Quinto Sol

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tonatiuh, el dios del Quinto Sol, en la Lámina 71 del Códice Borgia.
Este artículo es sobre Nahui Olin, el Quinto Sol; para el personaje conocido con ese nombre, véase Carmen Mondragón.

Quinto Sol es un contexto mesoamericano que se refiere a la creación del mundo, el universo y la humanidad, formando parte de la Cosmovisión mesoamericana, la cual habla de que la tierra ha pasado por cinco etapas o periodos diferentes desde su creación, regidas cada una por un sol. Por otra parte, en la mitología mexica el Quinto Sol fue creado por los dioses en la antigua ciudad de Teotihuacan, cuyo mito da explicación o justificación a ciertos fenómenos cosmológicos presentes en los pueblos prehispánicos.

  • Necesidad lógica de una fundamentación universal.
  • Temporalización del mundo en edades o ciclos.
  • Idea de los elementos primordiales.

Versiones[editar]

Los cuatro puntos cardinales o hemisferios en el Códice Borgia.
  • 1) En la Historia de los mexicanos por sus pinturas[1]​ se lee que, creado el mundo, los mismos dioses se convirtieron sucesivamente en sol para alumbrar el mundo. El primer sol fue Tezcatlipoca; pero después de 676 años, Quetzalcóatl le dio un golpe con un bastón, lo derribó del cielo hacia el agua y se puso a ser el Sol, al caer Tezcatlipoca en el agua, se convirtió en Jaguar, lo cual atestigua en el cielo la constelación de la Osa Mayor, el jaguar de Tezcatlipoca que sube hasta a lo alto del cielo para descender enseguida la mar. Transcurridos los 676 años el Tezcatlipoca dio una gran coz al sol Quetzalcóatl, con lo cual generó un gran aire que arrasó toda la tierra, entonces Tezcatlipoca colocó a Tláloc quien quedó transformado en el tercer Sol y alumbró 364 años, al fin de los cuales Quetzalcóatl lo quitó del oficio de ser Sol provocando que lloviera fuego lo cual acabó con la humanidad de esa era y colocó en su lugar a su esposa Chalchiuhtlicue la cual quedó tranformada en el cuarto sol por 312 años al final nuevamente Tezcatlipoca derriba a esta diosa generando así el diluvio que acabaría con su propio mundo creado, dando paso a un quinto intento de crear un mundo y una humanidad duradera, más equilibrada.

El orden de los Soles es el siguiente:

1.- Sol de Tierra

2.- Sol de Viento

3.- Sol de Fuego

4.- Sol de Agua

1.- Sol de Agua

2.- Sol de Fuego

3.-. Sol de Tierra

4.-. Sol de Viento

  • 3) Según Motolinía el orden de los Soles es el siguiente:

1.- Nahui Atl. Sol de Agua

2.- Nahui Océlotl Sol de Tierra [Jaguar]

3.- Nahui Quiahuitl. Sol de Lluvia [de fuego]

4.- Nahui Ehécatl. Sol de Viento

5.- Nahui Acatl

  • 4) La Leyenda de los Soles es una de las fuentes más importantes, que aparece en el Códice Chimalpopoca y nos da el siguiente orden, además de duraciones:

1.- Sol 4 Jaguar duró 676 años.

2.- Sol 4 Viento. El tiempo en que estuvieron viviendo fue 364 años

3.- Sol 4 Lluvia. Ardió el Sol y con esto vivieron 312 años.

4.- Sol 4 Agua. El tiempo que duró fue de 676 años.

5.- Sol 4 Movimiento, éste es nuestro Sol, en el que vivimos ahora.

  1. Atonatiuh (sol de agua), su signo es [9Nahui-Atl (4 agua). Le puso fin a un gran diluvio en que los hombres fueron metamorfoseados en peces.
  2. Ocelotonatiuh (sol de tierra), su signo es Nahui-Ocelótl (4 jaguar). Durante este período, el cielo se desplomó, el sol no siguió caminando, se hizo de noche en pleno día y los jaguares vinieron a devorar a los hombres.
  3. Quiauhtonatiuh (sol de fuego), su signo es Nahui-Quiahuitl (4 lluvia). En este período llovió fuego del cielo, de modo que se quemaron los hombres y surgieron las piedras volcánicas, la lava vesiculosa, tezontli, los grandes trozos y pequeños pedacitos de lava, tecihuitl, y las cenizas volcánicas, xaltec.
  4. Ehecatonatiuh (sol de viento), su signo es Nahui-Echécatl (4 viento). Fueron destruidos por huracanes y los hombres se volvieron monos.
  5. Concluidos los cuatro soles, períodos o razas, comenzó la presente raza en un año Ce-tochtli (1-conejo) y veintiséis años más tarde, en el año Mahtlactli Omeyi Acatl (13 Caña = 1063), nació el sol actual, representado en la Piedra Solar en forma de fecha de nacimiento: Mahtlactli Omeyi Acatl. Es el quinto sol que, según los Anales de Cuautitlan, lleva el nombre de Olintonatiuh, (sol de terremoto o movimiento), su signo es el día Nahui-Olin, (4 movimiento) indicado, por lo tanto, en la piedra del sol y en otras partes, en el centro de la imagen del Sol.

1.- Sol de Agua

2.- Sol de Viento

3.- Sol de Fuego

1.- Sol de Agua

2.- Sol de Viento

3.- Sol de Tierra

1.- Sol de Agua

2.- Sol de Tierra

3.- Sol de Viento

4.- Sol de Fuego

Bibliografía[editar]

  • Anales de Cuauhtitlan. Paleografía y traducción de Rafael Tena, Conaculta, México. ISBN 978-607-455-869-2
  • Alva Ixtlilxóchitl, Fernando de. Historia de la Nación Mexicana. Ed. Dastin. España 2002.
  • Alva Ixtlilxóchitl, Fernando de. Obras Históricas. Publicadas y anotadas por Alfredo Chavero. Secretaría de Fomento, México, 1892.
  • Códice Telleriano-Remensis. Estudio por Eloise Quiñones Keber. Ritual, Divination and History in a Pictorial Aztec Manuscript. University of Texas Press, Austin. 1995.
  • Iwaniszenski, Stanislaw. "La breve historia del calendario Telleriano-Remensis". En Estudios de Cultura Nahuatl 35, 2004. pp. 45-67.
  • Códice Vaticano A (Ríos). Ferdinand Anders, Maarten Jansen y Luis Reyes García. Religión, costumbres e historia de los antiguos mexicanos. Libro explicativo del llamado Códice Vaticano, Codex Vaticanus Latinus 3738 de la Biblioteca Apostólica Vaticana. México, FCE 1995.
  • Garibay, Ángel María (1996) Teogonía e historia de los mexicanos. Tres opúsculos del siglo XVI. México: Porrúa. Col. Sepan Cuantos núm. 37 (primera edición de 1965)
  • León y Gama, Antonio de. Descripción histórica y cronológica de las dos piedras. Imprenta del ciudadano Alejandro Valdés, segunda edición, México, 1832 (1792).
  • Tena, Rafael. Mitos e historias de los antiguos nahuas. Colección Cien de México, Conaculta, México, 2002. (Contiene la "Leyenda de los Soles" y la "Histoyre du Mechique")
  • Toribio de Benavente Motolinia. Memoriales. Publicado por Luis García Pimentel. Francia 1903.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Garibay, 1996: 30-31.

Enlaces externos[editar]