Publicidad 3.0

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Publicidad 3.0 es una publicidad que se distingue de su predecesora, la publicidad 2.0 o publicidad por clic, al consistir en una dinámica de comunicación horizontal en la cual las marcas no gozan de espacios reservados para su comunicación, sino que están obligadas a participar en los medios tal como lo hacen los usuarios comunes. La interacción a través de redes sociales es un distintivo de esta forma de publicidad; no obstante, en lo sucesivo se verá que Publicidad 3.0 engloba técnicas y estrategias de innovación para las marcas, que trasciende de sus ejecuciones comunicacionales en los distintos medios.[1]

Historia[editar]

Con cada ciclo del capitalismo, la publicidad se ve obligada a cambiar para conseguir la aceptación de los consumidores. De la Publicidad 3.0 se dice que es interactiva, pero no como objeto interactivo sino una persona interactiva. Su surgimiento se estima en el contexto de la crisis económica mundial y el auge de las redes sociales en Internet en 2009.

La manera en que una comunicación se elabora para incitar a la compra de algún producto surge de una mirada social con el objeto de reproducir argumentativamente la dinámica cultural y económica de determinado grupo humano, lo cual la globalización convierte en tocar la humanidad en su conjunto. Así, la historia de la publicidad suele estudiarse considerando en detalle el entorno político, económico y cultural de su zona de impacto.[2]

Si bien de 2004 a 2008 se produjo el auge de la Publicidad 2.0 o Publicidad Interactiva, de banners y ventanas emergentes en los blogs, el crac financiero y el inicio de la conversación global producen en las marcas una variación que las lleva a un discurso personal con miras a una bien construida identidad digital. Es ésa la llamada Publicidad 3.0.

Publicidad social[editar]

En la Publicidad 3.0, que también se puede llamar "publicidad social" las marcas buscan llamar la atención de consumidores responsables. De ello se desprende la certeza de que «las empresas y los artífices de su comunicación han de hacer algo más y algo distinto de lo que siempre se ha hecho y de lo que siempre se creyó que se debería hacer: poner sus habilidades como vendedores al servicio de fines socialmente responsables.»[3]

Esa nueva forma de publicidad incluye una escala de valores que orienta el accionar del consumidor en tiempos de crisis sin limitarse al uso de medios digitales para el establecimiento de relaciones horizontales con las audiencias. Según las predicciones hechas en 2008 por Leo Burnet Group, también involucra comportamientos como el cuidado del medio ambiente, el reciclaje, la austeridad y el ahorro, así como la privación de ciertos elementos considerados normales en la bonanza y lujosos en la recesión.[4]

Diferencias entre Publicidad 1.0, Publicidad 2.0 y Publicidad 3.0[editar]

Frecuentemente se dificulta enumerar la versión de la publicidad en la que se encuentra la industria. En ese sentido, se puede decir que la Publicidad 1.0 es la que surgió en la Real Gran Depresión, a finales del siglo XVII, cuando los productos empezaron a diferenciarse por nombres y a estos nombres se les atribuyeron características como frescura, juventud, estatus, entre otras.

Este esquema cambió con los medios de comunicación de masas y se hizo evidente luego de la Crisis de 1929, un colapso del dólar que trajo como consecuencia una fuerte contracción y una posterior bonanza que, al coincidir con la posguerra, se convirtió en el escenario para el surgimiento y consolidación de las agencias de publicidad.

Entonces se puede decir que la Publicidad 1.0 es equivalente a la Publicidad ATL.

Luego viene la Publicidad 2.0, iniciada con la costumbre de trasladar los mismos contenidos de la ATL a la Red. Más tarde se comenzó a pensar en piezas publicitarias para Internet, aparecieron los blogs y una nueva manera de anunciar, mediante gente común hablando de publicidad, comentando entradas puestas por un líder de opinión o pinchando banners para caer en páginas con promociones. Es la llamada Publicidad por clic.

Finalmente, está la Publicidad 3.0, fundamentada en el gasto mínimo de las marcas y en la cercanía con la gente, de modo que se empieza a hablar de que "las marcas se deben comportar como las personas", por lo cual el diálogo en redes sociales busca darle a la gente la sensación de que un amigo muy cercano le está recomendando cosas.

Apuntes[editar]

En sus inicios, la publicidad ofrecía productos con promesas tanto funcionales como emocionales y los consumidores las recibían pasivamente, pero en la Era Digital la colocación de los periódicos impresos o de los titulares de radio y televisión en un soporte virtual y la publicidad que insertaba en sus interfaces, llevó a la producción de contenidos especialmente concebidos para la Internet. Allí se cuenta la etapa de autores espontáneos o Era Digital 2.0, donde los internautas eran productores de contenido.

Luego vino la Era Digital 3.0, el nacimiento de los infociudadanos, de personas comunes que se dedican a contar, para una audiencia indeterminada y en constante aumento, desde sus anécdotas personales hasta análisis de problemáticas políticas, económicas y socioculturales en sus países y en el mundo, generando así un flujo de información horizontal.[5]

Referencias[editar]

  1. Janet Marilyn Hernández, 2010: Publicidad 3.0: Marcas que sobreviven crisis.
  2. Russell, Lane, Whitehill King, 2005: Kleppner Publicidad. México: Pearson Educación de México.
  3. Mariano Castellblanque, 2005: Manual del Redactor Publicitario. Madrid: ESIC Editorial.
  4. Leo Burnett Group, 2008: Leo Burnett Group ́s Prediction for 2009. Obtenida el 16/06/2009. Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=LfMfOU84Xeo.
  5. Torio, 2005: Blogs: A Global Conversation. Obtenida el 17/03/2010. Disponible en: http://www.brickmeetsbyte.com/images/uploads/theses8.12.low.pdf.

Enlaces externos[editar]