Rafiq Hariri

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rafiq Baha' al-Din al-Hariri
رفيق بهاء الدين الحريري
Hariri.jpg

Coat of arms of Lebanon.svg
Primer Ministro del Líbano
1992-1998
Predecesor Rashid El-Solh
Sucesor Selim al-Hoss

Coat of arms of Lebanon.svg
Primer Ministro del Líbano
2000-2004
Predecesor Selim al-Hoss
Sucesor Omar Karami

Datos personales
Nacimiento 1 de noviembre de 1944
Sidón, Líbano Bandera del Líbano
Fallecimiento 14 de febrero de 2005 (60 años)
Beirut, Líbano Bandera del Líbano
Partido Tayaar Al-Mustaqbal
Cónyuge Nazik Hariri
Hijos Saad Hariri y Bahaa Hariri
Ocupación Político y emprendedor
Religión Islam sunní
[editar datos en Wikidata]

Rafiq Baha' al-Din al-Hariri (en árabe رفيق بهاء الدين الحريري), más conocido como Rafiq Hariri (también Rafik, transliteración más usada en francés) fue un hombre de negocios, magnate y político libanés, nacido en Sidón el 1 de noviembre de 1944 y asesinado en Beirut el 14 de febrero de 2005). Fue Primer Ministro del Líbano en dos ocasiones: de 1992 a 1998 y de 2000 a 2004.

Fue asesinado el 14 de febrero de 2005 en Beirut por la explosión de un coche bomba En 2011 el Tribunal Internacional de La Haya acusó formalmente a cuatro miembros del Hezbolá por la masacre y en 2013 agregó el nombre de un quinto. Los cinco terroristas de Hezbolá fueron declarados culpables in absentia después de un año de juicio.[1]

Biografía[editar]

Educado en el seno de una familia sunní de Sidón, comenzó los estudios de Administración de Empresas en la Universidad de Blida en 1964. Emigró en 1965 para trabajar en Arabia Saudí en una compañía de construcción y poder costearse su formación. En 1969 crea su propia empresa, con la que aprovecha los beneficios generados por el alza del precio del petróleo en la década de 1970 para conseguir una gran fortuna. En 1977 obtuvó del rey Khalid el contrato para construir una suntuosa mansión y complejo cerca de La Meca que le reportará grandes beneficios. En 1978, obtiene la ciudadanía saudí gracias al reconocimiento que le realiza la familia real como compensación a sus contribuciones al desarrollo del país, singularmente al propio rey. En 1979 consigue múltiples contratos de construcción de hoteles, edificios de oficinas y empresas que le permitirán adquirir la filial francesa Oger Saudí fuertemente implantada en la zona. En las décadas posteriores ampliaría sus negocios a nivel internacional con empresas petrolíferas, banca, industrias y telecomunicaciones.

Ya en plena Guerra Civil Libanesa, vuelve a Sidón y funda el Instituto Islámico por la Cultura y la Educación Superior, financiado de su propio bolsillo y de las aportaciones de la familia real de Arabia Saudí. En 1984 el Instituto se transforma en la Fundación Hariri abriendo diversas sedes en Líbano y el resto del mundo, creando un plan de becas universitarias que permitieron a miles de estudaintes libaneses salir de su país y estudiar en las más prestigiosas universidades de todo el mundo. En 1982, cuando la guerra remitía, había adquirido buena parte de la zona occidental de Beirut totalmente en ruinas, donde comenzó la reconstrucción de la ciudad, al parecer aportando generosas sumas y no cobrando por ello.

Su actividad política se puso de manifiesto en 1983, al tratar de mediar para favorecer los acuerdos entre las partes en conflicto y permitir la liberación de prisioneros. En 1984 financia las reuniones que se mantienen en Ginebra y Lausana para poner fin a la guerra aprovechando los acuerdos de Amin Gemayel con Israel y Siria, pero fracasa. En 1989 volvió a financiar una reunión de la Asamblea libanesa en Taif, que aprobó la Carta Libanesa de Reconciliación Nacional, un acuerdo general que trataba de poner fin al enfrentamiento entre sirios y el autoproclamado presidente Michel Aoun, si bien en noviembre el nuevo presidente, René Moawad es asesinado y fracasa el proceso, eligiéndose al prosirio Elias Hrawi.

En 1992 es nombrado Primer Ministro del Líbano, donde gozaba de gran popularidad debido a sus aportaciones económicas durante la Guerra Civil libanesa. Hasta 1998 realizó un ambicioso plan de reconsrucción del país avalado por el Banco Mundial.

Investigación del asesinato[editar]

Por su muerte se acusó al gobierno sirio, más concretamente a Ghazi Kanaan, quien había sido jefe de los Servicios Secretos sirios en Líbano durante el tiempo de ocupación del país, hecho desmentido por el propio acusado y su gobierno. No obstante, Kanaan se suicidó días antes de hacerse público el informe de la ONU sobre el crimen. El 20 de octubre de 2005, las conclusiones presentadas por Detlev Mehlis en el Consejo de Seguridad de la ONU implicaban a las autoridades sirias en el atentado sin especificar el autor.

El 22 de noviembre de 2006, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad, mediante la Resolución 1595, la posibilidad de creación de un Tribunal Internacional que investigara el asesinato de distintos políticos del Líbano, incluyendo a Hariri, un día después del asesinato del Ministro de Industria, Pierre Amine Gemayel.[2] El Tribunal quedó aprobado definitivamente el 30 de mayo de 2007, según iniciativa conjunta de Estados Unidos y Francia, con el voto favorable de otros ocho miembros del Consejo de Seguridad, y la abstención de cinco, entre ellos Rusia, por considerar que el tribunal no ayudará a solventar los problemas de la región, y China que lo considera un precedente de injerencia en asuntos internos de un Estado miembro. Los otros tres países que se abstuvieron fueron Sudáfrica, Indonesia y Catar.[3]

El Tribunal tenía la condición de especial y una duración de tres años, y se amparaba en el capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas que trata las amenazas a la paz y seguridad mundial. Siria ha manifestado que daña los intereses libaneses y que no reconocerá jamás el tribunal internacional y Líbano, a través de su Ministro de Asuntos Exteriores y Cultura, Tarek Mitri, expresó que el tribunal permitiría la reconciliación y el conocimiento de la verdad. Las Naciones Unidas y Líbano tenían un convenio firmado para la creación del Tribunal que estuvo paralizado por la no aprobación, imprescindible, del Parlamento libanés, en manos de la oposición pro-Siria.[4] [5]

En 2011, cuatro miembros del Hezbolá fueron acusados por el Tribunal en La Haya y un quinto lo fue en 2013. Los cinco miembros de Hezbolá, Hussein Hassan Oneissi, Salim Jamil Ayyash, Assad Hassan Sabra, Hassan Habib Merhi y Mustafa Amine Badreddine, no fueron apresados a pesar de las alertas rojas de INTERPOL pero fueron juzgados, in absentia, por los asesinatos. Muchas pruebas contra la organización fueron expuestas. Durante el juicio, que duró un año, muchos testigos fueron amenazados y uno de los investigadores fue asesinado, y las identidades de varios líderes clandestinos de Hezbolá se hicieron públicas.[1] [6]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

Noticias de prensa[editar]

Referencias[editar]

  1. a b The Hezbollah Connection, The New York Times Magazine
  2. Siria y Hezbolá condenan el asesinato del ministro Pierre Gemayel en el Líbano, Bolpress, 22 de noviembre de 2006
  3. El Consejo de Seguridad de la ONU creó un tribunal para juzgar el crimen del ex premier libanés Hariri, DERF, Agencia de Noticias, 30 de mayo de 2007
  4. La ONU crea un tribunal especial para investigar el asesinato del ex primer ministro libanés Hariri, El País (España), 30 de mayo de 2007.
  5. La ONU vota la creación del Tribunal Hariri en un contexto de violencia, Terra Actualidad, 30 de mayo de 2007
  6. Europa endurece su posición frente a Hezbollah, Infopuntual