Rayuela (juego)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Una de las versiones de la rayuela (en portugués).

El avioncito, sambori o rayuela es un juego tradicional infantil, el cual es propio de toda Europa y fue extendido posteriormente a otros continentes, principalmente a América. También está presente en otras culturas, como en India, África o el Sudeste asiático. Según el país o la región el juego se conoce con distintos nombres.

Características[editar]

Es un juego en el cual se trata de brincar con uno o dos pies dependiendo la casilla en la que el jugador se encuentre. Cuando hay dos casillas juntas de manera acostada se tiene que poner un pie en cada casilla, por ejemplo el pie izquierdo en la casilla 4 y el derecho en la casilla 5. Además, se tiene que lanzar una piedra, un trozo de madera o una moneda para que caiga en una casilla, la cual no se debe pisar.

Hay diferentes formas de pintar la rayuela en el suelo, pero la más común es esta: se pinta, normalmente con una tiza, un cuadrado en el suelo, con el número 1 dentro, luego otro cuadrado con el dos y otro con el tres, procurando que sean iguales. Después se pintan dos casillas, una con el número cuatro y a su lado otra con el cinco. La casilla superior la ocupa el 6 y las dos últimas son también casillas dobles, con los números siete y ocho. Luego se añade otro piso con una sola casilla con el número 9. A continuación se dibuja una última casilla, con el número diez.

El juego comienza tirando una pequeña piedra (también llamada tejo) en el cuadrado número 1, intentando que la piedra caiga dentro del cuadrado sin tocar las rayas externas. Luego se debe brincar la rayuela sin pisar las rayas, guardando el equilibrio hasta que se llega al cuarto piso, donde hay dos casillas y se puede apoyar los dos pies (uno en el 4 y otro en el 5). Se sigue al número 6 en un solo pie y luego, nuevamente, se apoyan los dos pies, uno en el 7 y el otro en el 8; así se continúa brincando hasta el número 10. Después, dando la media vuelta de un salto (siempre sin pisar las rayas), hay que deshacer el mismo camino hasta el número 1, donde el jugador debe recoger la piedra sin apoyar el otro pie.

Si no se ha pisado ninguna raya continúa el juego, ahora tirando la piedra en la casilla número 2 y repitiendo todo de la misma forma. Si la piedra no cayera dentro de la casilla número 2 o tocara una raya, pasaría el turno al siguiente jugador. El objetivo es tirar la piedra en todas las casillas sucesivamente. Quien complete antes las casillas, gana.

Este juego ayuda a que los niños desarrollen la coordinación viso-motora, la agilidad, el movimiento y la motricidad gruesa.

Historia[editar]

Se cree que este juego se desarrolló en la Europa renacentista y que la temática está basada en el libro La divina comedia, de Dante Alighieri, obra en la cual el personaje, cuando sale del Purgatorio y quiere alcanzar el Paraíso, tiene que atravesar una serie de nueve mundos hasta lograrlo. El jugador actúa a modo de ficha. Debe saltar de casilla en casilla, a la pata coja, empujando la piedra que se suponía representaba su alma. Partía de la Tierra para conseguir el Cielo (Urano), vigilando no caerse en el pozo o en el Infierno (Plutón) durante su recorrido. En ningún caso la piedra debía pararse sobre una línea, ya que, de la Tierra al Cielo, no hay fronteras ni zonas de demarcación, ni separaciones, ni descanso.

Variantes del nombre[editar]

Galería[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]