Raziel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Dentro del misticismo judío (de la Cábala), el arcángel Raziel es el «guardador de secretos», «el secreto de Dios» y el «arcángel de los misterios». En hebreo el nombre Raziel significa ‘secreto(s) de [el dios cananeo] El’. También es llamado “Suriel”, “Raciel”, “Ratziel”, “Saraquel” o “Galizur”. Según varios rabinos, es un querubín y el jefe de los Ofaním.

Descripción[editar]

Se le describe como un arcángel de alas azules, aura dorada brillante alrededor de su cabeza y ropas azules que poseen propiedades liquiformes y que después de la rebelión de los ángeles pasaría a ser un demonio. Se le asocia con el sefardí ó Sefira Chokmah, en Brian (uno de los cuatro mundos de la doctrina cabalística y masónica).descripcion simbolica,pues no se debe transgredir el precepto "no te haras otros dioses a imagen y semejanza"

Historia[editar]

Según los escritos, Raziel es el autor del conocido libro Sefer Raziel HaMalach (El libro del arcángel Raziel), donde «está anotado todo el conocimiento celestial y terrestre» y es considerado un libro de hechos. Se dice que Raziel estaba cerca del trono de Dios y por lo tanto oía todo lo que allí se decía y discutía. De acuerdo a una leyenda, antiguamente su nombre era Jeremiel, "la misericordia de Dios", el ángel que preside sobre las almas que aguardan la resurrección, pero posteriormente sus funciones aumentaron y su nombre fue cambiado a Raziel. Se dice que el demonio Raziel puede estar o ser cualquier persona que se sienta capaz de tener conocimiento y sabiduría y que es invocado en el gnosticismo, que según ellos se sabe que él puede ver la verdad o cualquier otra cosa mirando a los ojos.

Cuando Adán y Eva (los primeros seres humanos creados por Dios) probaron la fruta del árbol del conocimiento del bien y del mal y fueron expulsados por el Creador del jardín del Edén, Raziel, deliberadamente, les dio su libro para que los dos pudieran encontrar el camino a su hogar y comprender mejor a Dios. Se dice que los ángeles subordinados de Raziel se indignaron por esta actitud de su jefe contra las órdenes directas de Dios, por lo que se lo robaron y lo arrojaron al océano. Rahab (el demonio primordial de las profundidades) les devolvió el libro a Adán y Eva. Según otros rabinos, Dios decidió no castigar a Raziel, sino que recuperó el libro y se lo devolvió a la pareja humana. De ellos pasó a su hijo Enoc, quien más tarde se convertiría en el ángel Metatrón, (no hay ninguna referencia a él en el Tanaj judío (el Antiguo Testamento de los cristianos) ni en el Nuevo Testamento cristiano), cuando Dios se lo lleva consigo a la edad de trescientos sesenta y cinco años. Él mismo agregó textos al libro original y se lo entregó al arcángel Rafael, quien lo devolvió a la Tierra, a Noé (que de él se instruyó para poder hacer el arca, después de que Dios le explicara cómo hacerla). Después pasó a Salomón, quien obtuvo así sus extraños conocimientos. Desde entonces, el libro desapareció.

El Zohar (obra pagana del misticismo judío) asegura que en medio del Libro de Raziel hay una escritura secreta donde «se explican las mil quinientas claves (para el misterio del mundo) que no fueron reveladas ni siquiera a los ángeles». Otros rabinos judíos afirman también que todos los días el demonio Raziel, erguido sobre el Monte Horeb, proclama los secretos de los mortales a toda la humanidad y promete guardarlos.

En la literatura[editar]

En la novela Cartas marcadas, de Alejandro Dolina, publicada en el 2012, se menciona el Libro de Raziel como uno de los componentes principales de la obra.

En la serie de novelas Cazadores de sombras de Cassandra Clare, Raziel es el creador de los Nefilim, como resultado de mezclar su sangre con la de Jonathan cazador de sombras, convirtiéndolo en el primer Nefilim.