Publio Accio Varo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Publio Accio Varo (en latín: Publius Accius Varus; f. 45 a. C.) fue un noble romano que durante la guerra civil se decantó por el bando pompeyano.

Vida[editar]

Publio Varo en el inicio de la guerra reclutó tropas en Piceno para la causa pompeyana, tras el rápido avance de César. Evacuó la zona y sus levas se unieron al ejército de Cneo Pompeyo Magno en Apulia.

Cuando Pompeyo cruzó el mar Adriático a Grecia, Publio Accio Varo navegó a África haciéndose cargo de la provincia para los pompeynos, expulsando de la administración local a los cesarianos.[1] Varo había sido anteriormente propretor allí. Inició la creación de una fuerza militar utilizando los recursos y clientes de la provincia, consolidando una alianza con el rey Juba I de Numidia. El cesariano Gayo Escribonio Curión desembarcó con éxito en Útica al mando de dos legiones —las tropas reclutadas originalmente por Lucio Domicio Enobarbo para defender Corfinio—.[2] Sexto Quintilio Varo, que fue defensor de Corfinio, intentó sin éxito restablecer la lealtad original de las tropas. Tras una victoria inicial de Curión, su ejército fue aniquilado por las fuerzas combinadas de Juba I y Publio Accio Varo.[3]

Después de la batalla de Farsalia, los conservadores republicanos huyeron a África para continuar la lucha y Varo cedió sus competencias a Quinto Cecilio Metelo Escipión. Varo se hizo cargo de la armada conservadora, tras la derrota de la batalla de Tapso, huyó a Hispania junto con Tito Labieno y Cneo Pompeyo el Joven. Fue derrotado en batalla naval cerca de Carthago Nova por el comandante cesariano Gayo Didio y fue forzado a desembarcar. Participó en la batalla de Munda, muriendo en combate. Su cabeza fue llevada ante Julio César junto con la de Tito Labieno.

Referencias[editar]

  1. Crispin Ximénez de Sandoval (1881). Guerras de África en la antigüedad, Imprenta del cuerpo administrativo del Ejército, pág. 103
  2. José Goya Muniain (1798). Los Comentarios de Cayo Julio César traducidos, Madrid: Imprenta Real, pág. 128
  3. José Goya Muniain (1798). Los Comentarios de Cayo Julio César traducidos, Madrid: Imprenta Real, pág. 141-153