Punto de vista (narratología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En narratología, el punto de vista es la perspectiva desde la que se cuenta una historia. La forma de transmitir esta información puede ser literaria o audiovisual. En el relato puede haber muchas formas de narrar una historia; por tanto, puede relatarse desde varios puntos de vista.

El punto de vista en el relato cinematográfico: saber, ver y oír

En el relato cinematográfico hay varias maneras de mostrar el punto de vista desde el que se cuenta una película: lo que ve y oye el espectador y los personajes. François Jost, a partir de la teoría de Gérard Genette, acepta la terminología y la división del concepto focalización y la matiza impulsando la creación de dos nuevos conceptos: ocularización y auricularización.


Relación entre ver, saber y escuchar[editar]

A la hora de realizar un análisis fílmico hay que tener en cuenta la relación que se establece entre ver (ocularización), saber (focalización) y oír (auricularización). En muchas ocasiones, se conoce la focalización a partir de la ocularización y, por su parte, la auricularización tiene una gran influencia en ambos.

Ocularización[editar]

La ocularización, según François Jost, es la relación entre «lo que la cámara muestra y lo que el personaje supuestamente ve». Es decir, lo que ve el espectador en la pantalla y lo que ve el personaje en ese momento. François Jost crea este concepto para dejar clara la diferencia entre lo visual y el saber.

Tipos[editar]

A partir de la teoría de François Jost, existen tres tipos de ocularización. Esta clasificación se basa en la creada por Gérard Genette respecto a la focalización pero, además, cuenta con una ventaja: la de «evocar el ojo que mira el campo tomado por la cámara». Por tanto se puede ver tres tipos: ocularización 0, ocularización interna y ocularización espectadora o externa.

Ocularización 0: Un personaje es seguido por la cámara mediante una panorámica o travelling de forma que indica movimiento. No hay relación entre lo que la cámara muestra y lo que ve el personaje. Tiene una función descriptiva.

Ocularización interna: El espectador se identifica con la mirada del personaje. La ocularización interna puede ser primaria y secundaria. La ocularización interna primaria sucede dentro de la narración donde encontramos marcas enunciativas y enunciadoras como la mirada subjetiva a partir de escorzos del cuerpo fragmentado del personaje que se encuentra también viendo la cámara. Se puede decir que la cámara ocupa la posición de los ojos del personaje y, en muchas ocasiones, aparecen inserciones de objetos como la cerradura de una puerta o una ventana, que apuntan que por ahí va a mirar un personaje. En cuanto a la ocularización interna secundaria, se da la construcción por montaje, es decir, por la relación entre planos o raccord. Un ejemplo de esto sería el plano contraplano (la mirada mostrada por el personaje se enlaza con una imagen de lo que mira en ese momento).

Ocularización espectadora: Este tipo de ocularización acentúa el hecho de que el espectador no comparte el punto de vista con ningún personaje. Tiene una información que no tiene el personaje y es una marca de la enunciación.

Auricularización[editar]

La auricularización es el punto de vista sonoro o auricular, según François Jost y plantea varios inconvenientes, ya que el sentido del oído es más difuso que el de la vista. Las tres dificultades de mayor importancia destacadas en El relato cinematográfico[1]​ serían la localización de los sonidos, la individualización de la escucha y la inteligibilidad de los diálogos.

Al igual que la ocularización, concepto del cual toma su nombre, la auricularización también se divide en interna (primaria y secundaria) y 0, eliminando en este caso, la externa o espectadora.

Tipos[editar]

Auricularización interna primaria: El sonido, ruido o música es escuchado por el personaje y el espectador al mismo tiempo. En definitiva, se pretende que el espectador escuche lo mismo que percibe el personaje.

Auricularización interna secundaria: El sonido, ruido, o música viene dado por el montaje y es filtrado por el personaje. Por ejemplo, cuando un personaje se tapa los oídos deja de escuchar

Auricularización 0: Hace referencia al momento de subir o bajar la música cuando va a entrar o salir un diálogo. Básicamente nos remite a la musicalización para crear ambiente en una escena. El sonido (normalmente, bandas sonoras) es extradiegético (fuera de la diégesis) de manera que no tiene ninguna relación con los personajes y el relato.

Referencias[editar]

  1. Gaudreault, A y Jost, F (1995): El relato cinematográfico. Paidós