Reiki

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Reiki

Reiki

Reiki en Shinjitai
Nombre chino
Chino tradicional
Chino simplificado
Transliteraciones
Mandarín
Hanyu Pinyin língqì
Wade–Giles ling2-ch'i4
Canton
Jyutping ling4-hei3
Nombre japonés
Hiragana れいき
Kyūjitai 靈氣
Shinjitai
Transliteraciones
Hepburn revisado Reiki
Nombre coreano
Hangul 영기
Hanja 靈氣
Transliteraciones
- Romanización
revisada
yeonggi
- McCune-
Reischauer
yŏngki
Nombre vietnamita
Quốc ngữ linh khí
[editar datos en Wikidata]


El reiki (霊気?) es una técnica realizada dentro del ámbito de las terapias naturales, clasificada dentro del área de técnica sobre la base de la energía. Es un método de transferencia de energía para facilitar el bienestar físico, emocional y espiritual de las personas, reequilibrando a todos los niveles.[1] [2] Es una aproximación a la autocuración natural. Utiliza el concepto de energía vital universal (Reiki) que, adecuadamente dirigida por un profesional, ya sea a distancia o colocando sus manos sobre una persona o cerca de ésta, tiene como objetivo mejorar el espíritu y, en consecuencia, el cuerpo. Las manos del terapeuta pueden transmitir energía vital al paciente con el fin de tratar problemas mentales y emocionales, así como paliar o eliminar síntomas, molestias y curar enfermedades agudas o crónicas.

La historia del Reiki Tradicional empieza a mediados del siglo XIX con Mikao Usui, [3] [4] [5] un decano de la Universidad Doshisha de Kyoto y sacerdote cristiano a quien sus alumnos interrogaban acerca del método de curación mediante el cual sanaba Jesucristo a los enfermos.[6] Usui posteriormente desvió sus investigaciones a través del budismo e ingresó en el monasterio budista Zen (tras regresar a Japón después de estar en Estados Unidos) donde había hallado los textos que describían la fórmula terapéutica, ahora inteligible para él en su original sánscrito. Desde su origen en Japón, ha sido adaptada en varias tradiciones culturales a nivel mundial.

La técnica Reiki no es un sistema religioso o filosófico que proponga restricciones ni tabúes. Cierto desconocimiento de las personas que no lo practican hace difícil que se pueda transigir, acerca de un tema que para muchos tiene evidencia científica y tiene carácter funcional y, según otra gran cantidad de personas que no han probado el método Reiki, es una pseudociencia[4] que a través de una técnica llamada imposición de manos o toque terapéutico se transfiere desde las palmas una "energía universal" (reiki) hacia al paciente con el fin de promover la curación emocional o física, y consideran también que está basada en el qi ("chi"), que según los practicantes es una energía vital universal.

Etimología[editar]

En la lengua japonesa reiki es un préstamo del chino lingqi 靈氣.

Los diccionario del chino al inglés ofrecen estas traducciones de lingqi:

  • (De bellas montañas) atmósfera o influencia espiritual.[7]
  • 1. Inteligencia, poder de entendimiento. 2. Fuerza o poder sobrenatural en los cuentos de hadas, poder o fuerza milagrosa.[8]
  • 1. Influencia espiritual (de las montañas, etc.) 2. Ingenio, habilidad.[9]

La palabra compuesta japonesa tiene dos partes: rei (霊), que significa espíritu, alma, sobrenatural, milagroso, divino, cuerpo etéreo; y ki (気), que significa gas, aire, respiración, energía, fuerza, atmósfera, estado de ánimo, intención, emoción, atención. En este caso se usa con el significado del término chino (Wade-Giles "chi"): energía espiritual, energía vital, fuerza vital, energía de la vida. Los diccionario del japonés al inglés ofrecen estas traducciones de reiki:

  • Sensación de misterio.[10]
  • Una atmósfera (sensación) de misterio.[11]
  • Una atmósfera etérea (que prevalece en los sagrados recintos de un templo), (sensación, percepción de) una presencia espiritual (divina).[12]

Algunos autores occidentales[13] traducen el término como energía vital universal. Si bien ki se traduce correctamente como energía vital, rei no tiene en ninguna acepción el significado de universal. [cita requerida]

Según la traducción de Rika Saruhashi, reiki es la fuerza natural que nos da vida o que hace funcionar el alma.[14]

Fundamentos[editar]

Teoría[editar]

Según sus practicantes, el reiki es un sistema de armonización natural que utiliza la "energía vital universal", para tratar enfermedades y desequilibrios físicos, mentales y emocionales. Mikao Usui (monje zen japonés) afirmó haber redescubierto esta técnica de sanación milenaria[15] tras alcanzar satori (estado máximo de iluminación y plenitud) durante un retiro espiritual en el monte Kurama de Kioto hacia 1922. No consta la existencia anterior del reiki.

Más allá de su aspecto terapéutico, que el propio Usui aseguró haber descubierto por casualidad,[16] el reiki es una disciplina o camino espiritual ( en japonés, Tao en chino).

  • Wikisource contiene obras originales de o sobre Memorial a las virtudes de Usui Sensei.Wikisource, donde se afirma: el principal objetivo de este Rei Ho (método misterioso), no es sanar las enfermedades físicas. Su propósito último está en cultivar el corazón para mantener el cuerpo sano a través del poder misterioso del Universo, Rei No, que se nos otorga para disfrutar de los buenos actos de la vida. Es por ello que Mikao Usui legó a sus alumnos estos cinco principios y los estableció como norma de vida:
Principios del reiki en japonés.

El arte secreto de invitar a la felicidad.
La medicina milagrosa para todas las enfermedades.

Sólo por hoy ( Kyō ō dake wa - 今日 大 けは)...
No te enojes(Okoru na - 怒るな).
No te preocupes (Shinpai su na - 心配すな).
Sé agradecido (Kan sha shite - 感 謝 して).
Trabaja con diligencia (Gyō o hake-me - 業 を はけ め).
Sé amable con las personas (Hito ni shinsetsu ni - 人に 親切に).

Recítalo mentalmente o en voz alta con las manos en Gassho.
Por la mañana y por la noche.
Mejora de cuerpo y mente Usui Reiki Ryoho.
Fundador, Mikao Usui.[14]

Mikao Usui empezó a enseñar los cinco principios en 1922 al fundar la Sociedad de aprendizaje del método curativo Usui Reiki. Parece que estos principios se obtuvieron de un libro llamado Kenzen no Genri (Principios de Salud), escrito en 1914 por el Dr. Bizan Suzuki,[17] [18] [19] amigo de Usui. Sus practicantes recitan los principios una vez al día como si fuesen una oración o mantra, antes o después de meditar, y basan su vida en ellos.

La práctica de los Principios del Reiki forma parte de un conjunto de ejercicios habituales de purificación y crecimiento. Los seguidores del reiki afirman que es muy recomendable por su facilidad y que produce profundos y beneficiosos cambios a quienes la observan y estudian.

Además de los cinco principios, los practicantes de reiki utilizan 125 wakas escritos por el emperador Meiji y seleccionados por Usui Sensei, como complemento durante la meditación.

Práctica[editar]

"Tratamiento" Reiki.

La práctica del reiki se fundamenta en la acción de una persona, llamada emisor o canal. A través de sus manos -o de otros métodos, según el nivel-, el emisor dice transmitir el reiki (fuerza natural que nos da vida) a un receptor, con el fin propuesto de paliar o eliminar molestias y enfermedades. Dado que el reiki sería una energía universal, supuestamente se transmite a humanos, a otros seres vivos, como animales y plantas y a determinadas situaciones.

Algunos maestros de reiki afirman que esta práctica tiene ciertas contraindicaciones:[cita requerida]

  • No debe aplicarse durante operaciones, debido a la propia naturaleza del reiki, que consiste en reparar los daños existentes en el receptor. Podría frenar las hemorragias, interfiriendo en los cortes de sangrado y limpieza que realiza el cirujano. De igual forma, si el paciente estuviera sedado, el reiki podría ayudarle a expulsar las toxinas de la sedación, despertándole antes de tiempo. Sin embargo, sí consideran recomendable una sesión de reiki antes y/o después de la operación.
  • Los maestros afirman que el reiki permite acelerar el proceso de cicatrización ósea y por lo tanto el soldado de las fracturas. Por este motivo sólo es recomendable aplicar reiki a un fracturado después de que los huesos hayan sido debidamente acomodados e inmovilizados por un traumatólogo. En todo caso el reiki puede aplicarse a través del yeso u aparato inmovilizador.

Sin embargo, otros maestros defienden que el reiki sabe en todo momento qué debe hacer, cómo debe actuar, dónde debe dirigirse y en ningún caso actuará negativamente.[20] [21]

Sistemas[editar]

Actualmente existen dos principales sistemas de reiki, y cada uno cuenta a su vez con diversas corrientes:

Japonés tradicional[editar]

Usui Reiki Ryoho Gakkai fue fundado por Mikao Usui en 1922 con el objetivo de transmitir Anshin Ritsumei (estado de paz interior absoluto), aunque se utiliza como puerta de entrada para la imposición de manos. Actualmente sigue activo en Tokio[cita requerida]. Su práctica se llama Dento Reiki (Reiki Tradicional). Se caracteriza porque mantiene como fin último alcanzar el satori.

Presidentes: [cita requerida]

  1. Mikao Usui (1865-1926)
  2. Juzaburo Ushida (1865-1935)
  3. Kanichi Taketomi (1878-1960)
  4. Yoshiharu Watanabe (¿?-1960)
  5. Hoichi Wanami (1883-1975)
  6. Kimiko Koyama (1906-1999)
  7. Masaki Kondo (¿?- )
  8. Ichita Takahashi (actual presidente, desde principios de 2010)

Occidental[editar]

Se inició con Chūjirō Hayashi, médico y oficial de la marina imperial japonesa y último maestro certificado por Usui. Tras la muerte de este en 1926, Hayashi se independizó de Usui Reiki Ryoho Gakkai y fundó su propia asociación, Hayashi Reiki Kenkyu-kai, sistematizando el método y enfocándolo hacia una vertiente más terapéutica. En 1935 conoció y trató a Hawayo Takata su clínica, y la certificó como maestra de reiki en Hawái en 1938. Takata nunca tuvo contacto con Usui Reiki Ryoho Gakkai ni fue nombrada presidenta de Hayashi Reiki Kenkyu-kai. Tras la muerte de Hayashi le sucedió como segunda presidenta su mujer Chie, y cuando esta se retiró, Hayashi Reiki Kenkyu-kai desapareció. Hawayo Takata comenzó a divulgar reiki en EUA y denominó a sus enseñanzas Usui Shiki Ryoho.

Línea sucesoria de reiki occidental:

  1. Mikao Usui (1865-1926)
  2. Chūjirō Hayashi (1879-1941)
  3. Hawayo Takata (1900-1980)
  4. 22 Maestros formados por Takata

Como consecuencia de la división entre los sucesores de Takata tras su muerte, surgen las dos primeras asociaciones de reiki en occidente:

  1. The Reiki Alliance, presidida por Phyllis Lei Furumoto (nieta de Takata y una de los 22 maestros formados por ésta).
  2. The American International Reiki Association (AIRA, o The Radiance Technique International Association), inicialmente presidida por Barbara Weber Ray (igualmente, una de los 22 maestros formados por Takata).

En 1999 las enseñanzas tradicionales japonesas se abren a occidente, de la mano de Hiroshi Doi (Usui Reiki Ryoho Gakkai) y Fuminori Aoki[14] (Reido Reiki Gakkai). Doi es creador de Gendai Reiki Ho, método que trata de unificar los dos principales sistemas de reiki, tomando como base las enseñanzas originales de Mikao Usui y añadiendo técnicas de reiki occidental. Actualmente, Hiroshi Doi es presidente de Gendai Reiki Healing Gakkai y Fuminori Aoki preside Reido Reiki Gakkai y Human & Trust Institute, en Japón.

En España, la asociación de reiki más antigua es la Alianza Española de Reiki, presidida por Antonio Moraga. Posteriormente se crea la Federación Española de Reiki, presidida por John Curtin.

En Europa, se ha creado la Federación Europea de Reiki Profesional, presidida de forma honorífica por Hyakuten Inamoto y de forma operativa por Víctor Fernández Casanova, junto a la Asociación Komyo Reiki Kai y la Reiki Combat Kenkyukai, estilos de Reiki de reciente creación que están creando un referente en el Reiki occidental, sin perder su esencia tradicional japonesa.

Linaje[editar]

El linaje[22] de reiki hace referencia a la cadena de iniciaciones o sintonizaciones que relaciona a un maestro de reiki con Mikao Usui, fundador del sistema. Se considera que sólo los maestros de reiki ostentan un linaje concreto al tener la capacidad para iniciar a otros. Por su parte, los alumnos de los distintos niveles de reiki pertenecen o están asociados a uno o varios linajes según los maestros que hayan tenido. Un maestro de reiki puede tener varios linajes, por haber recibido la iniciación en maestría de diferentes maestros.

Ejemplo de linaje de reiki (reiki occidental):

  1. Mikao Usui (fundador)
  2. Chūjirō Hayashi (1.er. linaje)
  3. Hawayo Takata (2º linaje)
  4. 22 Maestros formados por Takata (3.er linaje)

Investigación, evaluación crítica y efectividad[editar]

Base y efectividad[editar]

No se ha establecido ninguna propuesta para el mecanismo que sostiene el reiki (fuerza vital, qi).[23] [24]

Estudios científicos demuestran que el reiki no es útil para tratar enfermedad alguna.[23] [25] [26]

Seguridad[editar]

Los riesgos de utilizar reiki son similares a los de utilizar cualquier otra medicina alternativa. Los pacientes enfermos podrían quedar desatendidos de un tratamiento validado para su enfermedad, porque lo sustituyen por alternativas no comprobadas. Cualquier practicante de reiki debe informar a su cliente que consulte a un médico cuando se trate de una enfermedad seria, y que utilice el reiki solo de forma complementaria.

William T. Jarvis, en el Consejo Nacional contra los Fraudes en la Salud, recuerda que «no hay evidencia de que los efectos del Reiki se deban a otra cosa que no sea mera sugestión» o efecto placebo.[27]

Controversia interna[editar]

Debido a que existen diferentes modalidades de enseñar reiki, han surgido puntos de controversia entre diferentes grupos y practicantes. Algunos temas de debate son: la naturaleza de la energía vital que proclaman existir, el precio que los diferentes grupos cobran a sus clientes por los cursos y tratamientos, el método de entrenamiento y los símbolos utilizados. [cita requerida]

Reiki y evidencia científica[editar]

Para quienes han practicado el método Reiki, la evidencia científica de que la técnica funciona es más que evidente, tras haber visto como multitud de personas han experimentado de forma holística una mejoría en su bienestar físico, emocional y espiritual.

Para aquellos que no han practicado la técnica, consideran que reiki postula la existencia de una energía mística, no detectable ni medible de forma objetiva, por lo que la posición de la comunidad científica es que su único efecto sobre la salud es el atribuible al placebo,[28] la evolución natural de la enfermedad y a la relajación.[23] [29] [30] Por tanto, el consenso científico es que es una pseudomedicina o pseudociencia sin ninguna base real. Al igual que la mayoría de pseudomedicinas que no implican una manipulación física (homeopatía, toque terapéutico, etc.), no conlleva un daño directo para la salud, pero tampoco ofrece beneficio alguno y existe el peligro de que el paciente abandone o retrase la aplicación del tratamiento médico, con el consiguiente perjuicio para su salud y en ocasiones, el requerido desembolso económico.[31] Los seguidores del reiki lo consideran terapia complementaria, pero su eficacia no está científicamente demostrada, ni existen mecanismos plausibles para su funcionamiento.

Aunque existen algunos estudios que sugieren que el reiki puede influir en la salud de los pacientes, suelen adolecer de fallos metodológicos y no cuentan con evidencias contrastables acerca de ningún tipo de efecto real.[23] [32] Debido a su falta de base científica, existe aún una amplia oposición a su incorporación a los sistemas públicos de salud y no existe ninguna titulación oficial reconocida por las autoridades sanitarias ni educativas de ningún país. A pesar de ello, en algunos hospitales españoles se usa como terapia complementaria.[33] [34] Algunos servicios públicos de sanidad, como el National Health Service (NHS) del Reino Unido, o el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM) de los EE.UU. informan a sus pacientes sobre el reiki y lo ofrecen como terapia complementaria.[35] [36] [37] El uso de fondos públicos para financiar tratamientos no probados, genera una gran polémica en estos países .[38] [39]

Los seguidores del reiki afirman que alteraciones en la energía ki influyen decisivamente en la salud de las personas. incluso algunos las consideran como única causa de la enfermedad, lo que contradice casi todos los conocimientos científicos sobre las enfermedades (teoría microbiana, traumatismos, trastornos genéticos).[40] [41] [42]

Los estudios realizados para comprobar si la terapia de reiki funciona y es real son muchos, y en todos siempre han dado un resultado positivo.

En primer lugar, cabe preguntarnos si es real este fenómeno, si efectivamente, disponemos de un fluido que puede interactuar con la materia orgánica, y producir una sanación. El que se cura siempre es el paciente.

A este respecto, existen una serie de investigaciones que confirman la idea.

Cámara Kirlian. Dra. Thelma Moss[editar]

Por intermedio de la cámara Kirlian, podemos verificar, como los seres humanos, emitimos una especie de energía o fluido por todo nuestro cuerpo. Esa energía puede ser percibida por unas placas fotográficas, por lo que no existe aquí duda ninguna, puesto que se puede comprobar experimentalmente. La Dra. Thelma Moss, Psicóloga, directora de investigación en el Center for the Health Sciencies, The Neuropsychiatric Institute, en la Universidad de California, en Los Ángeles, (UCLA), hizo innumerables experiencias, muchas de ellas relatadas en su libro: "El cuerpo eléctrico". [43]

La doctora Thelma Moss hizo una fotografía Kirlian de la mano de la señora Olga Worrel, en estado normal, y después hizo otra de la misma mano, pero esta última, fue cuando la señora estaba aplicando un pase a un paciente. En esta última, se observa claramente como unos rayos salen de los dedos de Olga Worrel, confirmando así la trasmisión de esta energía de una persona a otra.

Ahora bien, ¿significa esto que esa energía pueda tener poderes curativos?

Otras investigaciones, vienen para traer luz sobre esta pregunta.

Dr. Bernard Grad[editar]

El Dr. Bernard Grad,[1] bioquímico e investigador de geriatría en el "McGill University's Allen Memorial Institute", en Canadá, hizo experiencias muy interesantes en la Universidad "McGill", en Montreal, Canadá, en la década de los 60. El trabajo de Grad al respecto de la cura realizada por la imposición de manos, fue reconocido, y Grad recibió un premio de la Fundación CIBA, una fundación científica fundada por un laboratorio farmacéutico.

Él realizó experiencias con simientes de cebada, con ratas y análisis de la estructura molecular del agua.

1.- En sus experiencias con simientes de cebada, Grad hizo lo siguiente:

            -Sustituyó humanos por plantas y animales, para evitar el efecto placebo.

            -Puso simientes de cebada en agua salada, para retardar el crecimiento, con el objetivo de criar plantas enfermas.

            -Pidió a un pasista, que hiciese una imposición de manos sobre el agua salada, en un recipiente, que sería usado para la germinación de las simientes.

            -Fueron colocados enseguida en una estufa. El proceso de germinación y crecimiento fue observado.

            -Grand observó, que las simientes sometidas al agua tratada por el pasista, germinaban con mayor frecuencia que las otras.

            -Después de germinadas, las simientes fueron puestas en recipientes y mantenidas en condiciones semejantes de crecimiento.

            -Después de varias semanas, y de acuerdo con un análisis estadístico, las plantas regadas con agua tratada por el pasista, eran más altas y tenían un mayor contenido de clorofila.

            Grand efectuó otra experiencia muy interesante.

            -Grand dio agua para ser magnetizada por enfermos psiquiátricos que presentaban cuadros serios de depresión. Esa misma agua fue usada para las simientes de cebada. Esta misma agua, produjo un efecto contrario al producido por el agua tratada por el pasista: ella disminuyó la tasa de crecimiento de las plantas nuevas.

2.- En una de las experiencias con ratas, Grand realizó lo siguiente:

            -Produjo una enfermedad de bocio en ratas, y las separó en dos grupos.

            -Contactó con un famoso curador, el coronel del ejército Húngaro, Oskar Stabany, que dio pases a las ratas por un periodo de 15 minutos durante 40 días.

            -Aunque todos los animales presentaban un aumento de la tiroides, las ratas pertenecientes al grupo tratado por el curador, presentaba una proporción significativamente más baja de casos de bocio.

Las experiencias realizadas en el campo de la curación por medio de la trasmisión de energía de una persona, son múltiples y variadas, y vienen a confirmar la realidad de este fenómeno, presentándolo como algo normal, observable y mensurable desde una visión experimental.

Llegados a este punto, podemos afirmar la realidad de estos fenómenos.

La Universidad de Harvard, la NASA, Hospitales, Clínicas (Clínica mayo, por ejemplo), Científicos de todo el mundo, han hecho estudio sobre el pase de energía comprobando la misma.

Reiki no es una RELIGIÓN, la mente del paciente enferma sus emociones (miedos) y ésta enferma su cuerpo, bloqueando sus centros energéticos, Reiki proporciona la apertura y el equilibrio Físico-Emocional, Mental.

Pero siempre, siempre el que se cura, es la mente del paciente.

El terapeuta NO da su energía es solo un canal por donde fluye esta.

Proceso Touchstone: Reiki en análisis científico[editar]

Hasta 2005 nunca se había llevado a cabo un análisis exhaustivo basado en la evidencia y la investigación en que la comunidad médica y científica hubiera dedicado tiempo y esfuerzos a analizar el Reiki. Fue ese mismo año cuando William Lee Rand, fundador y presidente del Centro Internacional de Formación de Reiki y un pionero en todo el mundo del concienciamiento sobre Reiki, formó el Centro de Investigación para el Reiki y desarrolló lo que hoy se conoce como El Proceso de Touchstone.[2]

            ¿Qué es el Proceso de Touchstone?

El proceso de Touchstone es un método de observación comparativa para analizar el estado actual de los estudios científicos realizados sobre los programas de Reiki en los hospitales, clínicas y centros de cuidados paliativos en los Estados Unidos. El proceso de crítica es riguroso, imparcial y coherente, e incorpora las mejores técnicas de revisión científica.

William Lee Rand comenzó a formular el proceso de Touchstone después de desarrollar un sitio web de Reiki en hospitales, que se considera la recopilación más completa de hospitales que ofrecen tratamientos de Reiki en todo el mundo.

El proceso de Touchstone es único. Nunca antes había habido tantos estudios de Reiki dignos reunidos, analizados y evaluados en una sola fuente.

            Reiki. Casos de estudio.

Los datos más recientes analizados (en 2008-9) muestran una fuerte evidencia de que Reiki es el responsable de que se produzca una respuesta biológica positiva tanto en humanos como en animales. La evidencia más fuerte (calificada como “Excelente” en el proceso) se registró en el más cuidadosamente controlado de todos los experimentos, en el que se emplearon ratas de laboratorio. En los años 2006 y 2008, las ratas de laboratorio estresadas recibieron tratamientos de Reiki y todas ellas mostraron una reducción significativa en las respuestas de estrés, ansiedad y depresión.

Las pruebas en humanos realizadas entre 1993 y 2006 muestran resultados calificados como de orden “satisfactorio” a “excelente”, lo que demuestra el beneficio de los tratamientos de Reiki, demostrando que éstos son positivos en el control de los niveles de dolor en los seres humanos.

Estudios del personal docente y administrativo de la Universidad de Columbia Ciencias de la Salud y el New York-Presbyterian Hospital de Salud de los Trabajadores y el Día de bienestar

El New York Presbyterian Hospital / Columbia University Campus llevó a cabo uno de los primeros estudios jamás realizados para determinar la eficacia de los tratamientos de Reiki en el sistema nervioso autónomo. Este estudio incluyó un grupo de tratamiento de Reiki, un grupo “farsa” de tratamiento y un grupo “de control”. La prueba comenzó con todos los participantes en igualdad de condiciones de sus niveles de sistema nervioso. Los resultados en el grupo de tratamiento de Reiki mostraron una reducción de estos niveles, incluyendo la frecuencia cardíaca, la respiración y la presión arterial. Estos resultados positivos llevaron al equipo a recomendar nuevos estudios más a fondo para examinar más de cerca los efectos biológicos del tratamiento de Reiki.

Es interesante destacar que la asociación Columbia / Presbyterian fue uno de los primeros hospitales que ofrecieron Reiki como parte de su Programa de Medicina Integrativa (CIMP). El famoso cirujano cardiovascular, el Dr. Mehmet Cengiz Öz, hizo que se centrara enormemente la atención en el Reiki cuando invitó a practicantes de Reiki para el tratamiento de sus pacientes durante las cirugías a corazón abierto y las operaciones de trasplante de corazón. El Dr. Öz destacó que “el Reiki se ha convertido en un arte de curación codiciado entre los pacientes y los principales profesionales de la medicina.”

Entre las enfermedades y trastornos que dieron como favorable al tratamiento de Reiki incluyen:

            1. Dolor postoperatorio después de la extracción de un diente.

            2. Cognición en adultos mayores, en relación con la demencia / Alzheimer.

            3. Pre-operatorio: relajación y el dolor del post-operatorio.

            4. Dolor en pacientes con enfermedades crónicas.

            5. Depresión y estrés.

            6. Bienestar vital en los practicantes de Reiki.

A partir de 2009, el proceso de Touchstone ha elaborado 25 estudios de laboratorio que aparecieron en revistas de análisis por comparativa evaluando así los méritos de los tratamientos de Reiki. Teniendo en cuenta sólo los estudios más rigurosamente controlados, el proceso de Touchstone mostró un 83% de evidencia en la eficacia del Reiki como apoyo para la curación terapéutica. Por ello también en 2009 las revisiones de varios estudios de Reiki (investigación realizada por Edzard Ernst, MD, Ph.D. y sus colegas de la Universidad de Exeter) llegaron a la conclusión de que había pruebas suficientes para sugerir que el Reiki es un método altamente eficaz de apoyo para la curación de cualquier enfermedad.

            Pensar positivamente

La buena noticia es que, en un comunicado de prensa de fecha 15 de septiembre de 2008, La Asociación Americana de Hospitales, cuyo presidente y director ejecutivo es Rich Umbdenstock, declaró: “La medicina complementaria ha demostrado una gran promesa para apoyar y estimular la curación. Es una de las muchas herramientas hacia donde pueden y deben mirar los hospitales, ya que consiguen crear ambientes óptimos para la curación de los pacientes que atienden”.

De acuerdo con varias encuestas norteamericanas, el 84% de los hospitales privados indican que sus pacientes demandan ser atendidos en ese hospital y no en otro exponiendo como razón principal su oferta de medicina complementaria, incluyendo los servicios de Reiki. De estos, un 67% de los encuestados alegó la eficacia clínica del Reiki como su principal razón para elegir hospital.

            Algunos estos hospitales son:

            – Integral de la Duke Medicine, Durham, Carolina del Norte.

            – New York Presbyterian Hospital / Columbia University Medical Center Campus, Nueva York, Nueva York.

            – Yale-New Haven Hospital, New Haven, Connecticut.

            – Sharp Memorial Hospital para pacientes hospitalizados Servicios de Apoyo para el Cáncer, San Diego, California.

            – Hospital Infantil de Boston, Boston, Massachusetts.

            – Citrus Valley Medical Center Cancer Resource Center, Covina, California.

            Conclusión

Un portavoz de Columbia del Programa de Medicina Integrativa en el Hospital Presbiteriano de Nueva York (CIMP) quizá lo expresa mejor, diciendo:

            “Encuentro la práctica de Reiki muy gratificante, como practicante. Los pacientes han informado de relajación profunda y un sentido de la curación profunda, después de una sesión. Siento que el Reiki es un gran activo para cualquier entorno hospitalario, ya que los pacientes sienten que están en un entorno verdaderamente solidario”.

Como Reiki continúa llegando a ser “un gran activo” para el entorno hospitalario, informes analíticos, tales como el proceso de Touchstone continúa añadiendo evidencias de que el Reiki es un método de hecho digno, eficaz para facilitar el proceso de curación; uno que puede contribuir a la mejora de los pacientes de todo el mundo y para la mejora de nuestros sistemas de atención de la salud.

Reiki es  reconocida y aprobada como terapia complementaria por la Organización Mundial de la Salud (OMS)[editar]

y por las secretarías de Salud de Estados Unidos y de Inglaterra. El uso de Reiki en hospitales, clínicas y centros de salud en todo el mundo cada vez avanza más, y con el tiempo ha ido abriéndose camino gracias sus resultados y a las investigaciones realizadas que muestran que actúa de manera eficaz y que dista de ser un placebo o terapia de sugestión.

            - La búsqueda de una explicación científica de la energía de Reiki. Por William Lee Rand (Tomado del libro El espíritu de Reiki). [44]

Poco a poco la ciencia comienza a comprender algunos aspectos de las energías curativas. Para poder desarrollar una teoría científica sobre los efectos de Reiki es necesario ocuparse de los campos magnéticos que produce todo ser viviente. El médico Dr. James Oschman describe este fascinante tema en un libro recientemente publicado: Energy Medicine, The Scientific Basis. (1)

Se sabe desde hace bastante tiempo que nuestro cuerpo es atravesado por la corriente eléctrica. Fluye a través de nuestro sistema nervioso y forma parte de las fuerzas de autocontrol de nuestro cuerpo. Cada órgano y cada tejido de nuestro cuerpo están comunicados con el sistema nervioso. Desde este sistema y partiendo del cerebro se emiten las señales que controlan todas las actividades corporales.

También dentro de las células y entre ellas circula corriente eléctrica. Muchas de ellas contienen incluso cristales líquidos. Estos cristales vivientes se alojan en las membranas celulares, en la mielina de los nervios y en otros lugares. (2) Cuando se ejerce presión sobre los cristales, éstos producen descargas piezoeléctricas. Por esta razón los cristales líquidos del cuerpo generan constantemente corrientes eléctricas. Estas corrientes se relacionan a menudo con otras cosas. Esto significa que, al igual que ocurre con el láser, las frecuencias están al unísono con un cierto entorno. Tales vibraciones láser pueden propagarse dentro del cuerpo e irradiar hacia su alrededor. Esto hace recordar los posibles efectos curativos del sonido del tambor. Cuando la presión de un golpe de tambor actúa conjuntamente con el tejido corporal, se producen campos y corrientes eléctricas rítmicas que influyen en la actividad biológica de los tejidos.

Existe además otro sistema nervioso, el sistema perineural. Está compuesto por una capa de tejidos entrelazados que rodean al sistema nervioso. Han sido descritos por Robert O. Becker en una serie de artículos. (3) Más de la mitad de las células cerebrales son células perineurales o gliales. Debe imaginarse al sistema perineural como un segundo sistema nervioso que trabaja con corriente continua. Es dirigido por las células cerebrales y toma parte activa en todo proceso de curación. Si una parte del cuerpo se encuentra dañada, el sistema perineural genera un potencial eléctrico en ese lugar que advierte al cuerpo del daño. Con ayuda de ese potencial eléctrico el sistema perineural dirige células hacia el lugar lastimado, como glóbulos blancos, fibroblastos o células móviles de la piel. El potencial eléctrico se modifica durante el proceso de curación. El sistema perineural es además muy sensible a los campos magnéticos exteriores.

Cuando la corriente eléctrica fluye a través de un conductor, siempre aparece alrededor suyo un campo magnético. Las corrientes eléctricas en el cuerpo humano producen campos magnéticos denominados campos biomagnéticos. Penetran en el cuerpo y rodean. Se han podido mensurar estos campos por medio de medidores biomagnéticos sensibles. El Dr. John Zimmerman de Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado utilizó un llamado SQUID (Superconducting Quantum Interference Device) para medir los campos biomagnéticos de muchas partes del cuerpo, por ejemplo el cerebro, el corazón y distintos órganos.

Estos resultados biomagnéticos nos ayudan a comprender las funciones del cuerpo y a diagnosticar enfermedades.

El más potente de los campos biomagnéticos se halla localizado en el corazón. Ha llegado a ser medido a una distancia de 4,50 metros. El cerebro y otros órganos están rodeados por sus propios campos biomagnéticos. Estos campos pulsan con distintas frecuencias y actúan en forma interrelacionada. Cuando un órgano está sano tiene una frecuencia determinada; si se enferma, esta frecuencia se modifica. Todos estos campos biomagnéticos conforman un gran campo biomagnético que rodea el cuerpo. Efectivamente corresponde con lo que denominamos aura. Por esta razón, aun cuando existen otros aspectos, el campo biomagnético es uno de los componentes principales del aura.

Estos campos tienen a su vez influencia sobre otros campos que se encuentran en las proximidades, aún sobre los de otras personas. Este principio se denomina inducción. Significa que un campo magnético puede actuar sobre otro, en la medida en que produce cambios en el campo o modifica incluso la intensidad y frecuencia de la corriente eléctrica que circula en su conductor. Es decir, el campo biomagnético influir a veces sobre el bienestar general así como el funcionamiento de los órganos y los tejidos. De este modo se define el verdadero significado del concepto personalidad de gran magnetismo. Al mismo tiempo es el fundamento científico de que una persona puede ejercer efecto terapéutico sobre otra.

Desde un punto de vista científico la piel no representa el límite de una persona, sino que su personalidad se extiende hacia el entorno. Alguna vez hemos tenido la experiencia de sentir la presencia de otros. Eso está probado, incluso explicado de manera científica. Al final se agregan los datos bibliográficos de estas investigaciones al final del artículo.

También las manos están rodeadas de campos biomagnéticos. Se han medido los campos de los terapeutas durante los tratamientos y se comprobó que eran mucho más intensos que los de las personas corrientes. Se utilizó un simple medidor magnético compuesto de dos bobinas de 80.000 vueltas cada una y se lo conectó a un amplificador. Las manos de los terapeutas alcanzaron un valor de 0,002 Gausios, lo cual es mil veces más alto que cualquier otro campo que emite el cuerpo. (4) El campo pulsó con diferentes frecuencias entre 0,3 y 30 Hz, oscilando mayormente entre 7 y 8 Hz.

La fuerza curativa en las manos es producida, al menos en parte, por el sistema perineural. Este sistema rodea los nervios y ofrece un camino para la corriente continua. Las corrientes son moduladas por impulsos cerebrales que, a su vez, son dirigidas por el tálamo. (5)

Las manos emiten posiblemente también otros tipos de energía que tienen efectos terapéuticos. Hay ciertos indicios de que las manos de los terapeutas irradian rayos infrarrojos microondas y otras variedades de fotones, a los que responden los sistemas biológicos.

Si la persona está enferma, las frecuencias biomagnéticas de uno o varios órganos no se encuentran en la franja saludable. El científico Herbert Fröhlich, quien descubrió muchas cosas interesantes sobre los campos biomagnéticos del cuerpo, lo describe del siguiente modo: Un componente formado por células, por ejemplo el tejido o un órgano, dispone de frecuencias combinadas, que regulan procesos importantes, como por ejemplo, la división celular. Estas frecuencias de mando son por lo general muy estables. Si por algún motivo una célula modifica su frecuencia, las células vecinas emiten señales que reestablecen la frecuencia correcta. Pero si son muchas las células que pierden su ritmo, entonces la fuerza de las vibraciones combinadas se va aflojando hasta que deja de ser estable. La pérdida de la cohesión puede derivar en enfermedades o trastornos. (6) Esta interpretación coincide con la idea metafísica, según la cual una enfermedad, antes de manifestarse corporalmente, comienza primero en el aura o en el campo biomagnético.

Si un terapeuta coloca sus manos en las proximidades de un órgano enfermo y comienza su trabajo, el campo biomagnético que procede de sus manos se volverá mucho más potente que el del órgano enfermo. Además, la frecuencia del campo biomagnético de sus manos comienza a pulsar en la frecuencia exacta que necesita el órgano enfermo. Dado que el campo biomagnético del terapeuta es más potente que el del órgano enfermo, las frecuencias sanas son inducidas hacia el campo del órgano enfermo. De esta manera se acomodan nuevamente en la franja de la salud. Esto tiene a su vez efecto sobre las corrientes eléctricas que actúan en las células y en el sistema nervioso dentro y fuera del órgano, así como también sobre el normal desarrollo del órgano. De esta manera se produce la cura.

Se han realizado investigaciones sobre las frecuencias curativas para determinados tejidos corporales. Los nervios sanan con una frecuencia de 2 Hz, los huesos con alrededor de 7 Hz y los vasos capilares con alrededor de 15 Herz. (8)

Este procedimiento también es posible en dirección inversa, si un terapeuta sondea o busca detectar trastornos en el campo biomagnético del paciente. En este caso el experto desplaza una o ambas manos colocándolas unos pocos centímetros por encima del cuerpo y se concentra en lo que siente en sus palmas (desarrollo y práctica de sensibilidad en personas PAS - Dra. Elaine Aron).[45] El campo del paciente modifica el de la mano del experto y éste puede sentir ese cambio. De esta manera el experto puede comprobar la existencia de trastornos en el campo biomagnético del paciente.

Una de las singularidades de Reiki radica en que la capacitación para practicarlo se consigue a través de una sintonización. Reiki tampoco debe ser guiado por la consciencia del terapeuta, sino que se guía a sí mismo, sin servirse para ello de la energía personal del terapeuta. Sabiendo esto nos preguntamos entonces cómo funciona la sintonización y el tratamiento de Reiki. La sintonización podría despertar un aspecto innato en nosotros, que se mueve a un nivel de inteligencia superior en relación a la totalidad, el bienestar y la curación. Dado que esa inteligencia no es parte de nuestra consciencia, podría decirse que ella llega a nosotros desde una fuente supraconsciente. Por otra parte, el hecho de que nuestra energía personal no sea "absorbida" demuestra que la sintonización abre o activa una fuente energética que se diferencia de aquellas mediante las cuales cubrimos nuestras necesidades cotidianas de energía. Por esta razón Reiki da sustento a la idea de que en nosotros reside un potencial oculto, que muy pocas personas utilizan, pero que puede ser despertado. El supraconsciente dirige posiblemente la función del tálamo y del sistema nervioso perineural, de manera que se produce la energía de Reiki y es llevada al lugar dañado a través de las manos del terapeuta. La energía de Reiki es probablemente una mezcla especial de distintas variedades de energía, entre ellas la biomagnética. Ellas están condicionadas por el supraconsciente para transformarse en exactamente aquello que necesita la parte del cuerpo en donde están apoyadas las manos, para que de ese modo vuelva a comenzar el proceso de curación y también se lleve a buen término.

Conociendo esto es fácil imaginar que la curación podría ser aún más profunda y efectiva, si estuviesen comprendidos en ella aspectos más elevados del supraconsciente, con el fin de vincular fuerzas y frecuencias energéticas especiales, de manera que la curación se produzca más rápidamente y en casos aún más complejos. Para ello se necesitan combinaciones especiales de amor, compasión y misericordia, por medio de las cuales el lugar dañado logra abandonar con mayor rapidez las viejas estructuras y recuperar su salud. Puede compararse esta situación con la de un mecánico experto, que gracias a su experiencia puede reparar incluso aquellos automóviles frente a los cuales otros mecánicos no tienen soluciones. Mientras tengamos una comprensión cada vez más amplia y nos curemos a nosotros mismos de manera profunda, seguirá despertándose más y más nuestro potencial de curación y nos pondrá en contacto con los aspectos más elevados del supraconsciente. De este modo seguiremos desarrollando capacidades cada vez mejores.

Algo típico de los campos biomagnéticos es la rápida pérdida de potencia a medida que crece la distancia con respecto a la fuente de energía. Las teorías arriba mencionadas explican el proceso de curación cuando el experto se encuentra cerca del paciente, pero entonces ¿cómo podría explicarse la curación a distancia, cuando el paciente está ubicado quizá a varias millas de distancia o incluso cuando vive del otro lado del globo?

Quizá sean ondas escalares las que hacen posible la curación a distancia. Si dos campos magnéticos tienen exactamente la misma frecuencia y están ubicados en la fase opuesta, pueden anularse mutuamente. El efecto de los campos no se anula a causa de esto ya que siguen existiendo los potenciales que crean lo que llaman ondas escalares. Estas ondas no actúan conjuntamente con los electrones, como sí ocurre en el caso de los campos magnéticos que lo hacen con los núcleos atómicos. Ni una jaula de Faraday ninguna otra barrera las detiene y se multiplican a cualquier distancia sin perder su fuerza. Se sabe que pueden actuar incluso sobre tejidos biológicos y que pueden favorecer la curación. (9) Es posible que sean estas ondas y no los campos magnéticos la principal fuente de los efectos curativos. Según el Dr. James Oschman, "puede considerarse que los campos eléctricos y magnéticos producen un efecto en el organismo, sin embargo, otros investigadores suponen que ese efecto se debe en realidad a ondas escalares. (10)

Si bien las teorías antes mencionadas constituyen hasta cierto punto un aporte para explicar los procesos de curación, subsiste sin embargo un aspecto no develado tanto de estos procesos como del trabajo espiritual.

Todo tejido corporal vivo compuesto de átomos y moléculas está en contacto directo con las fuerzas de la naturaleza, que influyen en su desarrollo. Es por cierto legítimo suponer que estas fuerzas se transformaron con el desarrollo de la vida en parte de las funciones corporales. Entre ellas se cuentan fuerzas conocidas y también otras desconocidas. En la medida en que estudiemos los objetos vivientes y en especial a nosotros mismos, tendremos la oportunidad de comprender las fuerzas más profundas y secretas del universo.

Probablemente la ciencia se siga ocupando del estudio las curaciones y de los mundos espirituales y de esta manera haga sorprendentes descubrimientos, que permitan el desarrollo de nuestra consciencia y produzcan un cambio en la vida sobre el planeta que habitamos.

Notas:

(1).- Oschman, J. Energy medicine, the scientific basis. Churchill Livingstone, Edimburgo 2000, página 206.

(2).- Bouligand, Y, Liquid Crystals and their analogs in biological systems, 1978. En: Liebert, L. (Comp) Liquid Crystals. Solid State Psysics, Supplement 14: 259-294.

(3).- Iyashi No Te, Manos curativas de Toshitaka Mochizuki, Uriel Ediciones, 1ª Edición, Buenos Aires, 2000.

(4).- Smith, C. W., biological effects of weak electromagnetic fields, 1994. En: Ho M W, Popp F-A, Warnke U (comps.) Bioelectrodynamics and biocommunication. World Scientific. Singapore, Cap. 3 , pag. 81-107.

(5).- Seto, A., Kusaka, C., Nazakato, S. Y otros, detection of extraordinary large biomagnetic field strength fromm human hand, 1992. Acupunture and electro therapeuthics Research International journal, 17: 75-94.

(6).- Andersen, P., Anderson, S. A., Physiological basis of the alpha rhythm, 1968. appleton Century crofts, Nueva York.

(7).- Fröhlich, H., Coherent electric vibrations in biological systems and the cancer problem, 1978. IEEE Transactions on microwave theory ans tecniques MTT 26: 613-617

(8).- Sisken, B., F., Walter, J., therapeutic aspects of electromagnetic fields for soft- tissue healing, 1995. En: Blank, M (comp.), Electromagnetic fields: biological interactions and mechanism. Advances in chemistry series 250. American Chemycal Society, Washington, D.C., pag. 227-285.

(9).- Rein, G., Biological effects of quantum fields and their role in the natural healing process, 1998. Frontier Perspectives 7 (1):16-23.

(10).- Oschman, J., Energy Medicine, The Scientific Basis, Churchill Livingstone, Edimburgo 2000, pág. 206.

Bibliografía:

El espíritu de Reiki, Lübeck, Walter; Arjava, Frank.

Uriel ediciones, Buenos Aires 2001.

Eres lo que tu más profundo deseo es.

Como es tu deseo es tu voluntad.

Como es tu voluntad son tus actos.

Como son tus actos es tu destino

-Brihadaranyaka Upanishad IV.4.5-

Emily Rosa[editar]

En 1996, una niña de 9 años, Emily Rosa, demostró con un sencillo experimento que los practicantes de una variante occidental del reiki que se ha colado en la Sanidad estadounidense son incapaces de detectar la energía vital que dicen manipular. Los sanitarios que practican el toque terapéutico aseguran que curan enfermedades limpiando un supuesto campo energético humano mediante pases de manos a pocos centímetros del cuerpo. Como en el reiki hay una energía de por medio, la niña se planteó averiguar si los sanadores detectaban realmente algún tipo de energía o solo creían hacerlo y esa energía no existe en realidad. Veintiún practicantes del toque terapéutico se sometieron a la prueba.

La escolar y el sanador se sentaban a una mesa, enfrentados y separados por el cartón a modo de biombo. En la base de este, dos agujeros permitían que las manos del terapeuta pasaran al otro lado, apoyadas sobre la mesa y con las palmas hacia arriba; pero el cartón impedía que viera nada. La niña echaba entonces una moneda al aire para decidir sobre qué mano del sujeto pondría una de las suyas, preguntaba al sanador cuál de sus manos percibía un campo energético humano y lo apuntaba todo en el cuaderno. Los terapeutas acertaron en 123 (44%) de 280 intentos, lo esperado por azar. La niña publicó dos años después los resultados de su investigación en la prestigiosa revista de la Asociación Médica Americana, dejando claro que el toque terapéutico o reiki no funciona más allá del azar o el placebo.[46]

Edzard Ernst[editar]

En 2003, el catedrático en medicina alternativa Edzard Ernst publicó una revisión sistemática sobre las terapias basadas en la "sanación a distancia".[47] La sanación a distancia se define como la interacción entre un individuo (el sanador) y otro (el enfermo) en la cual el sanador cura al enfermo a distancia, sin contacto directo. Dentro de este tipo de sanación se encuentra la "sanación energética", la curación a través de la fe, el rezo, la sanación espiritual y el toque terapéutico. La revisión se centró en evaluar la metodología utilizada por los estudios que habían puesto a prueba este tipo de sanación, concluyendo que aquellos estudios cuyos resultados son positivos han llevado a cabo alguna trampa metodológica. Los estudios que han seguido las pautas rigurosas del método científico (aleatorización, doble ciego y comparación con grupos placebo) muestran que este tipo de terapias tienen una eficacia nula, y ningún resultado positivo supera al de utilizar un placebo.

En 2008, el grupo de investigadores de Edzard Ernst publicó otra revisión sistemática centrada especialmente en los efectos del Reiki.[23] La conclusión que se deriva de los datos analizados hasta la fecha siguió siendo la misma: el Reiki no es efectivo para tratar ninguna condición.

Reiki y religiones[editar]

La técnica Reiki no es un sistema religioso o filosófico que proponga restricciones ni tabúes.[3]

Algunos expertos en sectas y New Age han manifestado sus dudas acerca de que la terapia reiki sea compatible con el cristianismo.[48] [49] En 2009 el Comité Doctrinal de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos se pronunció oficialmente al respecto explicando dicha incompatibilidad.[50] Las conclusiones del documento son:

  • No es prudente utilizar una técnica que carece de base científica.
  • Aceptar conceptos que no tienen justificación científica ni cristiana supondría una superstición.
  • No sería apropiado para las instituciones católicas o para las personas que representan a la Iglesia promover o prestar apoyo a la terapia reiki.[51]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM) de los EEUU de América». Consultado el 23 de febrero de 2017. 
  2. «El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad publica el primer documento de análisis de situación de las terapias naturales». http://www.mspsi.gob.es/novedades/docs/analisisSituacionTNatu.pdf. 
  3. a b Stein, Diane (1995). «I». Reiki Esencial. ROBINBOOK. p. 24. ISBN 9788499172453. 
  4. a b Semple, D.; Smyth, R. (2013). «Ch. 1: Psychomythology». Oxford Handbook of Psychiatry (3rd edición). Oxford University Press. p. 20. ISBN 9780199693887. 
  5. Novella, Steven (19 October 2011). «Reiki». Science-Based Medicine. Archivado desde el original el 11 April 2015. 
  6. Takata, Hawayo (1979). The History of Reiki as Told by Mrs. Takata. The Center for Reiki Training, Southfield (Missouri) 1979, cinta de audio y transcripción. 
  7. Lin Yutang, 1972, Lin Yutang's Chinese-English Dictionary of Modern Usage, Chinese University of Hong Kong Press.
  8. Ling Yuan, 2002, The Contemporary Chinese Dictionary, Chinese-English Edition, Foreign Language Teaching and Research Press.
  9. DeFrancis, John, 2003, ABC Chinese-English Comprehensive Dictionary, University of Hawaii Press.
  10. Spahn M. y W. Hadamidtzy, 1989, Japanese Character Dictionary With Compound Lookup via Any Kanji, Nichigai.
  11. Haig, J. H., ed. 1997, The New Nelson Japanese-English Character Dictionary, Tuttle.
  12. Watanabe, T., Skrzypczak, E. R. y Snowden, P., 2003, Kenkyūsha's New Japanese-English Dictionary, Kenkyüsha.
  13. Luebeck, Petter y Rand, 2001, Spirit of Reiki, Lotus Press; McKenzie, 1998, Healing Reiki, Hamlyn; Shuffrey, 1998, Reiki: A Beginners Guide, Hodder & Stoughton.
  14. a b c Primer encuentro ibérico-japonés de Reiki. Vigo, 2, 3 y 4 de junio de 2000.
  15. Vishnudevananda, Swami (1974). El libro de Yoga. Alianza Editorial. ISBN 8420615439.  Página 294, Concentración en el plexo solar y curación pránica. Vishnudevananda, Swami (1960). The complete illustrated book of yoga. Bell (edición original). 
  16. Usui, Mikao; Arjava Petter, Frank (2000). Manual Original del Dr. Mikao Usui. Uriel Satori Editores. ISBN 9789879551356. 
  17. Klatt, Oliver; Alexander, Don; M. Grimm, Christine; Lei Furumoto, Phyllis (2006). Reiki Systems of the World. One Heart-Many Beats. Lotus Press. ISBN 0914955799. 
  18. Beckett, Don (2009). Reiki The True Story: An Exploration of Usui Reiki. Frog Books. ISBN 158394267X. 
  19. Reiki principles (en inglés)
  20. «De'Carli, Johnny (1999). Reiki Universal. Edaf. ISBN 8441405476. »
  21. «Moraga Rodríguez, Antonio (2009). Reikido. Edaf. ISBN 9788441421042. »
  22. «Linaje de reiki»
  23. a b c d e Lee, MS; Pittler, MH; Ernst, E (2008). «Effects of reiki in clinical practice: A systematic review of randomised clinical trials». International Journal of Clinical Practice (Systematic Review) 62 (6): 947-54. doi:10.1111/j.1742-1241.2008.01729.x. PMID 18410352. «In conclusion, the evidence is insufficient to suggest that reiki is an effective treatment for any condition. Therefore the value of reiki remains unproven.» 
  24. «Categories of CAM Therapies». National Cancer Institute Office of Cancer Complementary and Alternative Medicine. Consultado el 18 de octubre de 2011. 
  25. «Reiki». American Cancer Society. Consultado el 18 de octubre de 2011. 
  26. «Reiki». Cancer Research UK. Consultado el agosto de 2013. 
  27. Jarvis WT. «Reiki». Consultado el 31 de marzo de 2011. 
  28. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21531671
  29. Gerald Weissmann. «Witchcraft and Reiki:Vodoo Economics and Vodoo Healing». FaseB Journal 23 (6). pp. 1617-1621. 
  30. «Distant healing-an "update" of a systematic review». Wiener Klonische Wochenschrift 115 (7-8): 241-245. 
  31. «Quiropráctica y jueces, homeopatía y muerte». 
  32. Vandervaart S.; Koren, G (2009). «A Systematic Review of the Therapeutic Effects of Reiki». Journal of Alternative and Complementary Medicine 15 (11): 1157-1169. 
  33. «Imposición de manos en el hospital». 
  34. «Reiki en el Hospital Ramón y Cajal». 
  35. «HEATHERLANDS MEDICAL CENTRE (training practice)». 
  36. «Nursing, treatments and procedures». 
  37. «Treating kidney disease - Your NHS Guides». 
  38. «Senator Tom Harkin: NCCAM has "fallen short" because it hasn't validated enough woo». Archivado desde el original el 23 de noviembre de 2015. 
  39. «Quackery and superstition - available soon on the NHS». 
  40. «Reiki - Qué es». 
  41. «Cómo actúa Reiki». 
  42. «Reiki». 
  43. Moss, Thelma. The Body Electric. 
  44. Arjava Peter, Lee Rand, Lubeck, Frank, William, Walter. El Espíritu de Reiki: un manual completo sobre el sistema reiki del Dr. Usui. (Uriel). ISBN 9789879827260. 
  45. Aron, Elaine. El don de la sensibilidad: las personas altamente sensibles. (Obelisco). ISBN 9788497772648. 
  46. http://jama.ama-assn.org/content/279/13/1005.full
  47. Ernst E. Distant healing--an "update" of a systematic review. Wien Klin Wochenschr. 2003 Apr 30;115(7-8):241-5. Review. PubMed PMID 12778776.
  48. Álvaro Farías Díaz. ¿Terapias alternativas o manipulación psicológica? Las pseudoterapias New Age
  49. Miguel Pastorino. Reiki, ¿compatible con la fe cristiana?
  50. Directrices para evaluar el Reiki como terapia alternativa
  51. «Guidelines for Evaluating Reiki as an Alternative Therapy». 25 de marzo de 2010. Consultado el 30 de diciembre de 2011. 

Bibliografía[editar]

  • Usui, Mikao; Arjava Petter, Frank (2000). Manual Original del Dr. Mikao Usui. Uriel Satori Editores. ISBN 9789879551356. 
  • Hayashi, Chujiro; Arjava Petter, Frank; Yamaguchi, Tadao (2005). Manual de Reiki de Hayashi. Uriel Satori Editores. ISBN 9789871090129. 
  • Mochizuki, Toshitaka (2000). Iyashi no te, manos curativas. Uriel Satori Editores. ISBN 9871090099. 
  • Doi, Hiroshi (2000). Iyashi no Gendai Reikiho. Método moderno de Reiki para la curación. Uriel Satori Editores. ISBN 9789879827284. 
  • Fernández, Víctor (2008). Técnicas de Protección Energética. Indigo. ISBN 9788496381513. 
  • Fernández, Víctor (2010). Reiki sin Secretos (Libro+dvd). Editorial Hispano Europea. ISBN 9788425519253. 

Enlaces externos[editar]