Prostitución callejera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Una prostituta callejera hablando con cliente potencial en Turín, Italia, 2005

La prostitución callejera es una forma de trabajo sexual en la que un trabajador/a sexual solicita clientes en lugares públicos, generalmente en la calle, esperando en las esquinas o a lo largo de esta, pero también la solicita en otros espacios públicos como parques, bancos, etc. Estas prostitutas suelen vestirse de manera provocativa. El acto sexual se realiza en el vehículo del cliente, en un callejón cercano al lugar, en el apartamento de la prostituta o en la habitación alquilada de un motel.[1]

Legalización[editar]

La prostitución callejera es usualmente ilegal, incluso a aquellas jurisdicciones que permiten otras formas de prostitución.

Se estima solo entre un 10% y 20% de las trabajadoras sexuales realizan sus servicios en las calles; sin embargo, se estima que el 90% de los arrestos de prostitutas provienen de ese grupo.[2]

En algunas jurisdicciones en donde la prostitución sí es legal como en el Reino Unido, la prostitución callejera es ilegal.[3]

Algunas jurisdicciones también proscriben el rastreo de aceras, conduciendo lentamente con el fin de procurar los servicios de una prostituta.

En Australia, el estado de Nueva Gales del Sur es legal su práctica en las calles, exceptúa en algunas áreas (como escuelas cercanas).[4]​ Los otros estados y territorios australianos prohíben la prostitución callejera, aunque en algunas de estas jurisdicciones se permiten la licencia de burdeles.[5][6]

La prostitución callejera es legal en Nueva Zelanda.[7]​ También se permite la práctica en Alemania, pero las ciudades pueden restringirlas en determinadas áreas o horas (los controles varían ampliamente de lugar a lugar).[8]

En los Estados Unidos, la prostitución callejera es ilegal en los 50 estados del país; 49 de estos prohíben toda las formas de prostitución; Nevada es el único estado del país que permite burdeles con licencia, pero solamente en algunas zonas rurales, y no en las grandes áreas metropolitanas (solo 8 condados tienen burdeles activos, y la prostitución fuera de estos burdeles está penalizado en todo el estado).[9]

En 4 ciudades de los Países Bajos, se designa una zona especial (tippelzone) para la prostitución callejera legal. La zona es usualmente un parque empresarial, para evitar la molestia de los residentes y puede incluir un sexo en vehículo (afwerkplek).[10]​ En la mayoría de los lugares, las prostitutas necesitan una licencia.[11]

Riesgos e investigación[editar]

Las prostitutas callejeras son extremadamente vulnerables ante agresiones físicas y sexuales, tanto por parte de los mismos clientes como por proxenetas.[12]

La Organización Mundial de la Salud informó que un estudio en Bangladés descubrió que entre el 50% y 60% de las prostitutas habían sido violadas por hombres uniformados, y entre un 40% y 50% habían sido violadas por clientes locales.

Un estudio realizado por la psicóloga estadounidense Melissa Farley hacia 854 prostitutas en 9 países (Canadá, Colombia, Alemania, México, Sudáfrica, Tailandia, Turquía, Estados Unidos, y Zambia) descubrió que el 95% de las mujeres habían sido agredidas físicamente, y el 75% de ellas habían sufrido violación. El 89% de las mujeres entrevistadas, declararon que querían dejar la prostitución.[13]​ Sin embargo, la metodología y neutralidad de los estudios de Farley han recibido críticas de otros académicos como Ronald Weitzer.[14]​ Weitzer también dijo que los hallazgos de Farley están fuertemente influenciados por la ideología feminista radical.[15][16]

En 2008, un estudio de Chicago sobre las prostitutas callejeras estadounidenses, los economistas Steven D. Levitt y Sudhir Alladi Venkatesh encontraron de que las mujeres que trabajan sin proxenetas, trabajan en una tasa promedio de 25$ dólares la hora, y las que trabajan con proxenetas, obtienen un 50% más de ingresos. Esto es aproximadamente 4 veces el salario que de otros trabajos disponibles para ellas. Las porstitutas son arrestada en 1 de cada 450 redadas, y al llegar al 10° arresto, debe de cumplir un tiempo determinado en la cárcel.[17]

En 2004, un estudio realizado en el Reino Unido demostró que el 95% de las mujeres que realizan la prostitución callejera han un serio consumo de drogas, quienes abarcan el 78% de la gente que consume heroína, y que ha habido un aumento en el numero de adictos al crack.[18]

Véase también[editar]

  • Solicitación

Referencias[editar]

  1. Harcourt, Christine (June 2005). «The Many Faces of Sex Work». ProCon. Consultado el 24 de febrero de 2018. 
  2. Lucas, Ann (September 2013). «Race, Class, Gender, and Deviancy: The Criminalization of Prostitution». Berkeley Journal of Gender, Law & Justice 10 (1): 48-49. 
  3. S. 1(1) of the Street Offences Act 1959 as amended by section 16 of the Policing and Crime Act 2009
  4. Plantilla:Cite Legislation AU.
  5. Plantilla:Cite Legislation AU.
  6. Plantilla:Cite Legislation AU.
  7. «Prostitution Reform Act 2003». legislation.govt.nz. Consultado el 12 de marzo de 2016. 
  8. Gunter, Joel. «Welcome to Paradise». Telegraph. Consultado el 24 de febrero de 2018. 
  9. Hance, Danielle (6 de agosto de 2015). «14 Surprising Facts About Prostitution In America». The Richest. Consultado el 24 de febrero de 2018. 
  10. (18 August 2008). Onderzoek naar ruimere afwerkplek, Algemeen Dagblad (in Dutch) (article states prostitutes are reporting that the stalls in the Utrecht facility are too small for some luxury cars and SUVs, as the facility has remained mostly unchanged since its construction in 1986)
  11. «Street prostitution». Soa Aids Nederland. Consultado el 24 de febrero de 2018. 
  12. «World Health Organization». World Health Organization. Consultado el 24 de febrero de 2018. 
  13. Farley, Melissa. «Prostitution and Trafficking in Nine Countries». Journal of Trauma Practice. pp. 33-74. doi:10.1300/j189v02n03_03. Consultado el 24 de febrero de 2018. 
  14. «Flawed theory and method in studies of prostitution». Violence Against Women (Sage) 11 (7): 934-949. July 2005. PMID 16043578. doi:10.1177/1077801205276986.  Pdf.
  15. Weitzer, R. "Flawed theory and method in studies of prostitution" (above-cited);
  16. Jordan, Ann (21 April 2005). «Letter to Ambassador John Miller». Center for Health and Gender Equity. Archivado desde el original el 17 de enero de 2009. 
  17. Steven D. Levitt (April 2009). «Trading Tricks: The Economics of Prostitution». The University of Chicago Booth School of Business. Consultado el 14 de abril de 2016.  |autor= y |apellido= redundantes (ayuda)|autor= y |apellido= redundantes (ayuda)
  18. «Paying the Price: a consultation paper on prostitution». UK Home Office. 2004. Consultado el 24 de febrero de 2018. 

Enlaces externos[editar]