Puerto de Moguer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Puerto de la Ribera (Moguer)»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Coordenadas: 37°16′56.57″N 6°50′58.54″O / 37.2823806, -6.8495944

Vista panoramica del Puerto de Moguer.

El antiguo Puerto de Moguer se encuentra, junto al Rio Tinto, en Moguer, Provincia de Huelva (España). En este puerto se construyó en 1488 la famosa carabela La Niña. Posteriormente, en este puerto, se preparó La Niña y su marinería para el primer viaje colombino, y a él regresó, a la vuelta del mismo, para realizar el Voto Colombino. Por ello, es uno de los lugares incluidos en el conjunto histórico artístico de los Lugares colombinos,[1] al haber tenido especial relevancia en los preparativos y en el viaje descubridor.

Desde principios del siglo XX se le denomina "Puerto de la Ribera", para diferenciarlo del "Puerto de Santa" que se creó una vez que el histórico puerto de Moguer se fue aterrando, lo que impedía el acceso a barcos de gran calado.

Estructura portuaria[editar]

Vista del Rio Tinto desde el Puerto de Moguer.

Era un puerto natural situado a orillas del afluente "Rio Moguer" del Río Tinto en el municipio de Moguer. Estaba a salvo de los vientos y alejado de las corrientes.

El puerto contaba desde la época fenicia y romana con industria salazonera y astilleros de ribera, pero fue en la baja Edad Media cuando cobró importancia y se completó su estructura con un muelle de carga, varadero y una alota.

Historia[editar]

Desde los primeros asentamientos fenicios y romanos que dieron origen a la ciudad, el puerto de Moguer, sobre el entonces caudaloso río Tinto, constituía un destacado foco de actividad económica y comercial de la comarca. Las labores pesqueras y el comercio marítimo-fluvial, requerían de la construcción de embarcaciones, por lo que en estas márgenes del Tinto aparecieron los carpinteros de ribera que construían y reparaban todo tipo de navíos. También ha quedado constancia de la importante industria salazonera asentada en el puerto. En los siguientes siglos fue el comercio con trigo, maderas, aceite y vino el que dominaba el tráfico portuario en barcos de gran tonelaje.

En la Baja Edad Media era uno de los más destacados, estando conformado por un muelle de carga, varadero, astilleros y una de las más importantes alotas del litoral andaluz, junto al Puerto de Palos y el Puerto de Huelva. Los textos existentes de la época nos hablan de la considerable actividad comercial, pesquera y de corso de los marinos moguereños por Europa, Canarias y África. El carácter de villa portuaria de Moguer, propició que los productos del campo moguereño, la otra fuente de recursos del municipio, y la sal de las salinas moguereñas, tuvieran salida a través de una flota de barcos nada despreciable que, bien con propietarios o alquilados a terceros, llegaron a conectar con otros puertos de la Península, Inglaterra, Flandes, Irlanda, el norte de África y el archipiélago de las Canarias. [2] En el puerto de la Ribera se fletaban barcos para ir a las pesquerías en el Estrecho y el norte de África y, especialmente, para ir a la Mina de Oro. Esta ruta era bien conocida por los marinos de Palos y Moguer, que la recorrían en su actividad comercial, pesquera y en ocasiones de corso contra embarcaciones extranjeras.

Los marinos de los puertos del estuario del Tinto, entre ellos los del puerto moguereño, eran avezados, curtidos en travesías por el Atlántico y el Mediterráneo. Estos llegaron a constituir linajes de marinos, respetados en toda la comarca, que contaban entre sus miembros con armadores y buenos navegantes que trasmitían el oficio de padres a hijos. Entre los linajes del puerto moguereño debemos destacar lo familia de Cristóbal García del Castillo (fundador de la ciudad de Telde), los Hermanos Niño, los Roldán, los Vivas, etc.[3]

Astilleros de La Niña en el Puerto de Moguer.

En 1489 los Reyes Católicos concedieron a Pedro Portocarrero, VIII señor de Moguer, su seguro a las embarcaciones que arribaban en su puerto. En ese momento el puerto de Moguer contaba con muelle de carga, varadero, astilleros y una alota de destacada actividad entre las existentes en el litoral andaluz.[4]

En este contexto de actividad comercial y portuaria se fragua la participación de Moguer en el Descubrimiento de América. En 1488 se construye, en los astilleros del puerto, la carabela La Niña, denominada en su botadura “Santa Clara” en honor a la titular del Monasterio de Santa Clara de Moguer. Era propiedad de los Hermanos Niño, concretamente de Juan Niño. Fue construida por los carpinteros de ribera, de los astilleros del Puerto moguereño, con pinos y chaparros de los montes moguereños.[2]

También tuvo lugar en este puerto, en cumplimiento de una de las provisiones que llevaba Colón, concedidas por los Reyes Católicos, que obligaba a las villas de las costas andaluzas,[5] y por medio de una comisión dirigida a la villa de Moguer para que cumplieran dicha provisión,[6] el embargo de dos barcos en presencia del escribano moguereño Alonso Pardo, embarcaciones que más tarde fueron desechadas.

" ...vio venir a embargar navíos para yr descobrir las Yndias e que a la sazón este testigo hera escribano público de esta villa e fue con el dicho don Christóual Colón a embargar los dichos navíos e que vido aquel dicho año partió el dicho don Christóbal deste río de Saltés con navíos e gente desta villa [de Moguer] e de la villa de Palos a descobryr…."

Testimonio del escribano Alonso Pardo en los Pleitos colombinos
Maqueta de restauración de los astilleros del Puerto de Moguer.

Posteriormente, en este puerto, se preparó la carabela La Niña y toda la marinería de la misma, para el viaje descubridor, tal y como afirman los testimonios incluidos en los Pleitos Colombinos.[2] Los preparativos del viaje se realizaron en poco más de un mes, en julio de 1492, antes de concentrarse en el puerto de Palos donde se realizaría la partida de la expedición descubridora.

A la vuelta del viaje descubridor, el 15 de marzo de 1493, llegó la carabela La Niña, a las orillas del Tinto. En seguida se encaminó Cristóbal Colón hacia el puerto de Moguer, con los Hermanos Niño y el resto de la marinería moguereña, algunos indios y papagayos, para cumplir el Voto colombino. La gente, expectante, los vio llegar y dirigirse al Monasterio de Santa Clara donde cumplieron el voto realizado.[2]

Testigo del momento fue Juan Rodríguez Cabezudo, amigo del almirante y cuidador de su hijo Diego. Este confiesa en las probanzas del Almirante de 1515 lo siguiente:

" ... entraron dentro de la carabela donde el dicho almirante venía e les motró el dicho almirante carátulas de oro que traía de las dichas Yndias e seys o siete yndios que traía de allá e con un cuchillo quitó el dicho almirante un poco de oro a vn indio e se lo dio ... "

Archivo General de Indias, Signatura: PATRONATO,12,N.2,R.3 (fls. 33v-34r.)

En las mismas declaraba Martín González que Cristóbal Colón:

" ... vino el año de noventa e tres e tornó al puerto dsta villa e así el dicho almirante como todos los que venían con él dezían públicamente que avían descubierto e hallado las dichas yndias e otras muchas yslas ... "

Posteriormente, Moguer mantuvo la actividad marinera y comercial a través del puerto, exportando los vinos producidos en su término y otras mercancías hasta América, Rusia y otros países europeos, hasta que a principios del siglo XX empezó a descender notablemente su actividad, como consecuencia del aterramiento del mismo, momento en el que se construyó el nuevo puerto denominado "Puerto de Santa" situado más hacia la desembocadura del Rio Tinto, lo que aceleró la pérdida de toda actividad en el antiguo puerto moguereño.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. BOE. «Decreto 553/1967, de 2 de marzo, por el que se declara conjunto histórico artístico el sector denominado «Lugares Colombinos» en la provincia de Huelva». Consultado el 28 de marzo de 2008. 
  2. a b c d González Cruz, David (2012). Descubridores de América, Colón, los marinos y los puertos. SILEX EDICIONES. ISBN 9788477377399. 
  3. ROPERO REGIDOR, Diego (1992). Los lugares colombinos y su entorno. Madrid: Fundación Ramón Areces. ISBN 978-84-8004-027-3. 
  4. ROPERO REGIDOR, Diego (2003). Moguer y América en la era de los descubrimientos. Moguer (Huelva): Col. "Biblioteca Nueva Urium", nº 2. Archivo Histórico Municipal; Fundación Municipal Cultura. ISBN 84-607-8932-2. 
  5. Real cédula notificando a las ciudades y villas que mandan a Colón con tres carabelas a ciertas partes del mar, y que le ayuden.

    ...las cibdades e villas e logares de la costa de la mar de Andalucía como de todos los nros. reynos e Señorios (...) Sabedes que nos habemos mandado a Christobal Colon que con tres carabelas vaya a ciertas partes de la mar oceana como nro. capitan (...) por ende nos vos mandamos a todos e a cada uno de vos en vros. logares e jurisdicciones que cada quel dicho Christobal Colon hobiere menester....

    Archivo General de Indias. Signatura: PATRONATO, 295, N.4.
  6. Comisión al contino Juan de Peñalosa, para que haga cumplir en la villa de Moguer, una cédula de SS. AA., ordenando se entreguen a Cristóbal Colón, donde y cuando las pidiese, tres carabelas armadas y equipadas. Archivo General de Simancas. Signatura: RGS,149206,1

Bibliografía[editar]