fue detenido en Paqquistán, donde fue interrogado durante tres semanas, y luego enviado en un avión privado a Egipto. Desde Egipto, más tarde fue trasladado a una base aérea estadounidense en Afganistán. Habib le dijo a la BBC que él no sabía quién lo había detenido, pero había visto americanos, australianos, paquistaníes y egipcios entre sus captores. También relató que lo habían golpeado, que le aplicaron descargas eléctricas, que lo habían privado de sueño, que lo mantuvieron con los ojos vendados durante ocho meses y que había sufrido un lavado de cerebro.[82] Luego de haber firmado una confesión de vinculación con Al-Qaeda de la que ahora se ha retractado, Habib fue trasladado a la Bahía de Guantánamo. Fue liberado sin cargos en enero de 2005.[89] El ex ministro de Interior de Paquistán, Makhdoom Syed Faisal Saleh Hayat dijo en una entrevista en el programa de actualidad australiano Dateline, que el Sr. Habib estaba vinculado con el "elemento terrorista" que operaba en ese momento. Sin embargo, se contradijo unos minutos más tarde, en la misma entrevista, al decir que Habib había sido considerado culpable porque él estaba en la provincia restringida de Baluchistán sin documentos apropiados de visado.
  • En 2002, luego de su captura el líder de Al Qaeda Ibn al- Shaykh al- Libi fur entregado a Egipto, donde fue supuestamente torturado. La información que proporcionó a sus interrogadores formó parte fundamental de los argumentos que la administración Bush usó para atacar Irak, alegando vínculos entre Al Qaeda e Irak. Con posterioridad Al-Libi se retractó de sus dichos y en general se cree que sus relatos de los contactos entre el régimen de Saddam Hussein y Al-Qaeda fueron fabricados para complacer a sus interrogadores.[90]
  • En diciembre de 2001, Ahmed Agiza y Muhammad al-Zery, dos egipcios que habían estado buscando asilo en Suecia, fueron arrestados por la policía sueca. Fueron llevados al aeropuerto de Bromma, en Estocolmo. Habían sido despojados de sus ropas, se les había administrado medicación por vía anal y habían sido vestidos con pañales y mameluco. Esposados y encadenados abordaron un jet ejecutivo con matrícula estadounidense N379P y una tripulación de hombres enmascarados. Fueron trasladados a Egipto, donde fueron encarcelados, golpeados y torturados según informes de los programas suecos de investigación "Kalla fakta".[91] El embajador de Suecia los visitó sólo seis semanas después. Agiza había sido acusado con anterioridad y condenado en ausencia por el cargo de ser un militante islámico a 25 años, una pena que fue reducida a 15 años debido a la presión política después de que el episodio de la rendición se hiciera conocido. Al- Zery no fue acusado y después de dos años en la cárcel sin haber visto nunca un juez o un fiscal fue enviado a su pueblo en Egipto. En 2008 Al-Zery recibió del gobierno sueco $ 500.000 en compensación por daños y perjuicios, por el tratamiento ilícito que recibió en Suecia y la posterior tortura en Egipto.
  • En marzo de 2002, Abou Elkassim Britel, un ciudadano italiano de origen marroquí fue detenido en Pakistán y posteriormente interrogado por funcionarios paquistaníes y estadounidenses. Luego fue entregado a las autoridades marroquíes, detenido y torturado en el centro clandestino Temara. Finalmente fue liberado sin que se hubieran presentado cargos contra él, y luego detenido de nuevamente en mayo de 2003 en el cruce fronterizo del enclave español de Melilla en el norte de África. Actualmente está encarcelado en la prisión Ain Bourja en Casablanca, después de haber sido condenado a nueve años en enero de 2004 por ser miembro de una organización subversiva. Esto, a pesar de las conclusiones expresadas en septiembre de 2006 por la Justicia italiana, luego de una investigación de cinco años, de que no había "una absoluta falta de pruebas de culpabilidad que se puedan usar en el juicio" y que las sospechas que motivaron la investigación habían demostrado ser infundadas. No obstante, las denuncias en la prensa italiana y los procedimientos judiciales que se estaban llevando a cabo en Italia, influenciaron los procedimientos judiciales contra Britel en Marruecos, lo que lo llevó a ser condenado. Diputados de Italia y del Parlamento Europeo solicitaron que el Gabinete Real de Marruecos conceda el indulto al ciudadano italiano.[92] Según una comisión especial del Parlamento Europeo encabezada por Giovanni Claudio Fava, los documentos demostraron que "las autoridades judiciales italianas y el Ministerio de Interior italiano, (este último en nombre de la Dirección Central de la Policía de Prevención, citado en relación con la investigación de la Divisione Investigazioni Generali ed Operazioni Speciali) colaboraron constantemente con los servicios secretos extranjeros y eran muy conscientes de todos los movimientos de Britel y de "los tratamientos ilegales que recibió, desde el momento de su arresto inicial en Pakistán”.[93]
  • En 2003, un ciudadano de Argelia llamado Laid Saidi fue secuestrado en Tanzania y llevado a Afganistán, donde fue encarcelado y torturado junto con Khalid El-Masri.[94] Su detención parece haberse motivado a partir de una mala traducción de una conversación telefónica, en la que los funcionarios estadounidenses creían que él estaba hablando de aviones (“tairat”' en árabe) cuando él realmente había estado hablando de neumáticos (“Tirat” en árabe).
  • Binyam Mohammed, un estudiante etíope que vivía en Londres, fue detenido en Paquistán en abril de 2002. Supuestamente, pasó tres años en "black sites" (centros clandestinos de detención de la CIA), en Marruecos y Afganistán. Estaba sospechado de formar parte de un complot que involucraba al presunto terrorista José Padilla. The Observer informó que Binyam Mohammed “fue a Pakistán en junio de 2001 porque, según dice, tenía un problema con drogas y quería dejar el hábito, fue detenido el 10 de abril en el aeropuerto a su regreso a Inglaterra debido una presunta irregularidad en su pasaporte. Inicialmente interrogado por funcionarios paquistaníes y británicos, le dijo a Stafford Smith "Los británicos verificaron mi historia y dijeron que sabían que yo era un don nadie. Dijeron que iban a avisar a los norteamericanos". Fue privado de sueño mediante música de rock pesado reproducida a alto volumen a lo largo de todo el día y la noche.[82] [95]
  • A finales del 2001, Saddiq Ahmad Turkistani fue liberado por fuerzas de EEUU de una prisión talibán en Kandahar, Afghanistan. En una conferencia de prensa, declaró a los periodistas y oficiales norteamericanos presentes, que había sido erróneamente encarcelado por un supuesto complot para asesinar a Osama bin Laden. Luego fue llevado a una base militar estadounidense en Afganistán, donde fue desnudado, atado y arrojado tras las rejas. Según los abogados estadounidenses que lo representan, en enero de 2002 fue enviado al centro de detención estadounidense de Guantánamo, Cuba. Casi cuatro años después, Turkistani seguía allí, a pesar de que fue absuelto para su liberación a principios de 2005, después de que una revisión del gobierno llegó a la conclusión de que "ya no es un combatiente enemigo". No está claro exactamente cuándo se llegó a esa definición, pero los abogados del Departamento de Justicia de Estados Unidos informó de esto en una presentación judicial del 11 de octubre. De acuerdo a un comunicado de prensa de la embajada de Arabia Saudita del 26 de junio de 2006,[96] Turquistani fue liberado de Guantánamo para pasar a estar bajo custodia saudí.
  • El 5 de abril de 2006, Amnistía Internacional dio detalles del sistema norteamericano de rendiciones extraordinarias, afirmando que tres ciudadanos yemeníes estaban retenidos en algún lugar de Europa del Este.[97]
  • El 22 de febrero de 2008, un informe de Amnistía Internacional afirmó que “los gobiernos de EEUU y Reino Unido admitieron que dor vuelos de rendición extraordinaria aterrizaron en Diego García en el 2002”.[98]
  • En noviembre de 2005, el periódico alemán Der Spiegel informó que “El extremista islámico alemán Mohammed Haydar Zammar ha sido encerrado en un calabozo en Damasco durante los últimos cuatro años como parte del programa post 9/11 de Washington de 'rendiciones extraordinarias'. Al colocar al hombre, que presuntamente tenía vínculos con la célula de Al-Qaeda de Hamburgo, en manos sirias, los Estados Unidos están permitiendo a Damasco cometer tortura...”.[99]
    • Rendiciones durante la administración Obama

    Notas[editar]

    1. a b Max Fisher (Febrero 5, 2013). «A staggering map of the 54 countries that reportedly participated in the CIA’s rendition program». Washington Post. Consultado el 2014-10-26. 
    2. a b Naftali, Tim (30 de Junio de 2005). «Milan Snatch». Slate.com. Consultado el 17 de Julio 2010. 
    3. Marc A. Thiessen (Diciembre 12, 2011). «Arrest Bill Clinton!». Washington Post. Consultado el 2014-10-26. 
    4. Administración Bush: incremento de rendiciones
    5. Rendiciones durante la administración Obama
    6. The Economist (July 31, 2008). «America and terrorism: The long, dark war». The Economist. Consultado el February 24, 2015. «The White House counsel warned that this would be illegal. President Clinton was in two minds until Al Gore walked in, laughed and said: That's a no-brainer. Of course it's a violation of international law, that's why it's a covert action. The guy is a terrorist. Go grab his ass.» (En Español: “El consejero de la Casa Blanca advirtió que esto sería ilegal. Presidente Clinton dudaba hasta que Al Gore entró, se echó a reír y dijo: Eso es una obviedad. Por supuesto que es una violación del derecho internacional, es por eso que es una acción encubierta. El tipo es un terrorista...”)
    7. AFP (24 July 2014). «European court condemns Poland over secret CIA torture prisons». The Daily Telegraph. Consultado el 2014-10-26. 
    8. Dan Bilesfsky (July 24, 2014). «Court Censures Poland Over C.I.A. Renditions». New York Times. Consultado el 2014-10-26. 
    9. Christian Lowe (February 17, 2015). «European court rejects Polish appeal in CIA jail case». Reuters.com. Consultado el February 24, 2015. 
    10. «Remarks of Secretary of State Condoleezza Rice Upon Her Departure for Europe, 5 Dec 2005». U.S. State Department. Consultado el 17 August 2012. 
    11. Charlie Savage, "Obama’s War on Terror May Resemble Bush’s in Some Areas", The New York Times, 17 February 2009, Retrieved 2 January 2010
    12. "Background Paper on CIA's Combined Use of Interrogation Techniques". 30 December 2004. Retrieved 2 January 2010.
    13. "New CIA Docs Detail Brutal 'Extraordinary Rendition' Process". Huffington Post. 28 August 2009. Retrieved 2 January 2010.
    14. a b Fact sheet: Extraordinary rendition, American Civil Liberties Union. Retrieved 29 March 2007 (en inglés)
    15. Resolution 1507 (2006). Alleged secret detentions and unlawful inter-state transfers of detainees involving Council of Europe member states]
    16. «Ensuring Lawful Interrogations | The White House». Whitehouse.gov. Consultado el 17 July 2010. 
    17. "Obama preserves renditions as counter-terrorism tool". LA Times 1 February 2009. Access 21 November 2011.
    18. Erdbrink, Thomas (1 September 2011). «N.Y. billing dispute reveals details of secret CIA rendition flights». The Washington Post. 
    19. «Renditions—and Secrecy Around Them—Continue». 2011. Consultado el 7 October 2011.  Panetta's clarification of current US "Rendition policy".
    20. a b Michael John Garcia, Legislative Attorney American Law Division. "Renditions: Constraints Imposed by Laws on Torture", 8 September 2009; link from the United States Counter-Terrorism Training and Resources for Law Enforcement web site
    21. "Rendition: Tales of Torture", BBC News Online, 7 December 2005. Retrieved 29 September 2008.
    22. "Mystery surrounds former customs agent in Arar case", CBC.CA
    23. a b Jerry Markon: "Lawsuit Against CIA is Dismissed", The Washington Post, 19 May 2006
    24. "Pentagon Memo on Torture-Motivated Transfer Cited", "Los Angeles Times," 8 December 2005. Retrieved 29 September 2008.
    25. Raymond Bonner: "The CIA's Secret Torture", The New York Review of Books, 11 January 2007
    26. «Discovered Files Show U.S., Britain Had Extensive Ties with Gaddafi Regime on Rendition, Torture». Democracy Now!. 7 September 2011. Consultado el 6 November 2011. 
    27. Presidential directive PDD 39, 1995
    28. National Security Directive 77, January 1993
    29. Norton-Taylor, Richard (19 January 2006). «Torture flights: what No 10 knew and tried to cover up». The Guardian (London). Consultado el 23 January 2006. 
    30. 'Rendition' Realities, David Ignatius, The Washington Post, 9 March 2005; p. A21
    31. http://www.craigmurray.co.uk/archives/2005/10/two_experts_on_1.html Two experts on extraordinary rendition: one invented it, the other has seen its full horrors], Neil Mackay, Sunday Herald, 18 October 2005 (link is to text of article on Craig Murray's website).
    32. Outsourcing Torture: The Secret History of America's "Extraordinary Rendition", Democracy Now, 17 February 2005
    33. Tom Clancy, Carl Stiner, Tony Koltz (2002), Shadow Warriors: Inside the Special Forces. ISBN 0-399-14783-7
    34. Richard Clarke, Enemies pp143–4
    35. a b Mayer, Jane. The New Yorker, 14 February 2005. «Outsourcing Torture: The secret history of America's 'extraordinary rendition' program.». Consultado el 20 February 2007. 
    36. ”He leído y se me ha dicho que el Sr. Clinton, el Sr. Berger y el Sr. Clarke han dicho, desde el 9/11, que ellos insistieron en que cada país receptor tratara a la persona entregada que ellos recibían, de acuerdo a los estándares legales de EEUU. Según lo mejor de mi memoria, esto es una mentira.”Extraordinary Rendition in U.S. Counter terrorism Policy: The Impact on Transatlantic Relations, House Committee on Foreign Affairs, Subcommittee on International Organizations, Human Rights, and Oversight, Subcommittee on Europe, 17 April 2007, p. 12.
    37. Extraordinary Rendition in U.S. Counter terrorism Policy: The Impact on Transatlantic Relations., House Committee on Foreign Affairs, Subcommittee on International Organizations, Human Rights, and Oversight, Subcommittee on Europe, 17 April 2007, p. 14.
    38. Dana Priest (December 4, 2005). «Wrongful Imprisonment: Anatomy of a CIA Mistake». The Washington Post. Consultado el 18 December 2005. 
    39. Jehl, Douglas (15 December 2005). «Senate is Set to Require White House to Account for Secret Prisons». The New York Times. Archivado desde el original el April 7, 2014. Consultado el 18 December 2005. 
    40. Suspect's tale of travel and torture, Stephen Grey and Ian Cobain, The Guardian, 2 August 2005. "He says he was flown on what he believes was a US aircraft to Morocco, while shackled, blindfolded and wearing earphones", “Dice que fue llevado en lo que él cree que era un avión de Estados Unidos a Marruecos, esposado, con los ojos vendados y auriculares con los ojos vendados”
    41. Grey, Stephen (25 November 2007). «Flight logs reveal secret rendition». The Sunday Times (London). Consultado el 22 February 2009. 
    42. The C.I.A.'s Travel Agent, Jane Mayer, The New Yorker, 23 October 2006.
    43. Peter Finn (9 September 2010). «Suit dismissed against firm in CIA rendition case». The Washington Post. 
    44. Whitlock, Craig (17 November 2005). «Europeans Probe Secret CIA Flights». The Washington Post. Consultado el 18 December 2005. 
    45. «EU to look into 'secret US jails'». BBC News. 3 November 2005. Consultado el 18 December 2005. 
    46. Whitlock, Craig (4 November 2005). «U.S. Faces Scrutiny Over Secret Prisons». The Washington Post. Consultado el 18 December 2005. 
    47. «Exclusive: Sources Tell ABC News Top Al Qaeda Figures Held in Secret CIA Prisons». ABC News. 5 December 2005. Consultado el 18 December 2005. 
    48. «Politycy nie pozwolili śledczym tropić lotów CIA – Rzeczpospolita». Rzeczpospolita (en polaco). 17 April 2009. Consultado el 17 July 2010. 
    49. a b «Europe 'knew about' CIA flights». BBC News. 24 January 2006. Consultado el 7 September 2006. 
    50. «CIA Flights in Europe: The Hunt for Hercules N8183J». Der Spiegel. Consultado el 18 December 2005. 
    51. Cobain, Ian (5 December 2005). «Special Reports: UK 'breaking law' over CIA secret flights». The Guardian (London). Consultado el 18 December 2005. 
    52. «British Tory MP Blasts Extraordinary Rendition, Says Britain Broke International Law and "Complicit in Torture" if Flights Passed Through UK». Democracy Now. 5 December 2005. Consultado el 18 December 2005. 
    53. a b «The Consequences of Covering Up». Consultado el 18 December 2005. 
    54. «Soviet-era compound in northern Poland was site of secret CIA interrogation, detentions». 
    55. «Former Polish intelligence chief who says report on CIA detention site part of US domestic battle admitted CIA had access to facility». 
    56. Duncan Campbell and Richard Norton-Taylor (2 June 2008). «US accused of holding terror suspects on prison ships». The Guardian (London). Consultado el 17 July 2010. 
    57. "Extraordinary Rendition – Khaled El-Masri – Statement", American Civil Liberties Union, June 12, 2005
    58. a b Priest, Dana (December 4, 2005). «Wrongful Imprisonment: Anatomy of a CIA Mistake». The Washington Post. Consultado el July 2, 2013. 
    59. – (para. 205) El Masri v. Former Yugoslav Republic of Macedonia
    60. «Protokoll Befragung Bundesinnenminister a.D. Otto Schily zur Entfuehrung von Khaled El Masri durch den CIA, 2006». 
    61. ACLU. «ACLU petition 2006». 
    62. (para 151) El Masri v. Former Yugoslav Republic of Macedonia
    63. CASE OF EL-MASRI v THE FORMER YUGOSLAV REPUBLIC OF MACEDONIA, European Court of Human Rights, Strasbourg, December 2012
    64. Piano/Esteri/2005/11 Novembre/11/imam.shtml "Foto della Cia svela il sequestro dell'imam", Corriere della Sera, 12 novembre 2005.
    65. Auditions sur le rapt d'un imam par la CIA, Le Figaro, 24 February 2006 (en francés)
    66. Hooper, J. (2005). "CIA methods exposed by kidnap inquiry". The Guardian UK, 2 July 2005.
    67. US military planes criss-cross Europe using bogus call sign, The Sunday Times, 19 February 2006 (en inglés)
    68. Wilkinson, T. and G. Miller. (2005). "Italy Says It Didn't Know of CIA Plan", Los Angeles Times, 1 July 2005.
    69. Milan tribunal document — PDF (1.44 MB), published by Statewatch, 22 June 2005
    70. «EU-wide warrant over 'CIA kidnap'». BBC News. 23 December 2005. Consultado el 7 September 2006. 
    71. Whitlock, Craig (6 December 2005). «CIA Ruse is Said to Have Damaged Probe in Milan: Italy Allegedly Misled on Cleric's Abduction». The Washington Post. Consultado el 18 December 2005. 
    72. «Former CIA Agent to Fight Italian Warrant». Associated Press. 9 December 2005. Consultado el 23 June 2009. 
    73. Renditioner photos: Wanted Poster for CIA's Robert Lady in Imam Rapito, Indymedia San Francisco, 30 March 2007.
    74. Italians held over 'CIA kidnap', BBC News, 5 July 2006. Retrieved 27 January 2007
    75. "Italian Spies Arrested, Americans Sought for Kidnap", Reuters cable, 5 July 2006, mirrored by Commondreams
    76. "Egypt releases 'rendition' cleric", BBC News, 12 February 2007
    77. Ken, Silverstein (8 December 2005). «Pentagon Memo on Torture-Motivated Transfer cited.». Los Angeles Times. 
    78. «CIA abduction claims 'credible'». BBC News. 13 December 2005. Consultado el 18 December 2005. 
    79. «Europe 'complicit over CIA jails'». BBC News. 14 January 2006. Consultado el 7 September 2006. 
    80. Reynolds, Paul (7 June 2006). «Rendition and the rights of the individual». BBC NEWS. 
    81. Report of the Events Relating to Maher Arar: Analysis and Recommendations — PDF (1.17 MB), Commission of Inquiry into the Actions of Canadian Officials in Relation to Maher Arar
    82. a b c "Renditions: Tales of Torture", BBC News Online, 7 December 2005
    83. Canadian sues US over deportation, BBC News, 23 January 2004
    84. U.S. legislators apologize to Maher Arar, CBCNews, 18 October 2007
    85. Henry Weinstein (May 31, 2007). «Boeing subsidiary accused of aiding CIA torture flights». Los Angeles Times. Consultado el February 2, 2011. 
    86. Bob Egelko (February 13, 2008). «Federal judge dismisses suit over torture flights». San Francisco Chronicle. Consultado el February 2, 2011. 
    87. Order List 563 U.S., May 16, 2011, http://www.supremecourt.gov/orders/courtorders/051611zor.pdf, consultado el May 18, 2011 
    88. «Jet is an Open Secret in Terror War». The Washington Post. 27 December 2004. Consultado el 12 February 2007. 
    89. «'Tortured' Australian speaks out». BBC News. 7 December 2005. Consultado el 18 December 2005. 
    90. Jeffery, Simon (9 December 2005). «Prewar claims 'sourced from rendition detainee'». The Guardian (London). Consultado el 18 December 2005. 
    91. Kalla fakta 20040518 http://www.trojkan.se/temp/Reportage/KF%20The%20Broken%20Promise%20Extraordinary%20Rendition/
    92. Renditions: Italian and European MPs set to request pardon for Abou Elkassim Britel, Statewatch, January 2007 (en inglés)
    93. Temporary Committee on the Alleged Use of European Countries by the CIA for the Transport and the Illegal Detention of Prisoners — PDF (353 KB), Rapporteur Giovanni Claudio Fava, European Parliament DT/65174EN.doc 7 February 2007, made accessible by Statewatch. Retrieved 18 February 2007 (en inglés)
    94. Smith, Craig S.; Mekhennet, Souad (7 July 2006). «Algerian Tells of Dark Odyssey in U.S. Hands». The New York Times (New York: NYTC). ISSN 0362-4331. Archivado desde el original el April 7, 2014. Consultado el 7 September 2006. 
    95. «MI6 and CIA 'sent student to Morocco to be tortured'». The Guardian (London). 11 December 2005. Consultado el 18 December 2005. 
    96. Fourteen Guantanamo detainees returned to the Kingdom, Royal Embassy of Saudi Arabia in Washington DC, 25 June 2006
    97. «Below the radar: Secret flights to torture and ‘disappearance’». Archivado desde el original el 12 April 2006. Consultado el 5 April 2006. 
    98. «UK/US: Revelations about detention flights in Diego Garcia highlight need for full inquiry | Amnesty International». Amnesty International. Consultado el 17 July 2010. 
    99. Holger Stark (November 21, 2005). «The Forgotten Prisoner: A Tale of Extraordinary Renditions and Double-Standards». SPIEGEL ONLINE.  En marzo de 2014, en un intercambio de prisioneros patrocinado por el Estado Islámico, Mohammed Haydar Zammar, encarcelado en Siria desde el 2001, fue liberado a cambio de oficiales del ejército sirio en poder del Estado Islámico.

      Notas[editar]

      <references></references>