Quimigrama

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Las pruebas de fotosensibilización realizadas por Hippolyte Bayard

El quimigrama es una técnica pictórica que produce imágenes combinando procedimientos y materiales propios de la pintura y de la fotografía. Los materiales fotográficos sensibles a la luz se utilizan sin la mediación de una cámara y en un ambiente iluminado.

Este proceso pertenece al ámbito de la experimentación plástica y es una técnica ecléctica de la pintura y la fotografía, ya que emplea materiales como el papel fotográfico, el revelador y el fijador obteniendo resultados similares a los de una acuarela, pero las posibilidades expresivas del quimigrama se pueden multiplicar mediante el uso de productos específicos de la pintura como el barniz, la cera o el óleo. Estos planteamientos experimentales son similares a los realizados por pintores como Paul Klee, Max Ernst y Antoni Tàpies.

Las pruebas de sensibilización realizadas en 1839 por Hippolyte Bayard podrían ser consideradas como precursoras del quimigrama. También Edmund Kesting y Maurice Tabard obtuvieron imágenes mediante el dibujo con revelador y fijador sobre el papel fotográfico entre 1930 y 1940. Otros precursores serían los fotogramas de László Moholy-Nagy o los rayogramas de Man Ray.[1]

Sin embargo es el belga Pierre Cordier quien dedica mayores esfuerzos en la exploración y realización de esta técnica que comenzó a practicar en 1956 y a la que en 1958 llamó "quimigrama".[2][3]​ Mediante ese nombre establecía un paralelismo con el fotograma, ya que ambos se obtienen sin el empleo de una cámara y se procesan a plena luz del día y no en un laboratorio fotográfico. Pero mientras que en el fotograma es la luz la que escribe, en el quimigrama es la química la que lo hace.[4]

El desarrollo del proceso se inicia cubriendo el papel fotosensible con productos tales como barniz, cera o aceite. A partir de ahí se empapa con el revelador que los ennegrecerá y el fijador que los hará aparecer. Los cambios físicos como grietas, desprendimientos o disoluciones de los productos que cubren el papel fotosensible se hacen visibles a través de una intervención de tipo químico.

Referencias[editar]

  1. Miguel B. Márquez (8 de mayo de 1977). «ABC de la fotografía. Pierre Cordier y sus quimigramas». Diario ABC. Consultado el 14 de marzo de 2010. 
  2. Sougez, M.L.; Pérez Gallardo, H. (2003). Diccionario de historia de la fotografía. Madrid: Ediciones Cátedra. p. 123. ISBN 84-376-2038-4. 
  3. Auer, Michèle y Michel (1985). Encyclopédie internationale des photographes de 1839 à nos jours/Photographers Encyclopaedia International 1839 to the Present (en francés, inglés). Volumen I (A-K). Hermance: Editions Camera Obscura. ISBN 2-903671-05-2. 
  4. Castellanos, P. (1999). Diccionario histórico de la fotografía. Madrid: Ediciones Istmo. pp. 61-62. ISBN 84-7090-325-X. 

Enlaces externos[editar]