Reiki

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Reiki
Medicina alternativa
Reiki DSCF2008.jpg
Tratamiento con reiki.
Información
Año creación 1922
Proponente Mikao Usui
Clasificación y recursos externos
MeSH D019124
Star of life caution.svgAviso médico

Reiki (霊気? /ˈrki/) es un tipo de medicina alternativa japonesa considerada como pseudoterapia[1][2][3]​ englobada dentro de las "terapias de energía". Sus practicantes utilizan la imposición de manos o el toque terapéutico para desde las palmas transferir una "energía universal" () hacia el paciente con el fin de promover la curación emocional o física. La existencia del qi nunca ha sido demostrada.[4]

Las investigaciones clínicas no han encontrado ninguna evidencia de que el reiki sea efectivo como tratamiento para ninguna condición médica, incluyendo el cáncer,[5][6]neuropatía diabética,[7]​ o ansiedad y depresión,[8]​ por lo tanto, no debe reemplazar el tratamiento médico convencional. No hay pruebas de la eficacia de la terapia de reiki al ser comparada con placebos y estudios que informaron efectos positivos han sido señalados por tener fallas metodológicas.[9][10]

El reiki es una pseudociencia, y se utiliza como un ejemplo ilustrativo de pseudociencia en textos académicos y artículos de revistas académicas.[11]

Orígenes[editar]

Historia[editar]

Mikao Usui臼 井 甕 男 (1865–1926)

Mikao Usui, inventor y fundador del reiki[11]​ empezó a enseñar los cinco principios en 1922 al fundar la Sociedad de aprendizaje del método curativo Usui Reiki. Al parecer estos principios se obtuvieron de un libro llamado Kenzen no Genri (Principios de Salud), escrito en 1914 por el Dr. Bizan Suzuki, amigo de Usui. Sus practicantes recitaban los principios una vez al día como si fuesen una oración o mantra, antes o después de meditar, y basaban su vida en ellos.[12][13][14]

Mikao Usui afirmaba que el reiki no era invención suya, sino una técnica de sanación milenaria que él redescubrió tras alcanzar satori (estado máximo de iluminación y plenitud) durante un retiro espiritual en el monte Kurama de Kioto en 1922. Sin embargo no existe ninguna evidencia de la práctica de reiki previamente a esta fecha.[15]

Según la inscripción en su lápida, Mikao Usui enseñó su sistema de reiki a más de 2000 personas durante su vida. Mientras enseñaba reiki en Fukuyama, Usui sufrió un derrame cerebral y murió el 9 de marzo de 1926 [16]

La primera clínica de reiki en los Estados Unidos fue iniciada en 1970 por Hawayo Takata, que fue estudiante de uno de los discípulos de Usui, Chūjirō Hayashi.[17]

A partir de entonces diversas organizaciones y asociaciones de "maestros de reiki" se han formado alrededor del mundo como "The Reiki Alliance" en EE. UU. 1983,[18]​ la "Alianza Española de Reiki" en 1989,[19]​ y la Federación Europea de Reiki Profesional en 2000.[20]​ Las cuales siguen y transmiten las enseñanzas de Mikao Usui y sus discípulos Chūjirō Hayashi y Hawayo Takata creando diferentes corrientes o "linajes".

Actualmente el reiki es una de las prácticas de medicina alternativa y complementaria más utilizadas en el ámbito de hospitales y enfermeras[14][21]​ a pesar de la falta de evidencia que respalde su efectividad.[22]

Linaje[editar]

El linaje de reiki hace referencia a la cadena de iniciaciones o sintonizaciones que relaciona a un maestro de reiki con Mikao Usui, fundador del sistema. Se considera que sólo los maestros de reiki que ostentan un linaje concreto tienen la capacidad para iniciar a otros. Por su parte, los alumnos de los distintos niveles de reiki pertenecen o están asociados a uno o varios linajes según los maestros que hayan tenido. Un maestro de reiki puede tener varios linajes, por haber recibido la iniciación en maestría de diferentes maestros.[23]

Etimología[editar]

Reiki

Reiki

«Reiki» en shinjitai
Nombre chino
Tradicional
Simplificado
Transliteraciones
Mandarín
Hanyu Pinyin língqì
Wade–Giles ling2-ch'i4
Canton
Jyutping ling4-hei3
Nombre japonés
Hiragana れいき
Kyūjitai 靈氣
Shinjitai
Transliteraciones
Hepburn revisado Reiki
Nombre coreano
Hangul 영기
Hanja 靈氣
Transliteraciones
- Romanización
revisada
yeonggi
- McCune-
Reischauer
yŏngki
Nombre vietnamita
Quốc ngữ linh khí

En japonés reiki se escribe comúnmente comoレイキen katakana silabario o como 霊気 en Shinjitai. Se agrava de las palabras Rei (: "espíritu, milagroso, divino") y ki (; qi : "energía vital, la respiración de la vida, la conciencia").[24]

En la lengua japonesa reiki es un préstamo del lingqi chino 靈氣. Este língqì, 靈氣, se registró por primera vez en la sección "Entrenamiento interior" de Neiye (ca. 320 a. e. c.) del Guanzi, que describe las primeras técnicas de meditación taoísta.[25]

Los diccionarios del chino al inglés ofrecen estas traducciones de lingqi:

  • (De bellas montañas) atmósfera o influencia espiritual.[26]
  • 1. Inteligencia, poder de entendimiento. 2. Fuerza o poder sobrenatural en los cuentos de hadas, poder o fuerza milagrosa.[27]
  • 1. Influencia espiritual (de las montañas, etc.) 2. Ingenio, habilidad.[28]

La palabra compuesta japonesa tiene dos partes: rei (霊), que significa espíritu, alma, sobrenatural, milagroso, divino, cuerpo etéreo; y ki (気), que significa gas, aire, respiración, energía, fuerza, atmósfera, estado de ánimo, intención, emoción, atención. En este caso se usa con el significado del término chino (Wade-Giles "chi"): energía espiritual, energía vital, fuerza vital, energía de la vida. Los diccionarios del japonés al inglés ofrecen estas traducciones de reiki:

  • Sensación de misterio.[29]
  • Una atmósfera (sensación) de misterio.[30]
  • Una atmósfera etérea (que prevalece en los sagrados recintos de un templo), (sensación, percepción de) una presencia espiritual (divina).[31]

Algunos autores occidentales[32]​ traducen el término como energía vital universal. Si bien ki se traduce correctamente como energía vital, rei no tiene en ninguna acepción el significado de universal.

Según la traducción de Rika Saruhashi, el reiki es la fuerza natural que nos da vida o que hace funcionar el alma.[33]

Práctica y fundamentos[editar]

La práctica del reiki consiste en la acción de una persona, llamada emisor o canal que a través de sus manos, transmite el "qi" (fuerza natural que nos da vida) a un receptor, con el fin propuesto de sanar, paliar o eliminar molestias y enfermedades. Durante las sesiones se colocan las manos sobre la parte afectada (de forma similar a la imposición de manos) para "canalizar la energía" al cuerpo del receptor. No se da masaje sobre la zona ni se realiza ninguna intervención física.[34][35]

Sus proponentes afirman que el reiki tiene múltiples efectos sobre el cuerpo y alegan que todas las patologías humanas responden positivamente al reiki siendo este capaz de sanar afecciones físicas y emocionales como depresión, nerviosismo, insomnio, estrés, alergias, dolores crónicos, infecciones, disfunciones endocrinas, cáncer y curar quemaduras extensas sin dejar cicatrices entre otras.[36][35][34]

El episodio del podcast Skeptoid del 22 de abril de 2014 titulado "Los supuestos campos de energía de su cuerpo" relata el informe de un practicante de reiki de lo que estaba sucediendo mientras pasaba sus manos sobre el cuerpo de un sujeto: Lo que estamos buscando aquí, en el campo áurico de John, es cualquier area de calor intenso, frialdad inusual, una energía que nos repela, energía densa, energía magnetizante, sensación de cosquilleo, o de hecho el cuerpo atrayendo las manos hacia esa area donde necesita la energía de reiki, y el balancear del qi de John.[37]​Al evaluar estas afirmaciones, el autor y escéptico científico Brian Dunning declaró:

"...su aura, su qi, su energía de reiki. Ninguna de estas tienen una contraparte en el mundo físico. Aunque intentó describir sus propiedades como calor o magnetismo, esas propiedades ya están ocupadas por... bueno, calor y magnetismo. No hay propiedades atribuibles al campo misterioso que ella describe, por lo tanto de se puede decir que exista."[37]

Teoría[editar]

Según sus practicantes, el reiki es un sistema de armonización natural que utiliza la "energía vital universal" para tratar enfermedades y desequilibrios físicos, mentales y emocionales.[34]​ Esto se logra, según sus proponentes, al lograr que los practicantes de reiki comprendan que todos tienen la capacidad de conectarse con su propia energía curativa y usarla para fortalecer la energía en sí mismos y ayudar a los demás. Se cree que el "qi" o energía de una persona debe ser fuerte y fluir libremente. Cuando esto es cierto, el cuerpo y la mente de una persona se encuentran en un estado de salud positivo. Cuando la energía se debilita o se bloquea, puede provocar síntomas de desequilibrio físico o emocional, el cual puede ser restaurado por el emisor durante la práctica del reiki.[38]

Los proponentes del reiki afirman que alteraciones en la energía qi influyen decisivamente en la salud de las personas. Algunos incluso las consideran como única causa de la enfermedad, lo que contradice casi todos los conocimientos científicos sobre las enfermedades (teoría microbiana, traumatismos, trastornos genéticos).[39][40][41]

Las enseñanzas y los seguidores de reiki afirman que el qi es fisiológico y puede manipularse para tratar una enfermedad o afección. Sin embargo, la existencia de qi no ha sido establecida por investigaciones médicas.[42]​ Por tanto, el reiki es una teoría pseudocientífica basada en conceptos metafísicos.[43]

Más allá de su aspecto terapéutico, que Mikao Usui aseguró haber descubierto por casualidad, el reiki se postula como una disciplina o camino espiritual ( en japonés, Tao en chino).[44]

  • Wikisource contiene obras originales de o sobre Reiki., donde se afirma: el principal objetivo de este Rei Ho (método misterioso), no es sanar las enfermedades físicas. Su propósito último está en cultivar el corazón para mantener el cuerpo sano a través del poder misterioso del Universo, Rei No, que se nos otorga para disfrutar de los buenos actos de la vida. Es por ello que Mikao Usui legó a sus alumnos estos cinco principios y los estableció como norma de vida:
Principios del reiki en japonés.

El arte secreto de invitar a la felicidad.
La medicina milagrosa para todas las enfermedades.

Sólo por hoy ( Kyō ō dake wa - 今日 大 けは)...
No te enojes(Okoru na - 怒るな).
No te preocupes (Shinpai su na - 心配すな).
Sé agradecido (Kan sha shite - 感 謝 して).
Trabaja con diligencia (Gyō o hake-me - 業 を はけ め).
Sé amable con las personas (Hito ni shinsetsu ni - 人に 親切に).

Recítalo mentalmente o en voz alta con las manos en Gassho.
Por la mañana y por la noche.
Mejora de cuerpo y mente Usui Reiki Ryoho.

Fundador, Mikao Usui.[33]

Efectividad[editar]

Estudios científicos demuestran que el reiki no es útil para tratar ninguna enfermedad o dolencia.[45][46][47]

La existencia del mecanismo propuesto para el reiki, el qi o energía de la "fuerza vital", no se ha demostrado científicamente.[48]​ La mayoría de las investigaciones sobre reiki están pobremente diseñadas y son propensas a sesgos y no hay evidencia empírica confiable de que el reiki sea útil para tratar ninguna condición médica.[49][6]

Aunque algunos médicos han dicho que podría ayudar a promover el bienestar general. En 2011, William T. Jarvis del Consejo Nacional Contra los Fraudes en la Salud de EE. UU declaró que "no hay evidencia de que los efectos del reiki se deban a otra cosa que no sea la sugestión o al efecto placebo."[50]

El reiki postula la existencia de una energía mística, no detectable ni medible de forma objetiva, por lo que la posición de la comunidad científica es que su único posible efecto sobre la salud es el atribuible al placebo,[51]​ la evolución natural de la enfermedad y a la relajación.[45][52][53]​ Por tanto, el consenso científico es que es una pseudociencia sin ninguna base real. Al igual que la mayoría de pseudomedicinas que no implican una manipulación física (homeopatía, toque terapéutico, etc.), no conlleva un daño directo para la salud, pero tampoco ofrece beneficio alguno y existe el peligro de que el paciente abandone o retrase la aplicación del tratamiento médico, con el consiguiente perjuicio para su salud y en ocasiones, el requerido desembolso económico.[54]​ Los seguidores del reiki lo consideran terapia complementaria, pero su eficacia no está científicamente demostrada, ni existen mecanismos plausibles para su funcionamiento.[50][45]

En 1996, una niña de 9 años, Emily Rosa, demostró con un sencillo experimento que los practicantes de una variante occidental del reiki que se ha colado en la Sanidad estadounidense son incapaces de detectar la energía vital que dicen manipular.[55]​ Los sanitarios que practican el toque terapéutico aseguran que curan enfermedades limpiando un supuesto campo energético humano mediante pases de manos a pocos centímetros del cuerpo. Como en el reiki hay una energía de por medio, la niña se planteó averiguar si los sanadores detectaban realmente algún tipo de energía o solo creían hacerlo y esa energía no existe en realidad. Veintiún practicantes del toque terapéutico se sometieron a la prueba. La niña en edad escolar y el sanador se sentaban a una mesa, enfrentados y separados por un cartón a modo de biombo. En la base de este, dos agujeros permitían que las manos del terapeuta pasaran al otro lado, apoyadas sobre la mesa y con las palmas hacia arriba; pero el cartón impedía que viera nada. La niña echaba entonces una moneda al aire para decidir sobre qué mano del sujeto pondría una de las suyas, preguntaba al sanador cuál de sus manos percibía un campo energético humano y lo apuntaba todo en el cuaderno. Los terapeutas acertaron en 123 (44%) de 280 intentos, lo esperado por azar. Dos años después la niña publicó los resultados de su investigación en la prestigiosa revista de la Asociación Médica Americana, dejando claro que el toque terapéutico o reiki no funciona más allá del azar o el placebo.[56]

Evaluación académica[editar]

El reiki es utilizado frecuentemente como ejemplo ilustrativo de pseudociencia en textos académicos y artículos de revistas académicas.[43][57][58][59]

Al criticar a la Universidad Estatal de Nueva York por ofrecer un curso de educación continua sobre reiki, una fuente afirmó que "el reiki postula la existencia de una energía universal desconocida para la ciencia y hasta ahora indetectable que rodea al cuerpo humano, cuyos practicantes pueden aprender a manipular utilizando su manos".[60]​ Asimismo, otros afirmaron que "A pesar de su difusión [del reiki], el mecanismo de acción de línea de base no ha sido demostrado..."[61]​ y que "ni las fuerzas involucradas ni los supuestos beneficios terapéuticos han sido demostrado en pruebas científicas".[62]

En 2003, el catedrático en medicina alternativa Edzard Ernst publicó una revisión sistemática sobre las terapias basadas en la "sanación a distancia". La sanación a distancia se define como la interacción entre un individuo (el sanador) y otro (el enfermo) en la cual el sanador cura al enfermo a distancia, sin contacto directo. Dentro de este tipo de sanación se encuentra la "sanación energética", la curación a través de la fe, el rezo, la sanación espiritual y el toque terapéutico. La revisión se centró en evaluar la metodología utilizada por los estudios que habían puesto a prueba este tipo de sanación, concluyendo que aquellos estudios cuyos resultados son positivos han llevado a cabo alguna trampa metodológica. Los estudios que han seguido las pautas rigurosas del método científico (aleatorización, doble ciego y comparación con grupos placebo) muestran que este tipo de terapias tienen una eficacia nula, y ningún resultado positivo supera al de utilizar un placebo.[63]

En 2008, el grupo de investigadores de Edzard Ernst publicó otra revisión sistemática centrada especialmente en los efectos del Reiki. La conclusión que se deriva de los datos analizados hasta la fecha siguió siendo la misma: el reiki no es efectivo para tratar ninguna condición.[45]

Múltiples autores han señalado la energía vitalista que se dice es manipulada por el reiki, diciendo: "Irónicamente, lo único que distingue al reiki del toque terapéutico es que [el reiki] implica tocar realmente."[64][65][66]​ Y otros han afirmado que el Centro Internacional de Entrenamiento de Reiki "imita los aspectos institucionales de la ciencia" buscando legitimidad, pero no es más prometedor que una sociedad alquímica.[67]

Una directriz publicada por la Academia Estadounidense de Neurología, la Asociación Estadounidense de Medicina Neuromuscular y Electrodiagnóstica y la Academia Estadounidense de Medicina Física y Rehabilitación establece que "la terapia de Reiki no debería considerarse para el tratamiento de la neuropatía diabética dolorosa".[7]

La socióloga canadiense Susan J. Palmer ha incluido el reiki entre los métodos de curación pseudocientíficos utilizados por las sectas en Francia para atraer miembros.[68]

Calidad de la evidencia[editar]

Una revisión sistemática de 2008 de nueve ensayos clínicos aleatorios encontró múltiples deficiencias en la literatura académica acerca del reiki.[69]​ Dependiendo de las herramientas utilizadas para medir la depresión y la ansiedad, los resultados eran variables y no resultaron confiables ni válidos. Además, la comunidad científica no ha podido replicar los hallazgos de los estudios que apoyan el reiki. La revisión también encontró problemas en la metodología de presentación de informes en parte de la literatura, ya que a menudo se omitían partes por completo o no se describían claramente. Con frecuencia, en estos estudios, no se calculaban los tamaños de las muestras y no se siguieron los procedimientos adecuados de asignación y doble ciego. La revisión también informó que tales estudios exageraron la efectividad del tratamiento y no hubo control sobre las diferencias en el nivel de experiencia de los practicantes de reiki e incluso el mismo practicante en ocasiones produjo resultados diferentes. Ninguno de los estudios de la revisión proporcionó una justificación para la duración del tratamiento y ningún estudio informó sobre efectos adversos.[45]

Aunque existen algunos estudios que sugieren que el reiki puede influir en la salud de los pacientes, estos suelen adolecer de fallos metodológicos y no cuentan con evidencias contrastables acerca de ningún tipo de efecto real.[45][70]

Riesgos y seguridad[editar]

Las preocupaciones relacionadas con la seguridad y riesgos derivados directamente de las sesiones de reiki son muy bajas y en este sentido similares a las de muchas prácticas de medicina complementaria y alternativa. Algunos médicos y proveedores de atención médica, sin embargo, afirman que se corre el riesgo de que los pacientes puedan sustituir o retrasar sin consejo adecuado, tratamientos probados para afecciones potencialmente mortales con modalidades alternativas no probadas, incluido el reiki, lo que pone en riesgo su salud.[71][72]

Por su parte, los "maestros de reiki" afirman que el reiki no tiene contraindicaciones porque "sabe en todo momento qué debe hacer, cómo debe actuar, dónde debe dirigirse y en ningún caso actuará negativamente."[73][74]

Capacitación, certificación y adopción[editar]

No existe una autoridad central que controle el uso de las palabras "reiki" o "maestro de reiki".[75]​ Asimismo certificados en este sentido se pueden comprar en línea por menos de 100 dólares estadounidences,[76]​ y no es inusual que un curso ofrezca la certificación como "maestro de reiki" en dos fines de semana.[77]​ En los Estados Unidos, como en otros países, no existe una regulación oficial de practicantes o maestros de reiki.[78]

The Washington Post informó en 2014 que, en respuesta a la demanda de los clientes, al menos 60 hospitales en los Estados Unidos ofrecían reiki, a un costo de entre $40 y $300 por sesión.[79]

Cancer Research UK informó en 2019 que algunos centros oncológicos y hospicios en el Reino Unido ofrecen reiki gratuito o de bajo costo para personas con cáncer.[6]

Debido a su falta de base científica, existe aún una amplia oposición a la incorporación del reiki a los sistemas públicos de salud y no existe ninguna titulación oficial reconocida por las autoridades sanitarias ni educativas de ningún país. A pesar de ello, en algunos hospitales españoles se usa como terapia complementaria.[80][81]​ Algunos servicios públicos de sanidad, como el National Health Service (NHS) del Reino Unido, o el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM) de los EE. UU. informan a sus pacientes sobre el reiki y lo ofrecen como terapia complementaria.[82][83][84]​ El uso de fondos públicos para financiar tratamientos no probados, genera una gran polémica en estos países.[85][86]

Reiki y religiones[editar]

Algunos expertos en sectas y New Age han manifestado sus dudas acerca de que la terapia reiki sea compatible con el cristianismo.[87][88]

En marzo de 2009, el Comité de Doctrina de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos emitió el documento Lineamientos para evaluar el reiki como una terapia alternativa (Guidelines for Evaluating Reiki as an Alternative Therapy), en el que declaraban que la práctica del reiki se basa en la superstición, no siendo ni una verdadera curación por la fe ni una forma de medicina basada en la ciencia.[89]​ Con ello afirmaron que el reiki era incompatible con la espiritualidad cristiana ya que implicaba la creencia en un poder humano sobre la curación en lugar de la oración a Dios,[90]​ y que, visto como un medio natural de curación, carecía de credibilidad científica.[91]​ La directriz de 2009 concluyó que "dado que la terapia de reiki no es compatible ni con la enseñanza cristiana ni con la evidencia científica, sería inapropiado que las instituciones católicas, tales como las instalaciones de atención médica católica y los centros de retiro, o las personas que representan a la Iglesia, como los capellanes católicos, promuevan o brinden apoyo a la terapia de reiki".[89]​ Desde este anuncio, algunos católicos han continuado practicando reiki, pero este ha sido retirado de muchos hospitales católicos y otras instituciones.[92]

En un artículo de diciembre de 2014 del Comité de Adoración Divina de la USCCB sobre el exorcismo y su uso en la Iglesia, el reiki aparece como una práctica "que puede haber afectado el estado actual de la persona afligida".[93]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Sanidad clasifica 73 técnicas como pseudoterapia y estudia incluir 66 más». Redacción Médica. 28 de febrero de 2019. Archivado desde el original el 31 de marzo de 2019. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  2. «El Gobierno evalúa incluir el yoga, el pilates o la acupuntura como pseudoterapias». La Razón. 28 de febrero de 2019. Archivado desde el original el 2 de abril de 2019. Consultado el 13 de marzo de 2019. «Técnicas que se pueden considerar pseudoterapia: Análisis somatoemocional, [... cristales de cuarzo...]». 
  3. Benito, Emilio de (1 de marzo de 2019). «Feng shui, cuencos tibetanos, iridología y otras 70 pseudoterapias». El País. ISSN 1134-6582. Archivado desde el original el 1 de marzo de 2019. Consultado el 18 de julio de 2019. 
  4. Reiki: Fraudulent Misrepresentation « Science-Based Medicine: Reiki: Fraudulent Misrepresentation « Science-Based Medicine, accessdate: 28 de mayo de 2016
  5. Russell J; Rovere A, eds. (2009). «Reiki». American Cancer Society Complete Guide to Complementary and Alternative Cancer Therapies (2nd edición). American Cancer Society. pp. 243–45. ISBN 9780944235713. 
  6. a b c «Reiki | Complementary and alternative therapy | Cancer Research UK». about-cancer.cancerresearchuk.org. Consultado el 12 de febrero de 2020. 
  7. a b Bril, V; England, J; Franklin, GM; Backonja, M et al. (2011). «Evidence-based guideline: Treatment of painful diabetic neuropathy: Report of the American Academy of Neurology, the American Association of Neuromuscular and Electrodiagnostic Medicine, and the American Academy of Physical Medicine and Rehabilitation». Neurology 76 (20): 1758-65. PMC 3100130. PMID 21482920. doi:10.1212/WNL.0b013e3182166ebe. 
  8. Joyce, Janine; Herbison, G Peter (17 de octubre de 2007), «Reiki treatment for psychological symptoms», en The Cochrane Collaboration, ed., Cochrane Database of Systematic Reviews (en inglés), John Wiley & Sons, Ltd, pp. CD006833, doi:10.1002/14651858.cd006833 .
  9. Lee, MS; Pittler, MH; Ernst, E (2008). «Effects of reiki in clinical practice: A systematic review of randomised clinical trials». International Journal of Clinical Practice (Systematic Review) 62 (6): 947-54. PMID 18410352. doi:10.1111/j.1742-1241.2008.01729.x. «Most trials suffered from methodological flaws such as small sample size, inadequate study design and poor reporting....In conclusion, the evidence is insufficient to suggest that reiki is an effective treatment for any condition. Therefore the value of reiki remains unproven.» 
  10. Novella, Steven (19 de octubre de 2011). «Reiki». Science-Based Medicine. Archivado desde el original el 11 de abril de 2015. 
  11. a b Semple, D.; Smyth, R. (2013). «Ch. 1: Psychomythology». Oxford Handbook of Psychiatry (3rd edición). Oxford University Press. p. 20. ISBN 9780199693887. 
  12. Klatt, Oliver; Alexander, Don; M. Grimm, Christine; Lei Furumoto, Phyllis (2006). [https://archive.org/details/isbn_9780914955795 Reiki Systems of the World. One Heart-Many Beats. Lotus Press. ISBN 0914955799. ]Reiki Systems of the World. One Heart-Many Beats. Lotus Press. ISBN 0914955799. Reiki Systems of the World. One Heart-Many Beats. Lotus Press. ISBN 0914955799. 
  13. Beckett, Don (2009). Reiki The True Story: An Exploration of Usui Reiki. Frog Books. ISBN 158394267X. ISBN 158394267X. ISBN 158394267X. 
  14. a b «Reiki Principles». www.aetw.org. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  15. Vishnudevananda, Swami (1974). El libro de Yoga. Alianza Editorial. ISBN 8420615439.  Página 294, Concentración en el plexo solar y curación pránica. Vishnudevananda, Swami (1960). The complete illustrated book of yoga. Bell (edición original). 
  16. Inscription on Usui's memorial
  17. Joyce, Janine (3 de abril de 2015). «Reiki for depression and anxiety» (en inglés). Cochrane Database of Systematic Reviews. Consultado el 22 de noviembre de 2020. 
  18. «Nuestra Organización». reikialliance.com (en inglés). Consultado el 23 de marzo de 2021. 
  19. «Alianza Española de Reiki». alianzadereiki.eu. Consultado el 23 de marzo de 2021. 
  20. «Federación Europea de Reiki Profesional/Qigong/Víctor Fernández». Reiki SBC. Consultado el 23 de marzo de 2021. 
  21. Reiki: Fraudulent Misrepresentation « Science-Based Medicine, Consultado el 28 de mayo de 2018
  22. Lee, MS; Pittler, MH; Ernst, E (2008). «Effects of reiki in clinical practice: A systematic review of randomised clinical trials». International Journal of Clinical Practice (Systematic Review) 62 (6): 947-54. PMID 18410352. doi:10.1111/j.1742-1241.2008.01729.x. «Most trials suffered from methodological flaws such as small sample size, inadequate study design and poor reporting....In conclusion, the evidence is insufficient to suggest that reiki is an effective treatment for any condition. Therefore the value of reiki remains unproven.» 
  23. «Linaje de reiki Archivado el 5 de abril de 2010 en Wayback Machine
  24. Halpern, Jack (1993). New Japanese-English Character Dictionary (新漢英字典) (NTC reprint edición). Kenkyūsha. 
  25. Roth, Harold D. (2004). Original Tao: Inward Training (Nei-yeh) and the Foundations of Taoist Mysticism. Columbia University Press. p. 97. ISBN 9780231115650. Compare translating 靈氣在心 as "The magical qi within the heart" Eno, R. (2005). «Guanzi: "The Inner Enterprise"». Section 18: Moderation. Archivado desde el original el 21 June 2007. 
  26. Lin Yutang, 1972, Lin Yutang's Chinese-English Dictionary of Modern Usage, Chinese University of Hong Kong Press.
  27. Ling Yuan, 2002, The Contemporary Chinese Dictionary, Chinese-English Edition, Foreign Language Teaching and Research Press.
  28. DeFrancis, John, 2003, ABC Chinese-English Comprehensive Dictionary, University of Hawaii Press.
  29. Spahn M. y W. Hadamidtzy, 1989, Japanese Character Dictionary With Compound Lookup via Any Kanji, Nichigai.
  30. Haig, J. H., ed. 1997, The New Nelson Japanese-English Character Dictionary, Tuttle.
  31. Watanabe, T., Skrzypczak, E. R. y Snowden, P., 2003, Kenkyūsha's New Japanese-English Dictionary, Kenkyüsha.
  32. Luebeck, Petter y Rand, 2001, Spirit of Reiki, Lotus Press; McKenzie, 1998, Healing Reiki, Hamlyn; Shuffrey, 1998, Reiki: A Beginners Guide, Hodder & Stoughton.
  33. a b Primer encuentro ibérico-japonés de Reiki. Vigo, 2, 3 y 4 de junio de 2000.
  34. a b c «Qué es Reiki». Federación española de reiki. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  35. a b Reiki: Fraudulent Misrepresentation « Science-Based Medicine: Reiki: Fraudulent Misrepresentation « Science-Based Medicine, accessdate: May 28, 2016
  36. Rodríguez, Antonio Moraga (16 de enero de 2009). Reikido: El camino del Reiki. EDAF. p. 31-32. ISBN 978-84-414-2104-2. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  37. a b Brian Dunning (22 de abril de 2014). «Your Body's Alleged Energy Fields». Skeptoid (en inglés). Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  38. «What is Reiki». International Association of Reiki Professionals (IARP) (en inglés estadounidense). 20 de abril de 2014. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  39. «★ Usuireiki ★ | Tu web para aprender reiki con píldoras diarias». Usuireiki. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  40. «Como actua Reiki con las enfermedades». www.sanacionysalud.com. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  41. «Reiki». www.universoenergetico.com.ar. 26 de enero de 2009. Archivado desde el original el 31 de marzo de 2016. 
  42. Lee, MS; Pittler, MH; Ernst, E (2008). «Effects of reiki in clinical practice: A systematic review of randomised clinical trials». International Journal of Clinical Practice (Systematic Review) 62 (6): 947-54. PMID 18410352. doi:10.1111/j.1742-1241.2008.01729.x. «Most trials suffered from methodological flaws such as small sample size, inadequate study design and poor reporting....In conclusion, the evidence is insufficient to suggest that reiki is an effective treatment for any condition. Therefore the value of reiki remains unproven.» 
  43. a b Semple, D.; Smyth, R. (2013). «Ch. 1: Psychomythology». Oxford Handbook of Psychiatry (3rd edición). Oxford University Press. p. 20. ISBN 9780199693887. 
  44. Usui, Mikao; Arjava Petter, Frank (2000). Manual Original del Dr. Mikao Usui. Uriel Satori Editores. ISBN 9789879551356. 
  45. a b c d e f Lee, MS; Pittler, MH; Ernst, E (2008). «Effects of reiki in clinical practice: A systematic review of randomised clinical trials». International Journal of Clinical Practice (Systematic Review) 62 (6): 947-54. PMID 18410352. doi:10.1111/j.1742-1241.2008.01729.x. «Most trials suffered from methodological flaws such as small sample size, inadequate study design and poor reporting....In conclusion, the evidence is insufficient to suggest that reiki is an effective treatment for any condition. Therefore the value of reiki remains unproven.» 
  46. «Reiki». American Cancer Society. Consultado el 18 de octubre de 2011. 
  47. «Reiki». Cancer Research UK. Consultado el agosto de 2013. 
  48. «Categories of CAM Therapies». National Cancer Institute Office of Cancer Complementary and Alternative Medicine. Archivado desde el original el 28 de octubre de 2011. Consultado el 18 de octubre de 2011. 
  49. Russell J; Rovere A, eds. (2009). «Reiki». American Cancer Society Complete Guide to Complementary and Alternative Cancer Therapies (2nd edición). American Cancer Society. pp. 243–45. ISBN 9780944235713. 
  50. a b Jarvis WT. «Reiki». National Council Against Health Fraud. Archivado desde el original el 23 de agosto de 2009. Consultado el 31 de marzo de 2011. 
  51. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21531671
  52. Gerald Weissmann. «Witchcraft and Reiki:Vodoo Economics and Vodoo Healing». FaseB Journal 23 (6). pp. 1617-1621. 
  53. «Distant healing-an "update" of a systematic review». Wiener Klonische Wochenschrift 115 (7-8): 241-245. 
  54. «Quiropráctica y jueces, homeopatía y muerte». 
  55. Kolata, Gina (1998): «A child's paper poses a medical challenge», artículo del 1 de abril de 1998 en el periódico The New York Times. Consultado el 5 de septiembre de 2020.
  56. Rosa, Linda (1 de abril de 1998). «A Close Look at Therapeutic Touch». JAMA (en inglés) 279 (13): 1005. ISSN 0098-7484. doi:10.1001/jama.279.13.1005. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  57. Donlan, Joseph E. (2009). Ordaining Reality in Brief: The Shortcut to Your Future. Universal Publishers. pp. 63–. ISBN 9781599428925. 
  58. Lobato, E; Mendoza, J; Sims, V; Chin, M (2014). «Examining the relationship between conspiracy theories, paranormal beliefs, and pseudoscience acceptance among a university population». Applied Cognitive Psychology 28 (5): 617-25. doi:10.1002/acp.3042. 
  59. Gorski, DH; Novella, SP (2014). «Clinical trials of integrative medicine: Testing whether magic works?». Trends in Molecular Medicine 20 (9): 473-76. PMID 25150944. doi:10.1016/j.molmed.2014.06.007. 
  60. Lilienfeld, Scott O.; Lynn, Steven Jay; Lohr, Jeffrey M. (2014). Science and Pseudoscience in Clinical Psychology. Guilford Press. pp. 202–. ISBN 9781462517893. 
  61. Ferraresi, M; Clari, R; Moro, I; Banino, E et al. (2013). «Reiki and related therapies in the dialysis ward: An evidence-based and ethical discussion to debate if these complementary and alternative medicines are welcomed or banned». BMC Nephrology 14 (1): 129-. PMC 3694469. PMID 23799960. doi:10.1186/1471-2369-14-129. 
  62. Reiboldt, Wendy (2013). Consumer Survival: An Encyclopedia of Consumer Rights, Safety, and Protection. ABC-CLIO. p. 765. ISBN 9781598849370. 
  63. Ernst E. Distant healing--an "update" of a systematic review. Wien Klin Wochenschr. 2003 Apr 30;115(7-8):241-5. Review. PubMed PMID 12778776.
  64. Canter, Peter H. (2013). «Vitalism and Other Pseudoscience in Alternative Medicine: The Retreat from Science». En Ernst, Edzard, ed. Healing, Hype or Harm?: A Critical Analysis of Complementary or Alternative Medicine. Andrews UK Limited. pp. 116–. ISBN 9781845407117. 
  65. Smith, Jonathan C. (2011). Pseudoscience and Extraordinary Claims of the Paranormal: A Critical Thinker's Toolkit. John Wiley & Sons. pp. 251–. ISBN 9781444358940. 
  66. Sarner, Larry. «Therapeutic Touch». En Shermer, Michael, ed. The Skeptic Encyclopedia of Pseudoscience. ABC-CLIO. pp. 252–. ISBN 9781576076538. 
  67. Pigliucci, Massimo; Boudry, Maarten (2013). Philosophy of Pseudoscience: Reconsidering the Demarcation Problem. University of Chicago Press. pp. 178–. ISBN 9780226051826. 
  68. Palmer, Susan (2011). The New Heretics of France: Minority Religions, la Republique, and the Government-Sponsored "War on Sects". Oxford University Press. pp. 129–. ISBN 9780199875993. 
  69. Lee, M.; Pittler, M.; Ernst, E. (2008). «Effects of reiki in clinical practice: A systematic review of randomised clinical trials.». International Journal of Clinical Practice 62 (6): 947-54. PMID 18410352. doi:10.1111/j.1742-1241.2008.01729.x. 
  70. Vandervaart S.; Koren, G; de WildtS.N., (2009). «A Systematic Review of the Therapeutic Effects of Reiki». Journal of Alternative and Complementary Medicine 15 (11): 1157-1169. 
  71. «Reiki: Holistic Therapy Treatment Information». Disabled world.com. Consultado el 19 September 2015. 
  72. Ventola, C. L. (2010). «Current Issues Regarding Complementary and Alternative Medicine (CAM) in the United States». P & T: A Peer-Reviewed Journal for Formulary Management 35 (9): 514-522. PMC 2957745. PMID 20975811. 
  73. «De'Carli, Johnny (1999). Reiki Universal. Edaf. ISBN 8441405476. ISBN 8441405476. ISBN 8441405476. ISBN 8441405476. »
  74. «Moraga Rodríguez, Antonio (2009). Reikido. Edaf. ISBN 9788441421042. ISBN 9788441421042. ISBN 9788441421042. ISBN 9788441421042. »
  75. Elaine Stillerman (2014), Modalities for Massage and Bodywork, Elsevier Health Sciences, ISBN 9780323260794, «Currently there is no standard for certification in Reiki throughout the world.» .
  76. Diane Stein (2011), Essential Reiki Teaching Manual: A Companion Guide for Reiki Healers, Potter/TenSpeed/Harmony, ISBN 9780307783806 .
  77. Penelope Quest; Kathy Roberts (2012), «Reiki Training Levels», Reiki Collection, Penguin, ISBN 9781101576205 .
  78. Nina L. Paul (2011), «Reiki classes and certification», Reiki for Dummies, John Wiley & Sons, ISBN 9781118054741 .
  79. Sacks B (16 de mayo de 2014). «Reiki goes mainstream: Spiritual touch practice now commonplace in hospitals». Washington Post. 
  80. Moreno, Gloria (7 de diciembre de 2009). «Imposición de manos en el hospital». Diario de Cádiz. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  81. Telemadrid [Madrid Directo]Reiki en Hospital Ramón y Cajal (Alaia), consultado el 24 de marzo de 2021 .
  82. «HEATHERLANDS MEDICAL CENTRE (training practice)». 
  83. «Nursing, treatments and procedures». Archivado desde el original el 26 de abril de 2013. Consultado el 30 de marzo de 2010. 
  84. «Chronic kidney disease - Treatment». nhs.uk (en inglés). 20 de octubre de 2017. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  85. «Senator Tom Harkin: NCCAM has "fallen short" because it hasn't validated enough woo». Archivado desde el original el 6 de marzo de 2009. 
  86. «Polly Toynbee: Quackery and superstition - available soon on the NHS». the Guardian (en inglés). 8 de enero de 2008. Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  87. «Álvaro Farías Díaz. ¿Terapias alternativas o manipulación psicológica? Las pseudoterapias New Age». Archivado desde el original el 28 de diciembre de 2012. Consultado el 30 de marzo de 2010. 
  88. «Miguel Pastorino. Reiki, ¿compatible con la fe cristiana?». Archivado desde el original el 27 de diciembre de 2012. Consultado el 30 de marzo de 2010. 
  89. a b Committee on Doctrine United States Conference of Catholic Bishops (25 March 2010). «Guidelines for Evaluating Reiki as an Alternative Therapy». Archivado desde el original el 31 March 2015. 
  90. Kosloski, Phillip (23 October 2018). «The spiritual dangers behind Reiki healing services». Média-Participations Group and WordPress. Foundation for Evangelization through the Media. 
  91. Fernandes, Earl. «WHAT DOES THE CHURCH TEACH ABOUT REIKI?». The Catholic Telegraph. Archdiocese of Cincinnati. Consultado el 19 August 2019. 
  92. Lawton, Kim (12 February 2010). «Reiki and the Catholic Church». PBS. Consultado el 28 June 2015. 
  93. USCCB Committee on Divine Worship and the Secretariat of Divine Worship (December 2014). «29 Questions on Exorcism and Its Use in the Church, Part Two» (Volume L). United States Conference of Catholic Bishops. Consultado el 19 August 2019. 

Bibliografía[editar]

  • Usui, Mikao; Arjava Petter, Frank (2000). Manual Original del Dr. Mikao Usui. Uriel Satori Editores. ISBN 9789879551356. 
  • Hayashi, Chujiro; Arjava Petter, Frank; Yamaguchi, Tadao (2005). Manual de Reiki de Hayashi. Uriel Satori Editores. ISBN 9789871090129. 
  • Mochizuki, Toshitaka (2000). Iyashi no te, manos curativas. Uriel Satori Editores. ISBN 9871090099. 
  • Doi, Hiroshi (2000). Iyashi no Gendai Reikiho. Método moderno de Reiki para la curación. Uriel Satori Editores. ISBN 9789879827284. 
  • Fernández, Víctor (2008). Técnicas de Protección Energética. Indigo. ISBN 9788496381513. 
  • Fernández, Víctor (2010). Reiki sin Secretos (Libro+dvd). Editorial Hispano Europea. ISBN 9788425519253.