RMS Mauretania (1906)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «RMS Mauretania»)
Saltar a: navegación, búsqueda
RMS Mauretania
RMS Mauretania card.jpg
Banderas
Government Ensign of the United Kingdom.svg
Historial
Astillero Swan Hunter & Wigham Richardson, Wallsend (Tyne y Wear, Inglaterra, Reino Unido)
Tipo Transatlántico
Operador

Cunard Line (1907-1934)

Cunard White Star Line (1934-1935)
Puerto de registro Liverpool, Reino Unido
Iniciado 1904
Botado 20 de septiembre de 1906
Baja 1935
Destino Retirado en septiembre de 1934, desguazado en 1935 en Rosyth, Escocia.
Características generales
Tonelaje 31 938 t
Eslora 240,2 m
Manga 26,9 m
Propulsión Cuatro hélices de cuatro palas (las dos hélices laterales de tres palas en la botadura, cambiado en 1908 a cuatro palas).
Cuatro turbinas de vapor Parsons, dos de alta presión y dos de baja presión.
Potencia 68 000 caballos al eje, más tarde aumentada a 90 000 caballos al eje.
Velocidad De diseño: 25 nudos (46 km/h)
Máxima: 26 nudos (48 km/h)
Máxima registrada: 28 nudos (52 km/h)
Tripulación 802
Capacidad 2165 pasajeros en total:
• 1ª clase: 563
• 2ª clase: 464
• 3ª clase: 1138
[editar datos en Wikidata]

El RMS Mauretania fue un transatlántico británico diseñado por el ingeniero naval Leonard Peskett y construido en los astilleros de Swan, Hunter & Wigham Richardson para la compañía naviera Cunard Line, que operó entre 1907 y 1934 en la ruta del Atlántico norte entre Southampton y Nueva York.

Botado el 20 de septiembre de 1906, superaba en tamaño a su buque hermano RMS Lusitania, convirtiéndose en el barco más grande del mundo hasta la terminación del RMS Olympic de la naviera rival White Star Line, en 1911, así como en el barco más rápido hasta la llegada del SS Bremen en 1929. El Mauretania se convirtió rápidamente en uno de los barcos favoritos entre los pasajeros. Tras realizar la travesía más rápida en sentido este en su viaje inaugural, en diciembre de 1907, también logró capturar la Blue Riband, galardón a la travesía transatlántica más rápida en sentido oeste durante 1909. El Mauretania mantendría ambos récords durante 20 años.[1]

El barco fue bautizado así por la provincia romana del mismo nombre, en la costa noroeste de África, no por el país actual de Mauritania, que se encuentra más al sur.[2] Una nomenclatura similar se empleó para bautizar al Lusitania, su buque hermano, bautizado en honor de la provincia romana de Lusitania, al norte del estrecho de Gibraltar,[2] actualmente Portugal. El Mauretania permaneció en activo hasta 1934, cuando fue retirado del servicio de pasajeros y después desguazado. El Lusitania sin embargo no corrió la misma suerte, fue hundido por un submarino alemán en mayo de 1915, durante la Primera Guerra Mundial.

Historia[editar]

Introducción[editar]

Trabajadores posando debajo de las hélices del Mauretania durante una estancia del barco en dique seco.

En 1897, el buque alemán SS Kaiser Wilhelm der Grosse se convirtió en el barco más grande y rápido del mundo. Con una velocidad cercana a los 22 nudos, se hizo con la Blue Riband frente al RMS Campania y el RMS Lucania de la Cunard Line. Alemania pasó así a dominar el comercio de pasajeros en el océano Atlántico. En 1906 disponían de 5 buques transatlánticos de cuatro chimeneas en servicio, cuatro de ellos propiedad de la compañía Norddeutscher Lloyd, siendo conocidos como los barcos de la "clase Kaiser".

Por la misma época, la compañía International Mercantile Marine Co., del financiero estadounidense J. P. Morgan, estaba tratando de monopolizar el comercio de pasajeros, habiendo adquirido una de las principales líneas navieras transatlánticas del Reino Unido, la White Star Line.[3]

En vista de estos acontecimientos, la Cunard Line estaba determinada a retomar su prestigio, no sólo para la compañía, sino para el Reino Unido.[3] [4] En 1902, la Cunard Line y el gobierno británico alcanzaron un acuerdo para construir dos nuevos transatlánticos, el Lusitania y el Mauretania,[3] con una velocidad de crucero garantizada de al menos 24 nudos. El gobierno británico estaba dispuesto a prestar 2 600 000 £ de entonces para la construcción de ambos barcos, financiados a un interés del 2.75% para ser devueltos en 20 años, bajo la condición de que ambos buques pudieran ser reconvertidos en cruceros mercantes armados en caso de necesidad;[5] también, como parte de la financiación, el Almirantazgo acordó con Cunard en pagar una suma adicional de 150 000 £ al año como subsidio por el envío del correo postal.[5] [6]

Diseño y construcción[editar]

El Mauretania, el 17 de septiembre de 1907, antes de su viaje inaugural.
El Café Verandah del Mauretania, situado en la cubierta de botes.

El RMS Mauretania fue construido por los astilleros Swan Hunter & Wigham Richardson en Wallsend, Tyne y Wear. Botado en septiembre de 1906, se diferenciaba de su barco hermano, el RMS Lusitania, en el diseño de sus respiraderos y en el castillo de proa (que era más largo superando en casi un metro la eslora su gemelo), entre otros detalles. Navegó por primera vez el 16 de noviembre de 1907.

En aquel momento junto con el Lusitania, eran los barcos de pasajeros más grandes, lujosos y rápidos del mundo. Su diseño marcó tendencias y sirvió más tarde para inspirar a ingenieros navales en superarlo en sus proyectos para navieras competidoras. Su sistema de propulsión, la turbina de vapor, fue un invento revolucionario implementado en la tecnología de transatlánticos.

Primeros años de servicio (1907-1914)[editar]

El Mauretania partió de Liverpool en su viaje inaugural el 16 de noviembre de 1907, bajo el mando de su primer capitán, John Pritchard, y se hizo con el récord a la travesía más rápida del Atlántico en sentido este en su viaje de vuelta,[1] con una velocidad media de 23,69 nudos. En septiembre de 1909, el Mauretania se hizo con la Blue Riband por la travesía más rápida en sentido oeste, un récord que permanecería durante más de dos décadas.[1] El Mauretania se convertiría en uno de los barcos favoritos entre los pasajeros a causa del lujo, la velocidad y la seguridad que el navío proporcionaba.

En diciembre de 1911, como ya había sucedido en Nueva York un año antes, el Mauretania se soltó accidentalmente de sus amarras en el río Mersey, dañándose y obligando a cancelar su viaje especial a Nueva York en Navidad. En una rápida sucesión de eventos, Cunard reasignó al Lusitania el viaje del Mauretania, bajo el mando del capitán James Charles, cuyo barco había llegado recientemente de Nueva York. El Lusitania completó el viaje de Navidad en lugar del Mauretania,[7] llevando a los encantados viajeros a América.

El Mauretania se encontraba en una travesía hacia el oeste, de Liverpool a Nueva York, que comenzó el 10 de abril de 1912, y estaba atracado en Queenstown, Irlanda cuando se produjo el hundimiento del RMS Titanic. De hecho, el Mauretania transportaba el manifiesto de la carga del Titanic mediante correo certificado. Viajando en el Mauretania se encontraba el presidente de la Cunard, A.A. Booth, que organizó una vigilia por las víctimas del desastre.[8]

En julio de 1913, el rey Jorge V y la reina consorte María realizaron un paseo por el Mauretania, entonces el buque mercante más rápido, añadiendo mayor distinción a la reputación del barco. El 26 de enero de 1914, mientras el Mauretania se encontraba en su revisión anual en Liverpool, cuatro hombres perdieron la vida y seis resultaron heridos cuando un tanque de gas explotó mientras trabajaban en una de las turbinas de vapor. No obstante, el daño material fue mínimo, fue reparado en el nuevo dique seco de Gladstone y el buque pudo volver al servicio habitual dos meses después.

Primera Guerra Mundial (1914-1919)[editar]

RMS Mauretania pintado con camuflaje de tipo Dazzle, durante la Primera Guerra Mundial.
El Mauretania como buque hospital (HMHS Mauretania).

El Mauretania, como muchos otros barcos, jugaría un papel importante durante la Primera Guerra Mundial. Poco después de que Gran Bretaña declarara la guerra a Alemania el 4 de agosto de 1914, el Mauretania se apresuró hacia Halifax (Nueva Escocia, Canadá) arribando a puerto el 6 de agosto. Poco después, tras el comienzo de las hostilidades, el Mauretania y su barco hermano RMS Aquitania fueron requisados por el almirantazgo británico para servir como cruceros armados,[9] pero su gran tamaño y elevado consumo de combustible lo hacía poco apropiados para esta tarea;[10] por lo que el Mauretania se reincorporó al servicio civil el 11 de agosto. Posteriormente, debido a la falta de pasajeros dispuestos a cruzar el Atlántico, fue amarrado en Liverpool hasta mayo de 1915, cuando se produjo el hundimiento del RMS Lusitania por un submarino alemán, lo que forzó su regreso a la actividad.

Cunard había planeado que el Mauretania ocupara el vacío dejado por el Lusitania, pero entonces el gobierno británico lo requisó de nuevo para ser utilizado como barco de transporte de tropas, para llevar a soldados británicos a la campaña de Galípoli.[10] En dichas travesías evitó ser presa de los submarinos alemanes debido a su elevada velocidad, así como gracias a la elevada experiencia de su tripulación. Como barco de transporte de tropas, su casco fue repintado en color gris y las chimeneas en color negro, de igual forma que otros barcos militares de transporte.

Cuando el combinado de fuerzas británicas y francesas empezaron a sufrir grandes bajas, se ordenó que el Mauretania fuera reconvertido en barco hospital, junto al Aquitania y el HMHS Britannic de la White Star, para tratar a los heridos, hasta el 25 de junio de 1916. Durante su servicio como barco hospital, el buque fue pintado en color blanco, con grandes cruces rojas alrededor del casco, posiblemente con señales iluminadas en ambos costados. Siete meses después, a finales de 1916, el Mauretania fue reconvertido de nuevo en buque para el transporte de tropas, cuando el gobierno de Canadá solicitó el traslado de tropas cananadienses de Halifax a Liverpool.[10]

Sus servicios de guerra todavía no habían acabado cuando Estados Unidos declaró la guerra a Alemania en 1917, transportando miles de tropas norteamericanas, el buque era conocido por el almirantazgo como HMS Tuberose[11] hasta el final de la guerra,[10] pero el nombre oficial de Cunard nunca fue modificado. Desde marzo de 1918, el Mauretania fue dotado con dos patrones de camuflaje, un tipo de recubrimiento abstracto del casco diseñado por Norman Wilkinson en 1917, en un esfuerzo para confundir a los barcos y submarinos enemigos. El primer patrón de camuflaje, aplicado al casco en marzo de 1918, era curvilíneo, con grandes zonas en tonos de color oliva, negro, gris y azul. El segundo esquema era más geométrico, patrón conocido como "dazzle" en inglés; este diseño, aplicado en julio de 1918, consistía en varios zonas con tonos grises y azul oscuro. Tras su servicio durante la guerra, el casco fue repintado en gris y finalmente devuelto a sus colores habituales de Cunard a mediados de 1919.

Carrera posterior (1919-1934)[editar]

El Mauretania en Southampton, en 1933.

El Mauretania retornó al servicio civil el 21 de septiembre de 1919. Su apretado calendario de viajes impidió que se le realizara una gran revisión de mantenimiento prevista para 1920. No obstante, en 1921 Cunard lo retiró del servicio transatlántico tras desatarse un incendio en la cubierta E, y decidió finalmente realizar al buque una extensa y necesitada revisión.[12] Volvió a los astilleros en Tyne, donde fue construido, y sus calderas serían reconvertidas para quemar diesel,[13] reincorporándose al servicio de pasajeros en marzo de 1922. Fue también durante estos años que su cubierta de paseo fue cerrada.

Cunard se dio cuenta entonces que el Mauretania a duras penas podía mantener la velocidad regular de crucero que había mantenido hasta entonces. Aunque la velocidad de crucero había mejorado respecto a unos meses atrás, y ahora sólo consumía 680 toneladas de combustible, frente a las 910 toneladas de carbón que consumía previamente, no estaba operando a las velocidades alcanzadas antes de la guerra. Durante una travesía oceánica en 1922, el buque alcanzó una velocidad media de sólo 19 nudos. Cunard decidió que las una vez revolucionarias turbinas necesitaban desesperadamente un buen chequeo.[12] En 1923, comenzó una nueva revisión a fondo en Southampton. Las turbinas del Mauretania fueron desmanteladas. A mitad de la revisión, los trabajadores del astillero fueron a huelga y los trabajos se paralizaron, por lo que Cunard decidió remolcar el barco a Cherburgo (Francia) donde se completaron los trabajos en otro astillero. En mayo de 1924, el buque estaba listo para retornar al servicio transatlántico de nuevo.[12]

En 1928, el Mauretania fue modernizado con un nuevo diseño interior, y durante el año siguiente su récord de velocidad fue batido por un navío alemán, el Bremen,[14] con una velocidad de 28 nudos. El 27 de agosto, Cunard permitió al antiguo transatlántico realizar un último intento de recapturar el récord de manos alemanas. Fue retirado del servicio y se modificaron los motores para obtener una mayor potencia que permitiera alcanzar mayor velocidad; sin embargo, no fue suficiente. El Bremen simplemente representaba una nueva generación de transatlánticos que eran mucho más potentes y tecnológicamente avanzados sobre el envejecido buque de la Cunard.[14] No obstante, aunque el Mauretania no pudo batir a su rival, perdió por un mínimo margen tras décadas de mejoras en el diseño naval, y batió todos sus récords de velocidad, tanto en sentido este como oeste.

En 1929, el Mauretania colisionó con un ferry cerca del faro Robbins Reef. No hubo víctimas ni heridos, y los daños fueron rápidamente reparados.

El Olympic (izquierda) y el Mauretania (derecha) amarrados en los nuevos muelles de Southampton en 1935, antes de su último viaje para ser desguazados en Rosyth, Escocia.
Maqueta del Mauretania, en el Discovery Museum de Newcastle. Junto a la proa se encuentra una maqueta del Turbinia, el primer barco propulsado por una turbina de vapor, ideado por Charles Parsons en 1897. La escena recrea así el encuentro de dos barcos notables (el primero y el más grande en contar con turbinas de vapor) el 22 de octubre de 1907, cuando el Mauretania partió del Tyne para realizar su primer viaje a Liverpool y sus pruebas de funcionamiento.

En los comienzos de los años 1930, acicateado por la Gran Depresión y los nuevos competidores en la travesía atlántica, sus servicios decayeron en gran medida, siendo destinado a aguas mediterráneas, como barco de crucero,[15] realizando cruceros de 6 días entre Nueva York y Halifax, en Nueva Escocia.[16] El 19 de noviembre de 1930, el Mauretania rescató a 28 personas (y también al gato) del barco mercante sueco SS Ovidia, que se hundió en el océano Atlántico a 400 millas al sudeste de Cape Race, Terranova. En junio de 1933, su casco fue pintado en blanco y verde para el servicio de cruceros.

Retiro y desguace[editar]

Tras la fusión de Cunard Line con la White Star Line en 1934, para formar la Cunard White Star Line, el Mauretania fue retirado tras casi 27 años de servicio,[13] junto con el RMS Olympic, el RMS Majestic y otros barcos veteranos y ya obsoletos, fueron declarados sobrantes y retirados del servicio.

En mayo de 1935, sus interiores fueron subastados por Hampton and Sons, y el 1 de julio de ese año partió desde Southampton por última vez, hacia el desguace en Rosyth (Escocia).[13] Llegó allí tras una tormenta moderada en la mañana del 4 de julio de 1935. El Mauretania fue abierto al público por última vez el 8 de julio, en domingo, con una asistencia de 20 000 personas, siendo la recaudación para la caridad local. El desguace del barco comenzó poco después, y se realizó con mucha celeridad. Inusualmente, comenzó a ser desguazado a flote pero en dique seco, con un complejo sistema de maderas y marcas en el casco para vigilar su balanceo. Un mes después las chimeneas habían ya desaparecido. En 1936 no quedaba más que el casco, que fue trasladado para su desguace final. Remarcablemente sus hélices necesitaron explosivos para ser retiradas.

Su prolongada trayectoria marcó un hito en la historia de los navíos de línea. La retirada de un barco tan querido fue protestada por muchos de sus pasajeros, incluyendo el presidente Franklin D. Roosevelt, que escribió una carta privada protestando contra el desguace.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Maxtone-Graham 1972, pp. 41–43.
  2. a b Maxtone-Graham 1972, p. 24.
  3. a b c Maxtone-Graham 1972, p. 11.
  4. a b Floating Palaces. (1996) A&E. Documental de TV. Narrado por Fritz Weaver.
  5. a b Layton, J. Kent. (2007) Lusitania: An Illustrated Biography, Lulu Press, pp. 3, 39.
  6. Vale, Vivian, The American Peril: Challenge to Britain on the North Atlantic, 1901–04, pp. 143–183.
  7. Layton 2007, p. 120.
  8. http://www.titanicinquiry.org/ships/mauretania.php
  9. Layton 2007, pp. 170–171.
  10. a b c d «RMS Mauretania War Service». Tyne and Wear Archives Service. Consultado el 23 de noviembre de 2008. 
  11. Ocean liners of the past: the Cunard express liners Lusitania and Mauretania. Publicado por Patrick Stephens, 1970 (p. 207).
  12. a b c «RMS Mauretania Final (Service)». Tyne and Wear Archives Service. Consultado el 23 de noviembre de 2008. 
  13. a b c Maxtone-Graham 1972, pp. 342–345.
  14. a b Maxtone-Graham 1972, p. 255.
  15. Maxtone-Graham 1972, p. 340.
  16. "Cruising to Canada", 'Canada's Ocean Playground' The Tourism Industry in Nova Scotia, 1870–1970, Nova Scotia Archives

Bibliografía[editar]

  • Doubleday, F.N. (January 1908). «A Trip on the Two Largest Ships.». The World's Work: A History of Our Time XV: 9803-9810. Consultado el 10 de julio de 2009. 
  • Jordan, Humfrey, Mauretania
  • Layton, J. Kent, The Edwardian Superliners: A Trio of Trios
  • Maxtone-Graham, John (1972). The Only Way to Cross: The Golden Era of the Great Atlantic Express Liners. Nueva York: Collier Books. 
  • P. Newall, Mauretania Triumph and Resurrection (2006)
  • Layton, J. Kent (2010). Lusitania: An Illustrated Biography. Amberley Books. 
  • Tyne and Wear County Council Museum Service (c. 1984). The Mauretania. Tyne and Wear County Council Museum Service. 

Enlaces externos[editar]