Princesas Disney

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Princesas de Disney»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Princesas Disney.

Princesas Disney es una franquicia de The Walt Disney Company creada por Andy Mooney, presidente de Disney Consumer Products, al final de los años 1990. La franquicia se caracteriza por una serie de heroínas que aparecen en las películas de Disney. Comercializa muñecas, vídeos musicales, prendas de vestir, disfraces, artículos decorativos, juguetes y una variedad de otros productos, sin dejar de considerar las películas mismas que son su eje principal.[1]

Lista de Princesas[editar]

Blancanieves[editar]

Blancanieves
Personaje de Blancanieves y los siete enanitos
Creador(es) Hermanos Grimm
Información
Sexo Femenino
Edad 14 años
Ocupación Princesa
Cónyuge El Príncipe Fernando[2]
Familiares La Reina Grimhilde (madrastra, fallecida en el final de la película de Disney)
La Reina Buena (madre anónima, fallecida)
El Rey (padre anónimo, fallecido)
[editar datos en Wikidata]

Cenicienta[editar]

Cenicienta
Personaje de La Cenicienta
Creador(es) Charles Perrault
Información
Alias Princesa Cenicienta
Sexo Femenino
Edad 19 años
Ocupación Princesa
Cónyuge Príncipe Enrique
Familiares Lady Tremaine (madrastra)
Drizella (hermanastra mayor)
Anastasia (hermanastra menor)
Madre anónima (fallecida)
Padre anónimo (fallecido)
El padre del Príncipe Enrique (suegro)
La madre del Príncipe Enrique (suegra, fallecida)
[editar datos en Wikidata]

Aurora[editar]

Aurora
Personaje de La Bella Durmiente y Maléfica
Creador(es) Charles Perrault y Hermanos Grimm
Interpretado por Sarah Bolger (en Once Upon a Time)
Elle Fanning (en Maléfica)
Información
Alias Princesa Aurora, Rosa, La Bella Durmiente
Sexo Femenino
Edad 16 años
Ocupación Campesina
Princesa
Cónyuge Príncipe Felipe
Hijos Audrey (Descendants)
Familiares El Rey Estéfano (padre)
La Reina Flor (madre)
Flora, Fauna y Primavera (las tres ilustres y buenas hadas madrinas)
El Rey Huberto (suegro)
La madre del Príncipe Felipe (suegra, fallecida)
Maléfica (bruja madrina)
[editar datos en Wikidata]

Ariel[editar]

Ariel
Personaje de La Sirenita
Información
Alias Princesa Ariel, La Sirenita
Sexo Femenino
Edad 16 años
Título Princesa
Cónyuge El Príncipe Eric
Hijos La Princesa Melody
Familiares

Rey Tritón (Padre)
Reina Atenea (Madre, fallecida)
Attina, Aquata, Arista, Andrina, Adella y Alana (Hermanas mayores)
Poseidon (Abuelo)
Neptuno (Bisabuelo)
Úrsula (Tía, hermana del Rey Tritón)

Morgana (Tía, hermana del Rey Tritón y de Úrsula)
[editar datos en Wikidata]

Bella[editar]

Bella
Personaje de La Bella y la Bestia
Creador(es) Linda Woolverton y Jeanne-Marie Leprince de Beaumont
Información
Sexo Femenino
Edad 17 años
Ocupación Rescatar a la Bestia y romper el hechizo
Título Campesina
Princesa
Cónyuge Bestia/Príncipe Adam
Familiares Maurice (padre)
Madre anónima (fallecida)
[editar datos en Wikidata]

Jasmín[editar]

Jasmín
Personaje de Aladdín
Creador(es) Ron Clements
John Musker
Información
Sexo Femenino
Edad 18 años
Ocupación Princesa
Enemigos Jafar
Cónyuge Príncipe Aladdín
Familiares El Sultan (Padre)
La Sultana (Madre anónima, fallecida)
Cassim (suegro)
La madre anónima de Aladdín (suegra, fallecida)
[editar datos en Wikidata]

Pocahontas[editar]

Pocahontas
Personaje de Pocahontas y Pocahontas II
Creador(es) Glen Keane
Información
Alias Matoaka, Rebecca Rolfe
Sexo Femenino
Edad 18 años
Ocupación Princesa Indígena Norteamericana
Cónyuge John Smith y John Rolfe
Familiares Jefe Powhatan (padre)
Nonoma Winanuske Matatiske (madre anónima, fallecida)
[editar datos en Wikidata]

Mulán[editar]

Fa Mulán
Personaje de Mulán
Creador(es) Robert D. San Souci
Información
Alias Ping
Sexo Femenino
Edad 16 años
Ocupación Guerrera y heroina de China
Cónyuge General Li Shang
Hijos Lonnie Descendants
Familiares Fa Li (madre)
Fa Zhou (padre)
Abuela Fa (abuela)
Nacionalidad china
[editar datos en Wikidata]

Tiana[editar]

Tiana
Personaje de La Princesa y el Sapo
Creador(es) E. D. Baker, Ron Clements, John Musker y Hermanos Grimm
Interpretado por Anika Noni Rose
Información
Alias Tia
Sexo Femenino
Edad 19 años
Ocupación Princesa
Cónyuge Príncipe Naveen
Familiares James (Padre, fallecido)
Eudora (Madre)
El Rey de Maldonia (suegro)
La Reina de Maldonia (suegra)
El Príncipe Ralphie (cuñado)
[editar datos en Wikidata]

Rapunzel[editar]

Rapunzel
Personaje de Enredados
Rapunzel and Flynn Rider at Mickey and the Magical Map 2.jpg
Creador(es) Hermanos Grimm
Interpretado por Mandy Moore
Información
Alias Preciosa
Florecita
Rubita
Sexo Femenino
Edad 18 años
Ocupación Princesa
Cónyuge Eugene Fitzherbert alias Flynn Rider
Familiares El Rey del Reino del Sol (Padre)
La Reina del Reino del Sol (Madre)
La malvada bruja Gothel (Madre falsa, adoptiva y secuestradora, fallecida al final de la película de Disney).
[editar datos en Wikidata]

Mérida[editar]

Mérida
Personaje de Brave
Disneyland Merida and her Bear Cub.jpg
Actriz interpretando a Mérida en Disneyland
Primera aparición Brave
Creador(es) Brenda Chapman
Voz original Kelly Macdonald
Doblador en Hispanoamérica Hiromi Hayakawa
Doblador en España Paula Ribó
Información
Nombre original Merida
Sexo Femenino
Color de pelo rojo
Título Princesa Mérida
Enemigos Mor'du
Familia Los trillizos (Hermanos)
Padres

Reina Elinor (madre)

Rey Fergus (padre)
Nacionalidad Escocés
[editar datos en Wikidata]

Recepción[editar]

La franquicia Disney Princess ha recibido opiniones diversas entre los críticos y los clientes. El 24 de diciembre de 2006, Peggy Orenstein publicó "¿Qué hay de malo en Cenicienta?" en The New York Times.[3] En su artículo, Orenstein discutió sus preocupaciones acerca de los efectos de las princesas sobre las jóvenes. Orenstein utilizó específicamente las princesas de Disney para presentar muchos de sus puntos relacionados con el feminismo. Orenstein destacó asimismo el carácter generalizado y extendido tanto de las mercancías como de los temas sociales y lúdicos relacionados con las princesas Disney. Tamara Weston de Tiempo revista criticó la franquicia, en referencia a las princesas como "damiselas en apuros" y como modelos negativos a seguir para las jóvenes.[4]

Similitudes entre películas Disney[editar]

Los diferentes modelos de mujer de Disney van variando a lo largo de la historia, aun así hay que destacar algunas similitudes entre todos ellos. Tal y como dice Cambell, en todas las historias populares, ya sean mitos o leyendas, siempre hay algo que se repite y que genuinamente tiene que ver con la búsqueda humana del origen del hombre. Cambell descompuso la figura del héroe y las diversas situaciones a las que es sometido para seguir y alcanzar su meta. Éste siempre se encuentra lejos de casa y en constantes amenazas, aunque es ayudado. La heroína tendrá que superar unas pruebas hasta llegar a la última y más difícil. Después de haber pasado por todo, recibirá su recompensa. Los cuentos Disney, están descritos con la misma estructura. Siempre hay un héroe, un ayudante, un malo que dificultará el alcance del objetivo y la ansiada recompensa. En cualquier modo, hay filmes en las que la heroína espera que mágicamente los ayudantes aparezcan, por otro lado, las más modernas, son ellas mismas las que atraviesan el empedrado camino. En los cuentos Disney, la cantidad de signos y símbolos es bastante notable, todos entrelazados a la belleza y opresión, en figuras desde el héroe con cualidades bondadosas, colores claros y cálidos o el villano con la maldad y agresividad de lo oscuro. En definitiva, todo lo bello es lo bueno, lo feo representará todo lo malo. Todo aquello que es aceptado tendrá las cualidades de héroe, por el contrario lo distinto estará enmarcado en un plano marginal.

Prejuicios negativos[editar]

En lo referido a la belleza, hay que diferenciar que siempre serán las jóvenes protagonistas las más bellas de la película, además conservan un halo virginal e inocente. En lo referido a lo oscuro, malvado, peligroso, están “Los malos”. En algunas películas quienes cumplen este rol son verdaderamente mujeres bellas y sensuales aunque más maduras que las protagonistas. Todo esto se puede observar en el maquillaje de tales, por un lado visualizaremos un maquillaje en tonos oscuros, peinado tirante, unos labios saturados, una gama de colores verdes, negros y violetas, siempre relacionado con un papel más erótico que la hermosura y sencillez de la joven adolescente. También pueden ser representados como seres horrendos, pero nunca con bondad. Los príncipes azules tienen unas características bien marcadas, tales como: rasgos bastante varoniles, espaldas anchas, ojos tiernos y comprensivos, suave voz, actitudes caballerescas. Ellos son los que completan la lucha de la protagonista por medio de su valentía.

Segundo renacimiento de Disney[editar]

Desde la película Tiana y el sapo en 2009, la franquicia de las princesas Disney han tenido un nuevo y singular auge tanto en la crítica como comercialmente, además de sus dos premios óscar y un globo de oro, es la película animada más taquillera de la historia y sus muñecas acaban de pasar a Barbie entre las más vendidas. Este resurgimiento vino acompañado de cambios en las películas: No sólo porque desde Enredados todas las películas son por ordenador, sino además han cambiado los estereotipos tan críticados a la franquicia. Del papel de la mujer destaca una transformación desde una damisela en apuros a una protagonista valerosa, siendo el caso más icónico el de Mérida en Brave que rechaza tener un prometido y es la aventurera de la historia, pero no se quedan atrás Rapunzel o Tiana que no esperan ser rescatadas y suelen tomar la acción entre sus manos. Lo más cercano al villano de la película es el príncipe Hans que recrea las mismas actitudes que los príncipes de las películas anteriores, sin embargo las hace para aparentar. Mientras los príncipes valerosos han ido cambiando: De un ladrón como Flynn Rider en Enredados que no comparte los modales de un príncipe. Esto han dado muestras de un giro en 180° de las películas Disney que ha venido acompañado de un éxito universal tanto en taquilla como aclamación por los críticos.

Aunque cabe destacar que desde antes, en Mulan se vieron los cambios hacia una princesa más aventurera y mucho más guerrera que todas las otras, sin embargo fueron un hecho aislado y no generalizado como en el segundo renacimiento.

Confusiones[editar]

Hay una confusión muy común al relacionar a la Gran Duquesa Anastasia Romanov, hija del último Zar de Rusia Nicolás II, con una princesa de la franquicia por la película de 1997, Anastasia. Sin embargo, Anastasia no es de la factoría Disney. Su película pertenece a la división de animación de 20th Century Fox, un estudio que más tarde nos presentaría otras animaciones como Río y Ice Age. Pero no solo se ha dado esta confusión con Anastasia, también ha pasado con la Princesa Odette, la Princesa Cisne, de la La princesa cisne, la Princesa Pulgarcita de la película Pulgarcita de 1994, y la Princesa Fiona de Shrek.

Disney en la ficción local[editar]

Es importante la ausencia parental en las épicas infantiles. Casi todas las películas Disney están marcadas por la muerte de alguno de los padres del protagonista. De la misma manera encontramos otra constante en estos filmes; la imposibilidad del amor por cuestiones socio-económicas o estéticas. Ejemplos de esto podrían ser La Bella y la Bestia, La Sirenita y un humano, o Aladdín a la misma forma de igual de la princesa con el mendigo.

Hay una cita célebre de Gabriela Acher en su obra “La guerra de los sexos está por acabar con todos”. "Cuando yo era adolescente, la única imagen de lo masculino era el Príncipe Azul. Tuve uno que me destiñó al primer lavado, otro que se convirtió en sapo y otro que me protegió de todo menos de sí mismo (…) Ya sea que fuéramos Bellas Durmientes, Cenicientas, Blancanieves, la llegada del príncipe era nuestra única posibilidad de salvación.(…) Ser mujer era estar en lista de espera. Todos los acontecimientos de nuestra existencia eran solo antesala de la llegada de Él. La vida sin un hombre era como una vida en blanco y negro. Y solo el advenimiento del príncipe azul podría convertir la película a color. Y si con eso no era suficiente, allá íbamos con la brocha lista, dispuestas a pintarlos con nuestro deseo. Y a seguir viéndolos azules aún cuando estuvieran rojos de ira o verdes de inmaduros..."

Las películas preferidas de las niñas suelen ser las de princesas. Toda niña sueña con llevar algún día ese pomposo y elegante vestido brillante, subirse a un carruaje y caer en brazos del apuesto príncipe, el cual siempre estaría ahí para salvarlas de cualquier bruja. Sin mencionar cabe, la figura del hada, la cual ayudaría a encontrar el verdadero camino, pero para ello era imprescindible un beso de amor verdadero del susodicho príncipe. Toda niña fantasea con su cuento de hadas maravilloso. En definitiva Disney enseña muchas lecciones, que diversos son los puntos de vista para calificarlas. Muestra que las princesas siempre son las buenas, bellas con cintura milimétrica, preciosos ojos, largo cabello, a veces incluso “rasgos imposibles”, los malos totalmente al contrario, e indudablemente el amor siempre acaba triunfando. Por lo que la juventud crece en busca de la perfección física para ser felices para siempre. “Fueron felices y comieron perdices” es un slogan publicitario más. Aun así, estas películas están hechas para hacer soñar. Por todo esto, estos filmes pueden ocasionar frustraciones con sus imposiciones de ideales, que a veces son imposibles de conseguir, ocasionando desigualdad de sexo, problemas de clases sociales... Por eso es de vital importancia los mensajes subliminales que lanzan los medios de comunicación y aún más en los niños. Es así que las recientes películas Disney de princesas van cambiando a lo largo que cambian las conquistas sociales.[5]

Relación entre los estereotipos y las ventas de productos[editar]

En las películas "La Bella Durmiente", "La Cenicienta" o "Blancanieves", éstas muestran un estereotipo de jóvenes hermosas y soñadoras con el rol de amas de casa. Se les ve relacionadas con las tareas del hogar, limpiar, fregar, cocinar, cuidar de los niños o en este caso “7 enanitos”, como única preocupación ante la ansiada espera de la llegada del príncipe azul, quién llegará y las rescatará y juntos vivirán felices para siempre. Estos estereotipos influyen en la vida de las niñas porque lo primero que quieren es imitar a sus princesas favoritas. Para hacer felices a estas niñas hay empresas que se dedican a exteriorizar este estilo de vida, esto ocurre en las jugueterías. Los juguetes que se venden para las niñas están relacionados con la cocina, la limpieza con sus escobas y fregonas, bebés para jugar a ser madres... [6]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]