Rafael Benjumea y Burín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Rafael Benjumea
Conde Guadalhorce.jpg

Presidente de RENFE
11 de febrero de 1947-23 de octubre de 1952
Predecesor Eduardo Alfonso Quintanilla
Sucesor Alfonso Peña Boeuf

Escudo de España 1874-1931.svg
Ministro de Fomento
8 de febrero de 1925-30 de enero de 1930
Predecesor Pedro Vives Vich
Sucesor Leopoldo Matos Massieu

Información personal
Nombre de nacimiento Rafael Benjumea y Burín Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 23 de julio de 1876 Ver y modificar los datos en Wikidata
Sevilla (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 27 de septiembre de 1952 Ver y modificar los datos en Wikidata (76 años)
Málaga (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Cementerio de San Miguel (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua materna Español Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político
Familia
Cónyuge Isabel Heredia Loring-Bebel
Información profesional
Ocupación Político y ingeniero de caminos Ver y modificar los datos en Wikidata
Título I conde de Guadalhorce
Miembro de
Distinciones

Rafael Benjumea y Burín (Sevilla, 23 de julio de 1876-Málaga, 27 de septiembre de 1952), I conde de Guadalhorce, fue un ingeniero de caminos y político español.

Biografía[editar]

Procedente de una familia de la burguesía agraria acomodada, su padre, Diego Benjumea Pérez de Seoane, era abogado, ganadero y propietario agrícola. Su hermano Joaquín, conde de Benjumea, llegó a ser ministro de Franco y Gobernador del Banco de España.

Contrajo matrimonio con Isabel Heredia Loring-Bebel, nieta del industrial Manuel Agustín Heredia. Con ella tuvo como hijos a Isabel, casada con José Moreno Torres conde de Santa Marta de Babío, Rafael, casado con Jacqueline Poirier, Marta, casada con Mario Pastega, Francisco, casado con Matilde Cabeza de Vaca, Marquesa de Torremayor y de Valdecañas y Condesa del Peñón de la Vega, Ricardo, casado con Françoise Du Bois y Jorgina.

Trayectoria[editar]

Su carrera profesional y política estuvieron siempre ligadas. Desde sus primeros pasos como profesional, Benjumea se mostró interesado por las obras públicas, trabajando fundamentalmente en la comarca malagueña del río Guadalhorce, donde realizó fundamentalmente dos grandes obras: una central hidroeléctrica, entre 1903 y 1905,[1]​ y un pantano —el Pantano del Chorro, más tarde conocido como embalse Conde del Guadalhorce—, inaugurado oficialmente el 21 de mayo de 1921.[1]​ Aprovechando la visita del monarca Alfonso XIII, Benjumea cambió las antiguas tablas de madera que unían la central y el pantano por una pasarela de cemento que actualmente es conocida como el Caminito del Rey debido a esta visita regia.[2]​ Todas estas obras en esa región le valieron el título de conde de Guadalhorce,[3]​ que le fue entregado por Alfonso XIII el 12 de septiembre de 1921.[4]

Casa del Ingeniero junto al embalse del Guadalhorce, obra de Rafael Benjumea.

Sin embargo, los frutos de su vida profesional no solo le valieron el reconocimiento a nivel local, sino que fueron méritos suficientes como para que Primo de Rivera, que conocía de sobra que la opinión política de Benjumea era favorable al intervencionismo estatal,[5]​ le llamara en 1926 para ser ministro de Obras Públicas.[5]

En el marco de su labor como político llevó a cabo numerosos proyectos, pero hay dos que destacan por encima del resto: el trazado, reparación y mantenimiento de las carreteras españolas y la creación de las Confederaciones Hidrográficas.[1]​ También es conocido su Plan Guadalhorce para los ferrocarriles, que terminó de mallar la red ferroviaria. Sin embargo, recibió numerosas críticas —encabezadas por José Calvo Sotelo—, centradas sobre todo en la financiación de sus proyectos.[1]

Estancia en Argentina[editar]

Caída en 1930 la Dictadura de Primo de Rivera y fallecido el propio dictador pocas semanas después, Benjumea se contó entre los fundadores del pequeño partido Unión Monárquica Nacional, formado por exdirigentes del régimen caído y del que fue el primer dirigente.[6]​ El 14 de abril de 1931, el mismo día de la proclamación de la Segunda República, destacados políticos contrarios al nuevo régimen como Ramiro de Maeztu, José Calvo Sotelo, Eugenio Vegas o José Antonio Primo de Rivera se reunieron en el domicilio del conde de Guadalhorce para formar una «escuela de pensamiento» con el fin de derrocar a la República. Abandonó posteriormente España, pasando por Portugal y Francia, fijando su residencia en Biarritz. A finales de 1931 se trasladó a Argentina, estableciéndose definitivamente allí. En agosto de 1932 participó en el fallido golpe de Estado del general Sanjurjo, por lo que sería condenado en rebeldía, en el mes de diciembre, a ocho años de reclusión,[7]​ pena que nunca cumpliría.[8][9]​ En las elecciones generales de España de 1933 fue elegido diputado por Zaragoza por el partido Renovación Española y obtuvo la amnistía por el nuevo gobierno derechista, pero optó por permanecer fugado dadas sus prioridades empresariales. Desde el extranjero mantuvo su vida profesional, aunque seguía activamente apoyando las doctrinas franquistas que llegaban a Buenos Aires. En Argentina participó en las obras del Subte de Buenos Aires como presidente de la Compañía Hispano Argentina de Obras Públicas y Finanzas (CHADOPyF), aunque acabó encarcelado por irregularidades hasta que el 26 de diciembre de 1944 la Cámara Judicial de Buenos Aires proclamó su inocencia.[9]

Regreso a España[editar]

A su vuelta a España el 27 de diciembre de 1947, dada su experiencia anterior, el dictador Francisco Franco le otorgó la presidencia del Consejo de Administración de RENFE, en el que trabajó en el lanzamiento de trenes Talgo y Ter.[6]​ Asimismo, sumó otros cargos de tipo honorario, como presidente del Consejo de Obras Públicas, académico de Ciencias Morales y Políticas y caballero de la Real Maestranza de Caballería de Ronda. Por todos estos trabajos se le concedió la Gran Cruz de Carlos III.

Sin embargo, su papel en la vida política fue cada vez menor, y falleció en su residencia en el castillo de Santa Catalina en Málaga el 27 de septiembre de 1952 por un infarto de miocardio. Sus restos reposan en el Cementerio de San Miguel de dicha localidad.[10]​ Su sobrino Javier Benjumea Puigcerver fundó la empresa Abengoa en 1941.

Referencias[editar]

  1. a b c d «Rafael Benjumea y Burín». Base documental d'Història Contemporània de Catalunya. Consultado el 25 de marzo de 2017. 
  2. «Caminito del Rey: así se construyó hace más de un siglo». Diario Sur. 22 de marzo de 2015. Consultado el 20 de noviembre de 2019. 
  3. Martín Gaite, Carmen (1983). Colegio de ingenieros de caminos, canales y puertos, ed. El conde de Guadalhorce: Su época y su labor. Madrid: Ediciones Turner. ISBN 8475060838. OCLC 11982382. 
  4. Atienza, Teo. «Efemérides Septiembre». Todohistoria. Archivado desde el original el 9 de abril de 2009. Consultado el 25 de marzo de 2017. 
  5. a b «Ficha Guadalhorce, conde de. Rafael Benjumea y Burín». Arte Historia. Archivado desde el original el 18 de febrero de 2012. Consultado el 25 de marzo de 2017. 
  6. a b Artola Gallego, Miguel (1991). Enciclopedia de Historia de España 4. Madrid: Editorial Alianza. ISBN 8420652407. OCLC 624919377. 
  7. «El Tribunal de Responsabilidades por el golpe de Estado hace pública la sentencia». ABC. 8 de diciembre de 1932. p. 25-28. 
  8. Juliá Díaz, Santos (2019). «El gobierno espera (10-17 de julio de 1936)». La guerra civil española: De la Segunda República a la dictadura de Franco. Shackleton Books. ISBN 978-84-17822-61-3. 
  9. a b «Rafael Benjumea y Burín | Real Academia de la Historia». dbe.rah.es. Consultado el 8 de diciembre de 2019. 
  10. Panteón de Manuel Agustín Heredia en el Cementerio Histórico de San Miguel.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Pedro Vives Vich
Escudo de España 1874-1931.svg
Ministro de Fomento

8 de febrero de 1925 - 30 de enero de 1930
Sucesor:
Leopoldo Matos Massieu
Predecesor:
Eduardo Alfonso Quintanilla
Presidente de RENFE
11 de febrero de 1947 - 23 de octubre de 1952
Sucesor:
Alfonso Peña Boeuf