Programa espacial de España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El programa espacial de España es el conjunto de actividades e iniciativas emprendidas por España para promover y desarrollar las ciencias y tecnologías espaciales.

Antecedentes históricos[editar]

Siglos XI-XIV[editar]

En 1069 a petición de Al-Mamún, rey de Toledo, se elaboraron las Tablas toledanas cuyo principal autor fue Azarquiel. Azarquiel, que tenía en su poder datos precisos sobre multitud de fenómenos gracias a la labor de sus ayudantes, permitían predecir los eclipses solares que sucederían años, e incluso siglos, más tarde. La precisión de las Tablas era tal que Pierre Simon de Laplace (1749 - 1827), uno de los más destacados matemáticos de la Ilustración, seguía utilizando las observaciones y anotaciones de Azarquiel para realizar los cálculos de las posiciones y predicciones planetarias.

Azarquiel pudo determinar con una gran precisión que el punto del apogeo solar variaba en 1 grado cada 299 años, analizando las observaciones que se disponían al respecto durante los últimos 25 años.[1]

Azarquiel tuvo la osadía de considerar la posibilidad de que en realidad las órbitas planetarias no fuesen ni perfectas ni geométricas, sino que tal vez tuviesen una forma bastante cercana a la de un óvalo, que en esencia no es más que una especie de circunferencia alargada, algo que demostraría siglos más tarde Johannes Kepler (1571-1630). Al parecer, a partir de esta premisa, y mediante el análisis detallado de los datos recabados, Azarquiel pudiese predecir la aparición de eclipses y cometas.[1]​ Sobre esto hay que ser, no obstante, un tanto cautelosos, ya que no se dispone aún de los conocimientos necesarios para poder asegurar tal extremo. Resulta posible, a pesar de todo, que Azarquiel pudiera en efecto tener conocimiento de algún procedimiento por el cual llegara a predecir la aparición de un cometa. Si esto fuera cierto, Azarquiel aventajaría en casi 700 años a Edmund Halley (1656-1742), quien comprendió que el cometa que lleva su nombre y que se había observado en 1681 era el mismo que otros astrónomos vieron en 1604, y que retornaría a las proximidades del Sol en 1757.

En el siglo XIII Alfonso X el Sabio solicitaría la elaboración de una versión revisada de las Tablas toledanas, las Tablas alfonsíes. Su uso sería amplio en el renacimiento. También ordenó compilar todo el conocimiento astronómico de la época en el Libro del saber de astrología, que incluye un catálogo de 1.020 estrellas con sus coordenadas celestes; explica la construcción y uso de instrumentos astronómicos tales como el astrolabio.

Siglos XV-XVII[editar]

En el siglo XV se renovó el interés en el estudio de los cielos gracias, en parte, a la escuela de traductores de Toledo, que había sido creada por el rey Alfonso X el Sabio (1221-1284) quienes empiezan a traducir antiguos textos astronómicos.

Invención del telescopio[editar]

Juan Roget, podría ser, según investigaciones recientes, el inventor del telescopio.[2]​ En un escrito de la época, el hijo de Zacharias Janssen, uno de los atribuidos inventores del telescopio, cuenta cómo su padre en realidad copió el diseño de un artilugio que había comprado y que databa de 1590.[3][2]​ El milanés Girolamo Sirturo narra el viaje que realizó por Europa, hacia 1609-1610, en su libro Telescopium, sive Ars perficiendi novum illud Galilaei visorium instrumentum ad sydera (1618). Sirturo refiere su entrevista en Innsbruck, el año 1611, con Maximiliano, archiduque de Austria, quién le enseñó un diseño de un telescopio procedente de Galileo: «Tras estudiarlo atentamente -narra Sirturo- me giré hacia el príncipe y le dije que yo poseía lo mismo, pero procedente de España». Se trataba de uno fabricado por Juan Roget, adquirido en 1609 en Gerona. Al comparar las medidas (las curvaturas) de las lentes procedentes de Roget con las dibujadas por Galileo resultaron ser exactas.[4]

La obra de Benito Daza Valdés titulada Uso de los antojos (Sevilla, 1623) está considerada como el primer tratado sistemático para corregir defectos de la visión y en ella se detalla el uso del telescopio y de las observaciones de la Luna y las estrellas.[4]

Evolución de la navegación astronómica[editar]

España necesitó la astronomía por su aplicación a la navegación, al tener que controlar un enorme imperio de ultramar. Fue una aproximación pragmática, como ayuda al comercio, las comunicaciones y su expansión. Para el cálculo de la latitud había métodos desde hacía siglos utilizando la posición de las estrellas, la dificultad era averiguar la longitud.

En el siglo XVI Rui Faleiro redactó el Regimento de la altura leste oeste (Sevilla, 1519/1522), que contenía tres métodos «Para saber la longitud, que es altura de Leste Oeste» («Por la latitud de la Luna», «Por conjunción de la Luna con estrellas fijas u oposición con el Sol» y «Por la variación de la aguja»).[5]​ Poco después Martín Fernández de Enciso publicó la Suma de Geographia (Sevilla, 1519), que contenía un «regimiento del Sol y del Norte» (tablas de la declinación solar) y un gráfico, «regimiento del Norte», para corregir la altura de la polar tras apreciar el piloto «a ojo» la posición de la bocina (Osa Menor) o guardas de la polar (Kochab y Pherkad).[6][7]​. Fueron estas obras las que permitieron a Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano completar la primera vuelta al mundo. Estaba previsto que el propio Faleiro formase parte de este viaje pero finalmente tuvo que ser reemplazado por enfermedad.

Alonso de Santa Cruz (1505-1567) elaboró el primer tratado y estudio sistemático del problema de la longitud, el Libro de las Longitúdines y manera que hasta ahora se ha tenido de navegar (1555), dirigido al ya rey Felipe II[8]​ y predijo que el transporte de la hora dentro del barco podía servir para averiguar la longitud. Sin embargo el primer reloj preciso transportable a bordo llegaría más de doscientos años después.[9]​ El rey prohibió la distribución de este tratado, para evitar que llegase a manos de ingleses y franceses.[9]

A principios del XVII Felipe III estableció un sustancioso premio, una pensión vitalicia,[10]​ al que resolviese con precisión el problema de la longitud geográfica con el objetivos de facilitar la navegación astronómica. A este premio optaron diversas investigadores, durante varias décadas, entre ellos Galileo Galilei (1564-1642).[4]​ Finalmente, hacia 1612, Juan Arias de Loyola (ca.1591-1612) fue declarado vencedor.[4][11]

Siglo XVIII[editar]

El Real Observatorio de Cádiz[editar]

Reconstrucción del telescopio de Herschel, en el Real Observatorio de Madrid.

En algún momento el arte de navegar se convirtió en la ciencia de navegar, siendo Jorge Juan uno de los principales artífices de esta transformación. Fue precisamente él quien sugirió al rey Carlos III el establecimiento del Real Observatorio de Cádiz en el sur de España, fundado en 1753 y dedicado a resolver el problema de la longitud en el mar, enseñar los modernos métodos de navegación astronómica y mantener la hora. Se encarga al astrónomo William Herschel la construcción de un telescopio reflector, inventado por Isaac Newton y que estaba revolucionando la observación astronómica al no sufrir de aberración cromática propia de los telescopios refractores y ser sencillo de manejar,[12]​ con un espejo de 60 cm de diámetro.[13]​ La puesta en servicio del instrumento llevó mucho tiempo, en parte por la escasez de medios económicos que venía sufriendo el observatorio y en parte por la muerte, tras caer de su caballo en la caravana que transportaba el telescopio desde Bilbao y golpearse la cabeza con una roca, del jefe del taller de instrumentos, Carlos Rodríguez, el único que conocía los instrumentos de Herschel.[14][15]​ Su primer director fue el matemático Salvador Jiménez Coronado (1747-1813), quien redactó su «Reglamento», publicado en el número 21 de Variedades de Ciencias, Literatura y Artes. A partir de entonces, este observatorio, el más meridional de Europa, fue ganando prestigio en el contexto astronómico europeo gracias a los trabajos realizados por estudiosos como Luis Godin o Vicente Tofiño de San Miguel y al apoyo técnico y científico prestado a las expediciones ilustradas del último tercio del siglo XVIII.[16]

Misión Geodésica Hispano-Francesa[editar]

En el siglo XVIII los reinos de España y Francia realizan una expedición conjunta, la Misión Geodésica Hispano-Francesa a la Real Audiencia de Quito, en el Imperio español en Sudamérica en 1735 y que hoy es parte de Ecuador. De ésta formaban parte Jorge Juan, Louis Godin, Charles Marie de La Condamine, Pierre Bouguer y Antonio de Ulloa. Esta misión determinó la medida del meridiano en la línea ecuatorial. Esto hizo posible determinar que el diámetro de la Tierra es mayor en el ecuador que en los polos, tal como había conjeturado Isaac Newton, y el nacimiento del sistema métrico decimal basado en la medida del meridiano terrestre.

Medición del Tránsito de Venus[editar]

En 1716 el astrónomo inglés Edmund Halley propuso un método para medir la distancia Tierra-Venus aprovechando el tránsito de Venus que se iba a producir en 1761. Astrónomos de todo el mundo, incluida España, intentaron medir el Tránsito de Venus de 1761 pero las mediciones resultaron imprecisas. En 1769 habría otra oportunidad, reto que abordaron 150 astrónomos de todo el mundo, pues este evento no se repetiría en 120 años. Jorge Juan había planificado una expedición para realizar esta medición desde California (Nueva España) pero no pudo ser él, sino Vicente Doz y Funes, quien dirigió la expedición que salió de Cádiz en 1769 y el 3 de junio midieron desde la costa de California (Nueva España) el fenómeno astronómico. En esta expedición iba acompañado por Salvador Medina y algunos astrónomos franceses.[17]​ Finalmente la medición de Vicente Doz y Funes sería la más precisa de las realizadas en 1769. Los resultados pusieron fin al problema de la determinación exacta de la escala del sistema solar.[18]

Siglo XIX[editar]

En el siglo XIX la comunidad internacional decidió hacer una carta del cielo, la Carte du Ciel, y para ello se construyeron 18 telescopios, que se repartieron entre los observatorios más relevantes de la época, siendo Real Observatorio de Cádiz uno de ellos.[19]

Los invasores franceses de 1808 destruyeron el Real Observatorio de Cádiz, quemaron el telescopio de Herschel y estropearon los libros, aunque se logró salvar de tapadillo una parte de la colección de instrumentos, que se había comprado en comisiones específicas por Europa. Tras la guerra las actividades puramente astronómicas fueron transferidas a una nueva institución, el Real Observatorio de Madrid, bajo la dirección de Domingo Fontán.

En 1835 reaparece el cometa Halley, disparándose el interés por la astronomía y provocando un aumento de los recursos económicos para esta área.[20]​ En 1854, el Real Observatorio de Madrid, bajo la dirección de Antonio Aguilar, instala el círculo meridiano de Repsold y en 1858 la montura ecuatorial Merz, iniciándose una etapa de trabajos astronómicos, geodésicos y meteorológicos. En marzo de 1904 el Real Observatorio de Madrid fue agregado al ahora llamado Instituto Geográfico Nacional, transfiriendo con ello las competencias como primera institución española en astronomía.[21]

Siglo XX[editar]

Reportaje-entrevista a Emilio Herrera en la revista Estampa en 1932

El 28 de mayo de 1900 se produce un eclipse total de Sol cuya franja de totalidad cruza la península ibérica. Este eclipse es el comienzo de una nueva etapa en el Real Observatorio de Madrid. Para observar el eclipse se encargan dos telescopios refractores de unos 20 cm al constructor irlandés Howard Grubb.[22][20][22]​ De esta misma casa se instala otro telescopio gran ecuatorial en 1912.[22]

También destacó el Observatorio Fabra. El 20 de marzo de 1915, el científico catalán José Comas y Solá descubría el asteroide 804 y le ponía de nombre Hispania, siendo el primero descubierto por científicos españoles y al que seguirían otros descubrimientos.[23]​ Ideó un procedimiento fotográfico para reconocerlos y un nuevo método por el cálculo de las órbitas de estos astros.

En los años 30 se produjo la llamada Carrera a la Estratosfera, que fue el origen de la posterior Carrera espacial.[24]Emilio Herrera construyó un globo capaz de superar los 26.000 metros,[25]​ en la estratosfera, una altura a la que nadie había llegado antes y superaba ampliamente el récord de 16.200 metros establecido por Auguste Piccard en 1932. Para poder sobrevivir a este viaje inventó la escafandra estratonáutica.[26][27]​ En 1936, el proyecto financiado por la Fundación de Investigaciones Científicas y Ensayos de Reformas (FENICER),[28]​ antecesora del CSIC, estaba completado, el globo y el traje estaban construidos y a punto de emprender el vuelo cuando estalló la Guerra Civil, lo cual puso punto final al proyecto. Herrera se exilió a Francia, donde vivió de sus patentes y siguió con sus investigaciones.[26]​ La NASA ofreció a Herrera trabajar en su programa espacial a cambio de «un cheque sin limitaciones de ceros», pero éste declinó la oferta ya que la NASA no aceptó una de sus peticiones, llevar la bandera española. Finalmente reclutó a uno de sus colaboradores, Manuel Casajust.[27]​ También diseñó varios proyectos espaciales. En 1932, Emilio Herrera presentó el proyecto para un viaje tripulado a la Luna,[29]​ el cual mejoraría años más tarde.[30]​ También diseñaría proyectos para el lanzamiento de varios satélites artificiales.[25]

La llegada de la dictadura provocó el exilio de varios destacados astrónomos como Pedro Carrasco Garrorena, descubridor de una nueva línea en el espectro de la corona solar, y su hermano Rafael,[31]​ director del Real Observatorio de Madrid[20]​ y descubridor del cometa (1932) Carrasco y del asteroide (1644) Rafita.

En 1979 comenzaría a operar el primer radiotelescopio español, en el Centro Astronómico de Yebes, de 14 metros de diámetro y un receptor de 90 GHz que, con excepción de la antena, suministrada por una empresa norteamericana, había sido construido, instalado y puesto en funcionamiento únicamente por científicos e ingenieros españoles del Instituto Geográfico Nacional, en un proyecto liderado por el ingeniero Alberto Barcia Cancio y el astrónomo Jesús Gómez González.[32]

Los cohetes sonda[editar]

Durante las décadas de 1970 y 1980, se realizaron numerosos lanzamientos de cohetes sonda suborbitales desde la base de El Arenosillo,[33]​ el más avanzado de los cuales fue el INTA-300.

También en 1966 un equipo de 7 jóvenes liderados por José Luis Torres Cuadra,[34]​ asociándose bajo el nombre de Comité Juvenil de Investigación Espacial, se propuso lanzar un cohete suborbital desde Almería, denominado España-1 con fecha de lanzamiento esperada en verano de 1968 con un empuje de 2500 kg (24,5 kN)[35]​ y que alcanzaría un apogeo de 90 km, empleando peróxido de hidrógeno, metanol, e hidrato de hidrazina.[36]​ El Ministro del Aire, general Lacalle, se opuso al proyecto argumentando que España ya contaba con un centro de lanzamiento en El Arenosillo ordenando que el cohete fuese requisado y fundido.[37][35]​ En ese momento el equipo ya había realizado varios lanzamientos de pruebas, incluyendo el lanzamiento del ratón Adolfo a bordo del cohete Urci II.[38]

La construcción de satélites artificiales[editar]

El 15 de noviembre de 1974 se lanza el Intasat-1, primer satélite español,[39]​ en un cohete Delta estadounidense.

El programa Capricornio[editar]

Maqueta de un cohete Capricornio en el Museo del Aire de Cuatro Vientos

A principios de la década de 1990, con Enrique Trillas como director del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, el programa espacial español recibió un nuevo impulso, se lanzó el INTA-100 y se creó una versión mejorada del INTA-300, el INTA-300B que allanaría el camino hacia la construcción de un lanzador orbital de microsatélites (hasta 50 kg), bajo el Programa Capricornio y se aprobó la construcción del Centro de Lanzamiento Espacial de La Isla de El Hierro. Fue en esta época en que varias universidades españolas se interesaron por los microsatélites, pero al final, solo los hicieron la Universidad Politécnica de Madrid (el UPM/LB-Sat 1 en 1995), y el propio INTA, con el Minisat 01, que comenzó en 1990. Tras las Elecciones generales de España de 1996 la dirección del INTA fue cambiada y se produjo una reducción en la actividad, que incluyó la cancelación del Programa Capricornio, el cual estaba previsto que transportase el Minisat 01. Finalmente el Minisat 01 fue puesto en órbita desde Canarias por un cohete Pegasus XL estadounidense y el Minisat 02 fue cancelado.[40]

Siglo XXI[editar]

En el año 2001 se constituye Hisdesat, con el objetivo inicial de dotar al Ministerio de Defensa de telecomunicaciones seguras por satélite.[41]​ Entre 1964[42]​ y 2011[41][43]​ España contó con un Programa Nacional de Espacio (PNE),[44]​ como parte del Plan Nacional de I+D+i, pero no fue renovado desde entonces. En la actualidad junto, a las más asentadas como GMV o Hispasat, empresas del sector NewSpace, como PLD Space intentan hacerse un hueco en la industria espacial. En el año 2020 el Instituto Galego de Física de Altas Enerxías (IGFAE) instaló el Observatorio de Rayos Cósmicos Antártico (ORCA) en la Base Antártica Juan Carlos I.[45][46]

Hitos[editar]

Satélites[editar]

El 15 de noviembre de 1974 España puso en órbita su primer satélite, el Intasat-1, siendo también el primero de fabricación española. Desde 1968 el INTA ha desarrollado varios programas de satélites científicos pero en la mayoría de los casos de pequeño tamaño, como el Programa Intasat, el Programa Minisat, el Programa Nanosat o el Programa Microsat. Esta continuidad ha permitido que no se pierda el conocimiento para desarrollar este tipo de tecnología. En la actualidad el sucesor de estos es el Programa de Constelaciones de Pequeños Satélites que tiene como objetivo lanzar constelaciones de nanosatélites con objetivos de observación de la Tierra.

Las universidades también han desarrollado en colaboración con el INTA varias iniciativas como el UPM-Sat o el Xatcobeo.

También hay que destacar el Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite (PNOTS), que consta de dos satélites: Paz e Ingenio con usos científicos y de defensa.

Además, el estado español cuenta con el servicio del Spainsat y el XTAR-EUR, dedicados a comunicaciones militares y gubernamentales. Ambos serán reemplazados por los satélites de nueva generación Spainsat NG I y II.

En cuanto a la iniciativa privada, la empresa Hispasat, dedicada a las telecomunicaciones vía satélite, cuenta con varios satélites geoestacionarios en servicio, y el programa Amazonas, con varios satélites dedicados al mercado hispano-americano. También se encuentra operativo el Deimos-2, perteneciente a la empresa Deimos Imaging capaz de tomar imágenes de muy alta resolución, cuya función es la observación de la Tierra y el seguimiento de catástrofes.

Astronautas[editar]

España ha contribuido con un astronauta, Pedro Duque, que salió al espacio por primera vez el 29 de octubre de 1998, en la misión STS-95 a bordo del transbordador Discovery, y por segunda vez en la misión «Cervantes», en 2003, habitando durante diez días la Estación Espacial Internacional. Actualmente, continúa formando parte de la plantilla de astronautas de la ESA. El Cuerpo Europeo de Astronautas es un programa opcional de la ESA y por lo tanto el número de astronautas de cada país que lo compone se decide en función de su aportación al presupuesto de este programa.

Como parte de la Promoción de astronautas de la ESA de 2022, España cuenta con dos candidatos a astronauta, Pablo Álvarez Fernández y Sara García Alonso, ésta última en calidad de reserva.[47][48]

Cohetes y sistemas de acceso al espacio[editar]

La situación de la astronáutica en España está a un nivel menor al que corresponde su nivel tecnológico, minimizando su verdadera capacidad de lanzamiento de cohetes y satélites. La empresa privada intenta superar esta carencia con diversos proyectos como son PLD Space, que desarrolla los cohetes Miura 1 (suborbital) y el Miura 5 (orbital) así como el motor TEPREL; Zero 2 Infinity, que cuenta con el Bloostar (orbital); y Pangea Aerospace, que trabaja en un lanzador orbital denominado Meso con motor tipo aerospike hecho con impresión 3D.[49]​ El 1 de marzo de 2017, Zero 2 Infinity realizó la primera prueba suborbital exitosa de lanzamiento de primer cohete, un prototipo del Bloostar desde las proximidades de El Arenosillo.[50]​ En una fase más inicial se encuentra Celestia Aerospace con su Space Arrow CM, solución basada en un cohete de 3 etapas lanzado desde un avión caza MiG-29UB.

Observación[editar]

En 1769, Vicente Doz y Funes, siguiendo los planes de Jorge Juan, midió el Tránsito de Venus de 1769 desde San José del Cabo, en la costa de California (Nueva España), y con ello calculó por primera vez de forma precisa la distancia entre el Sol y la Tierra.[51]

En el año 2014, el instrumento español llamado CAFE (por las siglas en inglés de Calar Alto Fiber-fed Échelle spectrograph), instalado en el telescopio de 2,2 metros del Observatorio de Calar Alto (IAA, CSIC) confirmó que Kepler-91b es un exoplaneta.[52]​ Desde entonces ha descubierto múltiples exoplanetas, empleando principalmente el espectógrafo CARMENES que fue instalado en el año 2016.

En el año 2020, un equipo liderado por investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y en el que participan investigadores del Centro de Astrobiología (CAB) ha confirmado la existencia de Próxima Centauri b, el planeta extrasolar más cercano a la Tierra.[53]

Exploración[editar]

En el Centro de Astrobiología (CAB) se desarrollan muchos de los instrumentos utilizados en misiones espaciales a Marte y asteroides. El 6 de agosto de 2012 la estación meteorológica Estación de Monitoreo Ambiental de Rover (en inglés, Rover Environmental Monitoring Station, REMS) a bordo del rover Curiosity fue el primer instrumento o dispositivo de fabricación española en llegar a Marte.[54]​ En el año 2020 el CAB alcanzó las 3 misiones activas en Marte de forma simultánea.[55]

Instituciones[editar]

CDTI[editar]

El Centro para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación gestiona proyectos espaciales de España en el ámbito civil, incluyendo grandes instalaciones científicas. Lo realiza a través de la Subdirección de Espacio,[56]​ la cual no cuenta con presupuesto independiente. La participación española en las principales organizaciones espaciales internacionales (Agencia Espacial Europea (ESA), Comisión Europea, agencias meteorológicas europeas EUMETSAT y ECMWF) es gestionada por el CDTI.[57]​ El CDTI ejerce de intermediario y presta apoyo económico, pero no cuenta con centros de investigación ni de desarrollo propios, delegando esta actividad principalmente a empresas privadas, y también al INTA en menor medida.

Entre los programas financiados por el CDTI se encuentran:[58]

Participación en la ESA[editar]

Acuerdos de la Estación Espacial Internacional del 29 de enero de 1998

España forma parte de la Agencia Espacial Europea desde su fundación en 1975. La ESA posee un centro en España, el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC), en Villanueva de la Cañada (Madrid). El ESAC ha sido elegido como sede de los Centros de Operaciones Científicas (en inglés Science Operations Centres, SOCs) para las misiones científicas de la ESA, tanto astronómicas como planetarias.[60]​ España también alberga dos estaciones pertenecientes a la red ESTRACK, la de Cebreros y la de Villafranca del Castillo, pero éstas se operan remotamente desde el ESOC en Alemania, y el Laboratorio Europeo de Alta Potencia en Radiofrecuencia, gestionado conjuntamente con el Consorcio Espacial de Valencia (VSC). También mantiene un pequeño programa educativo a través de la Oficina Europea de Recursos para la Educación Espacial (ESERO) liderado en España por el Parque de las Ciencias de Granada.

Contribución[editar]

En 2020 España se ha comprometido a una aportación a la ESA de 1.200 millones de euros hasta 2024, lo que supone un 8,3% del presupuesto que aportarán los estados miembros.[61]

La ESA funciona según el principio denominado «de retorno geográfico»,[62][63]​ es decir, invierte en cada estado miembro un porcentaje equivalente a la contribución de cada país. Generalmente la retribución es mayor que la contribución, ya que la ESA también se financia con el presupuesto de la Unión Europea. El retorno también dependerá de la contribución específica a determinada área o programa. Todos los estados miembros contribuyen a los programas obligatorios en función de su producto nacional bruto. Los otros programas, conocidos como opcionales, solo son de interés para algunos estados miembros, que son libres de decidir su nivel de participación.[64]​ El retorno se hará en base a programas por lo cual, el retorno estará relacionado con aquellas áreas o programas en los que España participa. Dado que España no tiene una agencia espacial propia, la mayoría del retorno llega en forma de contratos con empresas privadas españolas.

Contribución española a la ESA[65]
Área de programas Programas que incluye* Porcentaje
presupuesto
ESA (2016)
Porcentaje
contribución
española (2016)
Lanzadores (Launchers) Ariane
Vega
FLPP
30% 26%
Observación de la Tierra (Earth Observation) Living Planet
Copérnico
19% 20%
Programa científico (Scientific programme) Cosmic Vision 13% 27%
Vuelo espacial humano (Human spaceflight) Cuerpo Europeo de Astronautas
Aurora
9% 1%
Telecomunicaciones y aplicaciones integradas (Telecom & integrated applications) ARTES 9% 5%
Actividades básicas (Basic Activities) 6% 12%
Presupuesto general (General budget) 6% 3%
Exploración robótica y Prodex (Robotic exploration & Prodex) Prodex 5% 4%
Soporte de tecnologías (Technology support) 2% 2%
Navegación (Navigation) EGNOS
Galileo
1% 0,04%
Seguridad Espacial (Space Safety) Conciencia Situacional Espacial 0% 0,3%
Total 100% 100%

* Lista incompleta


Participación[editar]

Hasta la fecha (2020) ha habido dos misiones europeas lideradas desde España: el satélite de observación de la Tierra SMOS, lanzado en el 2009 para analizar la humedad en los continentes y la salinidad en los océanos, y el telescopio de búsqueda de exoplanetas CHEOPS.[61]​ En este caso además se ha utilizado como base la plataforma creada para el satélite SeoSat. También está previsto que la misión Solar Orbiter se dirija desde el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC).[66]

Inicialmente la colaboración española en los programas espaciales europeos se gestionaba a través del INTA y al crear la ESA se hizo cargo de esta responsabilidad la Comisión Nacional de Investigación del Espacio (CONIE),[67]​ pero España era el único país miembro de la ESA cuya delegación estaba encabezada y formada casi exclusivamente por militares, mientras el resto de países mantenían sus actividades espaciales encuadradas en ministerios u organismos autónomos civiles, y en sus delegaciones figuraban primordialmente científicos, representantes de la industria y diplomáticos. Esto provocaba malestar en la propia agencia, creada con fines «exclusivamente pacíficos», según consta en su convención.[68]​ Por ello la conocida como Ley de la Ciencia de 1986 dio por extinguida la CONIE y a partir de esa fecha la representación se gestiona a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), adscrito al Ministerio de Ciencia y por lo tanto civil.[69]

Participación científica*
Misión Nivel participación Participación
INTEGRAL (2002) Liderazgo instrumento Primer liderazgo de instrumento[65]

LAEFF-INTA. Instrumento Optical Monitoring Camera (OMC)[70]

SMOS (2009) Liderazgo misión Primera misión liderada por España[71]
Gaia (2013) Liderazgo instrumento Responsables sistema crítico y colaboración en procesado y simulación de datos[65]
LISA Pathfinder (2015) Colaboración instrumento ICE, IEEC. Ordenador de a bordo, sistemas de diagnóstico y software de control de ambos[72]
ExoMars 2016 (2016) Liderazgo instrumento

IAA. CoIP instrumento SOIR-NOMAD[73]

INTA. Instrumento MIRTIS[73]

CAB. Instrumento LIN-ARES[73]

BepiColombo (2018) Colaboración instrumento IAA. Contribución al láser altímetro (BELA)[65]

CAB. Participación en el espectrómetro de rayos X (MIXS)[74]

CHEOPS (S1, 2019) Liderazgo instrumento Primer liderazgo plataforma completa[65]

IAC, ICE, CAB. Representantes en el Comité del Consorcio y Equipo Científico[65][75]

Basado en plataforma SeoSat/Astrobus AS250

Solar Orbiter (M1, 2020) Liderazgo instrumento

Liderazgo 3 subsistemas y 2 instrumentos[65]

UAH. Investigador principal del instrumento Detector de Partículas Energéticas (EPD)[65][76]

IAA-IAC-INTA. CoIP del instrumento magnetómetro PHI[77][76]

Euclid (M2, P2022) Colaboración instrumento IAC, ICE. Contribución al fotómetro NISP[65][78]​ y segmento terreno científico[79][73]
ExoMars 2022 (P2022) Desarrollo instrumento CAB. Desarrollo instrumento Espectrómetro Láser Raman (RLS)[80]
JUICE (L1, P2022) Colaboración instrumento IAA. Contribución a la cámara (JANUS) y láser altímetro (GALA)[65][81]
PLATO (M3, P2026) Colaboración instrumento CAB. Responsables de los planos focales de los telescopios (32+2), incluida su electrónica.[65][82][73]
ATHENA (L2, P2028) Colaboración instrumento IFCA, CAB. Contribución al calorímetro criogénico X-IFU[65]

* Lista incompleta
Nota: El nivel de participación puede consistir en:

  • Liderazgo Misión
  • Desarrollo instrumento. Desarrollo en solitario
  • Liderazgo instrumento. Desarrollo conjunto con otros institutos
  • Colaboración instrumento. Desarrollo conjunto con otros institutos liderado por otro
Participación industrial*
Programa/Misión Participación
Programa Copérnico (1998-Actualidad) Airbus Defence and Space. GMV, Indra Sistemas, SENER, Thales España, Elecnor Deimos y otras. Construcción satélites[83]
Gaia (2013) SENER. Deployable Sunshield Assembly[73]

EADS-CASA. Phased Array Antenna[73]

CRISA. PLM Proximity Electronics Module[73]

FLPP (2016) PLD Space. Contratista principal para el proyecto «Liquid Propulsion Stage Recovery» (LPSR).[84]
BepiColombo (2018) SENER/RYMSA. Medium Gain Antenna Major Assembly (MGAMA) and High Gain Antenna Pointing Assembly (HGA APA)[73]

CRISA. Power Supply and Control Unit for the Solar Electric Propulsion SEPS PPU[73]

CHEOPS (S1, 2019) EADS-CASA. Contratista principal del satélite[65]
SMILE (P2023) Airbus Defence and Space. Módulo de Carga Útil[85]
Hera (P2024) GMV. Sistema de guiado, navegación y control[72]
Earth Return Orbiter (P2026) Airbus. Sistema de control de potencia de la propulsión[86]

* Lista incompleta

INTA[editar]

LogoINTA.gif

El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial «Esteban Terradas» (más conocido como INTA) es un organismo autónomo de España con la consideración de organismo público de investigación, adscrito a la Secretaría de Estado de Defensa del Ministerio de Defensa. Pese a ser un organismo de investigación la publicación de sus investigaciones es muy limitada,[87]​ con solamente 23 publicaciones científicas en el último año según Nature Index,[88]​ ocupando la posición 3987 según SCImago Institutions Rankings, por debajo de la mayoría de universidades españolas, que cuentan con menos recursos.[89]

El INTA está especializado en la investigación y el desarrollo tecnológico, de carácter dual, en los ámbitos de la aeronáutica, espacio, hidrodinámica, seguridad y defensa. Fue fundado el 7 de mayo de 1942[90]​ por Esteban Terradas, ingeniero naval, industrial y aeronáutico.[91]​ Su sede central se encuentra en Torrejón de Ardoz, Madrid.[92]​ De su partida presupuestaria, casi un 60% se destina a equipamiento científico y tecnológico.

En 1986 el gobierno realizó un intento de que INTA absorbiese las funciones propias de una agencia espacial pero ese intento se revirtió en 1996. En la actualidad no cumple ninguna de las características[93]​ de una agencia espacial:[94]​ no fija política espacial, ni gestiona una parte significativa del presupuesto español de espacio, ni representa a España en foros internacionales.[95]

Participación en el Programa Galileo[editar]

La participación española en el Programa Galileo está gestionada por el Ministerio de Fomento. El Campus de Torrejón de Ardoz, del INTA, alberga el Centro Europeo de Servicio GNSS (GSC) que da soporte técnico a los usuarios de la red Galileo.

Participación en EUMETSAT[editar]

La Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos o EUMETSAT (en inglés European Organisation for the Exploitation of Meteorological Satellites) es una organización intergubernamental con sede en Darmstadt (Alemania), que reúne a 30 estados miembros europeos, incluida España. Su misión es establecer, mantener y operar sistemas europeos de satélites meteorológicos. EUMETSAT es responsable de lanzar y operar satélites, así como de entregar datos a los usuarios finales mientras contribuye a la observación del clima y la detección del cambio climático. EUMETSAT gestiona una flota de satélites colocados en órbita geoestacionaria (Meteosat de segunda generación) y polar (MetOp). España formar parte de ella desde su fundación en 1986 y cuenta con un 8,41% de los votos de acuerdo a su contribución económica al programa.[96]​ La representación institucional se divide entre el CDTI y AEMET.

Otras instituciones[editar]

El CSIC cuenta con tres centros dedicados a la exploración espacial, el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) y el Instituto de Astronomía y Geodesia (IAG), ambos en Granada, y el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE) en Barcelona. También participa en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), en este caso de forma conjunta con otras instituciones. Además el IAA gestiona la red de observatorios BOOTES.

El Instituto Geográfico Nacional gestiona el Observatorio Astronómico Nacional de España, formado por el Real Observatorio de Madrid, el Centro Astronómico de Yebes y el Observatorio de Calar Alto.

En lo relativo a la vigilancia espacial, España dispone del Centro Español de Operaciones de Seguimiento y Vigilancia del Espacio (S3TOC) y del Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial (COVE). Ambos están ubicados en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), siendo el primero de carácter civil y el segundo de carácter militar.[97]

Agencia Espacial Española[editar]

La Agencia Espacial Española es una futura agencia estatal cuya sede estará ubicada en Sevilla, cuya creación fue anunciada por el Gobierno de España el 27 de mayo de 2021[98]​ y que se encargará de gestionar el programa espacial de España. Entre sus funciones se incluyen elaborar una Estrategia Espacial Española, coordinar de forma eficiente los distintos organismos nacionales con responsabilidades en el sector espacial y unificar la colaboración internacional.[99]​ También cuenta con un componente dedicado a la seguridad nacional. Está previsto que su actividad comience en el año 2023[100]​ y que tenga un presupuesto inicial cercano a los 500 millones de euros.[101]

En septiembre de 2022 se aprobó la Ley 17/2022, de 5 de septiembre, que dio habilitación legal para la creación del organismo y que emplaza al Gobierno a aprobar su estatuto antes del 7 de septiembre de 2023.[102]

Presupuesto[editar]

El presupuesto espacial de España está dividido entre los diferentes programas que lo forman. El presupuesto anual total ronda los 500 millones de euros.[103]​ Cifras en millones de euros.

Año INTA ESA CDTI Galileo AEE Total
2023 ? ?
2022 ? ? -
2021 154,1[104] 223,6[105] ? ? -
2020 189,1[106] 249,5[107] ? ? -
2019 190 202,0 -

Industria privada[editar]

Centros de investigación[editar]

Los centros de investigación desempeñan un papel importante en la actividad espacial, en particular en los programas científicos (exploración del sistema solar, investigación climática, observatorios astronómicos espaciales, etc.) al elaborar tanto las especificaciones de las misiones como la instrumentación, a menudo compleja dado el nivel de minituarizaicón. Los principales centros españoles involucrados en el sector espacial son:

Otras colaboraciones[editar]

Programa/Misión (Año) Participación
Espectrómetro Magnético Alpha AMS-02
(ISS, Consorcio AMS) (2010)
IAC, CIEMAT. Ha participado en el detector RICH (Ring Imaging Cherenkov) y calorímetro ECAL (Electromagnetic Calorimeter).[108][109]
Telescopio espacial James Webb (2021) Centro de Astrobiología ha participado en los instrumentos NIRSpec y MIRI.[110]

Destacados[editar]

Personas[editar]

Las personas a continuación han realizado contribuciones significativas al programa espacial de España:

Instituciones[editar]

Empresas[editar]

Asociaciones[editar]

Programas anteriores destacados[editar]

Programas actuales destacados[editar]

Instalaciones[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Salvador Giner, Jesús. «Azarquiel, el pionero olvidado». www.espacial.org. Consultado el 7 de febrero de 2021. 
  2. a b Eduardo Suárez. «El inventor del telescopio fue un español». www.elmundo.es. Consultado el 6 de febrero de 2021. 
  3. Nick Pelling. «Who Invented the Telescope?». www.historytoday.com. Consultado el 6 de febrero de 2021. 
  4. a b c d Navarro Brotóns, Victor (2001). Largo campo di filosofare: Galileo y España. pp. 809-830. ISBN 84-607-3613-X. 
  5. Fundazioa, Elkano. «Elkano Fundazioa – Situarse en la mar: Instrumentos y técnicas de navegación de la primera vuelta al mundo (3/3)». Elkano Fundazioa. Consultado el 21 de febrero de 2021. 
  6. CRÍTICA, LA. «El arte de navegar en tiempos de la 1ª circunnavegación». LA CRÍTICA. Consultado el 21 de febrero de 2021. 
  7. «El Cielo de Colon». www.astrosafor.net. Consultado el 21 de febrero de 2021. 
  8. Cuesta Domingo, págs. 31-32.
  9. a b «El Cálculo de la longitud geográfica. El secreto de Felipe II que duró 2 siglos.». 18 de octubre de 2015. Consultado el 8 de febrero de 2021. 
  10. Luis J. Sántos Pérez (octubre de 2003). «El Problema De La Longitud Geografica» (pdf). 
  11. «PATRONATO,262,R.3 - Premio a Juan Arias de Loyola por sus investigaciones cosmográficas, precedido por el Regimiento de la altura del este-oeste atribuido a Rui Faleiro (c.1519)». PARES. Consultado el 8 de febrero de 2021. 
  12. «Telescopios: más de 400 años mirando las estrellas». 25 de mayo de 2019. Consultado el 6 de febrero de 2021. 
  13. Press, Digital (21 de enero de 2020). «¿Qué tiene que ver William Herschel con el Real Observatorio de Madrid?». Turismo de Estrellas. Consultado el 6 de febrero de 2021. 
  14. «Una joya en el centro de Madrid: el Real Observatorio Astronómico – Agustín Laviña». cafemontaigne.com. 23 de noviembre de 2017. 
  15. Martínez Ruiz, Enrique (2008). Ilustración, ciencia y técnica en el siglo XVIII español. PUV. p. 373. ISBN 978-84-370-7150-3. 
  16. «Información General Real Observatorio de la Armada». Armada Española. Consultado el 8 de febrero de 2020. 
  17. Wilson, Iris Higbie (1964). «The 1769 Transit of Venus Observed by Velasquez from Lower California». Astronomical Society of the Pacific Leaflets 9 (419): 145. 
  18. de la Ciencia, Juan. «Jorge Juan y Santacilia, el científico español que “acható” la Tierra por los polos.». 
  19. «Los tesoros astronómicos del observatorio más antiguo de España». ELMUNDO. 30 de junio de 2015. Consultado el 6 de febrero de 2021. 
  20. a b c «El beso en la Luna». mizar.blogalia.com. Consultado el 6 de febrero de 2021. 
  21. Nacional, Instituto Geográfico. «Instituto Geográfico Nacional». Geoportal oficial del Instituto Geográfico Nacional de España. Consultado el 6 de febrero de 2021. 
  22. a b c Farfán, Lourdes María Morales. «Real Observatorio Astronómico de Madrid». www.unaventanadesdemadrid.com. Consultado el 6 de febrero de 2021. 
  23. Pedro García Luaces. «1915: Descubrimiento del primer asteroide por científicos españoles». libertaddigital.com. 
  24. Michael G. Smith (24 de agosto de 2015). «A Race to the Stratosphere in 1933». airspacemag.com (en inglés). 
  25. a b https://fcojosenicolas.wixsite.com/tecnofest/emilio-herera
  26. a b «Emilio Herrera, el creador del traje espacial». historia.nationalgeographic.com.es. 23 de mayo de 2020. Consultado el 8 de febrero de 2021. 
  27. a b Vázquez-Poletti, José Luis; UCM (9 de junio de 2012). «Antes de llegar al Espacio, la estratosfera». es.rbth.com. Consultado el 8 de febrero de 2021. 
  28. «Católicos y científicos: Emilio Herrera Linares». 14 de noviembre de 2012. Consultado el 8 de febrero de 2021. 
  29. López-Ocón, Leoncio (8 de mayo de 2016). «De Madrid al cielo en abril de 1932: interés popular por la astronáutica y la labor de Emilio Herrera». Consultado el 8 de febrero de 2021. 
  30. «Emilio Herrera: Dentro de 50 años viajaremos con plena seguridad a la Luna. - EMILIO HERRERA LINARES». sites.google.com. Consultado el 8 de febrero de 2021. 
  31. Vaquero, José M. (21 de septiembre de 2015). «La astrofísica española en la primera mitad del siglo xx: los casos de Pedro y Rafael Carrasco Garrorena». Revista Española de Física 29 (3): 40-44. Consultado el 6 de febrero de 2021 – via revistadefisica.es. 
  32. Jesús Gómez González. «Apuntes Sobre 30 Años Deradioastronomía En España» (pdf). http://astronomia.ign.es. 
  33. Vázquez Velasco, Mariano (2010). De El Arenosillo al Cedea. INTA. ISBN 978-84-9300-56-5-8. Archivado desde el original el 17 de marzo de 2016. Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  34. «El inventor de armas español amigo de Saddam». Consultado el 2 de septiembre de 2021 – via www.youtube.com. 
  35. a b «José Luis Torres: "Queríamos lanzar un cohete a la luna"». 23 de julio de 2019. Consultado el 2 de septiembre de 2021 – via www.rtve.es. 
  36. «La pintoresca historia de José Luis Torres Cuadra, constructor de cohetes». Foro del HackLab Almería. 27 de noviembre de 2016. Consultado el 2 de septiembre de 2021. 
  37. Manuel León (13 de enero de 2019). «El cohete almeriense con el que soñó toda España». La Voz de Almería. 
  38. «ABC SEVILLA 24-01-1967 página 25 - Archivo ABC». abc. 21 de agosto de 2019. Consultado el 2 de septiembre de 2021. 
  39. Ruiz Sanz, Patricia. «Intasat: Historia Del Primer Satélite Español». www.inta.es. INTA. Archivado desde el original el 8 de julio de 2012. Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  40. Mónica Salomone (26 de diciembre de 1999). «Los proyectos del INTA no despegan». elpais.com. 
  41. a b El Espacio En España Plan Estratégico Para El Sector Espacial(2007-2011) (pdf). noviembre de 2006. 
  42. José M. Dorado, Manuel Bautista; Pedro Sanz-Aránguez (Agosto de 2002). Spain in SpaceA short history of Spanish activity in the space sector. 
  43. Maurici Lucena Betriu (20 de diciembre de 2006). «Plan Estratégico Plan Estratégico para el sector espacial español para el sector espacial español(2007--2011)». 
  44. «Volumen II: Áreas prioritarias». Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2004-2007 (Madrid: Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología): 153-168. 2003. 
  45. «Nuevo detector de rayos cósmicos en la Antártida». Agencia SINC. Consultado el 23 de febrero de 2021. 
  46. «Un detector de rayos cósmicos gallego en la Antártida». 3 de febrero de 2020. Consultado el 23 de febrero de 2021. 
  47. InfoEspacial. «Pablo Álvarez y Sara García, los dos nuevos astronautas españoles de la ESA». Infoespacial. Consultado el 24 de noviembre de 2022. 
  48. «Dos españoles en la selección de astronautas de la ESA de 2022». Eureka. 23 de noviembre de 2022. Consultado el 24 de noviembre de 2022. 
  49. «Pangea Aerospace: El largo camino hacia el despegue de un cohete». www.capital.es. 16 de agosto de 2019. 
  50. «Zero 2 Infinity Successfully Launches its First Rocket from the Edge of Space». zero2infinity.space (en inglés). 13 de marzo de 2017. 
  51. «Observando Venus desde California (1769): documentos del marino y astrónomo Vicente Doz - Blog de la Cultura y el Patrimonio Histórico». Consultado el 6 de febrero de 2021. 
  52. «Confirmado por una investigación española: Kepler-91b es un exoplaneta». abc.es. 12/08/2014. 
  53. «Un proyecto liderado desde Canarias confirma la existencia del exoplaneta Próxima b». diariodeavisos.elespanol.com. 26 de mayo de 2020. 
  54. «El primer instrumento español en Marte: qué es y para qué sirve». abc.es. 06/08/2012. 
  55. «El Centro de Astrobiología se prepara para viajar a Marte por tercera vez». noticiasdelaciencia.com. 26 de julio de 2020. 
  56. «Espacio nacional - Información general». cdti.es. 
  57. «Entrevista a Jorge Lomba». perspectivacdti.es. 12 de diciembre de 2017. 
  58. «Financiación Empresarial y Servicios Avanzadosen apoyo a las empresas». tecnologiaeinnovacion.defensa.gob.es. 
  59. «Programa SST/S3T». defensa.gob.es. 
  60. «Science Operation Centres». esa.int. 
  61. a b «España aspira a convertirse en una potencia espacial». www.lavanguardia.com. 29 de noviembre de 2019. 
  62. «Datos de la ESA». 
  63. «ESA, an intergovernmental customer». www.esa.int. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  64. «La ESA reduce presupuesto un 2,8% para 2021 a 6 490 millones de euros». El Comercio. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  65. a b c d e f g h i j k l m María del Pilar Román Fernández (12 de febrero de 2016). «Participación de España en la ESA» (pdf). 
  66. «El ESAC, en Madrid, será responsable de la misión europea Solar Orbiter». 15 de enero de 2020. 
  67. Fernando Davara Rodríguez; David Ramírez Morán. «Evolución del sector espacial en España. el entorno industrial y científico». Cuadernos de estrategia (170): 21-52. ISSN 1697-6924. Archivado desde el original el 2015. 
  68. «Crisis en las relaciones de España con la Agencia Espacial Europea por falta de rentabilidad científica e industrial». elpais.com. 13 de octubre de 1983. 
  69. «Ley 13/1986, de 14 de abril, de Fomento y Coordinación General de la Investigación Científica y Técnica.». Boletín Oficial del Estado (Madrid) (93): 13767-13771. 18 de abril de 1986. Consultado el 28 de julio de 2020. 
  70. «INTEGRAL - eoPortal Directory - Satellite Missions». directory.eoportal.org. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  71. «SMOS, la primera misión de la ESA que lidera España.». www.esa.int. Consultado el 2 de marzo de 2021. 
  72. a b Pérez, Enrique (28 de febrero de 2021). «Del MEDA a las antenas de Robledo: la tecnología 'made in Spain' que ayuda a explorar el Sistema Solar y más allá». Xataka. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  73. a b c d e f g h i j María del Pilar Román Fernández (9 de julio de 2010). «Situación de los programas de ciencia y exploración robótica de la ESA» (pdf). 
  74. «BepiColombo - Satellite Missions - eoPortal Directory». directory.eoportal.org. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  75. «CHEOPS - Satellite Missions - eoPortal Directory». directory.eoportal.org. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  76. a b «Solar Orbiter Mission - Satellite Missions - eoPortal Directory». directory.eoportal.org. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  77. «SOPHI (Solar Orbiter)». Instituto de Astrofísica de Canarias • IAC. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  78. «Memoria IAC 2017». 
  79. «Euclid - eoPortal Directory - Satellite Missions». directory.eoportal.org. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  80. «ExoMars 2022 - Satellite Missions - eoPortal Directory». directory.eoportal.org. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  81. «JUICE - eoPortal Directory - Satellite Missions». directory.eoportal.org. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  82. «PLATO - Satellite Missions - eoPortal Directory». directory.eoportal.org. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  83. admin (16 de febrero de 2016). «Participación española en el Programa COPERNICUS de la ESA». Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  84. «La ESA confía a la española PLD Space su proyecto de cohete reutilizable». europapress.es. 3 de marzo de 2016. Consultado el 27 de mayo de 2018. 
  85. «Airbus en España gana el contrato SMILE para estudiar el clima espacial». tedae.org. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  86. «Earth Return Orbiter’s first step to Mars». Airbus. 
  87. Salomone, Monica (26 de diciembre de 1999). «Los proyectos del INTA no despegan». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 20 de junio de 2022. 
  88. «National Institute for Aerospace Technology (INTA)». www.natureindex.com. Consultado el 22 de enero de 2021. 
  89. «Instituto Nacional de Tecnica Aeroespacial Esteban Terradas * Ranking». www.scimagoir.com. Consultado el 22 de enero de 2021. 
  90. «El INTA cumple 75 años». Actualidad Aeroespacial. 20 de mayo de 2017. Consultado el 20 de junio de 2022. 
  91. «Efemérides - INTA». 
  92. «Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban Terradas (INTA) - Directorio y organigramas». administracion.gob.es. Consultado el 20 de junio de 2022. 
  93. @Wicho (7 de enero de 2022). «La Agencia Espacial Española ya existe… en el BOE». Microsiervos. Consultado el 20 de junio de 2022. 
  94. @Wicho (15 de junio de 2015). «España tendrá su propia agencia espacial». Microsiervos. Consultado el 20 de junio de 2022. 
  95. @Wicho (28 de mayo de 2021). «El Gobierno anuncia –o no– la creación de la Agencia Espacial Española… igual que hizo en 2015». Microsiervos. Consultado el 20 de junio de 2022. 
  96. https://www-cdn.eumetsat.int/files/2020-07/pdf_leg_programmes.pdf
  97. Tarilonte, Elena (Julio/Agosto 2020). «Los vigilantes del ESPACIO ULTRATERRESTRE». Revista Española de Defensa: 34-37. 
  98. «El Gobierno anuncia por sorpresa la creación de una Agencia Espacial Española que Duque había descartado». ELMUNDO. 27 de mayo de 2021. Consultado el 27 de mayo de 2021. 
  99. https://www.sepg.pap.hacienda.gob.es/Presup/PGE2023Proyecto/MaestroTomos/PGE-ROM/doc/L_23_A_G28.PDF
  100. Press, Europa (9 de junio de 2022). «Sánchez confirma que la Agencia Espacial Española estará operativa en 2023 y su sede fuera de Madrid». www.europapress.es. Consultado el 11 de septiembre de 2022. 
  101. InfoEspacial. «La Agencia Espacial Española tendrá un presupuesto de 500 millones y su sede se elegirá en noviembre». Infoespacial. Consultado el 30 de septiembre de 2022. 
  102. Jefatura del Estado (6 de septiembre de 2022), Ley 17/2022, de 5 de septiembre, por la que se modifica la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (Ley 17/2022), pp. 123852-123922, consultado el 19 de septiembre de 2022 .
  103. «Una agencia espacial española por sorpresa y en el aire». abc. 28 de mayo de 2021. Consultado el 29 de mayo de 2021. 
  104. «El presupuesto del INTA desciende un 18%, hasta los 154 millones - Noticias Infoespacial España». infoespacial.com. 
  105. «La ESA reduce su presupuesto para 2021». 
  106. «Presupuestos Generales Del Estado Organismos Autónomo». 
  107. «España, quinto contribuyente de la ESA». 17 de enero de 2020. Consultado el 18 de enero de 2021. 
  108. «Espectrómetro Magnético Alpha (AMS-02)». 
  109. «Espectrómetro Magnético Alpha». Instituto de Astrofísica de Canarias • IAC. Consultado el 28 de febrero de 2021. 
  110. https://www.madrimasd.org/blogs/astrofisica/2021/11/18/134861
  111. «Biografia de Enrique Trillas». www.biografiasyvidas.com. Consultado el 18 de enero de 2021. 
  112. Rivera, Alicia (7 de abril de 1992). «Lanzado con éxito el cohete lanzador español 'Inta-100'». Consultado el 18 de enero de 2021 – via elpais.com. 
  113. Trillas, Enric (7 de noviembre de 1993). «A propósito del lanzamiento del cohete español». Consultado el 18 de enero de 2021 – via elpais.com. 
  114. Calvo, Luis (15 de noviembre de 2014). «INTASAT, el primer satélite español: Los protagonistas». Consultado el 18 de enero de 2021.