Psicotrópico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un psicotropico o sustancia psicotrópica o (del griego psyche, 'mente', y tropein, 'tornar') es un agente químico que actúa sobre el sistema nervioso central, lo cual trae como consecuencia cambios temporales en la percepción, ánimo, estado de conciencia y comportamiento. En ocasiones, se llama a los psicotrópicos psicoactivos o psicoactivantes, a pesar de que no todos promueven la activación del sistema nervioso. Una acepción más restringida del término «psicotrópico» refiere, en particular, a aquellas sustancias medicinales incluidas en la Convención sobre sustancias psicotrópicas.

Historia[editar]

Uso no médico[editar]

Las diferentes culturas a lo largo de la historia han utilizado sustancias psicotrópicas, con el propósito de alterar deliberadamente el estado de la mente. El desvío de estas sustancias para empleos recreativos es un fenómeno extendido hasta cierto punto aunque, generalmente, relacionado con procesos delictivos debido a los riesgos derivados de su manipulación y consumo. Por ello, los gobiernos aplican legislaciones específicas a su producción, manipulación y consumo.

Uso médico[editar]

En la actualidad, muchos psicotrópicos son utilizados en medicina para el tratamiento de condiciones neurológicas o psiquiátricas (psicofármacos). Los fármacos cuya acción terapéutica afecta principalmente otro sistema o aparato y que solo presentan efectos psicoactivos secundarios (como los antihistamínicos, betabloqueantes y algunas hormonas) no se consideran psicotropos.

Farmacodinámica[editar]

Los psicotrópicos ejercen su acción modificando ciertos procesos bioquímicos o fisiológicos cerebrales. Los mensajes entre las distintas células nerviosas (neuronas) se transmiten a través de estímulos químicos y los mensajes intraneuronas se transmiten a través de estímulos eléctricos. Las neuronas no entran en contacto directo entre sí; en las sinapsis el mensaje se transmite por medio de neurotransmisores. La mayoría de los psicotrópicos actúan alterando el proceso de neurotransmisión, estimulando o inhibiendo la actividad. Otros, como las sales de litio, actúan modificando la permeabilidad de la membrana neuronal y se emplean en el tratamiento del trastorno bipolar permitiendo reducir las crisis que afectan a estos pacientes. Siguiendo el criterio de la acción que ejercen sobre el sistema nervioso central, las sustancias psicoactivas se suelen clasificar en depresoras, estimulantes o alucinógenos.

Espectro de acción de los psicotrópicos y estupefacientes[editar]

ANTIPSICÓTICOS
Tranquilizantes mayores

Antipsicóticos atípicos       Antipsicóticos típicos

ESTIMULANTES   quetiapina   olanzapina haloperidol   clorpromazina DEPRESORES
Aminas simpaticomiméticas

  anfetaminas     khat
  metilfenidato   cocaína
  efedrina   pseudoefedrina

Aminocetonas

 bupropión   dietilpropión

ISRS

  paroxetina   fluoxetina
  sertralina

Benzodiazepinas

    clonazepam   diazepam
    alprazolam   flunitrazepam
    lorazepam   bromazepam

Piperazinas

  Benzylpiperazina
  Paraperazina
  MBZP   MDBZP
  TFMPP   DBZP
  mCPP     pFPP

Colinérgicos

nicotina
betel
muscarina

otros sedantes hipnóticos

    alcohol     éter     GHB    
    barbitúricos     metacualona    
    cloroformo     hidrato de cloral    

Metilxantinas

    cafeína
    teobromina
    teofilina

Otros
    azúcar

Fenetilaminas

    MDA    
    MDEA    
    MDMA    
    2-CB    
    2-CI    
    2-CE    
    DOB    
    DOM    
    DOC    
    DOI    
    Mescalina    

Cannabinoides

  Δ9-THC
  CBN
  CBD

Disociativos

  Ketamina
  Metoxetamina
  Fenciclidina
  Tiletamina
  DXM
  Óxido Nitroso
  Xenon


Amanitas
  Ácido iboténico
  Muscimol

Analgésicos narcóticos

opio    
codeína    
tramadol    
morfina    
heroína    
fentanilo    
dextropropoxifeno    
buprenorfina    
metadona    

Triptaminas

    Psilocibina    
    LSA    
    LSD    
    NMT    
    DMT    
    5-MeO-DMT    

Anticolinérgicos

  Atropina
  Escopolamina
  Difenhidramina
  Dimenhidrinato
  Hiosciamina

Otros

  Salvinorin A
  Ibogaína
  Miristicina

ALUCINÓGENOS

Psicotrópicos comunes y su estatus legal[editar]

Los datos tabulados más abajo se basan en la legislación actualmente vigente en Estados Unidos, que es instrumentada por la DEA (Drug Enforcement Agency). Coinciden mayoritariamente con las listas establecidas en la Convención Internacional de Psicotrópicos de 1971; incluyen además una de serie de sustancias descubiertas con posterioridad a dicho tratado. Cada país firmante del acuerdo ha variado con el tiempo el estatus de algunas drogas, generalmente por asuntos domésticos relacionados con políticas de farmacovigilancia.

Todas las sustancias incluidas en las listas, son «sustancias controladas», con grados variables de regulación estatal. En el caso de las drogas de la lista I, se caracterizan por no tener uso terapéutico reconocido y por su gran potencial de abuso. En la lista II, se encuentran sustancias también asociadas a dependencia, pero con indicaciones médicas legitimadas: nótese que incluso la cocaína está en lista II y no en lista I, a causa de su utilidad como anestésico local de las mucosas. Las drogas de lista II solo son accesibles con documentación oficial; están bajo supervisión internacional y sujetas a cuotas de producción pre-establecidas. Las listas III y IV se caracterizan por un menor potencial de abuso y no son objeto de fiscalización; además son accesibles, por lo general, con recetas médicas comunes.

Algunas sustancias, en particular, permanecen en la lista I provisionalmente, pero podrían ser legalizadas a medio plazo, dado que están en fase avanzada de ensayos clínicos para validar su uso medicinal, o bien ya han sido aceptadas por la FDA (Administración de Alimentos y Drogas) de Estados Unidos como tratamiento legítimo para condiciones puntuales. El primero es el caso del MDMA (conocido comúnmente como "éxtasis") y el último caso cabe para el GHB (Xyrem), ambos han sido propuestos para lista II y lista III, respectivamente.

Listas de drogas psicoanalépticas (legislación de Estados Unidos)[editar]

Los compuestos enumerados a continuación tienen en común propiedades «psicoanalépticas», esto es, tienden a activar o amplificar la transmisión de las señales nerviosas. Esta clasificación no es exhaustiva, ya que hay casos particulares como el PCP (fenciclidina), que bien podrían estar en otros grupos. Sin embargo, en la mayoría de los casos este criterio es útil para diferenciar estas sustancias de aquellas que promueven depresión generalizada o selectiva del SNC. Dentro del grupo de los psicoanalépticos se encuentra, como es de esperar, la clase de los fármacos psicoestimulantes, además de los agentes antidepresivos, y algunas de las denominadas «drogas visionarias» o «drogas psiquedélicas» (como el LSD, la mescalina, la psilocibina) y «entactógenas» (como el MDMA, el 2-CB).

Lista I Lista II Lista III Lista IV Excluidos

   Aminocetonas

  • catinona
  • metcatinona


   Fenetilaminas


   Disociativos

  • PCP


   Estimulantes
eléctricos o


   Psiquedélicos

   Anfetaminas

   cocaína


   Anfetaminas


   Aminocetonas

  • catina
  • dietilpropión


   Anfetaminas

  • fenproporex
  • fentermina
  • mefenorex


   Estimulantes


   Antidepresivos

  • sibutramina

   Estimulantes


   Antidepresivos

Listas de psicotropos depresores del SNC (Estados Unidos)[editar]

En la siguiente tabla, se clasifican de acuerdo con su estatus legal una serie de agentes depresores del SNC. La acción depresora de estas drogas presenta, según los casos, diferentes grados de potencia, de selectividad y opera por mecanismos también distintos. En este grupo están incluidos los llamados «tranquilizantes menores», que son ansiolíticos como las benzodiazepinas, y también los barbitúricos. También, drogas como el GHB o el alcohol etílico. Por otro lado, también están entre los psicotropos depresores los «tranquilizantes mayores», término que se suele utilizar para referirse a los fármacos antipsicóticos. Como podrá suponerse, los antipsicóticos no son fármacos normalmente asociados con fenómenos de abuso. Por esto en Estados Unidos y otros países el circuito de estos fármacos no es monitoreado por organismos federales. No obstante, se trata de agentes psicotropos y su administración sin supervisión médica, incluso a dosis bajas, puede conducir a efectos colaterales de relevancia. En particular, su uso crónico se correlaciona con el síndrome de diskinesia tardía, caracterizado por síntomas similares al parkinsonismo, con pérdida irreversible del movimiento voluntario.

Lista I Lista II Lista III Lista IV Excluidos

   Cetonas


   Barbitúricos

  • Fenobarbital

   Barbitúricos
eléctricos o

  • pentobarbital
  • secobarbital


   Cetonas


   Barbitúricos

  • Barbital
  • Fenobarbital


   Benzodiazepinas


   Antipsicóticos

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]