Relaciones Brasil-México

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Relaciones Brasil-México
Bandera de Brasil
Bandera de México
Brazil Mexico Locator.png
     Brasil
     México

Las relaciones Brasil-México hacen referencia a las relaciones diplomáticas entre la República Federativa del Brasil y los Estados Unidos Mexicanos. Los gobiernos de Brasil y México mantienen relaciones amistosas. En conjunto, Brasil y México representan las naciones más pobladas de América Latina y ambas naciones cuentan con las mayores economías emergentes del mundo y son consideradas como potencias regionales.

Ambas naciones son miembros de la Asociación Latinoamericana de Integración, Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, G-20, Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos.

Historia[editar]

Ministro de Relaciones Exteriores brasileño Ramiro Saraiva Guerreiro asistiendo a la Cumbre Norte-Sur en Cancún junto con el presidente mexicano José López Portillo, 1981.

Las relaciones diplomáticas entre Brasil y México se establecieron el 9 de marzo 1825, dos años después de la declaración de independencia de Brasil. En 1831, ambas naciones establecieron misiones diplomáticas residentes en sus respectivas capitales.[1]​ Durante la década de 1860, ambas naciones eran los únicos países latinoamericanos gobernados por monarcas; en Brasil por el Emperador Pedro II y en México por el Emperador Maximiliano I; ambos eran primos.

En 1914, Brasil pertenecía al grupo regional llamado los Pacto ABC (que también incluía a Argentina y Chile). Estas tres naciones formaron las más ricas e influyentes de Sudamérica en ese momento. Ese año, las naciones del Pacto ABC intervinieron en una disputa diplomática entre los Estados Unidos y México que estaban al borde de la guerra por el Incidente de Tampico y la posterior ocupación de Veracruz por las fuerzas estadounidenses. Las Naciones ABC se reunieron con representantes de Estados Unidos y México en las Cataratas del Niágara, Canadá, para aliviar la tensión entre las dos naciones y evitar la guerra, lo que después no ocurrió.

Entre 1910 y 1920, las relaciones diplomáticas entre ambas naciones fueron cortadas durante la Revolución Mexicana. Las relaciones diplomáticas se restablecieron en 1920 cuando Brasil reconoció al nuevo gobierno mexicano.[1]​ En 1922, las misiones diplomáticas en cada uno de los capitales fueron elevados a embajadas.[1]

Durante la Segunda Guerra Mundial, Brasil y México fueron los únicos dos países latinoamericanos en declarar la guerra a las Potencias del Eje y enviar tropas para luchar en el extranjero. Brasil envió una fuerza expedicionaria para luchar en Italia,[2]​ mientras que México envió el Escuadrón 201 a luchar en las Filipinas.[3]

El 1 de junio 2002, México y Brasil firmaron un Acuerdo de Complementación Económica (conocido como ACE 53). De conformidad con la decisión del presidente mexicano Enrique Peña Nieto y la Presidenta brasileña Dilma Rousseff en julio 2015, se llevó a cabo la Primera Ronda de Negociaciones del Acuerdo de Complementación Económica en la Ciudad de México, y ambos líderes discutieron los parámetros de las negociaciones y disputaron la creación potencial a mejor acceso a los mercados; reglas de origen y facilitación del comercio; normas comerciales internacionales (barreras técnicas al comercio, coherencia normativa, medidas sanitarias y fitosanitarias, política de competencia, propiedad intelectual, contratación pública); servicios e inversiones, y resolución de disputas.[4]

Ambas naciones han trabajado estrechamente en foros multinacionales sobre objetivos mutuos. En 2018, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y el Director General de Pemex, Emilio Lozoya Austin, fueron acusados de recibir sobornos de la empresa multinacional conglomerada brasileña, Odebrecht, en uno de los escándalos de corrupción más grandes del mundo.[5]

Visitas de alto nivel[editar]

La Presidenta Dilma Rousseff asistiendo a la cumbre del G-20 en Los Cabos, México, junto con el presidente mexicano Felipe Calderón; 2012

Visitas de estado de Brasil a México

Visitas de estado de México a Brasil

Acuerdos bilaterales[editar]

Ambas naciones han firmado numerosos acuerdos bilaterales, como un Acuerdo de Arbitraje; Acuerdo de comercio; Acuerdo para la revisión de textos para la enseñanza de la historia y la geografía; Tratado de Extradición; Acuerdo de Cooperación Científica y Técnica; Acuerdo de Cooperación Turística; Acuerdo de Cooperación Industrial; Acuerdo de Cooperación Cultural y Educativa; Acuerdo de Cooperación sobre Medio Ambiente; Acuerdo de servicios aéreos; Acuerdo de cooperación para combatir el narcotráfico y la drogo-dependencia; Acuerdo para el Establecimiento de un Centro Regional para la Enseñanza de Ciencia y Tecnología Espaciales para América Latina y el Caribe; Acuerdo para evitar la doble imposición y evitar la evasión fiscal en materia fiscal sobre la renta; y un Tratado de cooperación sobre asistencia judicial recíproca en materia penal.[4]

Transporte[editar]

Hay vuelos directos entre ambas naciones con las siguientes aerolíneas: Aeroméxico, Gol Transportes Aéreos y LATAM Brasil.

Relación comercial[editar]

En 2018, el comercio entre las dos naciones sumó más de $10 mil millones de dólares.[6]​ Las principales exportaciones de Brasil a México incluyen: bienes para la industria siderúrgica; vehículos y partes; gallinas congelado y despojos de pollo y pulpa de sulfato. Las principales exportaciones de México a Brasil incluyen: vehículos con motor de pistón alternativo; partes de vehículos y ácido tereftálico y sus sales.[4]​ Entre 1999 y 2017, las empresas brasileñas invirtieron $5 mil millones de dólares en México. Brasil es el mayor inversor extranjero directo de América Latina en México y el 13º más grande a nivel mundial.[4]​ Al mismo tiempo, México ha contribuido con más de $22 mil millones de dólares en inversión extranjera directa en Brasil, convirtiéndose también en el mayor inversor latinoamericano en el país.[4]​ En 2015, 128 empresas mexicanas invirtieron en Brasil. Varias compañías multinacionales mexicanas como Alpek, Alsea, América Móvil, Cemex, Coppel y Grupo Bimbo (entre otros) operan en Brasil. Al mismo tiempo, 17 empresas brasileñas invierten en México y varias compañías multinacionales brasileñas como Embraer, Grupo Marfrig, Odebrecht y Petrobras (entre otras) operan en México.

Embajadas[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]